Análisis BQ Aquaris M5

bq aquaris m5

Lo mejor

  • La batería
  • El precio
  • El hardware

Lo peor

  • El sempiterno plástico en la carcasa
  • Batería no extraíble
  • Ha tardado mucho en salir
Imagen frontal de bq Aquaris M5

Aquaris M5 bq

Amazondesde 242,48VER OFERTAS

Nota de análisis

77
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0 Lollipop
    Tamaño 5 pulgadas
    Resolución 1080x1920
    Cámaras 13/5 mpx
    Capacidad 3120 mAh
    Memoria Interna 16 GB, 32 GB
bq Aquaris M5, análisis en vídeo

Gama M, los esperados

Conocimos el BQ Aquaris M con sus hermanos el M4,5 y el M5,5 y el Aquaris Ubuntu Edition. Por cómo los vimos en su presentación, resultaban tremendamente llamativos. BQ ha sido uno de los fabricantes que más de cerca hemos seguido. Desde sus comienzos, han sabido ofrecer al público lo que de verdad los usuarios necesitaban, y no lo que a los ingenieros se les iba ocurriendo. 

Si bien es cierto que hasta el momento no han tenido posibilidad de competir en gama alta y accesorios de lujo, la marca ha tenido un comportamiento ejemplar en gama media. Suena pelota, y os garantizamos que no cobramos nada por esta publicidad gratuita, pero al César lo que es del César.

BQ Aquaris M5

Terminales asequibles, sin componentes desbordantes de los que se cargan el equilibrio de un smartphone. Apostar por la batería en lugar de por pantallas con más resolución les ha hecho ganar muchas simpatías entre los usuarios, igual que el dotar a sus dispositivos con componentes de calidad, cuando obviamente tenían alternativas mucho más baratas, como las que llegan del mercado chino.

Así que la reputación de BQ a día de hoy es: "Sí, puede que no sea un smartphone gama alta o de ultimísima generación, pero funciona y funciona bien". De hecho, durante bastante tiempo sus Aquaris E5 hicieron peligrar el puesto del Moto G como "rey de la gama media". 

Así que sí, cogemos el análisis con ciertas ganas. Hasta ahora BQ no nos ha decepcionado, y aquí va un spoiler: tampoco va a comenzar a hacerlo ahora. 

Diseño práctico basado en el feedback

El mismo día de la presentación, Rodrigo del Prado nos aseguraba que habían cuidado especialmente los detalles basándose en los comentarios que habían recogido de los usuarios. Nosotros hemos podido comprobar que, al menos en lo que al diseño de los detalles se refiere, BQ está por delante de marcas internacionales. 

La diferencia radica en una protección antihuellas que BQ utiliza en sus terminales, dando una capa de recubrimiento antigrasa tanto a la pantalla como a la carcasa. Puede parecer una tontería, pero os aseguramos que un detalle tan simple como este da la vuelta completamente a la experiencia de uso. En cuanto a la protección, una vez más los chicos de BQ han confiado en Dragontrail para su Aquaris M5

Aquaris M5

Por lo demás, el diseño del Aquaris M5 es el propio del de la marca: sobrio, en blanco o negro, con una pequeña muesca o escalón que diferencia el borde de la parte trasera. El móvil tiene, como se deduce por las bandejas de SIM y MicroSD, un cuerpo unibody que hace que la batería no sea extraíble. 

Los botones Android están integrados en el marco inferior, y aunque tienen retroiluminación LED, lo cierto es que no desaparecen al dejar de pulsarlos. Como siempre, para gustos los colores, pero nostros lo preferimos así aunque sólo sea porque es más fácil de ver en exteriores. 

En la parte trasera del BQ Aquaris M5 tenemos el símbolo de la marca, la cámara está muy arriba en la parte superior izquierda (con lo que nunca interferirá con la mano) y el flash está a la derecha del objetivo en lugar de abajo, otro punto positivo. 

Aquaris M5

En lo que respecta a la cámara delantera, buenas noticias: sí, ese agujerito tan discreto que tenemos junto a la cámara no es el LED de notificaciones (que también lo tiene), sino el flash frontal. 

Hardware eficaz pero sin pretensiones

En el margen de la gama M, el BQ Aquaris M5 es el mediano, siendo el 4,5 el más sencillo y el 5.5 el que cuenta con las mejores especificaciones. Y aquí es donde BQ se luce no luciéndose. En lugar de incorporar un procesador de altísima gama, recién llegado al mercado y que se calienta muchísimo con sólo mirarlo, optan por un gama media-alta como el Snapdragon 615 de Qualcomm. 

Este procesador tiene ocho núcleos de procesamiento Cortex A-53 divididos en dos grupos de 4 según su frecuencia: 1,5 o 1 GHz. La pantalla es de 5 pulgadas FHD con alto rángo dinámico de color (equivalente al E5 4G).

Aquaris M5

Sobre la pantalla merece la pena comentar un par de detalles. Por ejemplo, aunque el terminal no sea sumergible, sí que está algo protegido ante salpicaduras. De hecho, podremos utilizar la pantalla con una gota de agua sin que el teléfono la reconozca como un tacto. Además, gracias al sensor maXTouch de Atmel, podremos usarla incluso con guantes. 

Además del 4G, incorpora dos ranuras para SIM, e independientemente, ranura para MicroSD. Decimos independientemente porque una de las últimas tendencias del mercado es hacer elegir a los usuarios si desean utilizar la segunda ranura SIM para un tarjeta de datos o una MicroSD. Con el BQ Aquaris M5 se pueden tener los dos. 

Aquaris M5

La memoria RAM, así como la de almacenamiento, dependerá del modelo que escojamos. Os dejamos aquí abajo modelos y precio, nosotros hemos probado la versión más sencilla y estamos bastante satisfechos con el rendimiento. Eso sí, os conviene buscaros un suplemento de memoria porque de los 16 GB prometidos, hemos percibido 12. 

  • El Aquaris M5 de 16 GB de almacenamiento y 2 GB de RAM: 259,90€
  • El Aquaris M5 de 16 GB de almacenamiento y 3 GB de RAM: 279,90€
  • El Aquaris M5 de 32 GB de almacenamiento y 3 GB de RAM: 299,90€

Tened en cuenta que de todos estos modelos, sólo está disponible este julio el de 16GB de almacenamiento y 2 GB de RAM. Los demás aun no tiene fecha confirmada.

En cuanto al audio, el BQ Aquaris M5 incorpora un micrófono dual para cancelar el ruido. Es importante tener en cuenta que, al contrario que en muchos smartphones, el micrófono es dual, no un micrófono simple con dos ranuras. Esto respecto a la entrada de audio, los altavoces, por su parte, corren a cargo de Dolby.

Aquaris M5

Sin embargo, lo que más nos suele gustar de BQ es la batería, y en este caso no nos han fallado. El equipo monta una batería de 3120 miliamperios, que por primera vez en bastante tiempo nos están permitiendo darle al móvil un uso abusivo y que aun así nos aguante hasta el final del día. 

Por supuesto, eso no se consigue sólo con una batería en condiciones. También ha habido que equilibrar el resto de los componentes (como una pantalla poco exigente) con un software equilibrado. 

La guinda del pastel del Aquaris M5 la pone la conexión NFC, que no servirá tanto para pasar los datos desde nuestro teléfono antiguo (de una forma absurdamente fácil), como para utilizarlo como método de pago cuando se habilite Android Pay. 

 

Cámaras con mucho juego

Puede que el Aquaris M5 no tenga un objetivo que sobresalga (literal y metafóricamente) pero para el consumidor medio ofrece muchísimo más juego que otros teléfonos con mejores especificaciones y más opciones de tratamiento de imagen. 

Porque el consumidor medio no es un experto en fotografía. Quiere apuntar, disparar, y que la foto salga bien. Además, en algunos casos, quiere poder hacer alguna que otra trastada con la cámara. En este campo, el BQ Aquaris M5 está completo. 

aquaris m5

Y es que aunque incorpora los citados modos de cámara en su aplicación de fotografía (por cierto, desarrollada enteramente por BQ), lo que más nos ha gustado son los detalles extra, como el modo a cámara lenta. Y al contrario que en los iPhone, podéis exportarlo para subir vuestros contenidos a Internet. Aquí tenéis un ejemplo de la cámara lenta:

Y aquí os dejamos otro de la cámara rápida, protagonizado por nuestro compañero Jesús.

Y como os comentábamos antes, los modos de cámara, bastante al uso. 

aquaris m5 cámara

Respecto al tema del hardware, vamos a empezar a hablar de la cámara frontal. El objetivo es de 5 megapíxeles, y permite una apertura focal de f/2.0 con un angular de 85 grados. Los amantes de los selfies nocturno (no juzgamos a nadie) tienen un flash frontal de propina. 

En la cámara trasera tenemos un sensor Sony IMX214 de 13 megapíxeles, con apertura f/2.0 y capaz de grabar vídeo en Full HD (1080p). Cuenta con un flash LED dual, y como ya os hemos comentado antes, nos ha gustado especialmente su localización. 

Software: sacándole el jugo a la piruleta

Dejad de reiros del titular y concentrarse. En este caso, con el BQ Aquaris M5 nos estamos encontrando un Android más limpio que el bolsillo de un becario. Nada de añadidos inútiles de personalización: un SO eficiente y con todo los detalles que nos gustan, y con un par que no terminamos de pillar. 

En primer lugar, lo que nos gusta. Bravo por ese acceso directo fácil a la grabación de llamadas. Nada de aplicaciones de terceros, o de formatos raros: grabación fácil a prueba de tecnoanalfabetos. Si el icono es una cinta de cassette, ¿qué más queréis?

aquaris m5

Luego, el tema de marcar los SMS como leídos directamente desde la notificación. Es práctico, es sencillo, y aun así los fabricantes siguen resistiéndose. 

Eso sí, hemos echado de menos un botón en el menú desplegable de acceso rápido para colocar el teléfono en silencio, vibrador o normal. Para manejar el volumen, tendremos que hacerlo directamente desde los botones laterales. No es especialmente relevante, cierto, pero nos ha llamado la atención. 

En lo que se refiere a rendimiento, la verdad es que no nos podemos quejar. Funciona mucho mejor que otros terminales con mucho más RAM, pero mucho peor optimizados. Es en el uso continuo cuando se nota qué teléfono está hecho para impresionar, y cuál para durar. 

aquaris m5 antutu

Otros detalles divertidos: el LED es muy configurable, y nos permitirá asociar colores concretos con notificaciones concretas.  Sí, esta opción está disponible en muchos terminales, pero en otro viene capado. Está bien saber a lo que nos enfrentamos. 

Por otra parte, la personalización de los números de emergencia nos dará mucho juego para funcionar desde la pantalla de bloqueo. Además "ayudará" a que, en caso de que perdamos el móvil, quien lo encuentre se anime a llamar para devolverlo. 

Conclusión: Altas expectativas, pero muy bien superadas

Hay un motivo por el que BQ crece. Otras compañías españolas apuestan por terminales relativamente baratos (en el mismo margen de precios) con componentes de baja calidad pero de altas especificaciones. Esto, señores míos, no suele funcionar. 

Sobre todo, en el aspecto de la gama media, donde el consumidor ha aprendido a ceñirse a un margen de precios y especificaciones, y desconfía de los chollos por un buen motivo. 

aquaris m5

El usuario busca seguridad, y eso es precisamente lo que BQ ofrece. Nada de vistosos lectores de huellas dactilares, o pantallas curvadas, o cosas así. Un smartphone práctico, que no se sale de precio, que funciona durante más de 6 meses (extrapolando, obviamente no llevamos 6 meses con el cacharro) y que no da demasiados problemas. 

Tenemos Dual SIM, 4G, batería extra, NFC, un pequeño agujero en la memoria que se corrige con su correspondiente SD... Si lo que buscáis es un teléfono vistoso, buscad en otra parte. Si buscáis un terminal que funcione, no podemos dejar de recomendarlo. BQ Aquaris M5. Próximamente en las mejores tiendas. 

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara77/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio99/10