Análisis Energy Pro Qi: 8 núcleos y carga Qi "made in spain"

Análisis Energy Pro Qi: 8 núcleos y carga Qi "made in spain"

Lo mejor

  • Precio atractivo
  • Diseño muy elegante
  • Carga Qi
  • Cámara frontal con flash...

Lo peor

  • ... que puede dejarte ciego
  • Sobrecalentamientos puntuales
  • No es compatible con 4G
  • Sin ranura para tarjeta MicroSD
  • Duración de la batería
Imagen frontal de Energy Sistem  Energy Pro Qi

Energy Pro Qi Energy Sistem

Nota de análisis

80
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.2
    Tamaño 5.0 pulgadas
    Resolución 1920 x 1080
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 2300 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Gama media en cuerpo de gama alta

Energy Sistem, reconocida marca española de dispositivos digitales se lanza al mercado de los smartphones con 3 terminales: Energy Phone Neo, Energy Pro y este Energy Pro Qi que hoy analizamos.

Esta es la primera incursión de la marca en el mercado de la telefonía móvil, pero no con sistemas Android, ya que la compañía cuenta con una amplia experiencia en este sistema gracias a su catálogo de tablets.

Tanto el Energy Pro, como el Energy Pro Qi son dos modelos de grandes características, donde la diferencia se encuentra en que este último cuenta con 32 GB de almacenamiento en vez de 16, y la posibilidad de cargar el teléfono de forma inalámbrica mediante el estándar Qi.

Este Energy Pro Qi es un móvil que podríamos enmarcar dentro de la gama media, aunque por su diseño quedaría colocado dentro de la gama alta.

Equipa una pantalla IPS de 5 pulgadas con resolución FullHD, un procesador de 8 núcleos ARM Cortex A7 a 1.7 GHz  y 2 GB de RAM, con 32 GB de almacenamiento interno, como ya hemos dicho.

La cámara trasera posee una buena resolución de 13 Mpx, con autofocus y doble flash LED, algo habitual en la mayoría de smartphones presentes en las tiendas. Las grandes novedades aparecen en la cámara frontal donde, conscientes de la moda de las autofotos, Energy Sistem se incorpora un sensor de de 5 Mpx, un ángulo de apertura de 88 grados y un flash Led de cuya utilidad hablaré más adelante.

El Energy Pro Qi presenta buenas ideas y unas ganas de contentar al usuario que se agradece, viniendo de una marca que, pese a su dilatada experiencia, está dando sus primeros pasos en este difícil mercado.

Diseño

El diseño del Energy Pro Qi es bonito, muy bonito... y elegante. Fabricado en aluminio en su parte frontal y plástico en la carcasa trasera, sus acabados recuerdan al HTC One, sin los clásicos altavoces Boom Sound de la marca.

Es un móvil de 5 pulgadas que se agarra de manera muy cómoda, aunque al igual que muchos smartphones de este tamaño, suele escurrirse de las manos (empiezo a pensar que tengo manos de mantequilla, en vez de que exista un fallo bastante común en los terminales de gran tamaño).

Su peso se queda en 155 gramos, lo que convierte al Energy Pro Qi en un smartphone de fácil transporte.

El perfil derecho del móvil de Energy Sistem se encuentran los botones de volumen y bloqueo de pantalla, que también permite capturar imágenes con cualquiera de las dos cámaras con las que cuenta el dispositivo.

Hablando de cámaras... La cámara principal del móvil, que se encuentra en la parte trasera, está acompañada de un doble flash LED y la serigrafía con las características de la cámara. 

En la parte trasera también encontramos el brillante logotipo de la marca y, en la zona inferior, el nombre del terminal junto a los altavoces.

Una de las principales novedades que la marca española añade a este Energy Pro Qi es el flash LED a la cámara frontal. Una herramienta realmente útil para la toma de imágenes en condiciones lumínicas desfavorables, pero que te cegará en más de una ocasión.

En esta parte frontal, revestida de un marco de aluminio también se encuentra el led de notificaciones y los botones táctiles menú, home y atrás.

El perfil superior queda reservado para un solitario conector de auriculares jack 3,5mm.

En el extremo opuesto se encuentra el conector MicroUSB, compatible con la tecnología USB OTG, para acceder de forma más sencilla a los archivos contenidos en el smartphone.

El Energy Pro Qi también es un smartphone que se suma a la moda del DualSIM, lo que hace más sencillo llevar más de una línea telefónica en el bolsillo.

En esta primera incursión de Energy Sistem en el mercado de la telefonía móvil, se ha optado por mantener la batería soldada al cuerpo del móvil, por lo que no hay acceso a ella. Un punto negativo si tenemos en cuenta la duración de la misma.

Hardware

Nada más conocer las especificaciones de este energy Pro Qi, llama poderosamente la atención su procesador Octa-Core. Sin embargo, no es suficiente para alcanzar las puntuaciones de rendimiento obtenidas por los mejores móviles del mercado.

Concretamente, en Antutu, la puntuación obtenida por el Pro Qi ha sido de 27.740 puntos, lo que deja al terminal por encima de grandes móviles como el Galaxy S4, pero lejos de los primeros puestos de la lista.

Los resultados obtenidos en 3D Mark, tampoco son nada del otro mundo, pero reflejan lo que comprobamos tras las primeras horas de uso del terminal, no se encontrarán grandes problemas de fluidez ni de rendimiento.

De hecho, en juegos tan exigentes como un viejo conocido en nuestros análisis, el Real Racing 3, el Energy Pro Qi no dio síntomas de inestabilidad.

A la CPU la acompañan 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, con la posibilidad de ampliarlo mediante tarjeta MicroSD.

Su pantalla IPS Full HD de 5 pulgadas presenta una buena nitidez y unos colores vivos... siempre que nos encontremos en el interior. Y es que a plena luz del día harán su aparición unos molestos reflejos que impedirán usar el móvil de Energy Sistem con comodidad.

Eso sí, su protección Dragontrail (sorprende encontrar un dispositivo sin el distintivo Gorilla Glass asociado...) cumple a la perfección con su cometido evitando golpe, arañazos y huellas.

Como la mayoría de smartphones de gama media que venimos analizando en los últimos días, presenta funcionalidad doble SIM, para juntar 2 líneas telefónicas en un mismo aparato.

Incorpora una batería de 2.300 mAh, algo normal en los móviles de gama media, y que mantendrá el dispositivo encendido cerca de las 10-11 horas. Lo que no es tan normal, y un punto a favor del Energy Pro Qi es la posibilidad de recargar la batería del teléfono de forma inalámbrica mediante el estándar Qi.

Dentro del apartado fotográfico encontramos una cámara principal de 13 mpx, que genera unas imágenes con una ligera tendencia a la sobreexposición y a la tan incómoda aparición de ruido en tomas realizadas con poca luz.

La apuesta de Energy Sistem respecto a la fotografía se encuentra en la cámara frontal, a cuyo sensor de 5 mpx acompaña un flash LED que, si bien en más d euna ocasión puede dejarte ciego, da como resultado unos "selfies" -o autorretratos- de calidad más que aceptable.

Ejemplos de fotografías tomadas con el Energy Pro Qi:

 

 

 

Software

El móvil presenta la versión de Android 4.2.2, pero desde la marca aseguran que la actualización a la versión Kit Kat llegará pronto.

Se trata de un sistema operativo ligeramente personalizado, con presencia de aplicaciones propias de Energy Sistem como Energy Music, aplicación musical con un funcionamiento muy similar a Google Play Music.

Más allá de un ligero rediseño de los iconos de ciertas aplicaciones del sistema, o de fondos de pantalla de la marca, no se encontrarán numerosas novedades respecto al sistema operativo.

La más destacable del software del Energy Pro Qi sería la opción de apagar el móvil desde el menú emergente de la barra de notificaciones, aunque puede ser pulsado sin querer y apagar el terminal en el peor momento...

Conclusión

Energy Sistem finaliza su primera incursión en el mundo de los smartphones con muy buena nota.

Sabe perfectamente cual es su nicho de mercado y donde y contra quien puede competir. Consciente de ello y con el fin de facilitar un terminal con grandes prestaciones a buen precio, Energy Sistem ha tenido que renunciar por el camino a la conectividad 4G, y a una CPU más potente.

Sin embargo, el Energy Pro Qi es un móvil que reúne las tres B: bueno, bonito y barato.

Su procesador Octa-Core junto a los 2 GB de RAM permiten disfrutar de una experiencia móvil sin problemas y las cámaras del terminal, algo muy valorado por el público al que se dirige cumplen con nota.

La posibilidad de cargar la batería de forma inalámbrica (cuyo cargador se vende por separado) compensa en cierta medida la duración de la misma.

Tras lo visto en el análisis, si buscas un smartphone para el día a día, sin tener que soportar precios desorbitados, el Pro Qi (o su versión normal, sin carga Qi, 30 euros más barata) es una de las mejores opciones que se pueden encontrar hoy día. Y con sello español.

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware77/10
  • Software77/10
  • Cámara88/10
  • Batería88/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio99/10