Análisis de Mountain SLiM 544G, un portátil todoterreno

Mountain SLiM 544G

Lo mejor

  • Diseño y acabado
  • Configuración equilibrada
  • Alto rendimiento
  • Peso contenido

 

Lo peor

  • Reflejos de la pantalla
  • Capacidad de la memoria RAM

Nota de análisis

74

Características y Ficha Técnica

Marca:
Mountain
Modelo:
SLiM 544G
Tipo:
Portátil
Dimensiones:
34 x 24,1 x 11 cm
Peso:
2,15 kg
Sistema operativo:
Windows 8
Tamaño pantalla:
14"
Resolución de pantalla:
1.366 x 786
Tipo de pantalla:
LED
Procesador:
Intel Core i5 4300M 2,3/3,3 GHz
Memoria RAM:
4 GB
Cámara frontal:
2 MPx
Tarjeta gráfica:
Intel HD 4600
Disco duro:
Toshiba Hybrid 500 GB
Batería:
De 6 celdas 62,16 Wh
Conectividad inalámbrica / redes:
WiFi 802.11bgn, Ethernet 10/100/1000 y Bluetooth 4.0
Conectores de datos / A/V:
2 USB 3.0 / 1 USB 2.0 / VGA / auriculares 3,5 mm / HDMI / lector de tarjetas 9-en-1
Relación de aspecto:
16:9
Entradas AV:
Entrada micrófono
Precio de lanzamiento:
€ 679.00

Pruebas de Rendimiento

PCMark 7:
4123
Pensando en el diseño

Hace unos años era habitual encontrar en el mercado equipos de "marca" y ordenadores clónicos. Las diferencias radicaban tanto en el precio final, como en el verdadero fabricante del ordenador y los componentes. Actualmente, el escenario es otro y a las marcas de toda la vida (Toshiba, Lenovo -IBM-, HP, Acer, Sony, etc.) tan solo se suman unos pocos ensambladores, eso sí, de calidad más que demostrada, como Mountain.

Factor de forma compacto

El Mountain SLiM 544G es un equipo de pequeñas dimensiones. Su pantalla de 14 pulgadas facilita que pueda utilizar un chasis de 34 x 24,1 centímetros y nada menos que 11 milímetros de espesor.

Todo ello con un peso de apenas 2,15 kilos. No es un aparato destinado a colocarse en un escritorio y no moverse de ahí. Todo lo contrario: es ultra transportable. Si le compras una funda o un pequeño maletín (no incluidos) podrás llevarlo de viaje, a visitas profesionales o a la universidad sin demasiadas molestias.

Ya te estamos adelantando a qué publico va dirigido: productividad y profesionales. Por favor, gamers, buscad en otro lado (la propia Mountain tiene gamas dedicadas a ello).

Acabado texturizado

El Mountain SLiM 544G ha sido fabricado en un plástico bastante resistente. La textura que se ha dado a su exterior intenta imitar al metal/aluminio, más o menos convincente, pero de lo que no hay duda es de que no es el típico y aburrido plástico negro.

En general ofrece un buen tacto y la textura a la que hacemos referencia ayuda a que se agarre con firmeza, lo que seguro evitará alguna caída en todos esos desplazamientos de los que hablamos.

 

Carcasa Mountain Slim 544G

El resto de características exteriores son correctas. Unidad óptica, varios puertos USB 2.0/3.0 y conectores de micrófono y auriculares a la derecha. El lector de tarjetas y los LED en el frontal. Nada por la parte trasera y “el resto” en el lateral izquierdo.

El plástico utilizado en su carcasa es resistente y térmicamente aislante. Podrás utilizar el equipo sobre tus piernas sin temor a quemarte, ni siquiera con los trabajos más exigentes. Pero siempre tendrás que dejar despejado el lateral izquierdo donde el ventilador sacará la energía disipada en forma de calor.

Mountain SLiM 544G

La importancia de la pantalla

La pantalla del Mountain SLiM 544G es uno de los elementos más importantes. Ya hemos comentado que las dimensiones del panel determinan el tamaño general y el público objetivo. Su resolución nos da muchas pistas: no es un resolución Full HD. Se queda en 1.366 x 786, que para navegar en Internet o usar programas de ofimática está muy bien.

El vídeo HD queda fuera de sus tareas recomendadas. Eso sí, utilizando la salida HDMI y la aceleración de su chip gráfico podría alimentar una pantalla o proyector externos con resolución de hasta 4K.

Está fabricada con tecnología LED y una terminación en brillo. Muchos portátiles utilizan ya iluminación LED, es algo muy común, aunque con el tiempo se empiezan a ver más paneles IPS. La tecnología IPS (no presente en este modelo, pero sí en el SLiM 554G que cuesta 76 € más) ofrece unos colores más brillantes, más vivos y unos mejores ángulos de visión.

Tener mejores colores podría pasarse por alto, ya que para trabajar con un Excel o navegar en la Red no es una cuestión vital, pero sí echo en falta que la pantalla sea visible en perfectas condiciones desde más posiciones.

Hay usuarios que prefieren un acabado brillo y otros que apuestan por mate; es una cuestión sobre la que no se llega a ningún acuerdo y que depende mucho del gusto personal. Pero un dispositivo tan portátil como este debería evitar los reflejos.

Potencia suficiente

Procesador para casi todo

El cerebro del portátil Mountain SLiM 544G está formado por un procesador Intel Core i5 de cuarta generación junto con 4 GB de memoria RAM. Es una combinación más que adecuada. Durante las pruebas de utilización fue capaz de ejecutar las tareas que le encomendamos sin ningún problema. Pudimos navegar en Internet con varias ventanas y pestañas, abrir varias aplicaciones, hacer streaming de vídeo, tanto local como de Internet, etc.

 

Corei5 cuarta generacion

Si quieres un valor más objetivo para comparar, échale un vistazo a los 4.123 puntos que obtuvo con el bechmark PCMark 7. Las pruebas fueron realizadas con el Mountain SLiM 544G conectado a la corriente y antes de haber instalado otros programas o controladores adicionales.

Es posible que necesites más memoria para los trabajos que realizas habitualmente. Mountain te instala los 8 GB de RAM por apenas 45 €. Mira al final de este texto para ver otras opciones o configuraciones.

Sin olvidar los gráficos

El trabajo gráfico recae en manos del Intel HD 4600, un procesador gráfico integrado de gama media de rendimiento ajustado a las necesidades del equipo. La serie 4600 es un 20-25% mejor que la familia anterior (HD 4000), pero queda muy por debajo de la más potente, HD 5200, que dobla su rendimiento.

Comparando con las propuestas de otro fabricante, AMD y su A10-4600M (Radeon HD 7660G), el chip del Mountain SLiM 544G es equivalente, o acaso un poco mejor.

En la práctica, todo esto quiere decir que no tendrás problemas con gráficos en 2D; las aplicaciones y ventanas se moverán y redibujarán con fluidez. Lo mismo sucede con el vídeo, podrás reproducir vídeos y películas sin tirones.

El punto más conflictivo son los gráficos 3D; aunque no es su fuerte, la propuesta de Intel es competente y puede sorprender a algunos usuarios de la vieja escuela acostumbrados al rendimiento bastante pobre que solían tener hace años configuraciones equivalentes.

Windows 8 y batería

El portátil Mountain SLiM 544G funciona perfectamente comandado por Windows 8. La versión del sistema operativo en su versión de 64 bits (que, por supuesto, contiene controladores para todos los dispositivos montados) funciona de forma fluida y se enciende/apaga con velocidad extrema.

El equipo –funcionando con la batería– se pone en marcha en 14 segundos, contando desde que se pulsa el botón y ofrece el control al usuario. El proceso de apagado –desde que se da la orden hasta que se desactiva por completo– consume menos de 13 segundos. Estas dos mediciones pueden reducirse en 4 segundos si se activan algunas opciones de Windows 8 (como la suspensión híbrida); lo que supone hacerlo un 30% más rápido. 

Sin duda, el disco duro híbrido ayuda en las operaciones de lectura gracias a sus 8 GB de memoria de estado sólido. Es un dispositivo de 2,5 pulgadas, 500 GB de capacidad y con una velocidad de rotación de 5.400 rpm.

Mountain SLiM 544G

La batería tiene un buen comportamiento. Gracias a su capacidad 5.600 mAh podrás utilizar el equipo durante más de seis horas, según información del fabricante. Es una autonomía muy interesante, sobre todo al tratarse de un equipo pensado para una movilidad completa.

Decidí probar este aspecto reproduciendo por medio de la conexión WiFi una película almacenada en un NAS. Era vídeo en formato HD 1080p, poniendo el brillo de la pantalla en su ajuste medio y los altavoces a toda potencia.

El router WiFi que proporcionaba la conexión estaba a menos a menos de 2 metros (situación ideal). La película de 120 minutos redujo la capacidad de la batería en un 41%. O lo que es lo mismo, con toda la carga podrías ver vídeo en estas condiciones durante 4 horas y 56 minutos.

Versiones, disponibilidad y precio

El portátil SLiM 544G está disponible desde hace tiempo a un precio muy asequible. La versión aquí analizada –con Core i5, pantalla LED de 14” y 4 GB de RAM– se vende a 679 € con IVA incluido. El precio del sistema operativo no está sumado, por lo que tendrás que añadir desde 108 € si quieres Windows 8 o 29 € si quieres Linux.

Hay otras opciones, a parte de la ya comentada y muy recomendada desde mi punto de vista de 8 GB de RAM, como la de “pasar” a un pantalla full HD e IPS por 76 € más. En este caso cambias de modelo, aunque las características básicas siguen siendo las mismas. Y si quieres potencia, la gente de Mountain te puede montar un Core i7 por 200 € extras.

Peso Mountain Slim 544G

Como puedes ver, una vez que te ha convencido la propuesta de este fabricante, puedes escoger entre opciones diferentes dentro de un mismo modelo, o modelos alternativos en los que cambian los componentes principales.

Conclusiones

La compañía Mountain sigue apostando por equipos equilibrados donde las características y el precio están muy compensados.

Uno de sus principales criterios es la fiabilidad: ser fiable significa responder siempre a tus necesidades.

Este portátil Mountain SLiM 544G cuenta con una garantía de 2 años y un compromiso por su parte de que la pantalla no tendrá ningún píxel muerto a la entrega. Son detalles que pueden parecer insignificantes, pero que cuando te gastas el dinero, un pequeño problema puede arruinar una experiencia que debería ser grata.

Mountain SLiM 544G

Sin embargo, hay algunos aspectos que me han gustado menos. El brillo de la pantalla, no montar un panel IPS, contar con solo 4 GB de RAM y un teclado ligeramente incómodo penalizan la valoración global.

Sobre el brillo hay poco que hacer (descarto cualquier tipo de filtro), pero para la tecnología de la pantalla y la memoria se puede recurrir a otras configuraciones dentro de este mismo fabricante.

Que el precio no incluya el sistema operativo tiene dos consideraciones: le ofrece libertad de elección al usuario, pero casi siempre habrá que sumar unos euros más a la hora de la compra.

Tiene un buen rendimiento y la batería se comporta de forma excelente. Sus características físicas son más que correctas: pequeño y ligero.

Diseño
7
Pantalla
6
Audio
6
Hardware
6
Software
6
Rendimiento
6
Batería
8
Relación Calidad/Precio
8