Análisis ZTE Blade S6

ZTE Blade S6

Lo mejor

  • La duración de la batería
  • El precio
  • La estética

Lo peor

  • El manejo por gestos
  • El plástico
Imagen frontal de ZTE Blade S6

Blade S6 ZTE

Nota de análisis

74
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0.1
    Tamaño 5.0 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 2400 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Gama media tirando a alta

Hoy vamos a dejar un poco de lado las etiquetas con más ceros que sentido común, y vamos a centrarnos en un terminal bastante más asequible, sin dejar de ser práctico y capaz. Hablamos del ZTE Blade S6, el último lanzamiento de la marca china para el mercado de la gama media/alta.

Para hablar de él, hay que comenzar mencionando su precio. Son muchos los teléfonos a la venta con características similares a las del ZTE Blade S6, pero muy pocos son capaces de igualar su precio: 220 euros.

ZTE Blade S6

Estamos hablando de un terminal Android lo suficientemente potente como para hacer frente a un usuario medio o incluso avanzado. Si no soléis ver vídeos en altísima calidad, ni utilizar aplicaciones especialmente exigentes, puede que encontréis en el ZTE Blade S6 el teléfono perfecto.

Empezando por la estética. Sí, se parece al Samsung Galaxy S6 y al iPhone 6, pero en la industria casi todos los terminales están apostando por los mismos estándares: Bordes curvos, el botón central, botones laterales…

Porque ese es otro detalle: también está bien surtido en diseño. Por lo que parece, el estilo es otro punto fuerte del ZTE Blade S6, al que le sienta bastante bien el color plateado, las curvas suaves y ese único círculo central.

Unboxing en vídeo

 

Diseño: metal parece, plástico es

Mantened el precio en mente mientras os hacemos el resumen. A pesar de su aspecto metálico, la carcasa del ZTE Blade S6 es de policarbonato pintado. Aun así, su estructura unibody, los bordes curvados sobre el cristal de la pantalla y el grosor de esta última ofrece cierta protección ante los golpes o las caídas. 

Al margen del detalle del plástico, por el aspecto del ZTE Blade S6 bien podríamos estar hablando de un terminal de gama alta. La suave curva de los bordes encaja a la perfección con la de la pantalla, de modo que el teléfono parece una única pieza fabricada en distintos materiales. 

ZTE Blade S6

En la parte frontal encontramos el botón del que os habíamos hablado antes: una pequeña circunferencia azul que hace las veces de botón "Home" de Android. Está ubicado en la parte central del marco inferior, mientras que en el borde superior encontramos el altavoz, la cámara frontal y el LED de notificaciones. 

Además, en el marco interior, muy bien disimulados, también aparecen los dos botones laterales  de Android: desarrollar y restroceso. Y decimos disimulados porque sólo se ven con retroiluminación LED. Además, más os vale aprender lo que son cada uno: el derecho es menú y el izquierdo retroceso.

ZTE Blade S6

En la parte trasera veremos la cámara trasera junto al flash LED, en la esquina superior izquierda de la carcasa. Junto a ellos un pequeño agujero delata el micrófono. En la esquina opuesta (inferior derecha) del ZTE Blade S6 encontraremos el altavoz trasero, mejor disimulado. 

Las ranuras para SIM y SD están escondidas, y necesitaremos un pincho para poder acceder a ellas. Además, como curiosidad, el teléfono es Dual SIM a pesar de no tener dos ranuras: las dos tarjetas se meten en la misma bandeja. 

Hardware y componentes

Al hablar del ZTE Blade S6, estamos refiriéndonos a un teléfono que encaja perfectamente en la categoría de gama media/alta. Lo mismo ocurre con sus componentes, y se refleja perfectamente en el procesador: monta un Qualcomm Snapdragon 615, que se encuentra (tanto numérica como técnicamente) a medio camino entre los 400 de la gama media y los 800 de la gama alta. 

En cuanto a la pantalla, hablamos de una IPS (de las primeras de ZTE) de 5 pulgadas con una resolución de 1280x720. Efectivamente, en comparación con otros teléfonos del mercado se queda bastante escaso, pero lo cierto es que la mayoría de los usuarios no explotan las posibilidades reales de una pantalla FullHD. Visto así, y teniendo en cuenta que la falta de definición sólo es perceptible si se busca específicamente, la pantalla del ZTE Blade S6 no es un problema. 

zte blade s6

Además el procesador es fiable y el RAM no se queda en 1 GB, como en otros terminales con un precio superior. Sí que echamos de menos algo más de memoria interna (los 16 GB sirven para los seis primeros días y si no hacemos migración), aunque tenga ranura MicroSD.

Otro punto positivo es la batería. 2.400 miliamperios muy bien gestionados, que nos han mantenido el móvil en standby durante 5 días y seguir con un 40% de carga. Eso sí, un standby completo sin usar el ZTE Blade S6  en absoluto: no contéis con tanta duración por regla general. 

Por supuesto, nos hemos dado una vuelta por Antutu, y el resultado ha sido claro:

antutu zte blade s6

Así queda al compararlo con otros móviles de la misma franja de precio: 

Xperia Z Ultra33.654
ZTE Blade S630.229
Moto G Motorola17.572
LG G3 S17.057
Samsung Galaxy S424.606
HTC One23.860


Cámaras

Aunque por lo general el rendimiento es bastante adecuado. Una vez más ZTE ha sabido confiar en quien debía, y ha dejado a Sony el tema del sensor.  El ZTE Blade S6 monta IMX214 que ya habíamos visto en los modelos nuevos del Nexus 6. 

Por lo general se desenvuelve bastante bien en ambientes iluminados, y bastante pobremente en interiores o de noche. En cuanto a la app en sí, es agradable ver por fin un dispositivo que no se pasa 15 segundos cargando antes de poder hacer una fotografía: es bastante más rápido de lo que esperábamos. 

Modos cámara zte blade s6

Además los modos de cámara están bastante conseguidos, siendo el más escaso el manual. Los objetivos son lo que cabía esperar: 13 megapíxeles en la trasera y 5 en la frontal. 

Para finalizar con las cámaras, un detalle que nos ha encantado. ¿Conocéis la función de "malla" de Photoshop"? Pues la gente de ZTE ha desarrollado una opción parecida para la cámara, que nos permitirá traer al frente como si de un escaneado se tratase. Aquí tenéis un ejemplo sencillito: 

BLADE s6

Softwate: Lollipop con pinta de iOS

Por lo general, en el ZTE Blade S6 disfrutamos de un sistema operativo rápido y medianamente eficaz. No hay grandes aspavientos, aunque sí aplicaciones preinstaladas intocables dejadas ahí por el fabricante. Esto nunca sienta demasiado bien, especialmente cuando la memoria del dispositivo es de 16 GB. 

En cualquier caso, como decimos, la capa de personalización de Android da el aspecto de un iOS sencillo, como suele suceder en los smartphone chinos. 

sistema operativo ZTE

Al margen de eso, tenemos algunas funciones extras marca ZTE, como el Smart Sense. De hecho, este es uno de los ejemplos perfectos de "innovar por innovar es tontería". El servicio permite tener un acceso directo a algunas funciones del teléfono realizando exagerados gestos con el terminal. 

Por ejemplo, si coges el ZTE Blade S6, lo pones mirando al techo un par de segundos y luego dibujas con él una "V" en el aire, accederemos a la música, y si dibujamos una O enorme, lo pausaremos. No hablamos de una figura que podamos hacer con la muñeca, sino de una auténtica "O" gigante digna de una animadora en un partido de fútbol americano. 

¿En qué estaban pensando los desarrolladores? ¿Cuándo pensaron que los usuarios iban a utilizar este tipo de manejo gestual? Tiene más pinta de software prototipo que de auténtico avance. En cualquier caso, como decimos, se puede desactivar, no sea que al llevarlo en el bolsillo accedamos a alguna función desonocida sin querer. 

Al margen de esto, tiene algunos detalles que sí nos han gustado, como los accesos directos que se abren al deslizar el dedo desde el borde superior hacia arriba. 

Conclusión

Hay una especie de leyenda urbana en el mundo de la telefonía móvil en referencia a los teléfonos chinos. Según algunos, el país asiático produce terminales tremendamente potentes y absurdamente baratos, que se pueden comprar si uno sabe donde buscar y es un entendido en estos aspectos. Lamentablemente, eso no es cierto. Al menos, no completamente

Sí que es verdad que el mercado chino está mucho más avanzado en este campo que el europeo o el americano. Lo que en su momento ahorraron en investigación y desarrollo y líneas de montaje les ha permitido ponerse por delante a la hora de colocar sus productos en el mercado.

zte blade s6

Así que puede que no encontremos el mejor móvil al precio más bajo, pero sí que podremos hacernos con un terminal potente y capaz por la cuarta parte de lo que cueste en Europa. Este es el caso del ZTE Blade S6

Como habréis visto por el tono del análisis, la verdad es que nos ha dejado un muy buen sabor de boca. Hay detalles que no terminan de convencer, pero ningún gran fallo garrafal que implique dejarnos en la estacada. 

Así que no sólo lo encontramos recomendable, sino una muy buena opción si os interesan los siguientes aspectos en un smartphone:

  • Buena capacidad de batería 
  • Funcionamiento fluido
  • Estética cuidada

Y, por otra parte, si lo que buscáis en un teléfono es alguno de los siguientes aspectos, puede que el ZTE Blade S6 no sea lo vuestro:

  • Fotos nocturnas
  • Altísima definición de pantalla

En cualquier caso, dependen de los gustos y del uso que cada uno vaya a darle. Si tenéis vuestras propias opiniones o alguna pregunta, para eso están los comentarios. 

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla66/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara77/10
  • Batería88/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio99/10