Chuwi Hi8 Pro: análisis y opinión

Lo mejor

  • Buena calidad de imagen
  • Sistema operativo dual
  • Micro HDMI y USB Tipo C
  • Precio por debajo de la media

Lo peor

  • Tarda demasiado en encenderse
  • Falta de fluidez al usar Windows 10
  • Se oye mal apoyada en superficies planas
Imagen frontal deChuwiHi8 Pro

Hi8 ProChuwi

Nota de análisis

66
  • Especificaciones

    Sistema operativo Windows Phone 10
    Tamaño 8 pulgadas
    Resolución 1920x1200
    Cámaras 2/2 mpx
    Capacidad 4000 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Una tablet económica con dos sistemas operativos

Chuwi es una marca de dispositivos móviles chinos que, al igual que otras muchas, quiere abrirse camino en Europa. De momento se centran en acaparar el segmento de entrada del mercado, especialmente el de las tablets. Es ahí donde se puede situar la Chuwi Hi8 Pro, cuyo análisis hemos elaborado para ver qué tal rinde en distintas situaciones.

Es una tablet barata con dual boot, es decir, que puedes usarla con sistema operativo Windows o Android, según prefieras. Con esta característica, la Chuwi Hi8 Pro se encamina claramente a un doble propósito: el entretenimiento y el profesional. 

Windows es un entorno mucho más común para trabajar, mientras que Android proporciona una mejor experiencia de usuario a la hora de manejar contenido audiovisual.

Compra la Chuwi Hi8 Pro al mejor precio en este enlace

En esta review, tratamos de comprobar si la Chuwi Hi8 Pro cumple en ambos aspectos. Desde luego, hay que dar una opinión en función del precio que tiene el dispositivo, ya que los componentes y la calidad de los mismos van irremediablemente ligados al coste de venta.

El logo de Windows como rasgo diferenciador

Las tablets se suelen utilizar en casa o en el trabajo. Debido a su tamaño, la mayoría de ellas pueden considerarse más como móviles grandes que como portátiles pequeños, aunque depende de sus especificaciones. En el caso de la Chuwi Hi8 Pro, sus dimensiones la convierten en una tableta relativamente pequeña y manejable, bastante fina y ligera.

A la hora de sostenerla, es posible manejarla con una sola mano cuando está en posición vertical, pero cuesta un poco. Si se hace así, sale a relucir otro problema: los botones físicos están en la zona superior, así como las conexiones, lo que dificulta sostenerla con una mano y realizar cualquier acción con la otra, especialmente si está cargando.

Galería de fotosGalería de imágenes de la Chuwi Hi8 Prover las 28 fotos

Sólo está disponible en un color, el blanco, que favorece bastante a este dispositivo en el aspecto estético. El cuerpo es unibody, con batería no extraíble y pocos elementos que sobresalgan, más allá del botón de encendido y los de volumen. Sus dimensiones son de 211 milímetros de ancho por 123 mm de alto y 9,3 mm de grosor, con 350g de peso.

Desde el punto de vista del diseño, nuestra opinión sobre la Chuwi Hi8 Pro sería bastante mejor de no contar con dos puntos negativos. El primero es el plástico que se utiliza en prácticamente todo, mientras que el segundo es la pieza metálica de aluminio atornillada en el borde. Verdaderamente afea bastante el diseño de una tablet que de otra forma podría ser considerada bastante bonita.

25 trucos imprescindibles para Windows 10

Para darle un aspecto más premium, Chuwi ha colocado el logo de Windows en color plata como botón de Home, un detalle que es totalmente innecesario si vas a usar Android, ya que los botones de Home, retroceso y menú están integrados en pantalla. En caso de que uses W10, servirá para desplegar el menú de inicio.

Sin duda el motivo para hacer visible el logo de Windows es diferenciar la Chuwi Hi8 Pro de otras tablets económicas. La mayoría sólo equipan Android, un sistema operativo móvil bastante más ligero que el de Microsoft, que necesita más potencia. Destacando esta característica, parece que estamos ante una tablet de otro segmento del mercado, pero no.

Pantalla buena, sonido mejorable

Como ya hemos mencionado en este análisis, el objetivo de la Chuwi Hi8 Pro, es trabajar y consumir contenidos audiovisuales. Por eso es importante que la pantalla sea buena y funcione bien, como en cualquier tablet.

En el caso que nos ocupa, tratamos con una pantalla IPS capacitiva de 8 pulgadas con resolución HD (1920 x 1200) y 283 puntos por pulgada, más que suficiente para disfrutar del cine y las series. Hemos visto vídeos de todo tipo en máxima calidad sin ningún problema, por lo que en plena reproducción nuestra opinión sobre la Chuwi Hi8 Pro es muy buena. Podría tener resolución Full HD, pero sería injusto exigirlo en este rango de precios.

La visibilidad en entornos luminosos es suficiente, no sobresaliente. A pleno sol no se ve perfectamente, y es que no es una tablet de exteriores, aunque configures el brillo al máximo. De hecho la luminosidad no es excesiva, lo que unido a la pérdida de calidad al mirar el panel desde un lateral, hace de la Hi8 Pro una tableta para usar en unas circunstancias muy determinada: dentro de un edificio y preferiblemente en penumbra, para evitar reflejos.

Si viendo vídeos, esta tablet responde bastante bien, no ocurre así escribiendo. La navegación entre apps haciendo uso de su pantalla es buena, pero presenta problemas a la hora de teclear rápidamente. Tampoco tiene protección Gorilla Glass o de otro tipo, por lo que se araña con suma facilidad.

ASUS ZenPad 10: características y opinión

La sensibilidad del panel es mejorable, y es que a veces no detecta a la primera la pulsación sobre determinados puntos. Teniendo en cuenta que, además del entretenimiento, la Chuwi Hi8 Pro quiere ser una tablet para profesionales y estudiantes, no es algo que se pueda pasar por alto.

No obstante, a simple vista no se aprecian los píxeles, algo que de agradecer. También ha trabajado Chuwi para reducir al mínimo el molesto marco negro que presentan algunas pantallas. La Hi8 Pro apenas tiene.

La calidad de imagen es buena. Aun así, hay otro punto negativo que no se puede pasar por alto. Afecta al sonido, pero se debe al diseño: los altavoces están situados en la parte trasera, lo que provoca que al apoyar la tablet sobre una superficie plana el volumen baje automáticamente de forma bastante notable. Apenas alcanzarás a oír nada con el volumen al máximo.

Una cámara para salir del paso

Las cámaras tampoco destacan especialmente. 2 MP en cada una de ellas sirven para cumplir en algunas situaciones, pero desde luego no es un dispositivo con el que vayas a elaborar tu álbum favorito. Con 1600x1200 de resolución máxima de imagen, es lo suficientemente buena como para tomar fotos de circunstancias, pero con una calidad cuestionable.

La principal utilidad de las cámaras en una tablet no es otra que la de hacer videollamadas. Por su tamaño, poca gente las usa como cámara de fotos, sin embargo en un entorno doméstico sí que se les da más uso. Es el motivo por el que la resolución de ambas es la misma, a diferencia de lo que suele ocurrir con los móviles.

Los vídeos se graban en 720p, tanto con la cámara delantera como con la trasera, una garantía de cara a las llamadas. Chuwi sabe la importancia de este aspecto y por eso se ha esforzado más en dotar a su tablet de una buena calidad de vídeo.

Mejor con Android que con Windows

A la hora de hacer una valoración del rendimiento de la Chuwi Hi8 Pro, hay que separarla en dos opiniones: por un lado, el funcionamiento con sistema operativo Windows y por otro el funcionamiento con Android.

Hay que ser claro desde el principio: esta tablet tiene Windows 10 y funciona bien, pero no de forma impecable. Tarda bastante en cargar el sistema y una vez dentro presenta problemas puntuales para abrir programas y aplicaciones. Es una versión completa del sistema operativo, con todo lo que eso implica en cuanto a exigencia.

Las especificaciones de esta tablet Chuwi económica no son malas: procesador Intel Cherry Trail Z8300 de 64 bits, cuatro núcleos a 1,44 GHz, GPU Intel HD Graphics de octava generación y 2 GB de RAM. Son suficientes  para hacer que W10 vaya fluido siempre que no intentes ejecutar programas demasiado pesados.

Como contraparte, todos los programas de Windows son compatibles en esta tableta. Puedes usar Photoshop y todos los demás, pero por problemas evidentes de tamaño, lo haces de forma limitada. Una vez más hay que decir: podría estar bien. El pero en esta ocasión es que la resolución de las ventanas se ajusta al tamaño de la pantalla, así que los iconos también lo hacen. Es todo un desafío minimizar ventanas, cerrarlas o pulsar sobre pequeños elementos de la pantalla.

Como tablet para un uso profesional, deja que desear, aunque es compatible con monitores externos y teclado.

Cuando booteas con Android, la cosa cambia. La versión es quizás un desactualizado Android 5.1 KitKat, pero funciona mucho mejor que en el caso de W10, y sobre todo se nota que es un sistema operativo adaptado al uso que se le va a dar al dispositivo. En cualquier caso, dentro de ambos SO hay atajos para cambiar de uno a otro.

Para usar una tablet de las características de la Chuwi Hi8 Pro, Android es un firmware mucho más manejable. Permite instalar y desinstalar aplicaciones de forma mucho más rápida y sencilla, con botones en los que se puede pulsar sin tener que dejarse la vista. Por si esto fuera poco, el consumo de recursos de Android es mucho menor que el de una versión completa de Windows.

Además, al acceder a la tiendas de aplicaciones de Google Play, puedes hacer uso de algunas que no están en Windows. Por ejemplo, las específicas para leer libros, muy numerosas en el SO de Google. Esta tablet es compatible con archivos .epub, el mayoritario en cuanto a libros electrónicos, una característica a la que le sacarás más partido en Android.

Entre las ventajas de bootear con Android en la Chuwi Hi8 Pro está la adaptabilidad de la pantalla a la orientación. Puedes girarla como quieras y el escritorio se adaptará para hacer más fácil la visualización, tanto en formato apaisado como en vertical. En W10 también lo hace, pero tarda bastante más en adaptarse.

Se nota a la hora de ejecutar aplicaciones y la multitarea es mucho más fluida, la navegación por Internet y entre apps también lo es. No obstante, a veces también se produce algo de lag utilizando juegos o aplicaciones con un alto impacto sobre la memoria RAM y el procesador.

Para cuantificar el rendimiento de la tablet, hemos ejecutado AnTuTu, la app de benchmark que elabora un ránking con los dispositivos más potentes del mercado. El resultado tanto en esta aplicación como en GeekBench sitúa a la Hi8 Pro al nivel de un Samsung Galaxy S5 o un iPhone 5s. No es demasiado, pero es suficiente para el uso al que está destinada.

Galería de fotosAsí rinde la tablet Chuwi Hi8 Pro en los benchmarksver las 15 fotos
Batería para película y media

El apartado que mejor opinión merece de al Chuwi Hi8 Pro es el de la conectividad. Es habitual que las tablets intenten adaptarse a todas las necesidades de sus usuarios, especialmente en cuanto a vídeo. Esta tablet china económica lo hace y muy bien, ya que viene con puerto Micro HDMI, USB Tipo C y transmisión inalámbrica, tanto WiFi Direct como Bluetooth 4.0. Además su almacenamiento es ampliable desde los 32 GB de serie hasta 64 gracias a la ranura para tarjetas MicroSD.

¿Cuál es el objetivo de este despliegue? Permitir que envíes la señal de la pantalla a un monitor externo. Así puedes ver series o películas en una pantalla grande mientras las reproduces en la tablet. Es una de las características que más comodidad aportan, de las que nos vemos obligados a destacar en esta review de la Chuwi Hi8 Pro.

Sin embargo, hay letra pequeña en todo esto. En primer lugar, aunque la conexión es USB Tipo C, la carga no es rápida; son cosas que van por separado. Son unas tres horas lo que esta tablet se toma en pasar del 10 al 100% de batería conectada a la corriente con su cargador.

Review completa de la Samsung Galaxy Tab A (2016)

Lo que sí es rápido es la descarga, es decir, que la autonomía de la Hi8 Pro no es nada del otro mundo, aunque mejora las tres horas que estima el fabricante en su hoja de especificaciones. Pese a la leve mejoría, que deja la autonomía en unas cuatro horas en reproducción de vídeo, sigue siendo una cifra algo corta. La duración de la batería aquí sí que es clave, pues una tablet se va a utilizar para muchas cosas, pero sobre todo para ver películas y series.

Para ilustrarlo hemos elaborado varios perfiles de batería: en reproducción de vídeo, en reposo y con la pantalla encendida. Viendo cuánto tarda en descargarse el dispositivo en cada uno te puedes hacer una idea aproximada de cuánto duran los 4.000 mAh de batería de la Chuwi Hi8 Pro.

Una tablet de andar por casa

A la hora de culminar el análisis de la Chuwi Hi8 Pro, hay que poner en una balanza todos sus pros y sus contras. A favor está su precio, muy económico, de alrededor de unos 115€ aunque puedes comprarla más barata en TomTop utilizando el código descuento "TTHI8" en este enlace. En contra, los problemas de sonido, los materiales o los problemas de software varios que presentan los sistemas operativos.

No es una tablet para usuarios exigentes, sino más bien una gama de entrada para quien quiera probar una sin desembolsar demasiado dinero. Con la Chuwi puedes comprobar para qué sirve una tablet y si te conviene una o no, tenerla durante un tiempo y luego dar el paso a una de más calidad o a un portátil 2 en 1 convertible.

Para ver películas en casa está bien. Es manejable y la pantalla es buena. Jugar también puedes, pues el rendimiento es más que suficiente, sin altos vuelos. Pero poco más, ya que aunque viene con Windows 10 Home preinstalado, la tablet Chuwi Hi8 Pro no recaba opiniones demasiado positivas en cuanto a fluidez cuando usa el SO de Microsoft. Podría funcionar mejor, eso sin duda.

Nuestra valoración

  • Diseño66/10
  • Pantalla77/10
  • Hardware66/10
  • Software77/10
  • Cámara66/10
  • Batería66/10
  • Conectividad77/10
  • Calidad/precio88/10