Fitbit Flex 2: características, análisis y opinión

Fitbit Flex 2: características, análisis y opinión

Lo mejor

  • Sumergible a 30 metros
  • Puede llevarse como colgante
  • Mide distancia y sueño con precisión

Lo peor

  • Sólo detecta deportes aeróbicos
  • Sin pantalla
  • Sin pulsómetro ni GPS

Nota de análisis

80
Amazondesde 78,18VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Fitbit
Modelo:
Flex 2
Tipo:
Smartband
Precio de lanzamiento:
€ 99.95
Fitbit, reina de los wearables deportivos

Los wearables deportivos amenazan con hacerse omnipresentes. A medida que su precio se hace más asequible, comienzan a robar mercado a los smartwatches y otros dispositivos inteligentes. De todas las marcas, hay una que destaca por encima del resto. Es Fitbit, cuya smartband deportiva Flex 2 aspira a figurar entre las mejores pulseras fitness del mercado.

Este dispositivo es una clara apuesta por la buena relación calidad - precio. La Fitbit Flex 2, cuyo análisis hemos elaborado pormenorizadamente, cuenta con varias características que hasta ahora sólo ofrecían los wearables más costosos de la compañía. Su precio baja de los 100 euros y, a pesar de ello, no faltan prestaciones premium en ella.

El análisis más completo de la Fitbit Charge 2

Las mejores smartbands y pulseras fitness ofrecen prestaciones muy similares, y por eso hay detalles en los que la firma se quiere diferenciar de la competencia. Uno de ellos es el uso de su comunidad de usuarios para motivar a todos a seguir usando sus wearables, unos dispositivos cuya tasa de abandono es bastante alta.

Un diseño muy personalizable

Una cosa debe quedar clara antes de comprar la Fitbit Flex 2 y de empezar este análisis: esta smartband no tiene pantalla. Aunque otras empiezan ya a incluir pantallas OLED o LCD, en este caso han prescindido de ella para su producto más asequible. Esto redunda en beneficio de la batería, lo que en sí supone una apuesta arriesgada, pues deja un hueco a la competencia para establecer diferencias clave.

Diseño Fitbit Flex 2

Por lo demás, el diseño de la Flex 2 merece opiniones positivas. Esto se debe a la posibilidad de intercambiar las correas básicas en negro, lavanda, magenta o azul marino por otras de diseño. Puedes, por ejemplo, vestir una correa o brazalete elegante o casual en función de la ocasión, de forma que no tienes que renunciar a cuantificar tu actividad física por ir vestido de gala.

En la caja del dispositivo se incluyen dos correas de distintos tamaños, así como un cargador. El núcleo o corazón se inserta dentro y es lo que realmente mide la actividad, así que también puedes usarlo como colgante. Es de vidrio, aunque resiste a las caídas y a los golpes, siempre que estos no sean demasiado fuertes. El cierre es bastante férreo, y se agradece no tener que andar con preocupaciones sobre la seguridad de la fijación en la muñeca.

El cierre es seguro. Hasta ahí bien. El problema es el tamaño de la circunferencia de la correa: si la aprietas mucho, molesta, pero si la llevas suelta, baila hasta que el núcleo de la pulsera se pone hacia abajo según hemos comprobado en esta review de la Fitbit Flex 2.

Fitbit adquiere Pebble por 40 millones de dólares

El tacto de esta smartband deportiva es en relieve, ligeramente rugoso. Esto también la diferencia de la mayoría de las pulseras fitness, que prefieren materiales lisos. Al principio le da un toque atractivo, aunque con el paso del tiempo se convierte en un imán para la suciedad. 

Para minimizar esta pequeña pega siempre puedes optar por algunos de los accesorios oficiales de Fitbit o recurrir a una correa de recambio en el color que más te guste de entre las muchas que se venden por ejemplo en Amazon.

Detalle Diseño Fitbit Flex 2

Pese a no tener pantalla la Flex 2 sí tiene luces LED que te notifican los mensajes, las llamadas entrantes o los logros que vayas consiguiendo y que responden al tacto con un par de pulsaciones rápidas. Son cinco, y cambian de color según la notificación.

Además, la app de mensajes que se comunica con la pulsera o los colores de los LED son fácilmente configurables desde la aplicación móvil.

Alta precisión con pequeños matices

Para poder disfrutar de todas las prestaciones de la Fitbit Flex 2 primer será necesario enlazarla con la aplicación para móviles, de la que hablaremos más adelante y de la que depende en buena medida.

¿Qué puede hacer esta pulsera deportiva? En primer lugar es capaz de cuantificar la actividad física de manera bastante precisa, aunque no de todos los deportes. Está centrada especialmente en la actividad aeróbica, es decir, en actividades como la bicicleta, running o elíptica. No detecta las calorías quemadas haciendo fitness o musculación en el gimnasio, algo que puede suponer un contratiempo para parte del público.

Pulsera deportiva Fitbit Flex 2

A su favor hay que decir que durante toda la review, la Fitbit Flex 2 ha detectado con exactitud los pasos y las horas dormidas. Esta última prestación es una de las más atractivas de esta pulsera y de todas las que se han lanzado a lo largo de 2016. Es muy recomendable utilizarla si te sueles despertar cansado y tienes dudas sobre la calidad de las horas que duermes. La Flex 2 no sólo cuantifica las horas totales de sueño sino que detecta las veces que te has despertado o que has estado inquieto.

Blaze, ¿smartband o smartwatch? Analizamos todo lo que ofrece

Pero yendo directamente a lo más interesante, la cuantificación del ejercicio físico, tenemos que hacer varias matizaciones a nuestra opinión. En primer lugar, aunque cuenta los pasos de forma exacta, no así las calorías quemadas. Esta smartband fitness probablemente sea demasiado generosa a la hora de medir cuántas calorías has quemado, llevando a cierta confusión a los usuarios menos avezados en la materia.

Puedes pensar que al final del día has consumido 4.000 calorías con muy poca actividad física. Algo que seguramente no será del todo exacto y es un aspecto que la compañía debería corregir de cara a sus próximos dispositivos, si no antes mediante una actualización del software de los mismos.

Otra características de la Fitbit Flex 2 que merece opiniones contradictorias es el modo multideporte. Ya hemos dicho que la musculación no está entre los ejercicios que detecta, como sí lo está la natación, aunque deberás activarla a través de su app móvil. Este deporte es uno de los más difíciles de cuantificar, ya que todo depende de la longitud de la piscina y del movimiento del aparato en tu muñeca. En el agua, todo es más difícil.

Fitbit Flex 2 Agua

No tiene pulsómetro, por lo que no tiene los problemas habituales a la hora de medir la frecuencia cardíaca que tienen otros dispositivos parecidos. En el agua mide correctamente el tiempo que has estado nadando, pero entre sus prestaciones no está -por ejemplo- la de cuantificar la cantidad de brazadas realizadas, algo que parece reservado a los dispositivos específicos para nadadores. Eso sí, con la Fitbit Flex 2 no tendrás que preocuparte por meterte en la playa o la piscina con ella.

¿Qué más puede hacer esta pulsera? Las alertas son de lo más interesante. Si no cumples con tu objetivo de ejercicio o sueño, te envía notificaciones para que te vayas a la cama a la hora señalada, o directamente te manda a hacer ejercicio. Puedes hacerle caso o no, pero para los más vagos es un incentivo.

Una aplicación prácticamente perfecta

Una de los puntos a favor no es una característica propia de esta smartband, sino de la marca que la fabrica. Tiene experiencia y recursos suficientes para ofrecer algo más que un wearable: la aplicación complementaria, disponible para iOS y Android es realmente buena.

Fitbit Flex 2 App

Los errores en la misma son prácticamente nulos. Quizás tarda un poco en sincronizar los datos cuando lo haces manualmente, pero nada más. Su interfaz es intuitiva y muy vistosa, con todas las opciones principales a tu alcance.

Benoit Raimbault (Fitbit): “Queremos que la gente se comprometa a largo plazo con su salud”

Si quieres, puedes añadir retos y datos a monitorizar, configurando una lista de prioridades. Por ejemplo, no tienes por qué monitorizar tu peso si no quieres, ni el agua que bebes o la comida que ingieres. Fitbit te da la opción, aunque no es obligatorio usarla.

La parte social de la aplicación permite realizar desafíos contra otros usuarios o contra tus amigos. Además, incluye algunos recorridos preconfigurados que puedes hacer, compartiéndolo todo en redes sociales si así lo eliges.

Por último, tres inconvenientes importantes: el primero es que al instalar la app y configurar la Flex 2, tienes que dar tu consentimiento para que tus datos sean enviados a Estados Unidos. El segundo es que por defecto Fitbit te enviará muchas notificaciones al correo electrónico, por ejemplo, para felicitarte por cada logro que consigas, algo que puedes desactivar si no te interesa. Por último es que necesitas Internet para todo, hasta para sincronizar los datos de la smartband al móvil.

Una batería que cumple con lo prometido

La batería de los wearables es uno de los aspectos a mejorar. En el caso de las smartbands fitness, sobre todo las que no tienen pantalla, se ha avanzado bastante en los últimos tiempos. Actualmente es raro que no ofrezcan al menos tres días de autonomía, y en casos como el que nos ocupa, hasta cinco, una de sus características estrella.

Bateria Flex 2

Al tener que estar constantemente conectada al móvil vía Bluetooth, el impacto sobre su batería es significativo. Además está constantemente sincronizando los datos con su app, a menos que la configures para que sólo lo haga puntualmente. Pese todo, hemos comprobado en esta prueba que la Fitbit Flex 2 tiene batería para cinco días, es decir, cumple con lo prometido.

Las mejores pulseras inteligentes de 2016

La carga se realiza extrayendo el núcleo y conectándolo a un enchufe o un USB. Hay que insertar dicho núcleo en la base de carga nativa, lo que puede ser un problema si te vas de vacaciones y te la dejas en casa.

Puedes ver la batería que le queda a la Fitbit Flex 2 desde el teléfono móvil mediante la aplicación, la opción que parece más fiable. También puedes realizar una doble pulsación sobre la propia pulsera: los LEDs se encenderán mostrando la carga restante.

La gran autonomía de la batería conlleva un precio: esta pulsera fitness tarda más de dos horas en cargarse completamente, por lo que mejor es dejarla conectada durante la noche.

Una smartband precisa y con sello de calidad

Llegamos al final de este análisis de la Fitbit Flex 2 con una conclusión más que evidente. Si buscas una pulsera cuantificadora precisa, con una gran batería, resistencia al agua y que te pueda acompañar en tu día a día tanto en ambientes deportivos como en entornos más casual la Flex 2 es un producto recomendable.

Eso sí, debes tener en cuenta que en el mercado existen otras alternativas más baratas, con y sin pantalla, aunque probablemente tendrás que renunciar a las posibilidades de personalización o a poder utilizarla bajo el agua.

Fitbit Flex 2 conclusion

El precio oficial de la Fitbit Flex 2 es de 99 euros, un coste que puede parecer elevado pero que lleva incluido una potentísima aplicación para dispositivos móviles y el sello de calidad de una marca reconocida a nivel mundial. Además, es relativamente sencillo encontrarla de oferta a un precio más barato por lo que puede ser una opción interesante para hacer un regalo original.  

En un mercado como el de los wearables, no es despreciable el hecho de comprar una cuya marca responda de la estabilidad del software, la duración de la batería y la precisión a la hora de medir los pasos o el sueño.

Diseño
9
Rendimiento y prestaciones
7
Software
9
Precisión
8
Batería
8
Precio
7