HTC Desire 816: el phablet para los fotógrafos

HTC Desire 816

Lo mejor

  • Cámara principal
  • Calidad de sonido

Lo peor

  • Tamaño
  • Diseño
  • Nivel de brillo máximo
Imagen frontal de HTC  Desire 816

Desire 816 HTC

Nota de análisis

71
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.4.2
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 1280 x 720
    Cámaras 13.0/5.0 mpx
    Capacidad 2600 mAh
    Memoria Interna 8 GB
Diseño

¿Eres de los que piensan que todos los teléfonos del HTC son iguales?.. Pues apúntame a la lista. Ésto no quiere decir que el diseño de los terminales de la marca taiwanesa no tenga su atractivo, pero se ha convertido en algo tan habitual y repetitivo que a mí personalmente empieza a cansarme un poco.

Como no podia ser de otra forma el HTC Desire 816 no es ninguna excepción. Fabricado íntegramente policarbonato con​ diseño unibody –la batería no es extraíble aunque a simple vista se pueda pensar lo contrario–, muestra en la parte frontal una generosa pantalla de 5,5 pulgadas resaltada con un, no menos genereroso, marco negro que no hace otra cosa que aumentar de forma ostensible tamaño final del terminal.

Comparado con otros modelos con los que comparte tamaño de pantalla como el LG G3, el Desire 816 es abrumadoramente más grande. Tanto, que es incluso tan voluminoso como el Samsung Galaxy Note 3, un modelo que cuenta con una pantalla de mayores dimensiones (5,7 pulgadas).

Parte de este aumento de volumen, como ocurre con otros modelos de la marca, está justificado por las dos salidas de altavoces con amplificador integrado y sistema de sonido Boomsound que flanquean la pantalla a ambos lados. Unos altavoces que hacen que los terminales de HTC, y el Desire 816 no es una excepción, no tengan competencia en lo que a calidad de sonido se refiere. ¿Merece la pena sacrificar tamaño por calidad de sonido en los altavoces externos? Eso depende del tipo de usuario que seas, yo lo tengo claro… NO.

Al tacto el conjunto transmite sensación de producto cuidado y sólido, aunque su tamaño y el policarbonato de la carcasa hacen que resulte algo resbaladizo pese a contar con un contorno mate con un tacto similar a la goma. Pese a todo no es excesivamente pesado, sólo 165 gramos, lo que le posiciona como uno de los modelos más ligeros de su segmento.

Un detalle a destacar es que la parte trasera –en la que se encuentra ubicada en la parte superior izquierda la cámara principal de 13 megapíxeles y el flash LED– resulta bastante susceptible a los típicos arañazos que suelen producirse al llevar con smartphone en el bolsillo o bolso junto a otros objetos cotidianos.

Los arañazos, dependiendo del color elegido, serán más o menos evidentes con el paso del tiempo. En nuestro caso, el color blanco consigue que se disimulen bastante, aunque también ayudan bastante las múltiples huellas que se adhieren con gran facilidad a su parte trasera.

En el lateral izquierdo se encuentran los únicos controles físicos del HTC Desire 816, como son el botón de encendido/apagado y el control de volumen. Este último puede configurarse como botón de disparo o control de zoom cuando estemos en el modo cámara. Ambos botones son de plástico pintado en color metal, lo que no transmite una buena sensación.

En el lado opuesto, tras una tapa –algo complicada de abrir– se esconden las ranuras reatráctiles para la tarjeta NanoSIM y la tarjeta de memoria microSD. Una tarjeta que permite complementar con hasta 128 GB los escasos 6,79 GB de almacenamiento interno real con los que cuenta este HTC Desire 816. En la parte inferior se ubica el puerto microUSB y en la superior, bastante centrada, la conexión para auriculares.

Pantalla

Como ya hemos comentado, unos de los grandes atractivos del HTC Desire 816 es su pantalla Super LCD2 de 5,5 pul​gadas con una resolución de 1.280 x 720 píxeles (267 ppp). Es cierto que una pantalla Full HD hubiera permitido al Desire 816 subir uno o dos peldaños en su categoría, aunque de la misma forma hubiera visto incrementado su precio final.

Pese a todo, su pantalla se desenvuelve realmente bien, con una reproducción de color bastante natural, rápida respuesta, excelente ángulo de visión, reflejo moderado, y una definión que, sin estar a la altura de los gama alta, dejará más que satisfechos a la gran mayoría de potenciales usuarios.

Tan solo cabe reseñar un incoveniente: su nivel de brillo máximo. Algo limitado lo que, además de restar intensidad a los colores y dificultar su manejo en exteriores muy iluminados, obliga a mantener el brillo en niveles altos incluso en interiores, lo que termina afectando a la autonomía de una batería que ya de por sí no destaca por su gran capacidad.

Cámara

Otro de los argumentos de compra que utiliza HTC para convencernos de las bondades del Desire 816 es su cámara principal con sensor retroilumina​do BSI de 13 megapíxeles, focal fija de 28 mm (equivalente 35 mm) y diafragma f2.2. Parece que HTC reserva su sensor Ultrapixel para sus modelos de gama alta, algo que sus detractores, entre los que me encuentro, no echarán de menos.

El modo cámara del HTC Desire 816 cuenta con gran parte de los modos que ya pudimos ver el HTC One M8 –obviamente no con aquellos que hacen uso de su segunda cámara–, con un gran número de filtros de imagen (hasta 15), y controles manuales para la sensibilidad ISO (200-1600), compensación de la exposición y balance de blancos. Además, permite variar los ajustes prederminados de contraste, saturación y nitidez, y cuenta con opciones propias como el nivel de maquillaje (que no es más que un filtro que difumina en mayor o menor media la instantánea).

El resultado son unas imágenes de gran calidad, con una correcta exposición, colores ligeramente saturados y una buena definición de detalles. Sólo se percibe un ligero despunte por encima de lo deseado en el nivel de ruido cuando las condiciones de luz no son del todo ideales, aunque sólo se hacen muy evidentes si piensas ampliar en exceso la imagen.

Ciertamente se aprecia un buen trabajo por parte de HTC en todo el proceso de postprocesado de la imagen, posicionando a este Desire 816 como una de las mejores cámaras dentro de gama media que han pasado por nuestras manos. Eso sí, en ocasiones el enfoque es algo perezoso y se pierde con relativa frecuencia, lo que resta agilidad al proceso de captura.

En la parte frontal encontramos una cámara de 5 megapíxeles con sensor BSI, que cuenta con los mismos filtros y opciones que la cámara principal, además de opciones especiales para los populares selfies como el temporizador, el modo retrato o la captura por sonrisa.

En cuanto a la grabación de vídeo, permite grabaciones en 1080p a 30 fps, aunque cuenta con un modo rápido a 720p y 60 fps, y grabación en cámara lenta a 120 fps con una resolución máxima de 768x432 píxeles.

Hardware y rendimiento

El HTC Desire 816 incorpora un procesador Qualcomm ​Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,6 GHz con GPU A​dreno 305 y 1,5 GB de RAM que otorgan un rendimiento general bastante satisfactorio. No es, ni mucho menos, el phablet más potente que puedas encontrar, pero es más que suficiente para ejecutar con soltura las tareas cotidianas que todos solemos realizar con nuestro smartphone, incluso con varias de ellas abiertas.

A la hora de jugar, al menos de momento, tampoco tendremos problemas, ya puede mover –sin tirones y con una tasa de frames aceptable– juegos potentes en 3D como Real Racing 3, Badeslinger o GT Racing 2.

Cosa bien distinta son los fríos número que arrojan los test de rendimiento como AnTuTu, en los que el HTC Desire 816 con 21.563 puntos sólo puede codearse con modelos que ya nos suenan a otra época, como el Samsung Galaxy Note 2 o el Google Nexus 4.

Pero claro está, una cosa son los benchmarks, y otra muy distintas las sensaciones de uso, y en este aspecto al Desire 816, sin ser paradigma de velocidad y fluidez, no se le pueden poner ninguna pega.

En cuanto a conectividad, cuenta con WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0 y GPS + GLONASS, además es compatible con redes LTE 4G (800/900/1800/2600 MHz), algo muy de valorar.

Un aspecto crítico es su batería de tan sólo 2.600 mAh, algo escasa para “dar de comer” a una pantalla de 5,5 pulgadas. Con un uso moderado hemos conseguido llegar al final de día sin problemas, aunque en el momento que hemos comenzado a utilizar los altavoces externos, reproducir algún vídeo y hemos aumentado el nivel de brillo (algo que hay que hacer de forma recurrente ya que es muy limitado), hemos llegado al final del día agonizando o directamente, no hemos logrado llegar.

Software

Como interlocutor el HTC Desire 816 integra Android 4.4.​2 KitKat con la capa de software HTC Sense UI 6. Una interfaz que al igual que comentábamos con el diseño del terminal, está empezando a resultar un poco repetitiva.

Sobre todo a los que somos partidarios de un Android más puro que permita libertad al usuario para elegir qué quiere, y qué no quiere tener instalado en su smartphone.

Deslizando el dedo hacia la derecha desde la interfaz principal nos contramos con Blinkfeed, el panel el que aglutina las noticias y las redes sociales en los smarpthones de HTC. Personalmente no me resulta excesivamente útil y no me convence su forma de organizarse, aunque es cuestión de gustos. Por suerte, no es una imposición, y puede eliminarse.

Además encontramos otras opciones destacables, como el modo coche o un modo niños denominado “Zoodles”, que genera un entorno controlado para que los más pequeños puedan utilizar el teléfono de forma segura.

Una opción que sí que he echado de menos es la posibilidad de activar la pantalla con un toque en la misma, algo con lo que sí cuenta el HTC One M8 y que resulta muy práctico una vez que te acostumbras a s uso.

Conclusiones

Sin perder la perspectiva de que nos encontramos ante un gama media, y sin encontrar puntos débiles de gran relevancia –más allá de su tamaño en función del tamaño de la pantalla– el HTC Desire 816 cuenta con más inconvenientes que ventajas, lo que unido a un precio no excesivamente competitivo, hacen que quede en una posición poco ventajosa frente a otras alte​rnativas como el Samsung Galaxy Grand 2, LG Optimus G Pro o, incluso, el One Max de la propia HTC. 

Nuestra valoración

  • Diseño44/10
  • Pantalla66/10
  • Hardware66/10
  • Software55/10
  • Cámara88/10
  • Batería66/10
  • Conectividad1010/10
  • Calidad/precio66/10