Huawei Mate S, análisis y opinión

Análisis Huawei Mate S cámara diseño armas principales

Lo mejor

  • Sensor de huellas
  • Cámara modo Profesional
  • Force Touch y Sensor nudillos
  • Diseño

Lo peor

  • Batería
  • Precio

 

Imagen frontal de Huawei Mate S

Mate S Huawei

Nota de análisis

87
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.1
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 1.920 x 1.080
    Cámaras 13.0/8.0 mpx
    Capacidad 2700 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB
Huawei Mate S, el propulsor de la nueva estrategia de Huawei

Huawei comenzó fabricando dispositivos para otros, después su estrategia consistió en el desarrollo de terminales a una excelente relación calidad/precio y, ahora, su futuro se basa en apostar por equipos de características premium para competir con otros flagships. Es el caso del recién presentado Huawei Mate S, del que hoy te traemos su análisis, que no sólo cuenta con unas especificaciones de altura, si no con una estética exclusiva. 

Este smartphone es el digno sucesor del Huawei Mate 7, del que ye te ofrecimos un completo análisis, uno de los smartphones más vendidos en nuestro país el año pasado. ¿Tendrá tanto éxito la evolución del terminal? No lo sabemos a ciencia cierta, pero lo que tenemos claro es que han dado un salto cualitativo, en casi todos los aspectos, que podría catapultarle hacia el estrellato de los móviles más populares del año.

Por ejemplo, ahora el sensor de huellas digitales cuenta con muchas más funciones, viene con Force Touch y posee una cámara mucho más potente. 

En definitiva, tras probar y realizar esta toma de contacto y análisis del Huawei Mate S podemos afirmar con rotundidad que estamo ante un smartphone capaz de plantar cara dentro de la gama alta. ¿No te lo crees? Echa un vistazo a nuestra review.

Diseño premium

No es un secreto que Huawei quiera adentrarse en el sector lifestyle. Prueba de ello, fue su puesta en escena en Berlín.

Durante la presentación de este smartphone, y del Huawei Watch, subieron al escenario distintas figuras relacionadas con el sector moda, como Karlie Kloss, modelo internacional, o Yolanda Sacristán, de VOGUE España.

Pero no sólo eso. Las múltiples características relacionadas con el sector belleza que incorpora su cámara, así como la estética tan cuidada de sus últimos dispositivos revelan la nueva estrategia de la firma.

Por si fuera poco, en una entrevista realizada por ComputerHoy.com a Kevin Ho, presidente de la Línea de Dispositivos Huawei Device, nos confirmaba lo evidente: el diseño ha sido uno de los puntos principales a la hora de desarrollar este Huawei Mate S

Pero, ¿Qué es lo que le hace distinto? Al igual que su predecesor, el equipo cuenta con un exterior completamente metálico pero cuenta con pequeños matices que marcan la diferencia. Su aspecto premium es evidente y, además, resulta muy agradable al tacto, así como especialmente resistente.

La zona más delgada del Huawei Mate S sólo cuenta con 2,65 mm, y viene con un acabado en aluminio que tiene continuidad en el marco. La integración con el cristal protector de la pantalla está trabajado al detalla gracias al uso de cristal 2.5D

Por su parte, el grosor y el peso se mantienen en unas cifras muy competitivas: 7,2 mm y 156 gramos, que sitúan al Mate S entre los phablets más delgados del mercado

En uno de los laterales nos encontramos con los botones de encencido y apagado, así como los controles de volumen. Al otro se encuentra la ranura para la microSD y la SIM. 

En la parte inferior del terminal están los altavoces, que cambian su posición con respecto al Mate 7. Gracias a este pequeño detalle, los sonidos que reproduzcamos en el terminal se escucharán con un audio más limpio y puro que los de su predecesor.

Arriba se sitúa el Jack 3,5 mm para auriculares, mientras que en la parte trasera del cuerpo unidoby del Huawei Mate S nos encontramos con la cámara, que sobresale ligeramente. Y es que hacer los terminales tan finos les está pasando factura, pero no sólo a ellos. Lo mismo ocurre con modelos tan populares como el iPhone 6 o el Samsung Galaxy S6.

Sin duda, una de las cosas que más nos han gustado en esta review del Huawei Mate S es su renovado sensor de huellas digitales 2.0. Si ya nos impresionó en el Mate 7, en este terminal no se han quedado cortos. Y es que en este dispositivo no sólo han conseguido que sea más preciso, sino que podamos realizar muchas más funciones.

Podremos utilizarlo para ver la barra de notificaciones, así como realizar una vista previa de las imágenes seleccionadas o pasar una a una a través de la galería. Sin embargo, una de las cosas más útiles que se puede hacer con él es contestar a las llamadas. Ya no tendremos que desbloquear la pantalla o pulsar el icono verde, sólo tendremos que situar nuestro dedo en la parte trasera del equipo...¡Et voilà!

Pero no sólo eso. También tendremos la posibilidad de utilizarlo a la hora de hacernos selfies. ¿Cómo? En vez de tener que situar el dedo sobre la pantalla del equipo, sólo habrá que pulsar el sensor para que nuestro autorretrato se realice. 

Por otra parte, hay que señalar que han intentado esconder la antena todo lo posible, dejándola prácticamente del mismo color que el resto de la carcasa.

Desde Huawei nos aseguran qie es resistente a salpicaduras, que no sumergible, pero esto no viene respaldado por ningún tipo de certificación IP.

En definitiva, y sin ningún lugar a dudas, uno de sus puntos fuertes es el cuidado y estilizado diseño del Huawei Mate S.

Pantalla con Force Touch

El Huawei Mate S incorpora una lente de pantalla flotante 2,5D y una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas con resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles). Esto implica una densidad de píxeles de 401 ppp, un valor notable para disfrutar plenamente a la hora de ver vídeos o contenidos de gran calidad.

Simplemente con estos datos nos damos cuenta de que es un poco más pequeña que la de su predecesor, pero también hemos de ver el lado positivo: resulta más fácil a la hora de gestionarlo

Lo que sí que nos sorprende es que la compañía no apueste todavía por las pantallas QHD para sus busques insignia, cosa que sí hacen otras empresas como Samsung o LG. Al margen de este detalle, hemos de decir que el brillo y la intidez con la que se visualizan los contenidos es excelente, incluso en exteriores.

La visualización es perfecta desde cualquier ángulo en la pantalla del Mate S, por lo que no tendremos problemas a la hora de gestionar cualquier aplicación.

Eso sí, a pesar de lo que dijeron en la presentación, los marcos negros existen, aunque hemos de reconocer que son especialmente finos. Además, los botones de control táctil (Retroceso, Menú Principal y Botón de Aplicaciones) se encuentran dentro de la pantalla, reduciéndo su tamaño un poco. 

Sin duda, si hay algo por lo que destaca este terminal, es por su tecnología Force Touch, un medidor de presión con la que prodemos realizar determinadas funciones cuanto más o menos presionemos la pantalla con la que ha logrado anticiparse al Touch 3D visto en la presentación de los nuevos iPhone 6S y iPhone 6S Plus.

Eso sí, en la versión de 32 GB que tenemos nosotros no la incorpora, pero sí que lo hace la configuración de 128 GB, de la que aún sabemos su fecha de lanzamiento o precio. A pesar de ello tuvimos la oportunidad de probarlo en la pasada IFA, cuando se presentó, y hemos de decir que funciona muy bien.

Pero, ¿para que sirve? Esta tecnología nos permite, por ejemplo, ampliar una fotografía cuanto más presionemos la pantalla, y viceversa.

Otra de las funciones que podemos realizar gracias a la pantalla Force Touch del Huawei Mate S es la de pesar alimentos a través de una app, es decir, te permite tener una báscula en tu smartphone. Sin duda, un detalle original, a la vez que funcional, que le da un toque distintivo al terminal.

Hardware y rendimiento

El Huawei Mate S cuenta en su interior con un HiSilicon Kirin 935 de 8 núcleos a 2,3 GHz. A éste le acompaña una Mali T628 para los gráficos, así como 3 GB de RAM. Hay quien puede pensar que los chicos de Huawei podrían haber incorporado 4 GB, pero nosotros creemos que es más que suficiente y ofrece un buen rendimiento. 

En cuanto al chip, como siempre, hemos pasado el AnTuTu, y nos ha dado una puntuación de 49.064 puntos, lo que le sitúa por encima del Meizu MX4 y del Galaxy Note 4

El Hisilicon Kirin 935 es un octa-core diseñado por la propia compañía, que no puede hacer frente en el mercado a los procesadores de la competencia como los Snapdragon de Qualcomm o los Exynos de Samsung. 

Sin embargo, este chip no presenta problemas de sobrecalentamiento como sí lo hacen sus competidores, como el Snapdragon 810, y el rendimiento del Huawei Mate S es fluido y estable.

Tras unos 5 minutos de uso de un juego en el terminal, es cierto que subió de temperatura, pero no de forma significativa ni nada que exceda los límites a los que estamos acostumbrados.

En cuanto a su memoria interna, el dispositivo está disponible en varias configuraciones: 32, 64 y 128 GB, y de ello dependerá su precio.

Sistema operativo: Android Lollipop con EMUI 3.1

El Huawei Mate S viene con Android 5.1 Lollipop, la última versión del sistema operativo de Google para smartphones y tablets.

Al igual que los demás móviles de la compañía, viene aderezado con EMUI 3.1 la capa de personalización de la multinacional. Esta edición es bastante fluida y se puede navegar sin problemas por sus distintas pantallas. 

Una de las claves de este sistema operativo es que no cuenta con panel de aplicaciones, pero sí tiene buscador de apps. Puede que esta característica no convenza a todos los usuarios pero a nosotros, personalmente, nos parece una forma atractiva y simple de reducir espacio. Si tenemos todas nuestras apps en la pantalla, ¿Es necesario un panel adicional? Creemos que no. 

Una de las claves de este software son los controles de batería. Aunque es cierto que, en ocasiones, pueden resultar algo intrusivos, es bastante útil para mantener a raya la autonomía del terminal. 

Al igual que ya pudimos ver en el análisis del Huawei P8, se pueden ejecutar varias acciones con los nudillos. A pesar de que muchos puedan pensar que es una característica que no triunfará en exceso, nosotros nos ha resultado bastante útil. Pero, ¿Qué podemos hacer exactamente con ella?

Esta característica nos permite, por ejemplo, recortar una parte de una fotografía utilizando esta parte de nuestros dedos. A pesar de que parezca una función insulsa, hemos de decir que en estos días de toma de contacto con el Mate S de Huawei, nos ha resultado de lo más práctica. Por ejemplo, nos ha resultado de utilidad cuando hemos querido recortar una determinada frase de un artículo o libro y lo hemos subido a nuestras redes o, por ejemplo, para hacer hincapié en un elemento de una imagen.

Además, también sirve para capturar fragmentos de un vídeo. Si hacemos doble click con los nudillos, nos permitirá guardar ese fragmento de largometraje en nuestro móvil. De la misma forma, podremos realizar capturas de pantalla realizando el mismo gesto. Desde luego, mucho más fácil que pulsar en sincronía el botón de bajar volumen y el de encendido/apagado.

Aún nos queda una tercera y última función: la apertura de aplicaciones mediante el dibujo de letras cuando la pantalla está desbloqueada. Gracias a ella, podremos abrir distintas apps si pintamos una C (cámara), una W (tiempo), una M (música) o una E (internet).

Conectividad y autonomía

Como siempre, uno de los puntos fuertes de los smartphones de Huawei es su conectividad. El Mate S es un móvil Dual SIM, para que podamos contar con dos números de teléfono en el mismo terminal. Eso sí, tendremos que elegir entre incorporar dos tarjetas en el móvil o ampliar su capacidad mediante una microSD.

Igualmente, cuenta con WiFi+, una función por la que el móvil se conectará automáticamente a la mejor red WiFi disponible para tener una conexión estable.

Esta característica en concreto la hemos encontrado muy útil, ya que resulta bastante tedioso estar buscando continuamente la mejor red, en especial si viajas con frecuencia al extranjero o te quedas sin datos antes de terminar el mes. 

Para aquellos usuarios que suelen viajar en avión el Huawei Mate S incorpora Signal+, una característica por la que se incluyen dos antenas en el teléfono. El smartphone será capaz de cambiar de una a otra rápidamente para que, independientemente de cómo lo sujetemos, la cobertura sea siempre óptima. 

Además, cuenta con otro tipo de conexiones como NFC, para hacer pagos móviles, Bluetooth 4.1, para conectar nuestro terminal con otros dispositivo, como un wearable o un altavoz, o WiFi a/b/g/n/ac.

Huawei P8 Lite, la alternativa económica a este Mate S

Pero si hay algo que no nos ha terminado de convencer es la batería del Huawei Mate 7. En esta ocasión, autonomía del terminal se ha visto mermada debido a su reducción de pantalla hasta quedarse en 2.700 mAh, una cantidad que nos parece insuficiente. 

Dando un uso intensivo al terminal, la autonomía del equipo nos ha aguantado unas 8/10 horas. Cuando le hemos dado un uso más moderado el terminal nos ha aguantando un poco más, hasta llegar a las 12/13 horas. En resumen, en ocasiones nos ha costado llegar al final del día sin tener que volver a enchufarlo a la red.

Pero los chicos de Huawei tienen solución para todo, ya que han incorporado al Mate S un sistema de carga rápida muy potente. De esta forma, en 30 minutos nuestra batería pasará de un 10 a un 40% al conectarlo con el cargador oficial. Además, podremos tener cargado por completo nuestro terminal en menos de un par de horas.

Cámara: mejora sustancial

Una de las caraterísticas que más nos ha gustado en este Huawei Mate S es la cámara. Su principal es de 13 megapíxeles, mientras que su frontal es de 8 megapíxeles con un gran angular potente, por lo que podremos hacer goufies sin ningún tipo de problema.

Hemos de decir que sobresale ligeramente, ya que se sacrifica a favor de la delgadez del terminal.

Lo que más nos ha gustado de ella es la cantidad de modos y efectos que podemos utilizar, entre los que se incluye un modo profesional bastante completo. Con ella podremos controlar valores como el ISO, la velocidad de obturación, la apertura del difragma, el tipo de foco y el balance de blancos, para inmortalizar una escena tal y como queríamos. 

Al igual que el P8, este terminal cuenta con una serie opciones especiales que mejoran la experiencia de usuario.

Entre ellos se encuentra Estela de luz, que permite jugar con los coches en movimiento para que formen líneas, Grafiti de luz, que crea estelas en contornos oscuros, Aguas Suaves, que captura el flujo de agua en movimiento con efecto suave y sedoso, y Estela de Estrellas, especialmente dedicado a los amantes de la astronomía que nos permitirá capturar estelas en el cielo nocturno. Como ya dijimos, son funciones del Huawei Mate S adicionales que están muy conseguidas, pero que son poco útiles en nuestro día a día.

En análisis más completo del Huawei P8

Sin embargo, tendremos también otro tipo de opciones a las que podremos sacar más partido a diario. Nos referimos, por ejemplo, al modo "Foco Total", que nos permitirá cambiar el enfoque de la fotografía una vez hecha. También están otros más típicos como el Modo Belleza, que nos permite eliminar imperfecciones en el rostro, o Panorámica, con la que podremos hacer fotos con un ángulo de 180º.

El software de la cámara cuenta con un estabilizador de imagen, para aquellos que tengan un pulso más que dudoso a la hora de tomar fotos, y viene con doble flash LED, para ofrecer la mejor foto posible.

En cuanto a su eficacia, hemos de decir que han mejorado la rapidez del enfoque con respecto a la de su predecesor.

Con condiciones favorables, las fotografías obtenidas nos han revelado un buen nivel de detalle. En entornos más oscuros la calidad se pierde un poco y muestra un poco de ruido, pero en general nos ha gustado bastante.

Sin embargo, hemos de destacar una característica que no incorporaba su predecesor, el Mate 7, en su cámara frontal. Este equipo cuenta con una luz en su cámara delantera que nos permitirá obtener fotos de mayor calidad que el de la mayoría de dispositivos.

Con respecto al vídeo, hemos podido probar en este test del Huawei Mate S, es el Modo Director que permite conectar tu terminal con otros cuatro equipos. Gracias a ello podrás grabar una misma escena desde distintos ángulos.

A continuación os dejamos con una selección de fotografías para juzguéis vosotros mismos. 

Galería de fotosFotos realizadas con el Huawei Mate Sver las 13 fotos

Conclusiones y precio

El precio del Huawei Mate S arrancará desde los 649 euros, y estará disponible a finales de septiembre. Un coste alto si lo comparamos con su anterior estrategia. Sin embargo, está en la línea de otros smartphones similares del mercado. Además, hay que tener en cuenta que su precio bajará durante los próximos meses, que es cuando será realmente competitivo.

Como conclusión general nos parece un excelente terminal, destacando sus posibilidades a la hora de controlar el smartphone, como el Force Touch, las nuevas opciones gestión del sensor trasero, así como la cantidad de posibilidades de control que se pueden realizar con los nudillos. Tampoco queremos olvidarnos en este apartado de la cámara, haciendo mención especial al modo profesional.

Sin embargo, si hay algo que nos ha dejado fríos es la batería ya que es posible que no lleguemos al final del día con el teléfono activo.

En resumen, tras esta profunda prueba y análisis del Huawei Mate S hemos de concluir que estamo ante un smartphone muy potente, con muchas posibilidades de repetir el éxito de su predecesor, aunque habrá que ver cómo se comporta el mercado durante los próximos meses.

Galería de fotosAnálisis Huawei Mate S: cámara y diseño como armas principalesver las 29 fotos

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware99/10
  • Software99/10
  • Cámara99/10
  • Batería88/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio88/10