Lenovo Thinkcentre X1, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño
  • Pantalla
  • Sonido

Lo peor

  • No incluye teclado ni ratón
  • No se puede cambiar RAM ni disco
  • Rendimiento limitado

Nota de análisis

75

Características y Ficha Técnica

Marca:
Lenovo
Modelo:
Thinkcentre X1
Tipo:
Ordenador All In One
Dimensiones:
570 x 360 x 33 (sin stand)
Peso:
5 Kg
Fecha de lanzamiento:
Sábado, 2 Enero 2015
Sistema operativo:
Windows 10
Tamaño pantalla:
23,8
Resolución de pantalla:
1920 x 1080
Procesador:
Intel Core i7 6600U
Memoria RAM:
8 GB DDR4
Cámara frontal:
1080p
Tarjeta gráfica:
Intel® HD Graphics 520
Disco duro:
SSD 256 GB
Batería:
-
Conectividad inalámbrica / redes:
802.11 b/g/n/ac, Bluetooth
Conectores de datos / A/V:
1x jack audio / 1x Display port / 1x Red RJ45 / 5x USB 3.0 / 1x lector tarjetas / 1x alimentación
Tarjeta de red / inalámbrica:
Gigabit / Wi-Fi 802.11 a/c 2 x 2
Precio de lanzamiento:
€ 1059.00
Un All in One con diseño

Este análisis del Lenovo Thinkcentre X1 nos presenta un formato de PC diferente, el All in One (AIO), una categoría que se refiere a los ordenadores enfocados a productividad. Tradicionalmente no han tenido un gran éxito entre los consumidores, aunque ciertos nichos como el diseño gráfico sí que han recurrido a la comodidad de disponer de un equipo completamente integrado en una pantalla, con escaso mantenimiento y potencia suficiente para realizar tareas en principio no demasiado exigentes.

Con la evolución del hardware, la parte de rendimiento ha mejorado exponencialmente e incluso disponemos hoy en día de AIO gaming, ordenadores tan potentes como para poder disfrutar de los últimos juegos del mercado.

Los AIO de Lenovo más potentes en Amazon

El modelo que tenemos entre manos no llega a este extremo, aunque sí cuenta con un procesador Intel Core i7 de última generación junto con 8 GB de memoria RAM  y un SSD de 256 GB. Sus características le permiten ofrecer un rendimiento a priori suficiente para tareas ofimáticas y programas de edición básicos.

Acabados de primera calidad

Lo cierto es que cuando tratas con un AIO no hay mucho que ver, ya que básicamente, y en apariencia, estamos hablando de un monitor. ¿Y qué es lo que debemos valorar entonces? Bueno, en este sentido Apple con su iMac ha ofrecido un discurso muy sólido, con una línea de diseño inequívoca para sus equipos. Aunque si lo comparamos con un monitor de la misma marca, seremos capaces de diferenciar ambos por la cantidad de conexiones disponibles.

Aquí ocurre lo mismo. Tanto la apariencia como el diseño corresponden al de un monitor de alta gama, con un acabado muy bonito y elegante. La base está realizada en una pieza circular de aluminio acabado en negro, de la que sale una barra cromada que servirá de soporte para este AIO. En esta barra tenemos un elemento en color rojo que nos permite pasar los cables para una mejor gestión de los mismos.

Galería de fotosImágenes del Lenovo Thinkcentre X1ver las 11 fotos

Si excluimos el soporte y no ceñimos exclusivamente al equipo, este cuenta con unas dimensiones de 570 mm de ancho por 360 mm de altura. En cuanto al grosor, este va desde los 11 mm de la parte superior hasta los 33 de la inferior, que es donde está ubicado el procesador.

Estas cifras se incrementan hasta los 451 mm de altura y 240 mm de fondo cuando incluimos el soporte, que en Lenovo denominan Orchid Tilt. Con todo, el peso asciende hasta los 5 Kg, haciéndolo un equipo no demasiado ligero, en gran parte debido al aluminio empleado.

Los mejores All in One con Windows 10 

Quizás pueda parecer grande, pero estamos hablando de un AIO con una pantalla de 24 pulgadas. La parte frontal está cubierta por una única pieza de cristal en la que podemos apreciar el logotipo de Thinkcentre en la esquina inferior izquierda.

El anclaje del soporte al ordenador permite pivotar hasta en un ángulo de 45 grados, algo que hemos podido comprobar en este análisis del Lenovo Thinkcentre X1, y que nos permite la visualización desde diferentes ángulos de vista, y así flexibilizar nuestra posición de trabajo con el equipo.

Lenovo Thinkcentre X1 a 45º

Continuando por la parte trasera, esta cuenta con una pieza principal realizada en aluminio con el mismo acabado que la base, la cual cubre gran parte del monitor y cuenta con el logotipo de Lenovo bajo relieve en el lateral izquierdo. El característico Thinkcentre con el punto de la "i" retroiluminado en rojo es un elemento habitual en los PC profesionales de Lenovo, situado en la esquina superior derecha.

Lenovo Yoga Book, análisis y opinión

La parte inferior anteriormente citada cuenta con una estructura realizada en un plástico negro ranurado, donde contamos con todas las conexiones disponibles junto una salida de aire para el ventilador del procesador situado en el borde superior del saliente.

Lenovo Thinkcentre X1 conexiones del lateral

En el lateral derecho del equipo tenemos los botones de encendido y control de volumen, mientras que en lado opuesto tenemos dos conexiones USB 3.0, una de las cuales cuenta con carga rápida. También tenemos el lector de tarjetas y la conexión combinada de audio para auriculares y micrófono.

Lenovo Thinkcentre X1 conexiones traseras

En la parte trasera también contamos con más conexiones, con un RJ-45 para red, 3 puertos USB 3.0 adicionales, y un display port para poder conectar un monitor adicional a nuestro equipo. Cerrando el apartado de conectividad, no podemos olvidar que disponemos de conexión wifi AC con Bluetooth integrado.

Mantenimiento y accesibilidad

Este es un apartado que siempre ha estado premeditadamente fuera del alcance del usuario, algo que también sucedía en portátiles, aunque parece que poco a poco esto está cambiando y los fabricantes nos dan más facilidades para mantener limpio nuestro equipo. Aunque en esta prueba del Thinkcentre X1 hemos descubierto que este AIO no lo pone del todo sencillo.

De hecho no existe ninguna muesca, apertura, o tornillo que se pueda quitar para acceder al ventilador y al disipador de la CPU, por lo que no nos vamos a arriesgar a dañar el chasis del mismo. Por lo tanto el mantenimiento del equipo estará limitado a utilizar un bote de aire comprimido a través de la salida de aire del ventilador.

Lenovo Thinkcentre X1 trasera

Esto parece una oportunidad perdida para haber recurrido a una solución pasiva sin ventiladores, algo que dado el tamaño del equipo y el espacio disponible para colocar un disipador de gran tamaño, lo que además de eliminar completamente el ruido (aunque es justo decir que este es bastante bajo aun a máxima carga), no tendríamos problemas de acumulación de suciedad en el interior.

Ventiladores para PC, todo lo que tienes que saber

Por otro lado, dadas las bajas revoluciones a las que funciona el ventilador y las buenas temperaturas de funcionamiento, que veremos más adelante en esta prueba del Lenovo Thinkcentre X1, no parece necesario preocuparse en exceso por este apartado, ya que la acumulación de suciedad afectará más tarde que pronto.

El mayor problema que podríamos encontrar en este sentido es la imposibilidad de ampliar el equipo, en caso de necesitar más almacenamiento o más memoria RAM, dos elementos que deberíamos tener acceso para realizar un cambio sencillo.

Pantalla

Hablando de un equipo destinado a un uso profesional, no podíamos más que encontrarnos con una pantalla de una elevada calidad. Y aquí lo tenemos, aunque si tenemos en cuenta el precio del Lenovo Thinkcentre X1, tampoco esperábamos contar con una pantalla al nivel de lo que podemos encontrar en un iMac con pantalla retina.

Lo que nos encontramos es un panel de 24 pulgadas más terrenal, con una resolución de 1920 por 1080, aunque pensando en los usuarios más profesionales que requieren pasar muchas horas delante del mismo, incorpora una capa antireflectante que nos evita gran parte de los molestos reflejos que suelen tener los monitores con acabado glossy.

Lenovo Thinkcentre X1 pantalla

La tecnología IPS también acompaña a este monitor, permitiendo una visualización sin apenas pérdida de calidad de imagen, algo muy importante si tenemos en cuenta que podemos pivotar este AIO hasta 45 grados.

Thinkpad X1 Yoga, el convertible de Lenovo con pantalla OLED

Tampoco tenemos quejas en el brillo, estando en la media de lo que podríamos encontrar en un buen monitor Full HD con un brillo medio de unos 250 nits, que es lo que declara este Thinkcentre X1.

Lenovo Thinkcentre X1 webcam

Un detalle que nos ha parecido muy interesante es la presencia de una pestaña para tapar la webcam frontal capaz de grabar a 1080p, por lo que en caso de no querer utilizarla podemos taparla y evitar cualquier posible problema de privacidad.

Dispositivos de entrada y audio

Ni en las especificaciones ni en la propia web del producto aparecen, salvo como elemento opcional, pero si entramos en el configurador será cuando nos aparezca que este ordenador incluye un teclado y un ratón inalámbricos.

Y siguiendo el diseño minimalista que se ha reflejado hasta ahora en esta review del Thinkcentre X1, tanto el teclado como el ratón ofrecen un diseño muy compacto, además de ser inalámbricos, contribuyendo a esa sensación de limpieza que tenemos, y como contraposición a lo que solemos tener en un pc tradicional.

Lenovo Thinkcentre X1, teclado y ratón

Quizás esto se ha llevado al extremo, ya que el tamaño del ratón es demasiado pequeño, algo que sería conveniente en un portátil, pero que para un sobremesa no es necesario. Pero es una cuestión de gustos.

¿Cuál es el origen del teclado QWERTY?

Por otro lado, el teclado si cuenta con unas teclas de tamaño estandar, y el ser tan delgado ayuda a tener una posición más cómoda de las manos. No estamos hablando de un teclado mecánico, pero aún así las teclas ofrece un buen tacto y recorrido.

Si nos referimos al apartado de sonido, los dos altavoces de 5 Watios están ubicados en la parte inferior del equipo, estando ocultos a la vista. Sin embargo este es un apartado sorprendentemente cuidado en este equipo, ya que la potencia y calidad del sonido que ofrece lo sitúa como un AIO recomendable para consumir contenidos multimedia. Tanto los graves como los agudos está suficientemente bien definidos, y prueba de ello es la certificación Dolby que dispone.

Rendimiento y temperaturas

Cuando pensamos en un ordenador sobremesa, siempre pensamos en una potencia mayor con respecto a los equipos portátiles, y esto nos suele llevar a error. Lo cierto es que la brecha de rendimiento entre portátiles y sobremesa es cada vez menor, y por ello muchos All in One recurren a utilizar procesadores de portátil, con un rendimiento no demasiado alejado de sus respectivas versiones desktop.

¿Por qué hablamos de esto? Porque este AIO incorpora un procesador de bajo consumo utilizado en muchos portátiles ultraligeros, en nuestro caso concreto hablamos de un i7 6600U, un procesador de 2 núcleos y 4 hillos de ejecución, con un TDP de tan sólo 15 W (no confundir TDP con consumo eléctrico) y una frecuencia máxima de 3,4 GHz

Intel permitirá overclock en los i3 con el 7350K

La versión de nuestro análisis del Thinkcentre X1 cuenta además con 8 GB de memoria RAM y un SSD de 256 GB para almacenamiento. Existen otras posibilidades de configuración, pero la que tenemos entre manos nos parece la mejor en términos de equilibrio y rendimiento, aunque podemos tener hasta 16 GB de memoria RAM y un disco duro híbrido con 1 TB de almacenamiento y 8 GB de SSD para el sistema operativo. En conjunto la potencia disponible debe ser suficiente para realizar con solvencia la gran mayoría de tareas ofimáticas, e incluso permitirnos disfrutar de juegos no demasiado exigentes como League of Legends o Minecraft.

Lenovo Thinkcentre X1 rendimiento

Los resultados en los benchmarks así lo demuestran, obteniendo resultados esperados en Cinebench R15 en cuanto a potencia de cálculo del procesador, y rendimiento del chip gráfico integrado. Si utilizamos benchmarks exigentes como el 3D Mark, los resultados son claramente inferiores a los que tendríamos con una tarjeta gráfica dedicada.

El rendimiento del SSD alcanza unas cifras aceptables para una unidad que funciona bajo el protocolo SATA, con buenos valores en lectura y escritura tanto secuencial como aleatoria, aunque proporcionalmente son mejores en la primera.

Lenovo Thinkcentre X1 temperaturas

Las temperaturas que alcanza el sistema son bastante buenas tanto en reposo como a máxima carga, algo no demasiado complicado si tenemos en cuenta el tipo de procesador que tenemos incluido, con un TDP muy bajo. Gracias a eso, el equipo en reposo es prácticamente inaudible, mientras que con carga se escucha un ligero rumor, amortiguado en cierta medida por la posición trasera del ventilador, aunque no es molesto en ningún caso.

Conclusión

El concepto de All in One es algo que Apple ha sabido interpretar a la perfección, siendo AIO  más popular. Esto no quiere decir que puedan aparecer modelos que le planten cara, y este análisis del Lenovo Thinkcentre X1 nos lo demuestra, con un ordenador a la altura de los mejores en el segmento.

Sus líneas denotan calidad, con un diseño muy atractivo que muestra tener personalidad propia, al igual que el resto de productos de la gama profesional de Lenovo. El empleo masico de aluminio en su chasis le hace subir un grado con respecto a otros modelos de la marca, y le da ese aspecto de producto premium.

Lenovo Thinkcentre X1 general

Además de este diseño atractivo, contamos con una pantalla de buena calidad, y que gracias a su acabado mate nos produce una menor cantidad de reflejos. En conjunto con un buen sistema de sonido, las posibilidades multimedia que ofrece este equipo.

Comprar un iMac supone pagar más por un rendimiento inferior

Pero no todo van a ser flores. Con el avance técnico que han presentado los procesadores Intel, esperábamos poder contar con un hardware más potente, con procesadores de 4 núcleos. También nos hubiera gustado tener la posibilidad de poder ampliar el hardware del equipo, con un acceso sencillo a la memoria RAM y a los discos. Tampoco hubiera estado de más incluir en el equipo un teclado y un ratón inalámbricos como los que tuvimos en esta review del Thinkcentre X1.

En cualquier caso, el precio del Thinkcentre X1 se muestra suficientemente competitivo, partiendo de los 1059 € con un procesador i5 6200U junto con 4 GB de memoria RAM y un disco duro híbrido con 500 GB de almacenamiento, y 8 GB de SSD. Los que busquéis un ordenador enfocado a productividad y multimedia, y que os libre de tener una multitud de cables y una estética muy limpia, esta es una buena opción.

Diseño y acabados
9
Pantalla
8
Dispositivos de entrada y altavoces
8
Mantenimiento y accesibilidad
5
Conectividad
7
Hardware y rendimiento
7
Temperaturas y sonoridad
8
Calidad / Precio
8