LG OLED W7, análisis y opinión

Lo mejor

  • Calidad de imagen: color negro perfecto, ángulo de visión, tiempo de respuesta
  • Modos HDR: Dolby Vision, HDR10 y HLG
  • Grosor del panel y estética una vez montada
  • Conectividad

Lo peor

  • Solo se puede montar en pared
  • La barra de sonido no compite con un equipo de HiFi de la categoría de la W7
  • Calentamiento de la barra de sonido
  • Precio elevado
  • Necesita realizar operaciones de mantenimiento para reciclado de píxeles

Nota de análisis

91

Características y Ficha Técnica

Marca:
LG
Modelo:
Signature OLED W7
Tipo:
Televisor
Dimensiones:
145 x 82,5 x 0,38
Peso:
7,6 kg
Tamaño pantalla:
65"
Resolución de pantalla:
3840 x 2160
Tipo de pantalla:
OLED
Relación de aspecto:
16:9
Entradas AV:
4 HDMI
Salidas de audio:
Óptica
Cámara / control por gestos y voz:
Control de voz con el mando magic control
Soporte wifi / DLNA:
Tecnología 3D:
No
Sensación 3D:
No
Precio de lanzamiento:
€ 8999.00
OLED, el paradigma del color negro

Las televisiones están viviendo un momento de convulsión tecnológica en los últimos años. Tras el fiasco del 3D, los fabricantes volvieron la vista hacia avances en otras direcciones, especialmente en la de la mejora de la calidad de imagen para alinearla con los métodos de captura profesionales como el ya conocido 4K o el más reciente alto rango dinámico o HDR, sin olvidar los aspectos “clásicos” como son el trabajo con las tonalidades negras (el “color noche” que decía Carlos Pumares) o los niveles de brillo o la fidelidad de los colores.

Las dos grandes tendencias para los televisores “premium” de gama alta, donde se escenifican los avances tecnológicos más interesantes son OLED de LG y Quantum Dots, con QLED de Samsung como exponente más avanzado de esta tecnología, con el permiso de Sony y su pantallas Triluminos, o la propia LG y sus nano cells. 

LG juega la baza de OLED en exclusiva prácticamente. Además de fabricar los paneles para sus televisores OLED, también fabrica los de otras marcas que se deciden a entrar en el mundo de los televisores con esta tecnología, caracterizada por la ausencia de retroiluminación. Son los propios píxeles los que se iluminan de forma activa para recrear las tríadas RGB (rojo verde y azul) que conforman cada píxel.

Qué es 4K HDR y por qué es tan importante en los nuevos televisores

En este contexto, los televisores que suponen la máxima expresión de los logros de LG a al hora de fabricar pantallas con esta tecnología son los LG Signature OLED TV de la serie W, y concretamente los W7 de 65’ y 77 pulgadas. Nosotros hemos tenido la oportunidad de realizar el análisis del LG OLED W7 de 65 pulgadas. 

Tan fina como una tarjeta de crédito

La gama LG Signature OLED W7 se ha diseñado con la idea de poner en valor las virtudes de la tecnología OLED, que entre otras ventajas permite fabricar paneles ultra finos con cierto grado de flexibilidad.

En esta review de la LG OLED W7 hemos podido comprobar que el modelo tiene apenas 2,75 milímetros de grosor, una cifra que se convierte en algo menos de 4 milímetros cuando queda montada debido al efecto de la chapa de sujeción que se tiene que fijar a la pared para luego “pegar” el panel OLED sobre ella usando sendos colgantes más elementos magnéticos.

LG Signature: tecnología de vanguardia y diseño premium

Al contrario de lo que sucede en los televisores tradicionales toda la electrónica descansa en la barra de sonido que acompaña al televisor. El cable de conexión del panel a la barra es bastante rígido y ancho, lo cual hace que no sea fácil pegar totalmente a la pared la pantalla OLED propiamente dicha.

Con todo, y sin olvidar que solo se puede montar en pared, la familia LG OLED W7 es la más espectacular en lo que a factor de forma se refiere.

Galería de fotosAsí es la nueva TV LG OLED Signature W7ver las 16 fotos

Eso sí, todo lo que no pesa el panel OLED lo pesa la barra de sonido. Claro que además de la electrónica tenemos nada menos que seis altavoces (4 + 2) con 60 vatios de potencia, 20 de los cuales pertenecen al subwoofer.

Calidad de imagen

El panel de la LG OLED W7 de 65 pulgadas ofrece una resolución 4K Ultra HD (3.840 x 2.160 píxeles) con una electrónica capaz de manejar contenidos HDR10, HLG y Dolby Vision de forma nativa. Es decir, si intentamos reproducir contenidos grabados en estos formatos de vídeo, la W7 es capaz de reconocerlos y ajustar sus parámetros de visualización en consecuencia.

En nuestro caso no usamos HLG, pero sí HDR y Dolby Vision, tanto de Amazon Prime Video como en forma de archivos digitales ya fueran demos técnicas o películas de cine codificadas convenientemente, con 10 bits de profundidad, espacio de color BT2020 y 4K. 

Con este tipo de contenidos, el televisor se ve de un modo excepcional pero totalmente natural. Es decir, a pesar de que se percibe una gradación progresiva y suave entre las tonalidades más oscuras y las más brillante, no tenemos en ningún momento la sensación de estar ante una pantalla excesivamente brillante.

LG OLED W7 HDR

Cuando la pantalla detecta un contenido HDR o Dolby Vision, ajusta los menús de configuración ajustando las opciones al tipo de contenido, lo cual facilita mucho la tarea de ajustar la visualización de la pantalla en un momento dado. Además, las variaciones entre los diferentes modos no son especialmente grandes, lo cual tiene sentido de cara a realizar ajustes finos en vez de dar vuelta y media a la forma en la que vemos las imágenes.

Javier Foncillas: "HDR10 es la base, Dolby Vision un paso más"

El resultado es agradable a la vista, sin fatiga visual y obteniendo una visualización del color fidedigna (maneja el 100% del estándar DCI-P3) con una renderización de los tonos oscuros y los brillantes en la que se aprecian los detalles tanto de las zonas brillantes como las oscuras. 

Por supuesto, las tonalidades oscuras son perfectas, así como las “casi oscuras”, con una buena gradación de los niveles de intensidad de los píxeles OLED. Cuando se ven escenas en las que predominan los tonos oscuros, el consumo de la LG OLED W7 es de unos 70 vatios gracias a su modo de ahorro de energía, pasando a 260 vatios con escenas donde predominan las luces.

LG OLED W7 Barra Sonido

Por supuesto, el mejor televisor de LG de este 2017 dispone de menús de configuración avanzados para los usuarios expertos, aunque solo se recomienda adentrarse en ellos si se sabe lo que se hace. De lo contrario probablemente nos veremos obligados a recuperar los valores de configuración originales para recuperar el control sobre las opciones de visualización.

Para llevar a cabo las pruebas de rendimiento y calidad de imagen en este análisis del LG OLED W7 redujimos los valores de reducción de ruido, suavizado de imagen y otros recursos para el procesamiento de los contenidos de vídeo, algo que no es realmente necesario si los contenidos que vamos a reproducir disponen de resolución 4K.

LG Oled W7 Dolby Vision

Sin embargo, para contenidos con resoluciones estándar, bajas tasas de bits y con espacios de color como REC.709, la experiencia de uso de la LG OLED W7 no es precisamente la óptima, apreciándose el pixelado de las imágenes y con un nivel de detalle muy por debajo de las posibilidades del panel OLED.

Los cambios en los ajustes de visualización se realizan fácilmente mediante el mando a distancia Magic Control con puntero, pudiendo elegir entre un modo de ajuste rápido o uno más detallado con todas las opciones a pantalla completa.

¿Qué es OLED? Todo lo que debes saber

Los modos de ahorro de energía son efectivos de cara a ahorrar vatios, pero solo es aconsejable usarlos si vemos fuentes de contenidos estándar como la TDT, streaming de calidad media o baja o películas en DVD. 

Entre HDR y Dolby Vision no encontramos diferencias notables, a pesar de que los metadatos en HDR son estáticos y en Dolby Vision son dinámicos. LG apuesta por Dolby Vision como tecnología para HDR, aunque no sea de carácter abierto como en el caso de HDR10. En televisores HDR con pantallas de Quantum Dots, los cambios en los modos de visualización son más radicales, con diferencias muy grandes al cambiar, por ejemplo, el espacio de color que maneja la tele. 

Con OLED, los cambios en los modos de visualización son menos severos, más graduales y “naturales” como decíamos antes. Como valor añadido en esta review de la LG OLED W7 hemos detectado un buen tratamiento de los reflejos por parte del panel, ya que no son un elemento distorsionador grave durante el visionado de películas, series o vídeos.

El sonido, potente y también Dolby

Toda la parte de la electrónica y el audio de la LG Signature OLED W7 se encuentra, como decíamos al principio, en la imponente barra de sonido que esconde 4+2 altavoces, dos de los cuales son escamotables. El conjunto da 60 vatios, o 40 si quitamos los 20 vatios reservados al subwoofer.

La compatibilidad con Dolby Atmos es correcta sobre el papel, pero es “virtual” y no real. En esta review del LG OLED W7 no pudimos disfrutar de condiciones óptimas para probar el sonido en todo su esplendor, pero entendemos que no se encuentra en el mismo plano de calidad que la pantalla. 

Nadie puede discutir que la barra de sonido suena muy bien, pero es probable que los usuarios interesados en este televisor dispongan de un sistema de sonido Hi-Fi propio, por lo que quizás no sería mala idea ofrecer una variante de la OLED65W7V con una base menos ambiciosa de cara al audio. 

Cómo se produce un sonido de cine con Dolby Atmos

Por otro lado la temperatura que alcanza la barra de sonido supera los 60 grados centígrados, lo cual no es especialmente bueno y hace recomendable que se instale en algún lugar ventilado. Este elemento se une a la pantalla mediante un cable plano y LG incluye un alargador por si el cable que viene con la pantalla OLED no es suficientemente largo. 

barra sonido lg w7

Ver a los dos altavoces laterales esconderse o desplegarse tiene un efecto “wow” inicial interesante, aunque a los pocos días ni nos fijaremos en él. 

En cualquier caso, la barra cumple con su función con aprobado alto y estéticamente está bien lograda. Además podemos usarla sin que la tele esté encendida, solo para escuchar música.

Conectividad, bien y a la altura

La conectividad de la LG OLED W7 cumple con lo esperado: al estándar WiFi 802.11ac que permite navegar por Internet a velocidades de hasta 1,3 Gbps -al menos en teoría- se suman 3 puertos USB (uno de ellos USB 3.0), cuatro conexiones HDMI 2.0a, una para el cable de antena, otro para la conexión de un cable de red Ethernet, una entrada AV y salida óptica. 

Internet es, en sí misma una forma de conectividad, y a través de la parte Smart TV a cargo de Web OS 3.5, es posible acceder a Amazon Prime Video o YouTube para ver contenidos en streaming, disponibles ya en 4K y hasta en HDR.

Cómo ver series y películas en HDR en el móvil con Netflix

Es fácil conectar ordenadores, móviles o tabletas en la red local para ver sus contenidos en pantalla grande a través de Miracast, Google Cast, apps en el smartphone o la tableta, WiDi o también mediante unidades de almacenamiento externas de tipo USB. Sin olvidar los que conecten su consola o su reproductor DVD o Blu-Ray a la barra de sonido. 

El manejo con la app para smartphone no es especialmente útil o fluido. Pero a cambio, el mando "Magic Control" con puntero es todo un acierto y una “marca de la casa” de LG. 

Dejando de lado el uso “Smart” básico, Web OS 3.5 no brilla por la abundancia de aplicaciones disponibles. Además de Amazon o YouTube o una app para el clima o el navegador web, no hay mucho más donde rascar. 

Eso sí, dentro de los menús de uso de la tele, tenemos opciones tan útiles como el zoom dinámico con la posibilidad de capturar la pantalla en un formato de imagen almacenable en la memoria interna y “compartible”. 

El mando a distancia es cómodo y ergonómico, al que hay que sumar otro un poco más pequeño y con menos botones incluso. El uso de la app en el móvil sí que no es demasiado bueno ni aporta mejoras sustanciales frente al uso del mando convencional. 

Mantenimiento

Con todo, la LG OLED W7 no se libra de sus operaciones de mantenimiento a nivel de píxel. En ellas, se trata de evitar que los píxeles RGB se degraden más en unas zonas que otras, para lo cual efectúa tareas de “reciclaje” de píxeles de un modo periódico cada ciertas horas.

Pixeles TV OLED W7

Son operaciones que retrasan el apagado unos minutos, y que apenas interfieren con el uso normal del televisor, pero dejan ver que los píxeles OLED se degradan con el tiempo. Mucho tiempo, eso sí, lo cual no tendría que ser un inconveniente a la hora de elegir este televisor para casa. 

De todos modos, si no nos metemos en los menús avanzados, la convivencia con los Signature OLED 4K W7 es fácil y sin que haya que complicarse la existencia más allá de elegir el modo de visualización que más nos agrade.

Conclusión

La LG Signature W7 es una de las mejores opciones que podemos encontrar en la actualidad como pantalla. Es compatible con HDR10, Dolby Vision, HLG y la tecnología OLED permite conseguir tonalidades oscuras y negras perfectas. 

LG OLED W7 Diseño

Ahora bien, su precio de 8.999€ es prohibitivo para la mayoría de los bolsillos. Si disponemos de ese dinero, no defraudará en la parte de la imagen, aunque la del sonido podremos mejorarla con equipos a la altura de un presupuesto de casi 9.000 euros para un televisor.

¿Quieres la mejor calidad de imagen del mercad? Ya tienes disponible la LG OLED W7 en El Corte Inglés

Los ajustes de imagen y los modos de visualización no son especialmente difíciles de controlar, con diferencias sutiles y coherentes entre las diferentes opciones disponibles según el tipo de fuente de vídeo que estemos usando. Sea Streaming, soportes físicos, medios de almacenamiento externo o la tele. 

Para sacar todo el partido a esta televisión tendrás que usar contenidos multimedia a la altura de la calidad de este televisor, eso sí. Si lo ves con contenidos estándar, no apreciaremos realmente las virtudes de este dispositivo.

Diseño
9
Conectividad
9
Calidad de imagen
10
Reescalado
8
Ángulos de visión y reflejos
9
Tiempo de respuesta
8
Sistema operativo
7
Mando a distancia
8
Sonido
9
Calidad / Precio
8