Microsoft Surface Pro 4, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño, peso y dimensiones
  • Resolución, brillo y contraste de pantalla
  • Interfaz USB 3.0 de tamaño completo
  • Rendimiento disco interno
  • Autonomía de batería

Lo peor

  • Rendimiento gráfico
  • Teclado no incluido
  • El precio es elevado
  • Versión LTE no disponible
Imagen frontal de Microsoft Surface Pro 4

Surface Pro 4 Microsoft

Nota de análisis

83
  • Especificaciones

    Sistema operativo Windows Phone 10
    Tamaño 12.2 pulgadas
    Resolución 2736x1824
    Cámaras 8.0/5.0 mpx
    Capacidad No definido
    Memoria Interna 1 TB

El pasado 6 de octubre asistimos al evento que Microsoft bautizó como ‘Windows 10 Devices’ y en el que, junto a nuevos terminales de la gama Lumia, presentó la renovación de su gama Pro de convertibles. Si estás pensando en hacerte con uno, no te pierdas nuestro análisis del Surface Pro 4, el convertible más esperado de Microsoft. 

Desde su nacimiento, a principios del año 2013, la familia Surface Pro mantiene dos principios elementales. En primer lugar, aunar bajo el mismo fabricante tanto el hardware (el equipo en sí), como el software, lo que le permite un nivel de optimización exquisito. La segunda premisa, también relacionada con la unión, ofrecer lo mejor de dos mundos: la portabilidad de un tablet y la potencia de un portátil.

A continuación vamos a desgranar para ti todas las novedades y características que esconde esta nueva revisión del portátil convertible de Microsoft "más Pro".

Cuestión de evolución

Si eres lector habitual de Computerhoy.com, seguro que recordarás los detalles del Surface Pro 3, predecesor del equipo que hoy analizamos. De cualquier modo, pensamos que no está de más echar la vista atrás y recordarlo para entender mejor qué es lo nuevo que nos ofrece Microsoft con la Surface Pro 4.

 

Surface Pro 4, un diseño que gusta

A primera vista no encontramos grandes diferencias entre el nueva Pro 4 y el anterior equipo de Microsoft.

Análisis Microsoft Surface Pro 4

El nuevo Surface Pro 4 que hoy analizamos presenta un cuerpo de magnesio con acabado en color plata, que asegura la robustez, y el soporte Kickstand con absoluta libertad de movimiento para apoyar el equipo en cualquier ángulo, a diferencia del Surface 3 que ofrecía 3 únicas posiciones.

Microsoft Surface Pro 4 Kickstand

Se mantienen también las conexiones: USB 3.0 de tamaño completo, miniDP, jack 3,5 para altavoces o auriculares y, por supuesto, el conector propietario de la base al que podremos acoplar las nuevas fundas con teclado.

Galería de fotosMicrosoft Surface Pro 4 Productover las 15 fotos

Surface Pro 4, más de lo que parece

Aunque las dimensiones del conjunto se mantienen constantes respecto al modelo anterior, en Microsoft han conseguido reducir ligeramente el peso del equipo y, algo que nos ha gustado especialmente, aumentar en 0,3" el tamaño de su pantalla.

Para hacerlo, se han reducido los marcos, que se presentan discretos en torno a los 12 mm y dibujan ahora una pantalla de 12,3", con una mejora también en cuanto a su resolución, que se dispara hasta los 2.736 x 1.824 píxeles e introduce la tecnología PixelSense de reconocimiento táctil más preciso.

Microsoft Surface Pro 4 PixelSense

Esta nueva incorporación añade una capa al panel, capaz de emitir luz infrarroja a través del resto de láminas que conforman la pantalla. Cuando este pulso regresa tras reflejarse en el elemento que está interactuando con la pantalla, ya sea nuestro dedo, un stylus o cualquier otro tipo de dispositivo, varios sensores recogen la información para adaptar la respuesta táctil en función del tipo de la herramienta con la que estemos trabajando.

Galería de fotosMicrosoft Surface Pro 4 (Toma de contacto)ver las 15 fotos
Un rendimiento de altos vuelos

Antes de entrar en materia debemos decirte que el catálogo Surface Pro 4 incluye diferentes configuraciones que van desde un Core m3 hasta un Core i7 6920HQ.

El equipo de pruebas ocupa el termino medio de la gama con una CPU Core i5 6300U, donde la U representa la serie de bajo consumo de Intel.

Esta 6ª generación (Skylake) supone un ‘tock’ (por aquello del modelo Intel que rige la cadencia de cambio de tecnología de fabricación –Tick- y cambio de microarquitectura -Tock-), es decir, mantiene la tecnología de 14 nm de Broadwell y rediseña la arquitectura.

Pruebas de rendimientoResultados
3DMark  (Fire Strike 1.1 / Sky Diver 1.0 / Cloud Gate 1.1)854 / 3.643 / 5.988
PCMark 8 Conventional (Home 3.0 / Creative 3.0 / Work 2.0 / Storage 1.0)2.403 / 2.494 / 2.586 / 4.714
Cinebench 11.5: relación núcleo / multinúcleo2,64x (4 núcleos)
Call of Juarez (DX10) / Unigine Heaven (DX11)42,8 fps / 31,95 fps
Autonomía (trabajando / reproduciendo vídeo)6 h 37 m / 5 h 19 m

Esto sobre el papel, pero nos interesa la práctica y ahí el corazón del nuevo convertible de Microsoft experimenta una mejora del 50% con respecto al modelo anterior en lo que a cálculo se refiere.

Pero si profundizamos un poco más en este análisis del Surface Pro 4 de Microsoft y echamos un vistazo a los resultados gráficos, la mejora es incluso mayor (sin llegar a la que ofrece un sistema dedicado), doblando la limitada capacidad de proceso que ofrecía el Pro 3.

Un poquito más de ayuda

Los resultados que arroja se deben a la constante mejora que está sufriendo el chip gráfico de Intel (por ejemplo, con el soporte hardware para DirectX 12), pues a diferencia de otros productos del fabricante como el Surface Book, este equipo no incluye gráfica dedicada.

Lo que sí parece muy acertado es la elección del SSD de Samsung de 256 GB que incluye este modelo, y que ha sido capaz de ofrecernos unos tiempos de acceso y tasas de lectura aleatoria tan sorprendentes, que nos hemos visto obligados a repetir varias veces la prueba para comprobar que no se trataba de algo puntual.

Microsoft Surface Pro 4 HDTach

Galería de fotosMicrosoft Surface Pro 4 Benchmarkver las 12 fotos
La clave es la movilidad

Aunque ofrece complementos muy interesantes para su uso en casa (u oficina), como el dock para ampliación de conexiones, su gran baza es la comodidad de disponer de su potencia cuando estamos fuera de ese entorno, algo que hemos podido comprobar de primera mano en esta prueba del Microsoft Surface Pro 4.

iPad Pro, un rival "diferente" para el Surface Pro 4

A este respecto, como te indicamos al principio, mantiene unas dimensiones y peso aceptables. Ofrece completa conectividad WiFi y Bluetooth 4.0. Pero nos sigue sorprendiendo el rechazo mostrado por Microsoft a la hora de integrar un módulo LTE que nos permitiera el acceso a datos en movilidad.

Contar con potencia y la versión completa de Windows 10 Pro abre la puerta a todo su ecosistema de software, a lo que debemos añadir las interesantes funcionalidades de Cortana y el novedoso Hello.

Galería de fotosMicrosoft Surface Pro 4 Fotos oficialesver las 16 fotos

Conclusión

Este nuevo modelo llega, como su antecesor, con diferentes configuraciones según las necesidades de cada usuario. Próximo a la potencia de un portátil y con la movilidad de un tablet, pero sin conectividad de datos LTE. Tras este análisis del Surface Pro 4 de Microsoft, y más allá de diseño y potencia, nos ha gustado mucho la respuesta del lápiz Surface y la nueva tecnología PixelSense. Los creativos están de enhorabuena.

Además, el precio del Surface Pro 4 parte de una configuración básica limitada pero funcional por 999 €, con un Intel Core m3 y 4 GB/128 GB, y es posible ir ampliando la configuración con un amplio repertorio de complementos hasta convertirla en el sustituto perfecto de un equipo de sobremesa con un Intel Core i7 y 16 GB/512 GB por 2.499 €, un precio que no está al alcance de cualquier bolsillo.

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware77/10
  • Software77/10
  • Cámara88/10
  • Batería1010/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio88/10