Moto G5 Plus, análisis y opinión

Moto G5 Plus, análisis y opiniones

Lo mejor

  • Mismo procesador que el Moto Z Play
  • Interfaz pura de Android
  • La carga rápida
  • Gestos en el lector de huellas

Lo peor

  • El diseño no termina de convencer
  • No tiene brújula
  • No tiene USB Tipo-C
  • ¿Y Android 7.1.1?
Moto G5 Plus

G5 PlusMoto

Nota de análisis

81
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.0
    Tamaño 5.2 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 12/5 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Moto G5 Plus en vídeo

Por fin hay un motivo para elegir entre los dos nuevos Moto G

Para llegar hasta el nuevo Moto G5 Plus en este año 2017, en el mundo de Motorola han cambiado muchas cosas desde aquel memorable lanzamiento del Moto G (2013), el que todavía a día de hoy puede presumir de tener una de las valoraciones medias más altas de toda la tienda de Amazon. El Moto G original se lanzó bajo el paraguas de Google, mientras que desde el Moto G3 todos los lanzamientos han estado vigilados por Lenovo, que es la empresa que actualmente posee la marca de Moto.

En este análisis del Moto G5 Plus daremos nuestras opiniones sobre la nueva gama media de Motorola

A lo largo de este análisis del Moto G5 Plus iremos analizando todas las novedades que introduce la quinta generación de los móviles Moto, así como también mencionaremos los cambios que trae respecto a los Moto G4 y Moto G4 Plus. Pero, por encima de todo lo demás, tenemos que empezar diciendo que este año, por fin, Motorola nos ha dado un buen motivo para elegir entre el Moto G5 y el Moto G5 Plus.

Quizás algunos no lo recuerden, pero tanto el Moto G4 como el G4 Plus traían exactamente el mismo tamaño de pantalla: 5,5 pulgadas. De hecho, tenían también el mismo procesador, la misma capacidad de memoria RAM (al menos en España) y... ¡hasta tenían la misma capacidad de batería! En resumen, el año pasado o te gustaba el tamaño phablet o no tenías ninguna alternativa a no ser que te interesara el Moto G4 Play.

El año pasado pudimos probar los dos Moto G de 4ª generación: puedes leer aquí el análisis del Moto G4 y aquí el del Moto G4 Plus

Este año tenemos dos opciones en la gama media de Motorola: cinco pulgadas en el Moto G5 y 5,2 pulgadas en el Moto G5 Plus, además de algunas diferencias en el rendimiento, aunque en este caso es del modelo más grande del que hablaremos en esta review. Pero cuidado con decir eso de "el modelo más grande", porque incluso en el Moto G5 Plus, el más "grande" de los dos, podemos ver que estamos hablando de un teléfono tres milímetros más corto en longitud que los Moto G de cuarta generación.

 Moto G5 PlusMoto G5Moto G4 PlusMoto G4Moto G (2015)
Tamaño pantalla5,2"5"5,5"5,5"5"
Longitud150,2 mm144,3 mm153 mm153 mm142,1 mm

El Moto G5 Plus incorpora, además de una pantalla de 5,2" (Full HD), unas características que incluyen un procesador Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento interno, Android 7.0 Nougat y una batería con 3.000 mAh de capacidad, además de otras tantas novedades importantes en su diseño. Porque el nuevo Moto G 5ª generación, para aquellos que no lo sepan, estrena una carcasa de metal.

El metal ha llegado a los móviles de gama media de Motorola

¿Estás perdido en este mar de cifras y datos? Echa un vistazo a nuestra guía para comprar un móvil nuevo

En resumidas cuentas, salta a la vista que han cambiado muchas cosas desde los anteriores móviles de gama media de Motorola. Especialmente si lo comparamos con los anteriores Moto G4, veremos que la compañía ha dejado de lado el tamaño phablet en la gama media para centrarse en unos teléfonos más compactos que se puedan manejar con una sola mano.

 Moto G5 PlusMoto G5Moto G4 PlusMoto G4Moto G4 PlayMoto Z Play
Pantalla5,2"5"5,5"5,5"5"5,5"
Resolución1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.0801.920  x 1.0801.920 x 1.0801.280 x 7201.920 x 1.080
ProcesadorSnapdragon 625Snapdragon 430Snapdragon 617Snapdragon 617Snapdragon 410Snapdragon 625
RAM/Memoria2-3-4 GB / 32-64 GB (con microSD)2-3 GB / 16-32 GB (con microSD)2-3-4 GB / 16-32-64 GB (con microSD)2 GB / 16-32 GB (con microSD)1-2 GB / 8-16 GB (con microSD)3 GB / 32 GB (con microSD)
Precio279 euros (aunque ya está más barato)+-188 euros / +-209 euros+-225 euros+-174 euros+-135 euros+-439 euros

Pero ya está bien de rodeos. ¿Qué tal es el G5 Plus de Motorola en el día a día? ¿Es un móvil que merece la pena por los 279 euros que cuesta, o hay alternativas por menos de 300 euros que ganarían por goleada en una comparativa? ¿Y su cámara, se puede decir que ha mejorado respecto a los anteriores modelos de la marca? Todo eso, y mucho más, lo resolvemos en este análisis del Moto G5 Plus.

Diseño: el metal ha llegado a la gama media de Motorola

Galería de fotosDiseño del Moto G5 Plus: Fotos del móvil de gama mediaver las 15 fotos

Tras años resistiéndose a abandonar el plástico, Motorola por fin ha apostado por el metal en sus móviles de gama media. El Moto G5 Plus incorpora una carcasa completamente metálica*, y este asterisco (*) tiene su razón de ser, pero eso os lo explicaremos a medida que avancemos en la review. En este modelo la carcasa no es extraíble, mientras que en el G5 sí lo es. Las medidas del teléfono son de 150,2 x 74 x 7,7 milímetros, y el peso, de 155 gramos.

 Moto G5 PlusHuawei P8 Lite (2017)Samsung Galaxy A5 (2017)ZTE Blade V8BQ Aquaris X
Tamaño pantalla5,2"5,2"5,2"5,2"5,2"
Dimensiones150,2 x 74 mm147,2 x 72,9 mm146,1 x 71,4 mm148,4 x 71,5 mm146,5 x 72,7 mm
Grosor7,7 mm7,6 mm7,9 mm7,7 mm7,9 mm
Peso

155 gramos

147 gramos

157 gramos

141 gramos

153 gramos

Pese a que no es ni el móvil más delgado ni el más ligero de su categoría, el G5 Plus es un terminal que se siente muy cómodo en la mano. Tiene las esquinas muy redondeadas, y eso ayuda a que encaje a la perfección en la palma de la mano. Para poner sus dimensiones en contexto, permitidnos que recordemos que teléfonos como el Huawei P8 Lite (2017), el Galaxy J7 (2016) o el Galaxy A5 (2017) alcanzan un peso de 147, 170 y 157 gramos, respectivamente.

Es fácil utilizar este teléfono con una sola mano, aunque para llegar a la esquina más alejada de la pantalla deberemos forzar un poco la posición del móvil en la mano. Tanto los botones físicos de encendido y volumen como el lector de huellas, por su parte, quedan en una posición ideal para llegar hasta ellos con el dedo pulgar (suponiendo que acostumbremos a sujetar el móvil con la mano derecha).

El G5 Plus es uno de esos móviles que encajan a la perfección en la palma de la mano

Y ya que en el anterior párrafo hemos mencionado la posición de los botones físicos, detengámonos un momento en este análisis del Moto G5 Plus para echar un vistazo más a fondo a la distribución del diseño. Empezando por la parte trasera, lo que sin lugar a dudas más llama la atención es la cámara principal, la cual sobresale bastante por encima de la carcasa. Podríamos decir que sobresale tanto como lo hacen las cámaras de otros terminales como el Galaxy S6 Edge o el OnePlus 3T, por ejemplo.

La cámara del Moto G5 Plus sobresale significativamente por encima de la carcasa

Por suerte, el hecho de que la cámara esté albergada en una lente con un diámetro bastante grande evita que el Moto G5 Plus baile al dejarlo apoyado sobre una mesa. Al tener una superficie tan amplia en la cámara, es necesario aplicar algo de fuerza en los laterales de la pantalla para que el terminal se incline sobre los lados cuando está en reposo sobre una superficie plana.

Trucos para mejorar la cobertura de tu móvil

Si seguimos analizando el diseño de la parte trasera del móvil, lo siguiente que llamará nuestra atención es la diferencia de color que existe entre los extremos superiores/inferiores de la carcasa y el resto de la cubierta. Esa diferencia se debe a que, tal y como ocurre en cualquier otro teléfono, Motorola ha tenido que incorporar dos fragmentos de plástico en estas zonas para que el terminal pueda recibir correctamente la señal de la cobertura.

Los fragmentos de plástico que hay en la parte trasera están diseñados para evitar problemas de cobertura

En la parte frontal también hay alguna sorpresa. El altavoz que se puede ver encima de la pantalla no solamente sirve para hacer llamadas, sino que también es el altavoz a través del cual se reproducen los sonidos multimedia (películas, juegos, música...). Este altavoz está acompañado a su derecha por la cámara frontal. Si os estáis preguntando dónde está el LED de notificaciones, solamente os podemos recordar que desde el Moto G3 ya no hay LED de notificaciones alguno en los móviles de Motorola... y este caso no es una excepción.

El altavoz que hay encima de la pantalla reproduce tanto música como el sonido de las llamadas

Y tampoco busquéis los botones del sistema operativo, porque no están ni integrados dentro de la pantalla ni vienen en forma de botones táctiles debajo del panel. Tendremos tiempo de hablar de ello más a fondo en el apartado de "Pantalla", pero os podemos adelantar que Motorola ha implementado una solución idéntica a la que tanto nos gustó en el Huawei P10. Una pista: la magia ocurre en el lector de huellas.

Debajo de la pantalla lo único que se encuentra albergado en esa franja inferior es precisamente el lector de huellas. Es un lector que funciona a modo de superficie táctil, por lo que basta con apoyar el dedo para que el teléfono se desbloquee. En el apartado de "Rendimiento" comentaremos qué tal se comporta este lector, pero os adelantamos una buena noticia: Motorola ha escuchado las quejas de los usuarios, y por fin ha solucionado el error que tenía el lector de huellas del Moto G4 Plus.

El lector de huellas del Moto G5 Plus

Pasemos ahora a los laterales. O, mejor dicho, al lateral, porque solamente el lado derecho del Moto G5 Plus alberga algún componente, mientras que el lateral izquierdo no tiene ni botones ni ranuras en toda su superficie, y es completamente liso. En el lado derecho, por lo tanto, tenemos tanto el botón de volumen como el botón de encendido, este año por cierto ubicados al revés que en el Moto G4 Plus: el botón de volumen está arriba, mientras que el de encendido se encuentra debajo.

El botón de encendido tiene un tacto rugoso

El botón de encendido trae un acabado rugoso, lo que ayuda a encontrarlo al tacto al pasar el dedo por encima del lateral del teléfono. Eso sí: este botón no tiene todo el tacto firme que debería, y tiene demasiada holgura que hace que se incline hacia los lados si no lo pulsamos exactamente desde el centro de su diseño.

Para encontrar la bandeja Dual-SIM tenemos que irnos a la parte superior del teléfono. Ahí tenemos una bandeja que contiene dos ranuras para tarjetas nanoSIM y, ojo, un espacio para una tarjeta microSD que, a diferencia de otros fabricantes, no nos obliga sacrificar ninguna de las tarjetas telefónicas para poder ampliar la memoria. Punto para Motorola.

En esta bandeja esconde el Moto G5 Plus la ranura Dual SIM

A lo largo de esta review del Moto G5 Plus tendremos tiempo para dar nuestras opiniones acerca de los acabados de este móvil, pero antes terminemos el repaso a su diseño diciendo que en la parte inferior del teléfono encontramos la salida microUSB (nada de USB Tipo-C, por desgracia, aunque aún así nos hemos encontrado con una grata sorpresa en los tiempos de carga) y, a su derecha, la salida minijack de 3,5 milímetros.

Para terminar el análisis del diseño del Moto G5 Plus, solamente decir que en la parte inferior tenemos el puerto microUSB y la salida minijack

Por cierto, no podemos seguir con este análisis sin pararnos a mencionar también que este móvil de Motorola es resistente a las salpicaduras del agua. Ojo: es resistente a las salpicaduras, pero no es sumergible al agua porque no tiene ni certificado IP67 ni ninguna otra certificación que diga que se puede meter el teléfono en el agua. Lo único que garantiza su resistencia es que al terminal no le pasará nada si se moja debajo de la lluvia o si se nos derrama un líquido encima de la pantalla.

Los 7 mejores móviles que sí son resistentes al agua

¿Recordáis que al principio de este apartado del análisis del Moto G Plus de 5ª generación hemos puesto un asterisco al hablar de los acabados metálicos* de este móvil? La razón es muy sencilla: estamos ante un móvil construido en metal, sí, pero no toda su carcasa es cien por cien metálica. La parte trasera es de metal, pero en los laterales hay una sorpresa desagradable.

Detalle de los bordes cromados, que han sido los que peores opiniones nos han generado tras probar el Moto G5 Plus

De cara a reducir al milímetro los costes de producción, desde Motorola parecen haber decidido que era buena idea ahorrarse unas décimas de milímetro de metal incorporando un acabado cromado a los lados del teléfono. Este acabado está presente solamente por delante y por detrás de los laterales, pero nos preocupa pensar en cómo soportará el paso del tiempo este material estando en una zona tan expuesta a los roces, los arañazos y las caídas.

Todos hemos tenido alguna vez en las manos alguno de los primeros Galaxy Ace de Samsung, y todos sabemos lo mucho que acusaban el paso de los años los laterales cromados de este teléfono. Mentiríamos si dijéramos que nuestra unidad de review del Moto G5 Plus ha sufrido algún daño en la parte cromada de los bordes, porque lo cierto es que el terminal ha quedado impoluto incluso tras una larga sesión de fotos en exteriores, pero nos encantaría ver qué tal envejece el diseño de este teléfono dentro de un año.

Los laterales con efecto cromado del Moto G5 Plus, lo más criticable de este móvil desde nuestra opinión

En líneas generales, a modo de opinión personal he de decir que el Moto G5 Plus es uno de esos móviles que no lo pone nada fácil para convencerte de que lo que tienes en las manos es un teléfono construido en metal. Cuesta creer que los laterales sean de metal, y solamente damos por hecho que es así porque eso es lo que dice el fabricante. Pero si nos dijeran que los laterales en realidad son de plástico, nos lo creeríamos perfectamente.

Esa opinión es muy subjetiva, claro está, y de forma más objetiva sí os podemos confirmar que este dispositivo ni se resbala cuando lo tenemos en la mano ni sus esquinas molestan a la hora de sujetarlo para hablar por teléfono o para navegar por la red. En términos estrictamente prácticos, el diseño cumple con su cometido.

Pero ya es suficiente de hablar de diseño, ¿verdad? Pasemos ahora al apartado de "Pantalla", para ver qué tal se comportan esas 5,2 pulgadas con resolución Full HD.

Pantalla: Motorola apuesta a lo seguro

Sigamos con el análisis del Moto G5 Plus, y hablemos ahora de la pantalla

Cuando decimos que este año por fin hay motivos para elegir entre el Moto G5 y el G5 Plus, a lo que nos referimos es que los Moto G de 5ª generación se diferencian en algo más que el rendimiento o la cámara, cosa que recordemos que no ocurría entre el Moto G4 (5,5") y el G4 Plus (5,5"). Y se diferencian en algo más porque, para empezar, el G5 Plus tiene una pantalla de 5,2 pulgadas, mientras que el G5 tiene una de cinco pulgadas.

 Moto G5 PlusMoto G5Moto G4 PlusBQ Aquaris X5 PlusZTE Axon 7 Mini
Tamaño pantalla5,2"5"5,5"5"5,2"
Resolución1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.080 píxeles
Densidad de píxeles424 ppi441 ppi401 ppi441 ppi423 ppi
Tipo de panel

IPS LCD

IPS LCD

IPS LCD

LTPS IPS LCD

AMOLED

Es cierto que con esta quinta generación se ha perdido el tamaño phablet dentro de los Moto G, pero a cambio hemos ganado en variedad de elección: las cinco pulgadas son ideales para el que busque un móvil compacto, mientras que las 5,2" del modelo Plus permiten tener un móvil relativamente grande sin necesidad de dar el salto a las 5,5" del -por ejemplo- Moto Z Play.

Cuando tuvimos la oportunidad de entrevistar a un alto cargo de Lenovo Mobile, se nos explicó que desde Motorola están convencidos de que este año los usuarios están buscando teléfonos de entre cinco y 5,2 pulgadas, y de ahí la decisión de incorporar estos dos tamaños en los Moto G de quinta generación. Pero incluso los usuarios que aún así prefieran un terminal de 5,5 pulgadas, nos dijeron en la entrevista, ahí siguen teniendo a su disposición el Moto Z y el Z Play.

Ya que lo repetimos tanto a lo largo de esta review, quizás te interese leer nuestro análisis del Moto Z Play (y también el del Moto Z)

El Moto G5 Plus incorpora una pantalla IPS LCD de 5,2 pulgadas que alcanza una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles, dando lugar a una densidad de píxeles de 424 ppi. La pantalla está protegida con una capa de Corning Gorilla Glass 3, y hemos comprobado que debe tener un buen tratamiento oleofóbico, porque el panel no atrae en exceso las huellas, e incluso cuando se acumulan permite limpiarlas con una simple pasada de un paño.

Así es, vista desde cerca, la pantalla del Moto G de 5ª generación Plus

Motorola podía haberse arriesgado con muchas combinaciones diferentes para la pantalla del Moto G5 Plus (apostando por un panel AMOLED, por ejemplo), pero ha decidido irse por la opción más segura que existe dentro de la gama media: un panel IPS LCD con resolución Full HD. Y ha ido de cabeza a por esa apuesta al igual que ha hecho Huawei con el Huawei P8 Lite (2017), e igual que ha hecho BQ con el Aquaris X, e igual que ha hecho Xiaomi con el Xiaomi Mi 5c... en resumen, igual que este año han hecho casi todos los demás.

IPS o AMOLED, ¿cuál es mejor?

Tal y como suele ocurrir con las apuestas seguras, a la compañía le ha salido bien la jugada: la pantalla de este dispositivo no tiene ningún punto criticable, y es la típica pantalla que se limita a cumplir con las expectativas que un usuario puede tener en un terminal de este rango de precio. En términos de calidad de imagen, no destaca ni por lo bueno ni por lo malo.

Los ángulos de visión son muy buenos, y los 424 ppi que alcanza la densidad de píxeles de la pantalla son más que suficientes para garantizar que no se vea ningún pixel a primera vista. Los colores se muestran con un contraste muy equilibrado, y los negros, aunque vistos en una habitación a oscuras no dejan de tener nunca ese rastro de retroiluminación blanca que caracteriza a los paneles IPS, tienen la suficiente profundidad como para permitirnos disfrutar de las películas con una buena experiencia multimedia.

Sigamos con nuestras opiniones de la pantalla del Moto G5 Plus

Pero el hecho de incorporar una interfaz casi pura de Android también lastra a este teléfono en ciertos detalles de la personalización de la pantalla. Por ejemplo, esta interfaz pura impide que el teléfono pueda tener un "Modo noche" como el que sí encontramos en la capa de personalización de Huawei durante nuestro análisis del P8 Lite (2017), de forma que si queremos utilizar el teléfono por la noche sin fatigarnos la vista no nos quedará más remedio que recurrir a aplicaciones externas como Twilight.

Lo que sí viene de serie es una opción relacionada con los colores de la pantalla. En caso de que nos parezca que la pantalla del Moto G5 Plus tiene unos colores demasiado saturados, la explicación más razonable reside en que el modo de color que viene activado de fábrica en este teléfono es, precisamente, el de "Intenso", que es el modo que muestra una saturación y unos colores mejorados. Desde la configuración de "Modo de color" podemos cambiarlo por uno más suave, con menos contrastes, llamado "Estándar".

Los diferentes modos de color de la pantalla

Especial mención merece el brillo de la pantalla. La pantalla de este teléfono no solamente se puede manejar sin problemas en exteriores, sino que incluso hemos sido capaces de utilizarla en un día soleado... ¡con las gafas de sol puestas! Es tan alto el nivel máximo que alcanza el brillo (o al menos tan alto nos ha dado la sensación de ser), que en interiores llega incluso a molestar a la vista y nos obliga a bajarlo hasta el 70-75%.

Tal y como ya es costumbre en los móviles Moto desde hace años, en este Moto G5 Plus también tenemos la famosa opción de pantalla que nos muestra las notificaciones sin necesidad de desbloquear el terminal. Es una función que hace años se hizo popular con la idea de reducir el consumo de batería, aunque a diferencia de los móviles de Samsung (los cuales tienen un panel AMOLED), tratándose de un teléfono con panel IPS LCD en este caso de poco nos sirve que las notificaciones se muestren sobre un fondo de color negro: al fin y al cabo, el consumo de la batería seguirá siendo más o menos el mismo.

La pantalla Moto

Para lo que sí sirve esta pantalla Moto, además del supuesto bajo consumo que Motorola insiste en señalar en la configuración de esta función (quizás sea más bajo si se compara con la pantalla de bloqueo convencional), es para poder ver las notificaciones sin necesidad de desbloquear el móvil. Basta con levantarlo de la mesa y voilá, ahí estarán visibles automáticamente la hora, la batería, la fecha y las notificaciones.

Punto y final a los arañazos: esta pantalla se autorepara sola

Pero ya es suficiente de hablar del diseño y de la pantalla. En este análisis del Moto G5 Plus, con opiniones detalladas que podréis leer en el apartado de "Conclusiones", también vamos a mencionar una por una todas las demás características de este terminal más allá de lo que se ve a primera vista. Hablemos ahora de su cámara.

Cámara: por este precio, es una cámara de notable alto

Es hora de nuestro veredicto sobre la cámara de 12 megapíxeles del Moto G5 Plus

Lectores, cámara del Moto G5 Plus; cámara del Moto G5 Plus, lectores: 12 megapíxeles (con Dual Pixel), apertura de f/1.7, Flash Dual-LED, zoom digital de hasta ocho aumentos y grabación de vídeo 4K. Esas son las características que definen la cámara principal de este teléfono, así que una vez hechas las presentaciones, vayamos directos a nuestra opinión.

Empecemos por afirmar que este año hay una notable mejora en la cámara entre el anterior Moto G4 y este nuevo Moto G5 Plus. No sabemos si ha sido el paso de un sensor convencional a uno Dual Pixel, o si ha sido la mejora en relación focal desde la f/2.0 hasta la f/1.7 (si queréis saber qué diferencia supone este dato, mirad nuestra comparativa de cámara entre el Huawei P10 y el P10 Plus), o si ha sido una mejor implementación del post-procesado, pero lo que está claro es que la cámara no decepciona.

Ejemplo de lo que es capaz la cámara del Moto G5 Plus

Mucha iluminación, unos colores muy fieles a la realidad y un buen desempeño del Modo HDR automático son los rasgos positivos que definen nuestra opinión de la cámara del Moto G5 Plus. Nos ha sorprendido especialmente la buena calidad que se puede lograr con fotografías de objetos a muy poca distancia, en las que el móvil automáticamente aplica un efecto de desenfoque al fondo que queda la mar de vistoso.

Es evidente que algunas fotografías (especialmente las que podamos tomar de noche, tal y como ya os estaríais imaginando) difícilmente pasarían con buena nota un análisis más concienzudo, ya que a poco que hagamos zoom salta a la vista que la nitidez de los objetos que están a gran distancia se pierde fácilmente, pero aún así es una cámara que, dentro de las expectativas que uno puede tener en este rango de precio, difícilmente va a dejar a alguien decepcionado.

Galería de fotosGalería de la cámara del Moto G5 Plus: así son las fotografías que hace este móvilver las 18 fotos

Las imágenes, por cierto, se guardan por defecto con una resolución de 4.032 x 2.268 píxeles (y esa es la resolución de las fotografías de nuestra galería), pero podemos cambiar esta configuración por otra resolución superior de 4.032 x 3.024 píxeles (aunque a cambio perdemos el formato 16:9). Cada fotografía viene a ocupar entre 3 y 5 MB en la memoria interna, dependiendo de la cantidad de información que haya en la imagen.

Para que podáis ver por vosotros mismos cómo quedaría la cámara del Moto G5 Plus en una comparativa con un móvil de más alta gama, a continuación os dejamos una imagen interactiva en la que aparece exactamente la misma escena inmortalizada con este teléfono y, después, con un iPhone 6S Plus. Dado que la cámara del iPhone hace las fotos a 4.032 x 3.024 píxeles de resolución, y la de Motorola a 4.032 x 2.268, nos hemos tomado la libertad de recortar ambas imágenes para que queden más o menos igual proporcionadas.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

En lo que se refiere a la grabación de vídeo, además del formato 4K (el cual por desgracia no tiene estabilización, por lo que las grabaciones salen muy movidas a no ser que utilicemos un trípode), también tenemos la grabación Full HD (incluso a 60 fotogramas por segundo), con un estabilizador que hace bastante bien su trabajo para evitar que los movimientos de la mano se vean reflejados en el vídeo.

De la cámara frontal, lo único que merece una mención especial más allá de que el sensor es de cinco megapíxeles y la relación focal de f/2.2, es la gran apertura que tiene la lente. La cámara de los selfies del Moto G5 Plus consigue captar mucho más espacio en las escenas que la cámara frontal del iPhone 6S Plus (lo hemos comprobado en primera persona), y eso significa que podemos hacernos selfies en grupo sin miedo a que alguna de las personas aparezca cortada en la fotografía.

Aplicación de cámara

En el Moto G5 Plus, este es el aspecto que luce la aplicación de cámara

Si alguna vez habéis visto la aplicación de cámara de algún móvil reciente de Motorola, entonces ya lo habéis visto todo sobre la aplicación de cámara del Moto G5 Plus. Pocas cosas han cambiado en esta app en los últimos años, y sigue siendo igual de simple que siempre: simple, pero también efectiva. Es una de esas aplicaciones que a uno le permite olvidarse de cualquier cosa que vaya más allá de pulsar el botón de disparo, porque de todo lo demás se encarga el software.

Hay pocos modos de cámara en esta aplicación, y sus diferentes modos de disparo se resumen en la grabación de vídeo, la grabación a cámara lenta, el modo de panorámica y el Modo Profesional. Este último modo permite tomar las imágenes jugando con los diferentes parámetros de la cámara, de tal forma que podemos ajustar manualmente la ISO o la exposición antes de tomar la instantánea. En las fotografías convencioanles tenemos el habitual Modo HDR, por supuesto.

Galería de fotosAplicación de cámara del Moto G5 Plusver las 11 fotos

Lo que menos me ha gustado de esta aplicación es que trae activada por defecto la función de tomar una foto pulsando en cualquier parte de la pantalla. Personalmente acostumbro a jugar con diferentes puntos de enfoque antes de tomar una fotografía, y me gusta saber que no voy a disparar la imagen hasta que no pulse el botón que normalmente hay a la derecha de la interfaz. Por suerte, desde la configuración de la cámara podemos dejar visible el botón de disparo de toda la vida.

Rendimiento: la fluidez del Moto Z Play, pero más barata

Ahora hablaremos del rendimiento del Moto G5 Plus

Motorola no se ha querido andar con chiquilladas en el apartado del rendimiento del Moto G5 Plus, y ha decidido mejorar las cifras del anterior Moto G incorporando exactamente las mismas características de rendimiento que las que tiene el Moto Z Play, que es un teléfono que no olvidemos que cuesta casi 140 euros más que el protagonista de nuestra review. Por lo tanto, en el interior de este móvil encontramos un procesador Snapdragon 625, 3 GB de RAM y un procesador gráfico Adreno 506.

 Moto G5 PlusMoto Z PlayMoto ZMoto G5Moto G4 PlusMoto G4 Play
ProcesadorSnapdragon 625Snapdragon 625Snapdragon 820Snapdragon 430Snapdragon 617Exynos 7870
Número de núcleos884888
Velocidad de reloj máxima2 GHz2 GHz1.8 GHz1.4 GHz1.5 GHz1.6 GHz
Procesador gráficoAdreno 506Adreno 506Adreno 530Adreno 505Adreno 505Mali-T830MP2
 

De esta forma, el Moto G5 Plus pasa a ocupar ahora mismo el título del móvil más potente de toda la gama Moto G. Está por encima del rendimiento que ofrece su hermano pequeño, el G5 (con su procesador Snapdragon 430), iguala al Z Play y, por supuesto, mejora las características del G4 Plus (no solamente por el procesador, que el año pasado era un Snapdragon 617, sino también por el esperado salto de los 2 a los 3 GB de RAM).

Estas especificaciones vienen acompañadas de 32 GB de capacidad de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres exactamente 24,59 GB en el momento en el que encendemos por primera vez el teléfono. Dicha capacidad se puede ampliar a través de una tarjeta microSD de hasta 128 GB de capacidad que se inserta en una bandeja que, recordemos, no nos obliga a sacrificar ninguna de las SIMs para poder aumentar la memoria.

Estos fueron los móviles más potentes de todos los que llegaron al mercado el año pasado

Muchos números hemos mencionado en estos primeros párrafos, pero sabemos que la pregunta que a todo el mundo se le estará pasando por la cabeza es: ¿funciona fluido el Moto G5 Plus? La respuesta es un rotundo sí, es un móvil que funciona fluido. Era de esperar: con una interfaz casi pura, el teléfono tenía que moverse sí o sí como un relámpago por la interfaz, y así lo hemos podido confirmar durante esta review. La interfaz simplemente vuela.

En las tareas más exigentes, la fluidez sigue siendo la misma. De hecho, os podemos ahorrar seguir leyendo más palabras acerca de la fuidez de este móvil diciendo simplemente que tanto en las tareas básicas como en los juegos de alta gama este teléfono funciona exactamente igual que el Moto Z Play, cuyo análisis os recordamos que podéis leer aquí. Ya quedamos satisfechos con el rendimiento del Z Play, y en este caso era evidente que no iba a ser para menos.

El juego FIFA Mobile en el Moto G5 Plus

Lo curioso es que, en las pruebas de rendimiento, el Moto G5 Plus obtiene un pelín más de puntuación que el Moto Z Play. En AnTuTu (v6.2.7), por ejemplo, nuestra unidad de prueba alcanzó los 64.911 puntos, lo que está ligeramente por encima de los 62.883 puntos que en esta galería podéis ver que alcanzó el Z Play que pudimos probar en su día. Eso sí, que nadie olvide que con estos datos en la mano es imposible decir que este nuevo móvil es más potente, ya que estos benchmarks varían en función de muchos factores que van más allá de las características del teléfono.

Galería de fotosPruebas de rendimiento del Moto G5 Plus: AnTuTu, 3DMark y GeekBench 4ver las 8 fotos

En las otras pruebas de rendimiento que hemos hecho en las aplicaciones de 3DMark (en la prueba de SlingShot 1.0) y GeekBench 4, las puntuaciones que ha alcanzado este terminal han llegado hasta los 849 y 847/4.227 puntos, respectivamente. Podéis ponerlo en perspectiva sabiendo que el P8 Lite (2017) obtiene 611 y 816/3.426 puntos en las mismas pruebas, y el Moto Z Play, 831 y 760/2.541 puntos.

Estas aplicaciones son las que hacen que tu móvil funcione más lento... ¡incluso aunque no las utilices!

Si habéis leído los primeros apartados de nuestra review del Moto G5 Plus, recordaréis que hemos mencionado que este año Motorola ha corregido el fallo del lector de huellas que acompañaba al Moto G4 Plus. Lo decimos por el siguiente detalle: resulta que, en el Moto G de 4ª generación, el lector de huellas no se bloqueaba cuando se guardaba el móvil en el bolsillo, y eso se traducía en que cada vez que introducíamos la mano en ese bolsillo notábamos una vibración que revelaba que el teléfono estaba tratando de desbloquear la pantalla... ¡con la palma de nuestra mano!

El logotipo de Motorola viene impreso sobre la carcasa del Moto G5 Plus

En el Moto G5 Plus ya no es así. Cuando metes el móvil en el bolsillo, pasados unos segundos el lector de huellas entra en reposo y se desactiva automáticamente, de forma que podemos caminar tranquilamente con las manos en el mismo bolsillo en el que está el teléfono sin notar una vibración a cada movimiento. Tenemos dudas acerca de si Motorola ha conseguido esta función utilizando el sensor de proximidad o si lo ha hecho a base de bloquear el lector de huellas cuando hay varios intentos fallidos de reconocer la huella muy seguidos , pero lo importante es que la solución funciona.

¿Y qué hay del funcionamiento del lector de huellas? Es bastante rápido, y suele acertar casi siempre a la primera cuando apoyamos el dedo sobre el lector. Dado que el diseño del lector está "metido" hacia dentro, lo normal es que en esta zona no se acumule tanto polvo como sí ocurría en el Moto G4 Plus debido a que el lector sobresalía por encima de la pantalla.

Interfaz: ¿quién más ofrece Android puro por este precio?

La interfaz está basada en Android 7.0 Nougat, y no trae casi personalización de Motorola

El Moto G5 Plus viene de fábrica con la versión de Android 7.0 Nougat, y es un móvil que en el apartado de "Interfaz" brilla con luz propia por la sencilla razón de que por debajo de la franja de los 300 euros no hay otros muchos móviles -más allá de los Moto de Motorola, claro está- que puedan presumir de tener una interfaz de Android prácticamente pura. Prácticamente pura, aunque no del todo. Lo único que podríamos criticar en este apartado es la ausencia de la actualización a Android 7.1.1, la que realmente es a día de hoy la versión más reciente del sistema operativo.

Cómo saber si tienes la última versión disponible de Android

A primera vista, la interfaz de este móvil no se diferencia mucho de lo que nos encontraríamos en un Google Pixel o un Nexus 6P. Las únicas aplicaciones instaladas de fábrica, a excepción de la app de Moto, son las de Google: de hecho, en este análisis del Moto G5 Plus nos hemos encontrado con absolutamente todas y cada una de las aplicaciones de esta compañía, y eso no solamente incluye las habituales de Gmail, Chrome o Google Drive, sino que incluso la galería del teléfono viene sustituida por la aplicación de Google Fotos. Más nos vale que nos gusten los servicios de Google si queremos comprar un móvil Android puro como éste.

Galería de fotosInterfaz del Moto G5 Plusver las 12 fotos

En lo que se refiere a la interfaz propiamente dicha, la organización de la pantalla principal no tiene ningún misterio: en la pantalla de la izquierda está Google Now, mientras que las aplicaciones se despliegan desde abajo, deslizando el dedo hacia arriba. El panel de notificaciones tiene el diseño de Android puro (con ese color a medio camino entre el gris y el morado), y en la galería que tenéis adjunta encima de este párrafo podéis ver todos los entresijos tanto del panel de notificaciones como del resto de la interfaz.

Google Pixel XL, análisis y opinión del móvil Android puro de Google

De toda la interfaz, un aspecto que merece especial mención es la función de la pantalla partida desde las aplicaciones en segundo plano. Resulta que, cuando entramos al menú de las apps abiertas en segundo plano, si mantenemos el dedo pulsado sobre alguna aplicación podremos abrirla en forma de pantalla partida. Y se trata de una opción que funciona tanto en horizontal como en vertical.

La función de la pantalla partida en la interfaz de Motorola

De esta forma, en el Moto G de 5ª generación podemos tener dos aplicaciones abiertas a la vez, lo que nos abre la puerta a la posibilidad de -por ejemplo- ver un vídeo del canal de ComputerHoy mientras estamos leyendo un artículo. Lo que no podemos hacer es tener una aplicación abierta en un lado de la pantalla mientras simplemente navegamos por la interfaz, y eso se traduce en que nos podemos olvidar de ver un vídeo de YouTube mientras navegamos por los menús del teléfono (aunque no hay nada que una aplicación como FlyTube no solucione).

Por otra parte, ¿para qué sirve Moto, la única aplicación de Motorola que viene instalada de serie en este Moto G5 Plus? Muy sencillo, sirve para tan solamente tres cosas: para las acciones (en el apartado de "Acciones"), que nos permiten asociar diferentes funciones a los gestos que hagamos con el teléfono (por ejemplo, encender la linterna al agitar dos veces el teléfono) y para la pantalla en reposo (en el apartado de "Pantalla"), que nos permite ver las notificaciones de un vistazo sin necesidad de desbloquear el terminal.

La aplicación de Moto que viene preinstalada en la interfaz de Motorola

Pero hay una tercera cosa para la que sirve esta aplicación. Es la opción de "Navegación con un botón", y se trata de la función que nos permite eliminar los botones virtuales del sistema operativo de la pantalla para navegar por la interfaz utilizando solamente el lector de huellas. Puede parecer algo complicado eso de acostumbrarse a navegar por la interfaz utilizando gestos con el dedo, pero os puedo asegurar que cuando se prueba esta función uno ya no quiere volver a tener nunca más los botones virtuales ocupando espacio en la pantalla.

Por defecto, los gestos que hay que utilizar para navegar por la interfaz son: deslizar el dedo hacia la izquierda para ir hacia atrás, deslizar el dedo hacia la derecha para abrir el menú de aplicaciones en segundo plano y pulsar una vez para ir al Inicio. Dado que el lector de huellas está justo debajo de la pantalla, es fácil olvidarse para siempre de los botones virtuales y terminar acostumbrándose a utilizar a los gestos para ir de un lado a otro de la interfaz. Los gestos que vienen activados por defecto son:

  • Para ir hacia atrás, hay que deslizar el dedo a la izquierda
  • Para abrir el menú de aplicaciones en segundo plano, hay que deslizar el dedo a la derecha
  • Para ir al Inicio, hay que pulsar el lector

Los gestos del lector de huellas del Moto G5 Plus

Personalmente no me terminó de convencer la configuración que viene activada por defecto, y me llevé una alegría al descubrir que existe la posibilidad de cambiar estos gestos para dejarlos al revés: podemos activar la opción de deslizar el dedo hacia la izquierda para ir hasta el menú de las apps en segundo plano, y deslizarlo hacia la derecha para ir hacia atrás. Dado que elegir entre una configuración y otra es una decisión muy personal, es todo un punto a favor que Motorola haya decidido dejarla en manos de los usuarios.

En cualquier caso, a título personal me quedo con la configuración de gestos que trae la interfaz de Huawei: que haya que pulsar el lector de huellas una vez para ir hacia atrás, y que se pueda deslizar hacia cualquiera de los dos lados para ir hasta las apps abiertas en segundo plano. Diría que es más fácil hacerse a esta configuración antes que a la de Motorola, pero eso ya es una opinión muy subjetiva.

Poco más podemos decir sobre una interfaz que, al fin y al cabo, no tiene prácticamente ninguna personalización más por parte del fabricante. Así que dejando atrás la parte del sistema operativo, vayamos ahora a por el apartado de "Batería".

Batería: bienvenida sea la carga rápida

Nuestras opiniones sobre el G5 Plus de Motorola y su batería

La batería es un aspecto que esconde dos sorpresas agradables a la hora de probar el Moto G5 Plus. Por un lado está su autonomía, que ya os decimos que con sus 3.000 mAh de capacidad llega sin problemas al día y medio o incluso dos días de encendido con una sola carga, y por otra parte está la carga rápida, que viene integrada en este teléfono a pesar incluso de que estamos hablando de un móvil que no tiene puerto USB de Tipo-C. Dos buenas noticias para un apartado que se merece un notable alto.

Pero vayamos por partes. Primero, la autonomía: no ha habido un solo día en el que no hayamos conseguido llegar hasta al menos un día y medio entero de encendido con el G5 Plus, y os podemos asegurar que en determinados momentos de la review no nos hemos cortado en exprimir al máximo el rendimiento del teléfono. La carga completa es más que suficiente para superar la jornada, y en horas de pantalla es fácil acabar por encima de las cinco horas de pantalla.

Galería de fotosBatería del Moto G5 Plus: consumo, autonomía y opciones de ahorrover las 12 fotos

Por otra parte, además de la autonomía nos ha gustado también la tecnología de carga rápida TurboPower. Estamos acostumbrados a que sean solamente los móviles con puerto USB de Tipo-C los que incorporen las mejores velocidades de carga, pero el Moto G5 Plus no se queda atrás al respecto y pese a tener un puerto microUSB puede presumir de unos tiempos de carga más que decentes. Dice Motorola que 15 minutos de carga son suficientes para obtener seis horas de autonomía, y las cifras reales de nuestra prueba arrojaron los siguientes datos:

  • Ponemos a cargar el móvil con un 9% de batería
  • Tras tan solamente seis minutos, ya tenemos un 15% de batería
  • Después de 15 minutos, la batería ya está en el 25%
  • Para cuando han pasado unos 35 minutos, llegamos al 45%
  • Para llegar hasta el 85% tenemos que esperar cerca de una hora
  • Para terminal, el 100% de autonomía llegó pasadas menos de dos horas desde la carga inicial

El cargador TurboPower de Motorola

Tal y como ocurre en cualquier otro teléfono, la carga rápida es especialmente efectiva en los primeros minutos, y de ahí se explica que la carga, a medida que avanza la autonomía, vaya perdiendo esa velocidad extra y se vaya haciendo cada vez más lenta. Ah, y un detalle importante: en nuestro análisis del Moto G5 Plus os podemos confirmar que en la caja de este teléfono venía el cargador Turbo Power necesario para alcanzar estas velocidades (9V/1.6A - 12V/1.2A).

Lo único negativo que cabe destacar respecto a la tecnología de TurboPower es que la carcasa se calienta ligeramente durante la carga rápida, especialmente en los primeros 45 minutos de la carga. No es un problema que deba preocupar a nadie en términos de seguridad, pero sí merece la pena saberlo para no llevarnos un susto si cogemos el teléfono mientras está conectado a la corriente.

Así puedes cargar tú también la batería de tu móvil más rápido

Aunque durante la prueba no hemos llegado a utilizarlas en ningún momento, en el apartado de "Batería" del Moto G5 Plus también tenemos diferentes opciones orientadas al ahorro de batería. Hay dos opciones diferentes: la de "Ahorro de batería", para cuando necesitemos estirar al milímetro cada porcentaje restante de autonomía, y la de "Optimización de batería", para evitar que las apps que tengamos instaladas no consuman más batería de la cuenta cuando no están siendo utilizadas.

Las dos opciones de ahorro de batería que tenemos disponibles en este móvil de Motorola

Pero no todo tienen que ser funciones instaladas de fábrica: estas son las mejores aplicaciones para ahorrar batería en el móvil

En lo que a conectividades se refiere, este terminal incorpora WiFi 802.11 a/b/g/n (con las dos bandas, 2,4 GHz + 5 GHz, aunque no tiene WiFi a/c), 4G LTE (de Cat. 6), GPS (con A-GPS y GLONASS), NFC (¡ya era hora!) e incluso Radio FM (y se puede escuchar hasta sin auriculares conectados, aunque no os lo recomendamos ya que los auriculares ayudan a captar mejor la señal de la radio).

Pero en el catálogo de las conectividades falta una cosa: resulta que este móvil no tiene brújula, y eso es algo que Motorola ya arrastra desde al menos el Moto G4. Se trata de un detalle que hemos descubierto durante la review del Moto G de 5ª generación casi por casualidad, cuando al tratar de instalar la aplicación de GPS Status (para comprobar la calidad de la señal del GPS) se nos apareció el aviso de que "Este teléfono no tiene un sensor de brújula". De otra forma, quizás ni nos hubiéramos dado cuenta de ello.

¿Y qué supone el hecho de que el Moto G5 Plus no tenga brújula? Es una conectividad que vamos a echar de menos a la hora de entrar por ejemplo en Google Maps, ya que veremos que nuestra posición en el mapa no viene acompañada del triángulo que indica hacia qué dirección estamos apuntando con el móvil. En cualquier caso el mapa funcionará perfectamente, claro está, y podremos seguir rutas de navegación tal y como lo haríamos en cualquier otro teléfono. Pero es un detalle a tener en cuenta.

Los Moto G de quinta generación no tienen brújulaNuestra posición en el mapa no muestra hacia qué dirección estamos mirando, y eso es precisamente por culpa de la ausencia de la brújula

Cómo compartir el 4G de tu móvil Android por WiFi

Antes de saltar al último apartado con nuestras opiniones del Moto G5 Plus, permitidnos que dediquemos unas pocas palabras al apartado del sonido. Tal y como ya hemos dicho en el análisis, este móvil incorpora un único altavoz que sirve tanto para las llamadas como para la reproducción multimedia, pero eso no es en absoluto algo malo: el altavoz se escucha muy bien, y en ningún momento hemos echado de menos que estuviera ubicado en otra posición diferente.

Conclusiones: la gama Moto vuelve pisando fuerte

Llegamos al final de nuestras opiniones sobre el Moto G5 Plus y lo hacemos para dedicar unas últimas palabras de valoración a este teléfono. Lo que más nos ha gustado de este Moto G de 5ª generación es que Motorola por fin se ha atrevido a dotar su gama media de un procesador por encima de la media, y además en Europa hemos sido privilegiados al recibir una de las versiones más completas que hay de este móvil (para que os hagáis una idea, en Estados Unidos este teléfono se distribuye sin NFC).

La cámara ha mejorado respecto a los anteriores Moto G, y todo lo demás -la pantalla, el lector de huellas, la autonomía junto con la carga rápida- merece palabras igual de positivas por nuestra parte. Nos ha gustado este teléfono, y sobre todo nos ha gustado que Motorola haya sabido escuchar buena parte de las quejas que recibió tras el lanzamiento de los Moto G4.

Moto G5 Plus, opiniones tras nuestro análisis

Lo que realmente no nos ha terminado de convencer durante el análisis es el diseño de los nuevos Moto G de 5ª generación. Podríamos llegar a entender que el Moto G5, que cuesta 209 euros -frente a los 279€ del modelo Plus-, se permita descuidar los pequeños detalles de su acabado, pero eso es imperdonable cuando se trata de un terminal que cuesta casi 300 euros. Al diseño del G5 Plus le falta un repaso de calidad en sus acabados para poder presumir de la etiqueta de "premium".

Los mejores precios de móviles Motorola están en Amazon

Los primeros meses de cada año siempre sirven para que los fabricantes de móviles actualicen su catálogo, y en los últimos meses hemos presenciado la llegada de alternativas al Moto G5 Plus tan interesantes como el ZTE Blade V8 (269 euros), el Huawei P8 Lite de 2017 (por poco más de 200 euros) o el Sony Xperia XA1 (todavía no disponible, pero rondará los 269 euros).

 Moto G5 PlusZTE Blade V8Huawei P8 Lite (2017)Sony Xperia XA1Samsung Galaxy A3 (2017)Honor 6X
Pantalla5,2"5,2"5,2"5"4,7"5,5"
Resolución1.920 x 1.080 píxeles1.920 x 1.0801.920  x 1.0801.280 x 7201.280 x 7201.920 x 1.080
ProcesadorSnapdragon 625Snapdragon 435Kirin 655MediaTek Helio P20Exynos 7870Kirin 655
RAM/Memoria3 GB / 32 GB3 GB / 32 GB3 GB / 16 GB3 GB / 32 GB2 GB / 16 GB3 GB / 32 GB
Precio279 euros+-269 euros+-239 euros269 euros+-269 euros+-240 euros
 

Y si nos remontamos a móviles que llevan más tiempo en el mercado, entonces no podemos dejar de tener en cuenta modelos como el Samsung Galaxy A3 de 2017 (por 269 euros, y también está el A5 (2017), aunque se nos va de precio debido a que cuesta algo más de 320 euros), el Honor 6X (por menos de 240 euros) o incluso, si pudiéramos estirar el presupuesto, el Huawei P10 Lite (por algo más de 320 euros). No decimos que sean mejores o peores que el Moto G5 Plus, pero sí se trata de teléfonos que hay que tener en mente antes de lanzarse a por la compra de este Motorola.

Pero si te ha gustado el Moto G5 Plus, cómpralo ya al mejor precio en Amazon

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware88/10
  • Software99/10
  • Cámara88/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio88/10