OnePlus 3T, análisis y opinión

Lo mejor

  • La calidad de la pantalla
  • El botón físico de silencio
  • La fluidez del sistema
  • La carga ultra-rápida

Lo peor

  • Ya no es lo último en el mercado
  • Hay muchas alternativas
  • Sonido por auriculares
  • Ni microSD ni Radio FM
OnePlus 3T en vídeo

El OnePlus 3T quiere ser la alternativa a los móviles más caros, pero... ¿está a la altura?

OnePlus es un fabricante chino que hizo temblar el mercado de los smartphones con el lanzamiento del OnePlus One, el que presumía de ser el "flagship-killer" que iba a poner contra las cuerdas a los buques insignia de fabricantes como Samsung, Sony o LG. El éxito con que encajó esta afirmación en el mercado será más o menos discutible, pero en cualquier caso es un debate que dejaremos para otra ocasión, porque lo que es innegable es que la compañía de Carl Pei ha conseguido mantenerse al pie del cañón hasta el lanzamiento del OnePlus 3.

El OnePlus 3 ya es historia, y ahora el móvil de OnePlus es el 3T

El OnePlus 3 ya pudimos probarlo en su día. Lo que nos trae hasta aquí es el OnePlus 3T, que es una versión renovada del OnePlus 3 que, con unos retoques por aquí y algunas pinceladas por allí, pretende competir contra móviles de la talla del Samsung Galaxy S7 (y también contra el Galaxy S8... o al menos no le quedará más remedio hasta que hacerlo hasta que llegue el OnePlus 4), el Huawei P10 o el LG G6. La de OnePlus pretende ser una alternativa a teléfonos de alta gama no solamente por su precio oficial (439 euros, al que hay que sumar los gastos de importación para comprarlos con todas las garantías), sino también por sus características.

Pero, ¿qué ha cambiado del OnePlus 3 al OnePlus 3T? En pocas palabras, la batería ha crecido (de 3.000 a 3.400 mAh), el procesador se ha actualizado a una versión más reciente (de un Snapdragon 820 a un Snapdragon 821) y la cámara frontal ha pasado de ocho a 16 megapíxeles, además de otros pequeños barnices de novedades que mencionaremos a lo largo de la review. Además, el OnePlus 3 ya no se puede comprar en la tienda oficial de la marca.

Los 20 mejores móviles chinos que nos dejó el año pasado

En cualquier caso, este análisis es del OnePlus 3T. De lo que vamos a hablar es del último móvil de la marca, y lo vamos a hacer analizando a fondo todas y cada una de sus características gracias a la unidad cedida por Quonty: el diseño, la pantalla, el procesador, la batería, la cámara... las preguntas que nos asaltan a todos son las mismas, ¿qué tal funciona en los juegos? ¿La pantalla se ve bien? ¿La batería dura todo el dia? Todo eso, y muchas otras cosas más, lo resolvemos en esta review.

Diseño: metal en cada esquina

Las casas no se construyen empezando por el tejado, así que vamos a comenzar nuestro análisis del OnePlus 3T por el diseño. Estamos ante un móvil completamente metálico, de pi a pa: tanto los laterales como la parte trasera tienen una base unibody de metal (aluminio anodizado, para ser exactos), y lo único que es de cristal es la parte frontal en la que se encuentra albergada la pantalla. Esta pantalla, antes de que olvidemos mencionarlo, viene con un protector de cristal templado instalado de fábrica.

Galería de fotosDiseño del OnePlus 3T: Fotos del móvilver las 15 fotos

Empezando por atrás, podemos ver que la carcasa trasera del OnePlus 3T es completamente lisa (que no plana, porque tiene una ligera curvatura a los lados) a excepción del diseño de la cámara principal. La cámara sobresale por encima de la carcasa, y además sobresale mucho, en la línea de lo que sobresalía la cámara del Galaxy S6. Podría parecer un detalle puramente estético, pero también ocasiona que el terminal baile ligeramente al dejarlo sobre una mesa, ya que no llega a quedar completamente plano sobre la superficie.

La cámara sobresale mucho por encima de la carcasa, así que es muy recomendable el uso de una funda

El 3T tiene unas dimensiones de 152,7 x 74,7 x 7,35 milímetros, con un peso establecido en los 158 gramos. Efectivamente, es un móvil grande, y más grande todavía va a parecer ahora que terminales como el G6 de LG o el Galaxy S8 de Samsung están incorporando pantallas con más pulgadas en un tamaño más compacto. Lo podéis ver en nuestro análisis del LG G6: con su pantalla de 5,7", resulta que el de LG es más pequeño que el móvil de OnePlus.

El OnePlus 3T es un móvil relativamente grande, así que utilizarlo con una sola mano es casi imposible

En la parte frontal de este teléfono se encuentra albergado también el lector de huellas (acompañado a los dos lados por dos teclas retroiluminadas). Está integrado en el botón de Inicio, aunque no puede denominarse un "botón" como tal por la sencilla razón de que no es un botón, sino una superficie táctil sobre la que tan solamente hay que apoyar el dedo. En el apartado de "Rendimiento" os contaremos qué tal funciona el lector de huellas.

El lector de huellas del 3T no es un botón, sino una superficie táctil

Los laterales de este móvil esconden alguna que otra sorpresa. En el lateral derecho no solamente tenemos el botón de encendido, con un tacto completamente liso (y un diseño robusto, ya que el botón no oscila en exceso cuando se pulsa), sino que también encontramos la bandeja Dual-SIM que nos permite colocar hasta dos tarjetas telefónicas nanoSIM. La mala noticia es que no hay ranura microSD, y esa es una de las dos sorpresas que guardan los laterales.

El lateral derecho del teléfono

La otra sorpresa está en el lateral izquierdo. Ahí se encuentra ubicado el botón de volumen, acompañado en la parte superior por otro botón físico más. Ese es un botón deslizable, y tiene tres posiciones diferentes. ¿Para qué sirve? Para poner el móvil en silencio tal y como se hace en los iPhone. En lugar de tener que andar enredando por la interfaz, lo único que debemos hacer para silenciar el teléfono es deslizar hacia arriba o hacia abajo este botón (sin necesidad de desbloquear la pantalla).

El botón de silencio del OnePlus 3T permite silenciar las llamadas con un clic

Dado que el botón de silencio tiene tres posiciones, son tres los modos de sonido que podemos tener activados en el OnePlus 3T: el modo convencional, el Modo No Molestar (para que el móvil suene solamente en las notificaciones que queramos) o el modo de silencio (para que no suene bajo ninguna circunstancia). Es un botón de lo más útil, y personalmente no me explico que ningún otro fabricante no se haya lanzado todavía a incorporar una tecla similar en sus buques insignia.

Estamos llegando al final del apartado de "Diseño" de esta review del OnePlus 3T, y solamente nos queda por mencionar que en la parte inferior de este teléfono encontramos el altavoz, el puerto USB de Tipo-C y la salida minijack de 3,5 milímetros. Más adelante hablaremos de las sensaciones que transmite este diseño en la mano, pero antes permitidnos que entremos de lleno en el apartado de "Pantalla".

Pantalla: un panel Optic AMOLED para 5,5"

Pantalla del OnePlus 3T, nuestra opinión

Es interesante que nos detengamos más a fondo de lo habitual para hablar de la pantalla del OnePlus 3T por un motivo muy simple: la tecnología del panel sobre el que se alberga la pantalla no es ni IPS LCD ni Super AMOLED: es Optic AMOLED, que es una tecnología propia de OnePlus mediante la cual la compañía recibe el panel AMOLED que le proporciona Samsung y, después, añade sus propios retoques para configurar los colores de la pantalla a los estándares que este fabricante considera óptimos.

Tal y como explicaba el propio Carl Pei en los foros de Reddit, antes de sacar el móvil de la línea de producción OnePlus modifica tanto el contraste como la temperatura de color de las pantallas Super AMOLED que recibe de las fábricas de Samsung (son muchos los fabricantes de móviles que trabajan con pantallas producidas por los surcoreanos).

Todo esto lo hacen para, según las palabras de Carl Pei, ofrecer unos colores más cercanos a la realidad (y mejorar el comportamiento de la pantalla en exteriores, a plena luz del sol). Pocas compañías ajenas a los fabricantes de renombre suelen molestarse en personalizar las pantallas de sus móviles más allá de dejar en manos del usuario las habituales opciones de temperatura de color.

La pantalla del OnePlus 3T es una de las características más sorprendentes de este móvil

Estamos hablando de una pantalla de 5,5 pulgadas con resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) que alcanza una densidad de píxeles de 401 ppi. Y tenemos que reconocer una cosa: la pantalla se ve espléndida, y los colores son muy, muy realistas, tanto que en ocasiones podemos llegar a tener incluso la sensación de estar mirando una imagen física y no la pantalla de un teléfono. Si esta calidad de imagen es el resultado directo de la personalización de OnePlus, hay que reconocer que la compañía ha dado en el clavo.

Es cierto que el simple hecho de que el OnePlus 3T venga con el fondo de pantalla que estáis viendo en las fotografías que acompañan a esta review ayuda a causar una muy buena primera impresión (en OnePlus no han elegido este wallpaper por casualidad), pero después, en el día a día, esta buena primera impresión se ve reforzada con una experiencia multimedia muy positiva. Da gusto ver series de Netflix en esta pantalla, es así de simple.

Detalle de la pantalla del OnePlus 3T

Por otra parte, la pantalla no tiene unos bordes laterales excesivamente grandes, aunque no falta la tristemente habitual presencia de una franja negra dentro de los propios marcos que añade un milímetro más de grosor a los laterales del móvil. El panel responde muy bien a las pulsaciones, aunque inevitablemente por sus dimensiones nos obliga a recurrir a la segunda mano para llegar a ciertas opciones de las aplicaciones.

IPS o Super AMOLED, ¿qué tipo de pantalla es mejor?

A la hora de utilizar el OnePlus 3T durante nuestro análisis en exteriores, la pantalla se ha defendido bastante bien, permitiéndonos navegar por la interfaz sin mayores problemas habiendo subido previamente el brillo al máximo.

Los ángulos de visión son amplios, pero al acercarnos a los 90º (digamos que con el móvil inclinado a unos 70 u 80º) la pantalla empieza a mostrar colores extraños que imposibilitan su visionado. Por suerte, eso solamente pasa en un ángulo muy, muy forzado, y no vamos a tener problemas para ver la pantalla en condiciones normales.

Pantalla del 3T vista de perfil

Además de venir protegida con un cristal templado incorporado de serie junto con el teléfono, la pantalla del OnePlus 3T también incorpora la tecnología de protección anti-golpes y anti-arañazos de Corning Gorilla Glass 4. Es cierto que no es la última tecnología del mercado (ya está disponible la de Corning Glass 5), pero debería ser más que suficiente para evitar arañazos accidentales mientras llevamos el terminal en el bolsillo.

El LED de notificaciones del 3T está ubicado en la esquina superior izquierda del teléfono

Por último, permitidnos que mencionemos que este dispositivo también tiene LED de notificaciones. Lo trae en la esquina superior izquierda, y -por ejemplo- durante la carga se ilumina de color azul mientras la batería se está cargando, y de color verde cuando ya está al 100%. También sirve, por supuesto, para las notificaciones que recibimos en el teléfono.

Cámara: una elección conservadora que apuesta por Sony

OnePlus no ha querido arriesgarse con la elección del sensor de la cámara principal de su OnePlus 3T y ha apostado por un Sony IMX298 de 16 megapíxeles, que es un modelo de sensor tan popular entre los fabricantes de móviles que podemos encontrarlo en muchos otros teléfonos como el Xiaomi Mi5, el BQ Aquaris X5 Plus o el Asus ZenFone 3 Deluxe. Es, por lo tanto, una elección conservadora en favor de unos resultados seguros. A poco que el fabricante haga bien los deberes en el trabajo de post-procesado, los resultados no decepcionan.

Y eso es precisamente lo que ocurre en este OnePlus 3T. La compañía ha hecho bien su trabajo a la hora de dar vida al software que procesa las fotografías que tomamos con el teléfono, y con eso ha conseguido que los resultados de la cámara sean de bastante buena calidad. Si se compara con un móvil de gama media, la cámara de este teléfono está por encima de la media, pero a poco que entremos a analizar el comportamiento de la cámara en detalle veremos que la triste realidad es que se queda a las puertas de poder competir de tú a tú con los buques insignia.

Galería de fotosGalería de la cámara del OnePlus 3T: así son las fotografías que hace este móvilver las 24 fotos

De día, a primera vista los resultados son muy decentes. Si no entramos a analizar en excesivo detalle las fotografías, podemos ver que se trata de imágenes coloridas, con tonalidades muy fieles a la realidad, y en líneas generales se trata de instantáneas que no dejan lugar a la decepción cuando comprobamos los resultados de una sesión de fotos.

Ejemplo de una fotografía tomada de día con el OnePlus 3T

Pero si subimos el listón de exigencia, veremos que el principal problema que acompaña a la cámara de este teléfono en las fotografías de día es la falta de profundidad. Las imágenes son demasiado planas, y en algunos casos los objetos no transmiten esa sensación de profundidad que sí ofrecen las cámaras de móviles de más alta gama. Es un detalle que quizás no salta a la vista si solamente nos fijamos en las fotografías que toma esta cámara, pero sí se aprecia cuando se comparan esas mismas fotografías con los resultados de otros teléfonos.

La exposición también es un punto delicado en esta cámara, y con la luz del sol no es raro que el enfoque automático acabe por volverse loco tratando de elegir el mejor punto para centrar el enfoque. Por suerte, el modo HDR se las ingenia bastante bien para evitar que aparezcan zonas quemadas en el escenario (aunque lo hace a cambio de generar sombras que pueden llegar a oscurecer demasiado los objetos que aparecen en la foto).

De noche, algunos resultados son para echarse las manos a la cabeza. Hay escenas en las que la cámara no solaente es incapaz de equilibrar los niveles de iluminación para ofrecer una imagen que al menos esté equilibrada en los colores, sino que además la lente de la cámara sufre el famoso problema del efecto halo de los reflejos: a poco que haya alguna luz en la escena, en las fotografías aparecerá un destello.

Ejemplo de una fotografía de noche con el 3T

Es importante insistir en que todas estas apreciaciones son las que haríamos a la hora de analizar la cámara de un buque insignia, y no podemos ser tan exigentes en un terminal como el OnePlus 3T. Para un teléfono que cuesta poco más de 400 euros, la cámara del OnePlus 3T ofrece incluso un poco más de lo que nos podemos esperar por ese precio. Lo que por desgracia no ofrece son unos resultados que puedan plantar cara a terminales como el S7 Edge, el iPhone 7 Plus o el Huawei P10 Plus, por ejemplo.

Pero, ¿y cómo queda realmente la cámara del 3T si se compara con un teléfono más caro? Para no influir en vuestra opinión, a continuación os dejamos directamente una comparativa de dos escenas en las que hemos realizado exactamente la misma toma con la cámara de este OnePlus y con la del iPhone 6S Plus. La primera foto en ambos casos es del OnePlus 3T, y si pulsáis sobre la imagen podréis ver la misma escena inmortalizada con la cámara del iPhone. Decidid por vosotros mismos.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

En la parte frontal, lo que tenemos es también un sensor de 16 megapíxeles, pero en este caso no está firmado por Sony sino por Samsung. La cámara frontal de este teléfono cumple para hacer un selfie con un mínimo de calidad, así que los selfie-maníacos pueden estar tranquilos al respecto.

La aplicación de cámara

Aplicación de cámara de OnePlus

De la aplicación de cámara de OnePlus, poco podemos decir más allá de que tiene una interfaz muy sencilla en la que no falta ni el Modo Profesional ni algún que otro efecto adicional de cámara. El teléfono, por cierto, es capaz de grabar vídeos con una resolución 4K a 30 fps. En la siguiente galería podéis ver todas las opciones que tiene esta aplicación.

Galería de fotosAplicación de cámara del OnePlus 3Tver las 4 fotos

Lo único que no nos ha gustado de la aplicación es que no lo pone nada fácil para elegir el tamaño en que queremos hacer las fotografías. En lugar de darnos la opción de elegir entre diferentes dimensiones (3.111 x 2.111 píxeles, por poner un ejemplo), la aplicación solamente nos da la posibilidad de quedarnos con uno de los tres formatos de imagen disponibles: 16:9, 4:3 (el que viene activado por defecto) y 1:1. Pero para saber que 4:3 en OnePlus equivale a 4.640 x 3.480 píxeles hemos tenido que abrir la fotografía en el ordenador.

Por otra parte, la aplicación también nos da la posibilidad de disparar las fotografías en una calidad denominada como "HQ", aunque para hacerlo nos obliga a dejar desactivado el Modo HDR. Es de suponer que se trata de un modo que hace las fotografías con mejor calidad, pero lo mejor será que comprobéis por vosotros mismos si esa afirmación es cierta viendo una comparativa de exactamente la misma escena tomada con estos dos modos diferentes:

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Rendimiento: un Snapdragon 821 por bandera

Ahora toca hablar y dar nuestras opiniones del rendimiento del OnePlus 3T

Uno de los motivos por los que OnePlus decidió renovar por sorpresa su teléfono era el procesador. El OnePlus 3 traía un Snapdragon 820, que es un modelo de procesador de Qualcomm que ya se estaba empezando a quedar anticuado frente a la competencia. Y así llegó el OnePlus 3T con su Snapdragon 821, una versión actualizada que, si bien es cierto que se queda a las puertas del Snapdragon 835, al menos está más o menos en igualdad de condiciones para competir contra móviles como el LG G6.

COMPARATIVAOnePlus 3TOnePlus 3Galaxy S8Galaxy S7 EdgeLG G5LG G6
ProcesadorSnapdragon 821Snapdragon 820Exynos 8895Exynos 8890Snapdragon 820Snapdragon 821
Procesador gráficoAdreno 530Adreno 530Mali-G71 MP20Mali-T880 MP12Adreno 530Adreno 530
RAM6 GB6 GB4 GB4 GB4 GB4 GB
Memoria interna64/128 GB64 GB64 GB32/64/128 GB32 GB32/64 GB

Pero no por tener un procesador de anterior generación debe agachar la cabeza este móvil ante sus competidores. El OnePlus 3T puede presumir de otras características tales como, por encima de todo lo demás, los 6 GB de RAM (LPDDR4) que dan vida a sus tareas en segundo plano.

Además de eso, cuenta también con un procesador gráfico Adreno 530 y 64 GB de almacenamiento interno (de los cuales nos quedan libres unos 54 GB que recordemos que no son ampliables). Existe una versión de 128 GB, pero es más cara (479 euros), y además solamente está disponible en un único color (el llamado Gunmetal, frente al Soft Gold en el que también se puede comprar la versión de 64 GB).

Así se ve un juego exigente en el OnePlus 3T

Hasta ahí la teoría. En la práctica, este smartphone de OnePlus es uno de los teléfonos más fluidos que nos podemos echar en cara en la gama alta de Android. Funciona tan bien como cualquier buque insignia de los fabricantes de renombre, y aunque mentiríamos si dijéramos que "se nota" que tiene 6 GB de RAM, sí que es cierto que las apps que dejamos abiertas en segundo plano se pueden volver a abrir en pocas décimas de segundo.

El OnePlus 3T es un móvil que en términos de rendimiento va a envejecer muy bien con el paso de los años (no es que seamos clarividentes, sino que salta a la vista que su procesador y su RAM seguirán moviendo sin ningún problema las aplicaciones que se vayan a lanzar de aquí a unos años), pero por otra parte el hecho de incorporar un Snapdragon 821 -y no el último 835- le va a poner las cosas muy difíciles para asomar la cabeza entre los buques insignia que los fabricantes están lanzando estos meses al mercado.

40 pequeños grandes trucos para Android

En las pruebas de rendimiento que hemos llevado a cabo durante nuestra review del OnePlus 3T, el resultado que hemos obtenido en la aplicación de AnTuTu ha sido de 152.099 puntos: está por encima de los 134 mil puntos que alcanzó el Huawei P10 en nuestro análisis, e incluso por encima también de los 136 mil que obtiene el G6 de LG en la misma prueba. De hecho, en el ranking de los móviles más potentes de AnTuTu hay un 3T que consiguió los 163.044 puntos (seguramente porque hizo la prueba en condiciones ideales: con el teléfono recién formateado y sin nada abierto en segundo plano).

Galería de fotosPruebas de rendimiento del OnePlus 3T: AnTuTu, 3DMark y GeekBench 4ver las 9 fotos

En las otras pruebas de rendimiento, las de las aplicaciones de 3DMark (en la prueba de Sling Shot 1.0) y GeekBench 4, los resultados que hemos obtenido han sido de 3.722 y 1.772/4.252 puntos, respectivamente. En resumen, cifras muy elevadas para un teléfono que si de algo no va escaso es de potencia bruta. Esperemos, eso sí, que estos resultados no estén alterados con trampas.

OnePlus, cazada haciendo trampas con el OnePlus 3T en AnTuTu

Pero no olvidemos hablar también del lector de huellas. Funciona rápido y casi siempre reconoce la huella a la primera, pero mentiríamos si dijéramos que es tan rápido como el lector de huellas del Huawei P10. Huawei es líder en la velocidad de desbloqueo de sus móviles, y el lector de este teléfono de OnePlus diríamos que está más o menos a la altura de la velocidad de desbloqueo de teléfonos como el S7 Edge.

Detalle del lector de huellas dactilares

El detalle que más nos ha gustado del lector de huellas dactilares no está tanto en su funcionamiento, sino en un pequeño secreto que esconde en su software. Si hubo algo que no me gustó personalmente del Moto G4 Plus eso era que el móvil vibraba prácticamente cada vez que metía la mano en el bolsillo, ¿y sabéis por qué ocurría? Porque el lector de huellas detectaba la palma de mi mano y trataba de reconocer la huella, pero como no había ninguna huella que reconocer lo que ocurría es que daba error y eso causaba la vibración.

En el OnePlus 3T han evitado este problema de una forma muy ingeniosa (y tan simple que no me explico que Lenovo no lo incorporara en el G4 Plus). Lo que han hecho ha sido incorporar un bloqueo en la interfaz que desactiva el lector de huellas cuando llevamos el teléfono en el bolsillo. Así se evita cualquier problema como el del Moto G4 Plus, y el móvil sabe si lo llevamos en el bolsillo simplemente comprobando si el sensor que hay encima de la pantalla está o no tapado.

Interfaz: Android 7.0 con Oxygen OS

Interfaz del OnePlus 3T

Para todo aquel que nunca haya probado un móvil de este fabricante, es importante destacar que OnePlus es una compañía que, pese a ser de origen cien por cien asiático, respeta casi al milímetro cada detalle de la interfaz pura de Android. El OnePlus 3T de nuestra review funcionaba con Android 7.0 Nougat (lo mencionamos porque en su día fue presentado con Android 6.0.1, pero ya ha recibido la actualización de Nougat), y trae Oxygen OS, que es la capa de personalización de esta compañía.

A primera vista, la interfaz del 3T podría hacerse pasar por la del Google Pixel XL (bueno, quizás no tanto, pero por ahí andan). La pantalla principal trae el cajón de aplicaciones en la parte inferior, y en la parte superior lo que tenemos es la barra de búsqueda de Google Now. El centro de notificaciones no tiene ningún diseño personalizado, y el menú de Ajustes luce el mismo aspecto que la interfaz pura de Android (lo único que cambia son las opciones disponibles).

Galería de fotosInterfaz del OnePlus 3Tver las 12 fotos

Pero, si nos empeñamos en ello, también acabaremos encontrando rastros de personalización. Encontramos, por ejemplo, la aplicación de Community, que es una app de OnePlus que nos redirige a los foros oficiales de la marca. La buena noticia es que esta misma aplicación se puede desinstalar sin ningún problema, ya que en ese sentido la capa de Oxygen OS es de todo menos estricta.

A lo que sí le podemos encontrar cierta utilidad en lo que a detalles introducidos de fábrica es a las diferentes opciones de OnePlus orientadas a mejorar la experiencia de uso con el OnePlus 3T. Tenemos opciones tales como la de cambiar la ubicación de las teclas del sistema operativo en los botones retroiluminados, o la de asociar funciones a determinados gestos, e incluso la de modificar la calibración de la pantalla.

Batería: la carga rápida más rápida del mercado

Autonomía del OnePlus 3T

La batería es uno de los apartados que más nos ha sorprendido en nuestro análisis del OnePlus 3T. Lo ha hecho tanto por la parte de autonomía como por la del tiempo de carga, y en ambos casos se ha ganado un notable alto en nuestra valoración. Para ponernos en situación, recordemos que la batería de este teléfono tiene una capacidad establecida en los 3.400 mAh y se carga a través de un puerto USB de Tipo-C (con tecnología de USB 2.0).

Detalle del puerto USB de Tipo C

En términos de autonomía, el OnePlus 3T es con diferencia uno de los móviles con mayor duración de batería que personalmente he probado en los últimos meses. No ha habido día en que no llegara al final de la jornada con al menos un 30% restante de autonomía, y he llegado a superar incluso las siete horas de pantalla sin cortarme en absoluto en ejecutar tareas multimedia. Lo normal ha sido moverme entre las cuatro y las cinco horas de pantalla.

Galería de fotosBatería del OnePlus 3T: consumo y autonomíaver las 9 fotos

Pero hay dos palabras que terminan de justificar nuestra nota final en este apartado: una es Dash, y la otra es Charge. Dash Charge es el nombre que recibe la tecnología de carga rápida de OnePlus, y creedme cuando digo que es la tecnología de carga rápida más rápida que he probado nunca. Es ideal para salir de casa rápidamente conectando el teléfono al enchufe durante unos pocos minutos, y a continuación tenéis un ejemplo real de una de las cargas que hicimos con la batería de este terminal:

  • Ponemos a cargar el móvil a las 12:04 con un 4% de batería restante
  • A las 12:24, la batería ya está en el 40%
  • A las 12:34, la batería alcanza el 56%
  • A las 13:05, la batería ya ha llegado al 92%
  • Para las 13:32, la batería está en el 99%

Las mejores aplicaciones para ahorrar batería en el móvil

En pocas palabras, con 30 minutos de carga es suficiente para alcanzar más de un 55% de carga. En una hora podemos superar el 90%, aunque después la parte final de la carga se hace muy lenta, tal y como ocurre en las tecnologías de carga rápida de cualquier otro fabricante. La carga completa requiere cerca de una hora y media, y para conseguir todas estas cifras hemos utilizado el cargador que viene de serie con el móvil (5V/4A).

Pese a que el OnePlus 3T no incorpora modos de ahorro de batería propiamente dichos, lo que sí tiene son dos funciones orientadas a optimizar la gestión de la batería: una es la de "Hibernación de la aplicación", la cual hiberna las aplicaciones que hay abiertas en segundo plano (es bastante personalizable), y la otra es la de "Cierre automático de aplicaciones de alto consumo de batería".

Cómo calibrar la batería de un portátil (y para qué sirve)

En lo que a conectividades inalámbricas se refiere, este OnePlus 3T cuenta con WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.2 (con NFC), GPS (con GLONASS y BeiDou) y 4G LTE (de Categoría 6). Lo que no tiene es Radio FM, aunque es algo que a estas alturas ya no debería sorprender a nadie.

Altavoz del OnePlus 3T

Lo que sí merece un tirón de orejas es la gestión que hace del sonido la salida minijack de 3,5 milímetros de este OnePlus 3T. Por algún motivo, el sonido que sale por los auriculares se escucha con los graves muy bajos, y suerte que hay una opción de sintonizador de audio que permite solucionar este problema jugando con los valores disponibles.

Conclusiones: un móvil recomendable con "peros"

El OnePlus 3T es uno de esos móviles-pero. Es probablemente uno de los mejores teléfonos que podemos comprar por menos de 450 euros, pero ahora mismo por poco más de 500€ podemos comprar un Galaxy S7 Edge, por poco más de 400€ un Huawei P9 y por unos 500€ un LG G5.

Es cierto que cada uno de esos teléfonos tiene sus pros y sus contras, y también es cierto que el móvil de OnePlus es mejor en algunas cosas (y peor en otras), pero son alternativas que no se deben descartar tan a la ligera cuando se trata de desembolsar más de 400 euros por la compra de un móvil. Habrá quien no se plantee estirar el presupuesto 20, 30 o 50 euros para comprar alguna de esas alternativas, y solamente en ese caso diríamos que sí, el 3T es la mejor opción que podemos encontrar.

Puedes leer nuestra review del Galaxy S7 Edge aquí, la del Huawei P9 aquí y la del LG G5 aquí

Si tuviéramos que resumir nuestras opiniones sobre el OnePlus 3T, de las cosas que más nos han gustado nos quedaríamos con la buena calidad de imagen de la pantalla, la indiscutible fluidez del procesador y, por encima de todo, la espectacular autonomía sumada a la tecnología de carga rápida Dash Charge. El botón físico de silencio, por su parte, es un puntazo.

Pero... si bien es cierto que la cámara se defiende muy bien en la mayoría de las situaciones, a poco que nos pongamos mínimamente exigentes veremos que no es comparable con los resultados que se pueden conseguir con la cámara del S7 Edge. La fluidez del teléfono es absoluta, pero no tenemos el último procesador de Qualcomm. El apartado de las conectividades es bastante completo, pero el 4G LTE se queda en la Categoría 6, cuando otros móviles ya van por la Categoría 12.

OnePlus 3T, análisis y opinión

Nadie pone en duda que el OnePlus 3T fuera un teléfono excelente en el momento de su lanzamiento, y que incluso ahora mismo lo sigue siendo, pero este análisis está hecho desde el privilegiado punto de vista del paso del tiempo. En cualquier caso, este último apartado corresponde a una opinión subjetiva, y el análisis a fondo del propio teléfono hemos intentado hacerlo de la manera más objetiva posible.

En resumen, la conclusión a la que llegamos es que el OnePlus 3T era en el momento de su lanzamiento una alternativa muy interesante por debajo de los 500 euros. Ahora han pasado ya unos cuantos meses de eso, y lo que ahora mismo es el 3T de OnePlus es simplemente un buen teléfono; de ahí a que siga siendo una alternativa interesante a los buques insignia del año pasado, viendo cómo han caído sus precios, hay un trecho.

Bien diferente será la cosa en cuanto esté disponible el sucesor de este OnePlus 3T... justo a tiempo para plantar cara al Galaxy S8, LG G6 y Huawei P10. Ahí sí podremos decir que OnePlus tiene en el mercado lo que esperamos que sea un verdadero flagship-killer.

Puedes comprar hoy el OnePlus 3T en Quonty y recibirlo esta misma semana

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara88/10
  • Batería1010/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio77/10