Roomba 615, análisis y opinión

Roomba 615, análisis y opinión

Lo mejor

  • Precio asequible
  • Facilidad de uso
  • Autonomía elevada

Lo peor

  • No programable
  • Sin filtro HEPA
  • Sistema básico de navegación

Nota de análisis

77
Amazondesde 289,00VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
iRobot
Modelo:
Roomba 615
Tipo:
Robot aspirador
Peso:
3,6 kg
Precio de lanzamiento:
€ 369.00
Un robot aspirador sin gastar una fortuna

Comprar un robot aspirador parece un lujo reservado a los bolsillos más pudientes, pero todo es cuestión de números. La elevada inversión inicial se traduce automáticamente en tiempo a nuestro favor para disfrutar de ocio o de nuestros familiares. Y todo esto es mucho más evidente en un modelo como el Roomba 615 que llevamos a análisis en estas líneas, uno de los robots aspiradores más populares por su extraordinaria relación calidad precio, ¿merece realmente la pena comprarlo?

Antes de entrar en materia vale la pena detenerse unos segundos en la historia de iRobot, la empresa estadounidense referente en el sector que nació a principio de la década de los noventa de la mano de tres jóvenes estudiantes del MIT que comenzaron a colaborar nada menos que con DARPA para desarrollar robots orientados a la exploración espacial y el campo militar. Palabras mayores.

A lo largo de todo este tiempo iRobot ha creado una docena de robots diferentes que tienen por objetivo llegar allí donde no llega (o es mejor que no llegue) el hombre. Una de sus creaciones, por ejemplo, sirvió a los investigadores hace un par de años para tomar registros de la actividad radioactiva en Fukushima tras el desastre nuclear. 

Guía de compras para elegir un robot aspirador

En 2002 la empresa cambió de filosofía al apostar por robots destinados al ámbito más doméstico. Así nació el Roomba, un aspirador autónomo que se ha ido perfeccionando a lo largo de los últimos años con sensores infrarrojos, de radiofrecuencia e incluso videocámaras que trabajan para dejar el suelo de cualquier hogar como los chorros del oro.

Semanas después de analizar a fondo el modelo más avanzado de la compañía, el sobresaliente Roomba 980, llega el turno de examinar uno de los modelos más vendidos por su bajo coste. Tiempo por lo tanto de responder a la pregunta del millón, ¿merece la pena comprar el Roomba 615?

Diseño circular

Una de las grandes preocupaciones a la hora de comprar un robot aspirador gira en torno a si será capaz de eliminar la suciedad de las esquinas. Para hacerlo los fabricantes optan por distintos métodos, aunque casi todos los modelos del mercado apuestan por formas redondeadas.

El diseño circular es precisamente una de las señas de identidad de los robots aspiradores que fabrica iRobot. El Roomba 615 no es ninguna excepción: nos encontramos ante un dispositivo con forma de platillo volante que podemos mover de un lado a otro de la casa con relativamente poco esfuerzo -pesa unos 3,6 kilos- gracias a un asa situada en su cara frontal.

iRobot Roomba 615 Diseño

En esa cara central tenemos un botón central de inicio y parada de limpieza, que será básicamente el que utilicemos para poner en marcha nuestro Roomba. Encima tenemos otro pequeño botón denominado Spot que inicia una aspiración a fondo de un área pequeña, una solución perfecta por ejemplo ante un derrame de arroz o azúcar en la cocina. En la corona inferior tenemos el botón Dock que ordena a nuestra Roomba regresar a la base.

Básicamente los mismos botones que nos encontramos en el modelo de gama alta, el Roomba 980, aunque evidentemente ese robot cuenta con varias funciones adicionales y tecnología más avanzada.

iRobot Roomba 615+

Lo que se mantiene relativamente igual es la altura, que supera ligeramente los 9 centímetros que marcan la barrera franqueable para nuestro Roomba: si la parte inferior de nuestro sofá mide menos el robot se atascará o directamente no pasará a limpiar esa zona, lo que le restará bastante atractivo.

En el borde superior tenemos el parachoques del Roomba 615, responsable de amortiguar los encontranazos con cualquier obstáculo y un sensor de infrarrojos que ayuda a guiar al robot aspirador en su navegación. En el otro lado tenemos el botón de extracción de depósito que deberemos utilizar cada vez que éste se llene, algo que pasa con relativamente frecuencia ya que su capacidad es de 0,6 litros.

Análisis del Roomba 980, el modelo de gama alta de iRobot

Si le damos la vuelta al Roomba 615 lo primero que nos llamará es esa especie de aspa situada en la parte superior izquierda que sobresale de la planta de nuestro robot: es el cepillo lateral que ayuda a limpiar con mayor efectividad los bordes. Alrededor del parachoque tenemos los sensores de desnivel que evitan que el Roomba se “suicide” escaleras abajo.

En la parte central tenemos el cepillo principal, que deberemos extraer también de cuando en cuando para proceder a su limpieza. Y no hay mucho más ya que ni contamos con cámara como en el 980 ni encontramos en la caja las paredes virtuales que ordenan a los Roomba de gama media y alta a evitar estancias determinadas, lo que es sumamente útil.

Puesta en marcha y funcionamiento de limpieza

Por extraño que parezca poner en marcha un robot aspirador Roomba lleva bastante menos tiempo que encender por primera vez un teléfono móvil. Simplemente hay que sacarlo de la caja, colocarlo sobre el suelo y pulsar en el botón de “Clean” para iniciar la limpieza, aunque hay que tener en cuenta que deberemos cargarlo antes hasta arriba si queremos disfrutar de su máxima autonomía.

¿Cómo limpia el Roomba 615? El robot calcula la ruta más eficiente a medida que va limpiando y varía también entre sus diferentes modos de limpieza en función de lo que se vaya encontrando. Por eso a veces le veremos campando a sus anchas de un lado a otro de la habitación mientras que otras veces los sorprenderemos circulando pegado a la pared o girando en espiral, sobre todo si detecta áreas con mucha suciedad.

Roomba 615 funcionamiento

El mecanismo de limpieza es relativamente sencillo. Está organizado en tres etapas: agitación, cepillado y succión. El cepillo lateral que sobresale del Roomba barre los bordes de las paredes y los rincones para dirigir la suciedad hacia los cepillos centrales que rotan para ir recogiendo las motas de polvo, cabellos y basura. En la última fase el aspirador atrapa toda esa suciedad para llevarla al depósito, donde el polvo y las partículas pequeñas quedan separadas por un filtro.

Desafortunadamente el Roomba 615 no tiene programación, de manera que siempre lo tendremos que encender manualmente a través del botón físico que tiene en su cara central. Eso sin duda es una pega en comparación a los modelos superiores, pero hay que tener en cuenta que podemos ponerlo a funcionar justo antes de salir a la calle para que no nos moleste ni un segundo.

Roomba 615

A lo largo del tiempo que hemos tenido para realizar el análisis del Roomba 615 hemos comprobado que el robot aspirador es capaz de esquivar cordones, flecos de alfombras y -casi siempre- cables sueltos. Sin embargo sí que se ha quedado atascado en alguna que otra ocasión esporádica obligando a la intervención humana: basta con revisar si hay algo enganchado en su cepillo central y ponerlo en otra parte para que reinicie la limpieza.

Tanto su sistema de navegación como el de aspirado quedan lejos de lo que ofrece el modelo más avanzado presente en el mercado, que como hemos comprobado es capaz de dejar la casa limpia de arriba a abajo de una manera insultantemente cómoda. En nuestro caso ni siquiera su utilización cotidiana nos ha eximido de pasar la aspiradora convencional de manera esporádica -al menos una vez a la semana- para repasar los rincones donde llega este Roomba, o por ejemplo para limpiar con más efectividad la suciedad incrustada en las alfombras.

Autonomía, mantenimiento y limpieza

¿Puede el Roomba 615 limpiar una casa entera? Todo depende. En nuestro caso hemos utilizado una casa de más de 100 metros cuadrados con un amplio salón, cuatro habitaciones y dos cuartos de baño. Demasiado para su depósito -si es necesaria una limpieza profunda- como para su batería, que de todas maneras sorprende por superar los 70 minutos con holgura.

Si no llega a limpiar toda la superficie de tu casa -lo que es bastante probable- existe una solución muy sencilla: cerrar un par de habitaciones de la casa y al día siguiente realizar la limpieza justo en esas estancias; así nos aseguramos que el Roomba pasa por todos los rincones de casa. Y si queremos una limpieza a fondo solo tenemos que dejarlo "encerrado" en un cuarto durante el tiempo que queramos.

iRobot Roomba 615 Aspirador

En el caso de que se quede sin batería en mitad de un ciclo de limpieza el robot regresará a la base de carga para reponer pilas, pero en este caso una vez esté recargado no reiniciará la marcha solo sino que habrá que volver a apretar el botón Clean.

Roomba 600 mantenimiento

Como hemos repasado en el apartado de diseño el robot aspirador Roomba 615 viene con cepillo lateral y depósito AeroVac. Una de las ventajas de los modelos de iRobot frente a la competencia es que la limpieza del robot es bastante sencilla y, además, contamos con todo tipo de repuestos que garantizan un tiempo de vida superior, incluyendo la batería Xlife que proporciona el doble de ciclos de limpieza que anteriores generaciones.

Robots que limpian y salvan vidas: descubre la historia de iRobot

En este caso podemos retirar fácilmente el depósito pulsando un botón o acceder al cepillo central pulsando unas simples pestañas. Esta operación la deberemos realizar con relativa frecuencia ya que los cabellos más largos tienen a quedar enrollados en los cepillos, lo que no llega a detener la limpieza pero sí lastra a la larga a nuestro robot. En modelos superiores contamos con soluciones antienredos más avanzadas, eficientes y limpias que nos lo ponen todo un poco más fácil, además de incorporar un indicador de depósito lleno.

Conclusión

La Roomba 615 es uno de los robots aspiradores más baratos de iRobot, de ahí que se haya convertido también en uno de los más vendidos. En líneas generales hablamos de un producto notable que nos facilita la limpieza de nuestro hogar para regalarnos el bien más preciado de todos: tiempo. 

El grado de limpieza es bastante alto, pero no funciona como un aparato sustituvo de una aspiradora convencional sino como una herramienta complementaria. Si queremos un robot aspirador que nos permita olvidarnos -casi- para siempre de pasar la aspiradora tocará rascarse el bolsillo para seleccionar uno de los modelos de gama alta.

Roomba 615 opinion

En nuestro análisis del Roomba 615 hemos descubierto que es menos ruidoso que anteriores generaciones, pero aún sigue siendo poco recomendable permanecer en casa mientras hace su trabajo. No tiene filtro HEPA ni posibilidad de ser programado, una función extremadamente útil, y en la caja de venta no encontramos paredes virtuales que excluyan ciertas áreas de su proceso de aspirado.

Los robots aspiradores más vendidos del mercado

A pesar de todo esto es una buena opción para los que buscan un robot aspirador barato, sobre todo porque el sello de iRobot garantiza un buen funcionamiento a medio y largo plazo. Limpia los bordes de las paredes y se mueve como pez en el agua alrededor de los muebles, mesas y sillas. Además es capaz de evitar escaleras, desniveles y todo tipo de obstáculos.

Ofertas Roomba 615: Amazon / PcComponentes

El mantenimiento es sencillo y encontramos fácilmente piezas ante una posible reparación, la retirada del depósito es extremadamente simple y, además, contamos con un modo de limpieza a fondo de un área determinada que nos viene muy bien ante derrames imprevistos: tener el suelo de casa siempre limpio no tiene que ser una quimera ni tampoco costar una fortuna.

Diseño
8
Rendimiento
7
Batería
8
Sistema de navegación
7
Facilidad de uso
9
Sonoridad
7
Calidad/Precio
8