Roomba 980, análisis y opinión

Lo mejor

  • Limpieza más eficiente
  • Control a través del móvil
  • Robot algo más “inteligente”
 

Lo peor

  • Precio muy elevado
  • Ruido

Nota de análisis

86

Características y Ficha Técnica

Marca:
iRobot
Modelo:
Roomba 980
Tipo:
Robot aspirador
Dimensiones:
35,1 x 9,2 cm
Peso:
4,0 kg
Precio de lanzamiento:
€ 1099.99
El robot aspirador más inteligente de iRobot

El sueño de viajar en un coche sin conductor parece ya una realidad al alcance de la mano, pero -desafortunadamente- limpiar la casa sin mover un dedo sigue siendo una materia propia de la ciencia ficción en casi todos los aspectos. La excepción son los robots aspiradores, convertidos en los últimos años en uno de los caprichos preferidos por muchos para ahorrarse tiempo y dinero a la larga para tener el suelo de la casa siempre limpio, algo especialmente interesante si hay mascotas en casa.

A nadie se le escapa que iRobot es la referencia del sector. La compañía estadounidense lanzó en 2002 su primer Roomba y hoy sigue como la marca más reconocible para los consumidores, y eso que cada vez son los fabricantes 'tradicionales' de electrónica de consumo -como LG o Samsung- que se asoman a este segmento.

A lo largo de estas líneas vamos a realizar el análisis del Roomba 980, el robot aspirador más avanzado de iRobot que pese haber sido lanzado a finales de 2015 exhibe una salud extraordinaria por todas las mejoras introducidas respecto a sus predecesores: se trata del Roomba más potente, eficiente y silencioso de la compañía.

Las mejores ofertas para comprar una Roomba en Amazon

Dos características marcan la diferencia entres este modelo y los anteriores: el Roomba 980 incorpora una cámara para detectar dónde está y añade conectividad inalámbrica para controlar y programar el robot aspirador estés donde estés, también fuera de casa, a través del teléfono móvil, ¿alguien da más?

Un diseño plenamente funcional

Por fuera el Roomba 980 mantiene la estética de las series anteriores que ha hecho más que reconocible a estos pequeños robots aspiradores frente a la competencia. Pero hay algunas diferencias. Lo primero que cambia es el color, negro con efectos brillantes que resulta bastante más atractivo y elegante que las series anteriores.

Roomba Base Carga

En la parte superior ahora tenemos tres botones principales: el botón 'Clean' sigue siendo el más importante, ya que sirve para poner en funcionamiento o detener el robot. A su izquierda tenemos el botón 'Home' (icono de una casa) que ordena al robot aspirador que vuelva solo a la base, y a la derecha el botón 'Dirt Detect' (icono de diana) que manda una limpieza a fondo de la zona en la que se encuentre, de la que hablaremos más adelante. Además contamos con indicadores de depósito lleno y del estado de la batería.

¿Qué hay detrás de los robots domésticos Roomba?

Hay una diferencia significativa a nivel de diseño respecto a generaciones anteriores: el Roomba 980 es más pesado al detener la báscula en los 3,9 kg, lo que se explica por el cambio a nivel interno de algunas piezas que tienen por objetivo hacer más eficiente al dispositivo. Eso sí, la diferencia es mínima si lo comparamos con la serie anterior (800, alrededor de 100 gramos más ligera) y algo más signifcativa si lo comparamos con la gama media (modelo 681, unos 400 gramos más ligero).

Por otro lado iRobot ha conseguido rebajar la altura del Roomba 980 para dejarlo en 9 centímetros, lo que resulta especialmente positivo a la hora de meterse por debajo de muebles y sofás. Sin embargo, la diferencia fundamental radica en la mencionada incorporación de la cámara, que es visible en la parte superior y es una de las patas fundamentales del la tecnología de mapeo y localización visual simultánea bautizada por iRobot como vSLAM.

Camara Roomba 980

La cámara trabaja junto a un sensor óptico situado en la parte inferior del robot que lee el suelo sobre el que se desplaza el robot aspirador para comenzar a crear un mapa detallado de la casa, junto al parachoques, un odómetro y un pequeño giroscopio. La función principal de la cámara consiste en crear referencias visuales en el mapa ya creado, de modo que puede identificar siempre exactamente dónde está y conseguir un mapa pormenorizado de cada zona.

Este sistema permite que el Roomba sea capaz de evitar obstáculos ya conocidos, disparando su eficicacia y reduciendo al mínimo los golpes. De hecho, cada vez que se encuentra con un obstáculo se detiene y actualiza el mapa, algo de lo que no puede presumir la inmensa mayoría de sus competidores a día de hoy. 

Consejos y guía para comprar una aspiradora inteligente

¿Qué hay en la caja del Roomba 980? El robot se envía completamente montado, lo que será una ventaja para los menos mañosos, y viene acompañado de un pequeño manual junto a la garantía -dos años para el robot y seis meses para la batería-, la estación de carga y el cable de alimentación y una batería recargable.

Además, en la caja encontramos algunos accesorios del Roomba 980 que nos serán bastante útiles. Por un lado tenemos dos barreras virtuales -con pilas incluidas- que nos servirán para indicar a nuestro pequeño aspirador que evite ciertas zonas. Además tenemos un filtro y un cepillo lateral adicional que podremos utilizar cuando los que vienen de serie estén desgastados.

Lo que no tiene el Roomba 980 es mando a distancia, algo que no se echa nada de menos gracias a la simplicidad de sus botones y que ahora podemos manejarlo con cualquier teléfono móvil.

Puesta en marcha y app móvil

Llega la hora de encender y poner en marcha el Roomba 980, un proceso que no puede ser más sencillo. El robot viene con alrededor de un 40 por ciento de batería, por lo que es recomendable ponerlo a cargar, pero podemos ver cómo comienza a limpiar si pulsamos simplemente el botón Clean.

Roomba 980 funcionamiento

Claro que lo más interesante viene de la mano de la conectividad inalámbrica, así que lo apropiado parece conectar el Roomba 980 a la red WiFi. Para ello simplemente necesitaremos descargar la app Home de iRobot disponible gratuitamente tanto para móviles Android -en este enlace- como para iPhone -disponible aquí-, y seguir los pasos que se indican.

Primero enlazaremos nuestro móvil al aspirador y, a continuación, introduciremos la contraseña de nuestra red. El proceso se prolonga como mucho alrededor de 5 minutos. Una vez establecida la conexión nuestro Roomba nos invitará a visualizar un pequeño tutorial que nos ayudará a entender mejor cómo funciona.

A partir de entonces podremos utilizar la app para encender el robot aspirador de forma remota o programarlo para que limpie diariamente a la hora que nosotros queramos, algo que se realiza de manera muy sencilla y que resulta tremendamente útil si lo que queremos es que el Roomba limpie cuando no haya nadie en casa.

Pero hay mucho más. A través de la aplicación podemos definir las preferencias de limpieza del robot: podemos activar el impulsor para moquetas y alfombras para que aumente automáticamente su potencia al detectar este tipo de superficies o decantarnos por el modelo Eco que prolonga el tiempo de limpieza y reduce el ruido.

También podemos configurar el número de pasadas de limpieza o activar la limpieza de bordes para que se esfuerce en recorrer los extremos de las paredes y rodear las patas de los muebles con el objetivo de eliminar hasta la última mota de polvo.

La app móvil de iRobot también nos permite visualizar el estado de nuestro robot aspirador. Además podremos acceder al historial de trabajos realizados donde podremos consultar números globales como la superficie total limpiada o repasar pormenorizadamente los datos de cada limpieza realizada.

Por último pero no menos importante tenemos la posibilidad de cambiar el nombre de nuestro robot aspirador como si fuera una mascota y su fecha de nacimiento. La tarta de cumpleaños, eso sí, correrá de nuestra parte.

Funcionamiento

Entre lo mejor del Roomba 980 destaca su facilidad de uso: no debemos preocuparnos por "preparar" la casa antes de poner en marcha el robot aspirador, ya que es capaz de reconocer y superar los obstáculos. Claro que tampoco es cuestión de ponerle en medio de una zona de guerra: bastará con tener la casa medianamente ordenada.

Roomba Navegacion iAdapt

Los zapatos por ejemplo no son ningún tipo de problema. El robot los desplazará a medida que va limpiando la habitación sin esfuerzo, al igual que hará con mochilas y otros objetos de tamaño medio. Los mayores problemas suelen venir al enfrentarse con cosas que puedan ser susceptibles de caer en su depósito como bolsas de plástico vacías o cables sueltos, aunque según hemos comprobado en nuestro análisis del Roomba 980 los problemas con estos últimos son mucho menores respecto a versiones anteriores.

¿Un robot para fregar el suelo? Descubre el nuevo Braava Jet

Al enfrentarse a un obstáculo nuestro Roomba utilizará su rueda pivotante para intentar evitar quedarse atascado. Lo consigue casi siempre, por lo que podremos respirar tranquilos si lo que queremos es que limpie cuando nos encontremos fuera de casa.

Con las tres primeras limpiezas sabremos perfectamente si existe alguna zona u objeto que pueda frenar a nuestro robot y actuar en consecuencia colocando una de las dos paredes virtuales (Virtual Wall) que vienen incluidas en la caja: las podemos utilizar para definir una línea recta que no traspará nuestro robot o para establecer un área circular que se verá obligada a rodear.

Roomba Virtual Wall

La primera opción es recomendable para evitar que la Roomba entre a ciertas habitaciones, pero no hace falta colocarlo antes de unas escaleras: el robot aspirador viene equipado con sensores de desnivel gracias a los que jamás se lanzará escaleras abajo. La segunda modalidad de pared virtual sirve para "proteger" los comederos de nuestras mascotas (lo que evitará guerras entre animales y robots) o, por ejemplo, el árbol de Navidad. Para establecer una función u otra basta con mover una pestaña situada en una de las caras de este accesorio.

Ofertas en accesorios y repuestos para tu aspirador Roomba

Llega la hora de la verdad. Unos pitidos anuncian que nuestra pequeña mascota robótica se desacopla de su base para iniciar la limpieza. A priori los movimientos pueden parecer un poco extraños, pero gracias al mencionado sistema de navegación recorre la casa de una manera mucho más inteligente: nada de patrones aleatorios que dejan zonas de la casa igual de sucias que antes de empezar.

Cambia de habitación sin problemas y se eleva sobre las alfombras con una facilidad pasmosa. Con toda la potencia al máximo su trabajo se prolonga durante más de noventa minutos hasta que se queda sin batería y debe volver a la base; su autonomía -con modos menos exhaustivos- llega hasta las dos horas.

La casa utilizada para el análisis del Roomba 980 tiene alrededor de 100 metros cuadrados repartidos en un amplio salón, cuatro habitaciones y dos baños. Necesita unos minutos más para completar la tarea, por lo que después de recargar pilas durante hora y media vuelve a salir de su escondrijo para acabar lo que empezó. El resultado final llama la atención porque aspira mucho más de lo que uno pudiera imaginar, siendo soprendentemente eficaz en las esquinas, uno de los puntos débiles habituales de este tipo de aparatos.

Guía definitiva para comprar un frigorífico nuevo

Claro que no todo es de color de rosa. El ruido sigue siendo bastante considerable, lo que invita a programar el robot para que trabaje cuando estás fuera de casa. El depósito tiene una capacidad razonable (alrededor de 0,6 litros), pero no es ni mucho menos infinito: una aspiradora tradicional tiene fácilmente el doble de capacidad.

Durante nuestras pruebas para realizar la review del Roomba 980 el único problema vino al intentar limpiar debajo de un sofá por no tener la holgura justa, quedándose atascado más de una vez. Existen dos soluciones muy simples: colocar una pared virtual para evitar que entre en la zona o poner unos tacos debajo de las patas del mueble en cuestión para que nuestro robot pase con más facilidad y pueda realizar su trabajo sin contratiempos para que escuchemos su sintonía victoriosa al regresar a la base.

Hardware y mantenimiento

El mantenimiento del Roomba 980 es tremendamente sencillo, otro punto a favor respecto a algunos de sus competidores que complican bastante la tarea. Lo que no nos termina de convencer es la visualización en la app del estado de mantenimiento de nuestro robot aspirador, ya que las barras indicativas parecen guiarse por el histórico de trabajos realizados en lugar de por su estado en tiempo real, lo que le resta algo de practicidad.

Deposito Roomba 980

Lo primero que debemos aprender es a extraer el depósito para vaciarlo cuando sea necesario. Solo hay que apretar una pestaña situada en la parte posterior, sin necesidad de darle la vuelta al dispositivo. Una vez retirado podremos porceder a su limpieza así como del filtro HEPA, que va incrustado en el depósito y se puede también sacar con suma facilidad retirando una tapa que lo protege.

Para acceder a los rodillos centrales deberemos colocar el Roomba boca arriba, pero no nos hará falta ninguna herramienta. Solo hay que apretar unas pestañas y quitar cada uno de los rodillos, que conviene limpiar de vez en cuando a pesar de que al no tener cerdas desaparecen los problemas de enredos que sí tendremos en los modelos más baratos del mercado.

Mantenimiento Roomba 980

Con la ayuda de un destornillador podremos sustituir el cepillo lateral por la otra unidad que viene incluida en la caja de venta. Si queremos acceder a la batería primero deberemos retirar la tapa inferior quitando los tornillos de estrella. Una vez abierta tendremos acceso a la batería de iones de litio cuya capacidad es de aproximadamente 3.300 miliamperios. El fabricante recomienda que nuestro robot aspirador descanse siempre sobre la base cuando no está trabajando para evitar que su batería se desgaste.

Además de todas estas operaciones podemos sustituir el módulo de rueda ante una hipotética rotura, así como elmotor de cepillo lateral o todo el módulo del carro de cepillos, lo que nos garantiza soluciones ante problemas a largo plazo. El objetivo es que nuestro robot aspirador pueda envejecer dignamente sin que empeore su rendimiento.

 

Conclusión

Llegamos al final de este análisis del Roomba 980 con sensaciones muy positivas. El sueño de limpiar la casa sin mover un dedo parece mucho más real con el modelo más avanzado de iRobot, cuyo novedoso sistema de navegación con cámara incluida dispara su eficacia por encima de lo esperado.

Ni los obstáculos ni las esquinas son un problema para este robot aspirador, que es mucho más práctico que generaciones anteriores al ser capaz de acudir a la base de recarga cuando su batería está al mínimo y reanudar luego la marcha para acabar siempre su tarea. Además contamos con varios modos de limpieza que podemos ajustar a nuestras necesidades y el mantenimiento es cosa de niños.

Roomba 980 escaleras

El punto más débil de este Roomba probablemente sea la app móvil de iRobot. Echamos en falta la posibilidad de recibir notificaciones push en el móvil que nos avisen si -por ejemplo- nuestro robot se ha quedado atascado, una programación más avanzada en la que podamos elegir modos de limpieza en función de cada día o algún tipo de conexión con IFTTT.

Los robots aspiradores más vendidos del mercado

Aunque tenemos en cuenta que este modelo fue lanzado al mercado en septiembre de 2015 tampoco estaría nada mal tener la posibilidad de consultar el mapeado 2D de nuestra casa o recibir imágenes de su cámara, algo que de nuevo puede ser útil en caso de problemas. 

Comparativa Roomba

De todas maneras si nunca has tenido un robot aspirador el Roomba 980 te sorprenderá como el perfecto compañero para tener el suelo de tu casa impoluto. Y si has tenido otros notarás las significativas mejoras que incorpora el modelo, capaz de superar cualquier obstáculo que se le ponga delante.

El precio oficial del Roomba 980 es de 1099,99 euros, un importe muy elevado pero que responde a uno de los mejores robots aspiradores del momento. iRobot dispone de diferentes modelos en un amplio abanico de precios que arrancan desde los 499,00 del Roomba 681 que se ubica dentro de la gama media. Ya no hay excusa posible para tener sucio el suelo de casa.

Diseño
9
Rendimiento
9
Batería
9
Sistema de navegación
9
Facilidad de uso
10
Sonoridad
7
Calidad/Precio
7