Samsung DeX, análisis y opinión

Lo mejor

  • Lo más cercano a Windows en Android
  • Diseño bastante práctico
  • Excelente rendimiento
  • No pierdes funciones del teléfono

Lo peor

  • Necesitas un S8 (o un S8+)
  • No es "tan" portátil
  • Requiere siempre un enchufe
  • Los juegos están limitados

Nota de análisis

78
Amazondesde 99,54VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Samsung
Modelo:
DeX Station
Tipo:
Accesorio
Dimensiones:
10,5 x 10,5 x 4,75 cm
Peso:
231 g
Fecha de lanzamiento:
Martes, 4 Julio 2017
Precio de lanzamiento:
€ 159.00
Samsung DeX, análisis en vídeo

Samsung DeX, convierte tu S8 en un PC de escritorio

Después de haber analizado a fondo el S8 y el S8+, hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano para qué sirve la DeX Station, el accesorio oficial de Samsung DeX que permite convertir cualquiera de estos dos móviles prácticamente en un PC de escritorio. Está a la venta por menos de 159 euros, y supone el primer intento de los surcoreanos por abrirse un hueco en el nada fácil mercado que aspira a sustituir al ordenador de toda la vida por un dispositivo mucho más compacto.

Samsung Galaxy S8+ Plus

Galaxy S8+ Samsung

Amazondesde 685,00VER OFERTAS

Nota de análisis

92
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.0
    Tamaño 6.2 pulgadas
    Resolución 2960x1440
    Cámaras 12/8 mpx
    Capacidad 3500 mAh
    Memoria Interna 64 GB
  • Análisis (92)

    Ponemos a prueba el Samsung Galaxy S8+ en un análisis en el que contamos nuestras opiniones sobre el nuevo buque insignia de la marca surcoreana en esta review, ¿de verdad estamos ante el mejor móvil Android de 2017? Comprobamos si merece la pena comprarlo.

Los fabricantes saben que el PC está muriendo lentamente, y en los últimos años ya hemos nacer visto todo tipo de alternativas al ordenador de toda la vida: desde los más recientes convertibles como la Samsung Galaxy Book hasta accesorios como el Display Dock que Microsoft lanzó hará un par de años. Precisamente en la línea de ese último accesorio está la DeX Station, que no es otra cosa que un soporte que se conecta al monitor y que nos permite utilizar el S8 o el S8+ tal y como si fuera un ordenador de sobremesa.

Los S8 están ahora al mejor precio: por menos de 600 euros el S8 y poco más de 700 por el S8+

En una cosa estaremos todos de acuerdo: el PC de toda la vida cada vez tiene menos cabida en nuestras casas. Pocos motivos se me ocurren para que una persona normal y corriente se deba siquiera plantear la compra de un ordenador cuando, en el 99% de los casos, todas las tareas que haría esa persona desde el PC se pueden hacer perfectamente desde un móvil o una tablet.

Samsung DeX, ¿la solución de Samsung sirve para sustituir al PC de toda la vida?

Hoy en día, como mucho, lo más parecido a un ordenador que encontraremos en la gran mayoría de las casas son los mini-PCs (por eso de que ocupan muy poco espacio y se pueden conectar con facilidad al televisor, entre otras ventajas). Todas las demás tareas que hasta hace algunos años se hacían desde el ordenador, ahora o se hacen desde el móvil o se hacen desde dispositivos muy concretos tales como un Android TV o un disco duro externo.

La realidad es que las ventas de PCs llevan tiempo en caída libre

Pero, de por sí, ni un móvil ni una tablet son suficientes para hacer todas las tareas que hasta hace algunos años se solían realizar desde un PC. La barrera que impide al móvil sustituir para siempre al ordenador de sobremesa está formada por muchos obstáculos diferentes, y la DeX Station es un accesorio que llega con la intención de derribar buena parte de esos elementos.

Pero, ¿de verdad lo consigue? ¿Es algo más que una simple muestra de la potencia bruta que alcanzan los nuevos Samsung Galaxy S8? ¿Está pensado para trabajar, y por lo tanto tiene un público muy reducido, o va dirigido a todo el mundo? Lo analizamos en esta review de Samsung DeX después de haber podido probar a fondo la DeX Station.

Diseño: la DeX Station es un accesorio bastante portátil
Galería de fotosDeX Station: así es el diseño de la base de Samsung DeXver las 8 fotos

Pero, ¿qué es realmente la DeX Station? A primera vista es simplemente un soporte, una base diseñada específicamente para el Samsung Galaxy S8 y el S8+ (ningún otro móvil de la compañía es compatible con esta tecnología a día de hoy). Lo que hace este soporte es habilitar las funciones de interfaz de escritorio que los dos últimos buques insignia de Samsung ya traen de fábrica cuando los compras en la tienda, y esas funciones son las que responden al nombre de Samsung DeX. Pero, si analizamos un poco más a fondo el diseño de la base, veremos que es algo más que un simple soporte.

DeX Station

Decir que la DeX Station es un accesorio portable o portátil es una afirmación discutible, ya que con sus 105,2 milímetros de ancho, 47,5 milímetros de alto y 231 gramos de peso nos podemos olvidar de llevarlo en el bolsillo: tendremos que transportarlo siempre en un bolso, en una mochila o en una funda.

Esta base incorpora un soporte que, con un gesto del dedo, se desliza hacia fuera para permitirnos apoyar el móvil de forma que quede colocado de pie (y conectado al conector USB de Tipo-C que hay en la parte inferior de la base). La superficie sobre la que reposa el teléfono también esconde un ventilador en su interior, para así evitar que el móvil se caliente mientras exprimimos su rendimiento desde la interfaz de escritorio.

Los conectores de la DeX Station

En total, la DeX Station dispone de cuatro conectores diferentes: dos puertos USB (con tecnología USB 2.0), un puerto de Ethernet (permite hasta 100 Mbps de velocidad) y un puerto HDMI. Y eso sin olvidar las conectividades inalámbricas del propio móvil, ya que al conectar el Galaxy S8 o el S8+ a esta base seguiremos teniendo acceso al WiFi, al Bluetooth e incluso a la conectividad de datos.

¿Y cómo se conecta a la corriente la base de Samsung DeX? Para que el móvil entre a funcionar en el modo de interfaz de escritorio, es necesario que la base esté siempre conectada a la corriente. Para ello, en la base disponemos de un puerto USB de Tipo-C al que se conecta el cargador de pared que la DeX Station ya incluye de serie en la caja.

Bien, pero... ¿qué puedo hacer con Samsung DeX?

Qué puedo hacer con Samsung DeX

Hechas las presentaciones, entremos en materia. Imagina que ya tienes tu Samsung Galaxy S8 (o S8+) en casa, y que el mensajero te acaba de traer la DeX Station que has comprado por 159 euros. Si lo primero que te estás preguntando es qué accesorios vas a necesitas para poder empezar a utilizar esta base, te lo resumimos en pocas líneas:

  • un teclado y un ratón (puede ser por cable o inalámbrico, y también valdría un teclado con ratón integrado, como este Logitech M220)
  • un cable HDMI
  • por supuesto, un monitor (o un televisor)
  • y una conexión a Internet (puede ser por WiFi o por cable Ethernet)

El teclado y el ratón son imprescindibles, ya que cuando conectas el S8 a la DeX Station la pantalla del teléfono entra en reposo y la única forma de moverse por la interfaz pasa por recurrir al ratón. A partir de ahí, tú eliges si quieres conectar la base al monitor de un ordenador o directamente al televisor; en cualquier caso, el único requisito es que tenga un puerto HDMI (eso, o deberás recurrir a un adaptador VGA-HDMI).

Interfaz: nada tiene que ver con Android, aunque...

La interfaz de Samsung DeX

Cuando conectas el Galaxy S8 por Samsung DeX, lo primero que te preguntas es: ¿de verdad esta interfaz ha salido de este móvil? Lo que se muestra en el monitor no tiene nada que ver con lo que puedas haber visto hasta ahora en Android 7.0 Nougat, y mucho menos recuerda ni a Samsung Experience (la capa de personalización que han estrenado los últimos S8) ni a TouchWiz. Samsung ha desarrollado una interfaz de escritorio pensada específicamente para el uso desde el monitor, y su aspecto se parece más a Windows 10 que al sistema operativo móvil de Google.

Galería de fotosInterfaz de Samsung DeX: así es el aspecto del escritorio de Samsungver las 9 fotos

Pero en ningún caso hay que olvidar que, por muy diferente que se vea la interfaz, en realidad todo lo que estamos viendo en el monitor está alimentado por Android. Por lo tanto, todas las tareas que vayamos a hacer estarán limitadas a las aplicaciones que podamos instalar desde Google Play (o, en su defecto, desde otras fuentes extra-oficiales). Porque, en pocas palabras, usar Samsung DeX es como ponerle un vestido de escritorio al sistema operativo Android.

Remix OS Player, el emulador de Android para Windows

Empecemos por las aplicaciones. Todas las aplicaciones de Android (al menos todas las que nosotros hemos probado) son compatibles con Samsung DeX, ya que lo que hace en realidad la interfaz de DeX es ejecutar las apps bajo un diseño de ventana de escritorio. Pero lo que aporta Samsung es solamente eso, un diseño: todo lo demás no es otra cosa que la aplicación intacta tal y como la diseñó su autor.

Dado que en realidad las aplicaciones siempre se están ejecutando en el móvil, no hay ninguna limitación ni respecto a su funcionamiento ni respecto a su compatibilidad... excepto si se trata de juegos. Ejecutar aplicaciones desde esta plataforma no es como utilizar un emulador de Android para Windows, que sí nos puede dar algún dolor de cabeza, sino que lo que hace Samsung es tan simple como añadir un maquillaje de escritorio entre lo que muestra el móvil y lo que ven nuestros ojos.

Algunas de las aplicaciones que se pueden ejecutar desde el S8 que hemos conectado a Samsung DeX

Cuando utilizas Samsung DeX por primera vez, la interfaz te recomienda instalar algunas aplicaciones de la tienda de Galaxy Apps que han sido optimizadas específicamente para esta plataforma. Ahí podemos encontrar desde suites completas como Hancom Office hasta aplicaciones de la talla de OneDrive, pasando por Skype, Excel o Word. De hecho, por poder, en el escritorio de Samsung puedes utilizar hasta la aplicación de WhatsApp.

Si bien es cierto que al abrir alguna que otra aplicación se nos ha mostrado el mensaje de "Es posible que algunas funciones de esta aplicación no sean compatibles con Samsung DeX" (nos ha pasado con Ivoox, por ejemplo), en este sentido podemos asegurar que no nos hemos encontrado con ninguna limitación durante nuestra prueba de Samsung DeX. Todas las aplicaciones que hemos probado han funcionado en el monitor.

Puedes hablar por WhatsApp mientras haces una llamada y visitas la página de ComputerHoy

Pese a que a Samsung le interesa que utilices su tienda oficial para descargar aplicaciones, la realidad es que puedes abrir sin ningún problema la tienda de Google Play desde Samsung DeX y bajarte de ahí todas las aplicaciones que consideres oportuno. Incluso, puedes bajarte una APK e instalarla exactamente igual que lo harías si estuvieras utilizando el propio móvil.

Cómo instalar aplicaciones en Android sin pasar por Google Play

Y si algo más hay que destacar positivamente de esta interfaz de escritorio, es que para poder utilizar DeX de Samsung en ningún momento deberemos renunciar a las funcionalidades más básicas de nuestro Galaxy S8 o S8+. Eso quiere decir que podemos hacer y recibir llamadas (a través del altavoz del móvil o con un manos libres), enviar y recibir mensajes, gestionar notificaciones entrantes... en resumen, todo lo que haríamos en el móvil también se puede hacer desde el monitor.

DeX permite tanto recibir/hacer llamadas como enviar/recibir mensajes de WhatsApp

Dejando a un lado las aplicaciones, ¿qué hay de la interfaz? Todo lo que vemos en la pantalla es muy Windows: abajo a la izquierda están las aplicaciones, abajo a la derecha está el centro de notificaciones y a lo largo de todo el escritorio se reparten los accesos directos a los que se accede con el habitual doble-clic del ratón.

Así es la interfaz de Samsung DeX

Además, en la interfaz también hay toques Androides. Está el menú de las aplicaciones abiertas en segundo plano, está la ventana de las conectividades inalámbricas (desde ahí podemos activar o desactivar los datos, el WiFi, el Bluetooth e, incluso, la linterna -aunque no entendemos para qué...-) y también está la aplicación de Ajustes, para configurar determinadas funciones del móvil.

La interfaz, en líneas generales, es muy intuitiva, y a poco que hayas utilizado alguna vez un ordenador de escritorio (y seguro que has utilizado alguno en tu vida, incluso aunque seas de la generación millennial) podrás moverte por la pantalla con soltura desde el minuto uno.

Así se borran las aplicaciones pre-instaladas en Android

Pero en Samsung Dex se echan en falta algunas funciones Windowsianas. Se echa de menos poder hacer clic derecho sobre el escritorio para crear una nueva carpeta (si quieres crear una carpeta, tienes que pasar por un explorador de archivos, lo que se convierte en una experiencia de escritorio muy extraña); se echa de menos poder arrastrar archivos de una ventana a otra (al menos, no funciona para arrastrar una imagen desde Galería hasta Gmail); y así con más cosas.

De rendimiento van sobrados los nuevos S8 de Samsung

Desde luego, ni al S8 ni al S8 Plus les falta potencia para mover la interfaz de escritorio con soltura

Llevamos ya un buen trecho de la review de Samsung DeX, pero hasta ahora no hemos hecho más que hablar de lo que puede hacer el Galaxy S8 con la DeX Station... de lo que no hemos hablado, porque queríamos dejarlo para un apartado a parte, es de cómo lo hace. Es decir, queremos hablar de si el Samsung Galaxy S8 está a la altura del rendimiento que requiere una interfaz de escritorio.

La respuesta breve es que sí, los nuevos S8 van sobrados de potencia con Samsung DeX. Si hay un móvil al que se le puede someter a la tortura de potencia que supone "convertir" un teléfono en un PC, ese es el S8: el procesador Exynos 8895, acompañado de la gráfica Mali-G71 MP20 y los 4 GB de RAM, mueve todas las tareas en el monitor con absoluta soltura.

¿Cuál es el Samsung Galaxy S8 más potente?

De hecho, llevados por la curiosidad hemos probado a hacer una prueba de rendimiento al Galaxy S8+ mientras lo teníamos conectado a la DeX Station. Lo hicimos a través de AnTuTu Benchmark, y la puntuación que alcanzó el teléfono conectado al monitor fue de 147.734 puntos, lo que está ligeramente por debajo de los 172.794 puntos que logró esta misma unidad cuando hicimos la review del teléfono.

La puntuación de AnTuTu que obtiene el Samsung Galaxy S8 con la Samsung DeX Station

Pese a que esto de los benchmarks hay que tomarlo con pinzas (y más si se tratara de un móvil de OnePlus...), este resultado confirma lo que ya era de suponer: al S8+ le supone tan solamente una minúscula pérdida de potencia el hecho de estar conectado a la base, pero es una diferencia tan pequeña que no llega a notarse de ninguna forma a la hora de ejecutar aplicaciones. En otras palabras: lo que funcione de forma fluida en el propio móvil funcionará igual de bien cuando lo conectemos al monitor.

Mensaje de error en Samsung DeXEste es el mensaje de error que veremos al ejecutar algunos juegos

Pero hace unos cuantos párrafos os decíamos que durante nuestra prueba no habíamos encontrado problemas de compatibilidad de aplicaciones en Samsung DeX... excepto con los juegos. Si alguien se estaba planteando la compra de este dispositivo para jugar en el televisor, que se olvide de ello inmediatamente: hay muchos problemas de compatibilidad con los juegos, y pocos funcionan correctamente desde esta base.

Por ejemplo, Modern Combat 5 ni siquiera se puede abrir, mientras que Super Mario Run se abre correctamente pero no hay forma de controlar al fontanero ni con el ratón ni con el teclado. DeX no está hecho para jugar, y para eso tenéis alternativas mucho más sólidas como -por ejemplo- la Nvidia Shield TV.

¿Te interesa ver películas y series en el televisor? Los 5 mejores Android TV de este año

Por otra parte, cabe destacar también lo bien que mantiene el teléfono la temperatura. Ni con tres pruebas seguidas de rendimiento hemos conseguido que el móvil se caliente, aunque es evidente que todo eso es gracias a la labor del ventilador que incorpora la base.

Conclusiones: tienes que encontrarle la utilidad

Dex, nuestras opiniones tras probar lo nuevo de Samsung

Llegamos al final de este análisis de Samsung DeX, y lo hacemos habiendo conocido un poco más a fondo todo de lo que es capaz este accesorio. Es difícil extraer una conclusión de unas pocas palabras, pero DeX tiene un potencial increíble, y no deja de ser una demostración de la potencia bruta que esconden en su interior los nuevos Galaxy S8 de Samsung. A excepción de los juegos, todas las tareas que hemos probado a ejecutar en esta interfaz de escritorio han funcionado exactamente tal y como deberían.

Pero Samsung DeX también es un producto que tiene muchas sombras, y no tanto por lo que Samsung haya hecho o haya dejado de hacer con él, sino por el cambio de paradigma al que estamos a punto de asistir en la industria de los ordenadores. El PC está muerto (se salvan solamente los PCs gamers), y hasta ahí estamos todos de acuerdo, pero en lo que ni nosotros -los usuarios- ni los fabricantes -de ordenadores, de móviles, de tabletas...- se ponen de acuerdo es en qué vendrá después.

¿Qué vendrá después del PC? Samsung cree que nuestro móvil será nuestro ordenador

Cada fabricante ve el futuro de una forma diferente: Samsung piensa que nuestro móvil acabará siendo todo lo que necesitamos para sustituir al ordenador de escritorio, mientras que Microsoft cree que no, que lo que se llevará serán los convertibles tipo Surface Pro. Pero es que incluso la propia Samsung introduce de vez en cuando conceptos que se contradicen con la filosofía del "móvil para todo", y ahí está la Galaxy Book para demostrarlo. Y Google... Google no sabe ni con qué quedarse, y está probando con todo: con Chrome OS, con el supuesto Andromeda, y hasta con Fuchsia.

Es la realidad: Cada vez se venden menos ordenadores, sobre todo de Apple

Quizás el error esté en pensar que el PC de toda la vida será sustituido por un único dispositivo, cuando en realidad lo que sucederá es que tras el PC vendrán muchos dispositivos diferentes orientados para tareas muy concretas. Quizás el convertible pueda convivir con el smartphone, y el smartphone pueda convivir con la tablet, y la tablet pueda convivir con el convertible... pero eso, a falta de una bola del futuro, es algo que solamente nos dirá el tiempo.

Además de lo que hemos mencionado a lo largo de este análisis, recuerda que en TICBeat.com puedes leer nuestras opiniones sobre la base de Samsung DeX desde un punto de vista más profesional, en el sentido de que en esa otra prueba analizamos la DeX Station pensando en un usuario que busque una alternativa en condiciones a un ordenador de escritorio.

Samsung DeX, opiniones tras haber probado la DeX Station

Durante la prueba de esta DeX Station de Samsung, la sensación que tuve tras varios días de uso fue idéntica a la que he experimentado siempre al probar relojes inteligentes como el Samsung Gear S3: es un producto estupendo, funciona como la seda, su precio es incluso razonable para lo que ofrece... pero, ¿qué función tiene realmente? Y no me refiero a funciones concretas, sino a LA función, aquella que represente un motivo de peso para plantearse su compra. Con Samsung DeX ocurre lo mismo que con los smartwatches: tienes que ser tú el que le encuentre alguna utilidad.

Cómo transferir archivos del móvil al ordenador (y viceversa)

De por sí, Samsung DeX no tiene ninguna funcionalidad rompedora, nada que te lleve a ir directo a la tienda a hacerte con este accesorio. Lo que sí tiene son muchas funciones muy diferentes, y tienes que ser tú el que empiece a seleccionar aquellas opciones que te puedan resultar útiles para el día a día. Habrá quien vea más útil poder contestar a una llamada de teléfono mientras trabaja en un documento de Word, pero también habrá quien considere mucho más imprescindible que el teléfono se pueda conectar a Internet por Ethernet... todo depende, por lo tanto, de lo que cada uno quiera conseguir con la DeX Station.

Lo que ofrece Samsung DeX con la DeX Station ya lo hemos explicado a lo largo de esta prueba, y si es o no un accesorio recomendable para ti, que te acabas de comprar un Samsung Galaxy S8 o un S8+ (o planeas comprártelos), es algo que por desgracia no podemos decir sin conocer de antemano tus necesidades.

¡Ojo! En Amazon hay dos versiones de DeX: la que no trae cable de carga, por 109 euros, y la que nosotros hemos probado, por 120 euros

Diseño
8
Rendimiento
8
Interfaz
9
Conectividad y usabilidad
7
Calidad/precio
7