Samsung Galaxy S7 Edge, análisis y opinión

Lo mejor

  • El diseño único
  • La pantalla
  • microSD + IP68, ahora sí que sí
  • La cámara, de lo mejor de la gama alta

Lo peor

  • La ausencia de la Radio FM
  • La desaparición del infrarrojo
  • Los 8 GB que ocupa TouchWiz
  • Las funciones de la pantalla Edge
Imagen frontal de Samsung Galaxy S7 Edge

Galaxy S7 Edge Samsung

Amazondesde 641,95VER OFERTAS

Nota de análisis

91
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 6.0
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 2560x1440
    Cámaras 12/5 mpx
    Capacidad 3600 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB
Los nuevos Samsung Galaxy S7, la gama más alta

El Samsung Galaxy S7 y el Samsung Galaxy S7 Edge se presentan como candidatos indiscutibles a liderar, sea o no en compañía, la gama alta de Android. Lo que traemos en esta ocasión es una prueba a fondo del Galaxy S7 Edge, review que hemos realizado a base de hacer un uso cotidiano del móvil. La versión Edge, recordemos, es la que trae una curvatura a ambos lados de la pantalla.

Encabezado por una pantalla de 5,5 pulgadas, el nuevo Samsung Galaxy S7 Edge puede presumir de incorporar un panel Super AMOLED con 2.560 x 1.440 píxeles de resolución (es decir, nada menos que 534 ppi de densidad). Debajo de su carcasa metálica (con la parte trasera de cristal), encontramos un procesador Exynos 8890 de ocho núcleos, 4 GB de RAM, 32 GB de memoria interna (ampliable mediante microSD) y una batería de 3.600 mAh.

El S7 Edge ya se puede comprar por un precio de 819 euros, aunque las primeras unidades no llegarán a las tiendas hasta el día 11 de marzo. Hasta entonces, vamos allá con la prueba.

Review del Samsung Galaxy S7 Edge

Diseño

El Samsung Galaxy S7 Edge está construido sobre una carcasa de metal, pero tanto la parte frontal como la parte trasera están cubiertas con una capa de cristal. La versión que hemos tenido la oportunidad de probar es la que incorpora el acabado de color dorado, pero Samsung también distribuye este terminal en una versión de color negro. Aunque a primera vista no se aprecie, el S7 Edge trae múltiples novedades de diseño respecto a los S6 Edge y S7 Edge Plus.

Para empezar, ahora la cámara principal prácticamente no sobresale por encima de la carcasa. Si recordamos nuestra review del Samsung Galaxy S6, con echar un vistazo a las fotografías nos daremos cuenta de la pronunciada diferencia de altura que existía entre la cámara y el resto de la carcasa. En este nuevo modelo, la cámara sobresale tan solamente 0,46 milímetros.

La cámara del Galaxy S7 Edge

Pero no es esa la única diferencia en lo que al diseño de la cámara se refiere. Los tres modelos de la gama S6 (Samsung Galaxy S6, Samsung Galaxy S6 Edge y Samsung Galaxy S6 Edge Plus) presentaban la peculiaridad de que, en el interior de la cámara principal, Samsung había decidido incorporar un relleno del mismo color que la carcasa (es decir, si la carcasa era de color dorado, el sensor de la cámara estaba rodeado de un relleno dorado). Eso ha pasado a la historia, y los nuevos S7 traen en sus dos versiones una cámara completamente negra.

Si nos centramos en analizar el diseño del S7 Edge, comenzando por la parte trasera nos daremos cuenta de que los laterales de la carcasa están ligeramente curvados. El S6 Edge ya lo traía, pero ni el S6 ni el S6 Edge Plus podían presumir de esta característica que, según Samsung, está pensada para mejorar el agarre del móvil. En lo que se refiere a nuestras sensaciones, lo cierto es que el S7 Edge se puede sujetar con absoluta comodidad con una sola mano.

En la carcasa trasera encontramos también la cámara principal, el Flash LED, el sensor de ritmo cardíaco y el logotipo de Samsung.

Detalle de la cámara principal del Samsung Galaxy S7 Edge

Tanto en el lateral derecho como en el lateral izquierdo, resulta evidente que la curvatura de la pantalla ocupa buena parte de los 7,7 milímetros de grosor del móvil. Aún así, eso no impide que en el lado derecho esté el botón de Encendido, y en el lado izquierdo, los dos botones de Volumen. Los tres botones son sorprendentemente delgados, tienen un acabado metálico y ofrecen un tacto robusto.

Galería de fotosGalería de imágenes del Samsung Galaxy S7 Edgever las 23 fotos

El Samsung Galaxy S7 por dentro, esto es lo que oculta

En la parte inferior, lo que encontramos es la salida de audio, el puerto microUSB y el altavoz, mientras que en la parte superior (en el lado izquierdo) se encuentra la bandeja de la tarjeta telefónica. Esta bandeja, que se extrae utilizando una pinza metálica incluida en la caja, también permite introducir una tarjeta de memoria externa (microSD) de hasta un máximo de 200 GB de capacidad.

Las medidas de este móvil, recordemos, están establecidas en los 150,9 milímetros de largo, 72,6 milímetros de ancho y 7,7 milímetros de grosor, con un peso establecido en los 157 gramos. A modo de referencia, recordemos que el S6 Edge (con su pantalla de 5,1 pulgadas) alcanzaba los 142,1 x 70,1 x 7 milímetros.

Pantalla

5,5 pulgadas son las que encabezan la pantalla curvada del S7 Edge. Estamos hablando de un panel Super AMOLED que alcanza una resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 píxeles, lo que se traduce en una densidad que viene a rondar los 534 ppi. La pantalla está protegida frente a golpes y arañazos con la tecnología de Corning Gorilla Glass 4, y todo el panel ocupa un 76,1% de la parte frontal del móvil.

Antes de meternos de lleno en la calidad de la imagen, destacaremos también que el diseño de la parte frontal de este terminal está formado -desde arriba hacia abajo- por varios sensores, el altavoz de las llamadas, la cámara frontal y, en la parte inferior, el botón de Inicio (al mismo tiempo, lector de huellas) rodeado por las dos teclas retroiluminadas que corresponden a las opciones de Menú y Retroceso.

El lector de huellas del S7 Edge

Dejando las presentaciones a un lado, y yendo directos a lo más importante, podemos resumir nuestra experiencia multimedia diciendo que, tal y como era de esperar, Samsung ha vuelto a poner el listón muy alto en lo que a calidad de imagen se refiere. La del S7 Edge es una pantalla que ofrece una nitidez, un contraste y unos negros -muy importante esto último- que no admiten ninguna queja, todo ello respaldado por la sensación envolvente que ofrece la curvatura del panel a la hora de visualizar un vídeo en horizontal.

Y decimos que la pureza de los colores negros es importante por la sencilla razón de que, a día de hoy, resulta muy difícil encontrar en el mercado móviles que puedan presumir de no sufrir la más mínima fuga de luz en la pantalla. Aunque estemos viendo una película de noche, en una habitación a oscuras, la pantalla del S7 Edge muestra unos negros completamente fieles a la realidad.

Más allá de la calidad de imagen, Samsung también ha aprovechado esta renovación para introducir la función de "Always On Display". Esta opción permite mostrar información en la pantalla mientras el móvil está en reposo (de alguna forma, estamos hablando de un salvapantallas), todo ello sin suponer un consumo adicional en la batería. Podemos mostrar un reloj, un calendario o una imagen (sin olvidarnos de las notificaciones), así como también tenemos la posibilidad de personalizar el reloj con diferentes estilos. Incluso, podemos elegir diferentes fondos de pantalla.

Galería de fotosFunción Always On Display del Galaxy S7 Edgever las 7 fotos

Dado que la versión del S7 que hemos tenido la oportunidad de probar ha sido la del S7 Edge, también tenemos que mencionar las funciones de la pantalla curvada. Resulta que, si deslizamos el dedo desde el extremo de la pantalla hacia el centro, en el lateral se nos despliegan todas las opciones disponibles en el panel curvo. "Apps edge" permite tener hasta diez accesos directos, mientras que "Taks edge" permite tener accesos directos a tareas concretas (hacer una fotografía, abrir el navegador, redactar un correo, etcétera).

Pero esas no son las únicas opciones disponibles en la pantalla lateral. "People Edge" nos permite añadir hasta cinco contactos favoritos, lo que no solamente facilita la tarea de realizar una llamada a alguno de esos contactos, sino que además asigna un color a cada contacto de tal forma que, cuando recibimos una llamada teniendo el móvil con la pantalla apoyada en una mesa, el panel lateral se ilumina con el color del contacto que nos está llamando.

Además de esos tres paneles, la pantalla curva del Samsung Galaxy S7 también se puede personalizar con otros paneles tales como el del tiempo, el del consumo de datos, el de las tendencias en Twitter, el de los resultados de fútbol o el de notas, además de otros paneles descargables.

Galería de fotosPantalla Edge del Samsung Galaxy S7 Edgever las 15 fotos

Cámara

Un sensor de 12 megapíxeles, respaldado por un Flash LED, es el encargado de dar vida al apartado multimedia de la cámara del Galaxy S7 Edge. Este sensor tiene una apertura de f/1.7, y cuenta con estabilización óptica de imagen. En la parte frontal, lo que encontramos es un sensor de cinco megapíxeles.

En las pruebas que hemos realizado, la cámara del Samsung Galaxy S7 Edge nos ha ofrecido unos resultados espectaculares en todas las situaciones. De día, no hemos tenido ni que cambiar el enfoque; la cámara ha sido capaz de encontrar tanto el enfoque como la iluminación óptima para cada situación. Por la noche, nos ha sorprendido lo limpias y nítidas que quedan las imágenes, incluso en escenas en las que hay puntos de iluminación artificial (una farola, por ejemplo).

Pero, además de la calidad de la imagen, también nos ha llamado la atención el gran angular de las dos cámaras (tanto la principal como la frontal). Las dos cámaras son capaces de capturar una gran porción del escenario que tienen por delante, lo que -de cara a los amantes de las fotografías en grupo, por ejemplo- supone que todas las personas pueden caber perfectamente en la imagen.

Galería de fotosFotografías realizadas con el Samsung Galaxy S7 Edgever las 20 fotos

La interfaz de la aplicación de Cámara está dividida en dos partes: a la izquierda están las opciones de la imagen, mientras que a la derecha encontramos los controles de disparo (incluyendo también el acceso a los modos de imagen). En el lateral izquierdo, las opciones disponibles son los filtros, el modo HDR, el temporizador, el Flash LED, el tamaño de la imagen y el acceso a la configuración; en el lateral derecho, encontramos el botón de disparo y el acceso a los diferentes modos de imagen.

De todos los modos de imagen que incorpora de fábrica la aplicación (en total, son diez), los más interesantes son el de Pro, que nos permite tener un control absoluto de la cámara (modo de la imagen, enfoque, ISO, etcétera), el de Transmisión en vivo, que nos permite hacer un directo en YouTube utilizando la imagen que captura la cámara, y el de Cámara lenta.

Galería de fotosInterfaz de la cámara del Samsung Galaxy S7 Edgever las 9 fotos

En lo que se refiere a los ajustes de la imagen, las fotografías se pueden realizar con una resolución máxima de 4.032 x 3.024 píxeles (con formato 4:3; en el caso de que prefiramos el formato de 16:9, la resolución máxima es de 4.032 x 2.268 píxeles), mientras que los vídeos se pueden grabar hasta a 3.840 x 2.160 píxeles. A la hora de grabar vídeo, la aplicación también nos permite activar o desactivar la estabilización de la imagen.

Cámara del Samsung Galaxy S7 Edge

Rendimiento

El procesador del Samsung Galaxy S7 Edge es un Exynos 8890 de ocho núcleos que alcanza una velocidad de reloj de hasta 2.6 GHz. La memoria RAM tiene una capacidad de 4 GB, y el procesador gráfico que complementa estas características es un Mali-T880 (MP12). De los 32 GB de espacio que trae de serie la memoria interna del modelo que hemos podido probar, el espacio disponible ronda los 24,7 GB.

¿Y qué se puede esperar del rendimiento de un móvil de alta gama? En el caso del S7 Edge, nuestras pruebas de rendimiento tenían una premisa básica: en un terminal de este rango de precio, el más mínimo problema de fluidez resulta imperdonable. Pero, tal y como es de imaginar, el Galaxy S7 Edge ha sido capaz de desenvolverse con toda la fluidez del mundo en las pruebas más exigentes a las que lo hemos sometido.

Partimos de la base de que la interfaz de este móvil se mueve con absoluta soltura, y resulta incluso sorprendente comprobar la fluidez con la que se pueden cerrar las aplicaciones abiertas en segundo plano. En lo que a la multi-tarea se refiere, podemos estar viendo un vídeo de YouTube al mismo tiempo que revisamos nuestro Twitter, y en ningún caso apreciaremos caídas en el rendimiento.

Procesador del Samsung Galaxy S7 Edge

Para poner aún más a prueba el rendimiento del S7 Edge, también hemos ejecutado juegos como Asphalt 8, San Andreas: Real Gangsters 3D o Clash of Clans. Los resultados tampoco admiten queja alguna, y mención especial merece la calidad de los gráficos que se muestran en la pantalla incluso en juegos con este nivel de exigencia en la potencia.

En las pruebas de rendimiento que hemos realizado, el Galaxy S7 Edge ha pulverizado los mejores resultados de las aplicaciones más populares. En AnTuTu Benchmark v6.0.1 ha obtenido 129.282 puntos, situándose en el primer puesto; en Benchmark & Tuning ha obtenido 316.469 puntos; y en PCMark ha conseguido 4.702 puntos.

Interfaz

La versión de Android 6.0.1 Marshmallow del sistema operativo Android que incorpora el S7 Edge está complementada con la capa de personalización de TouchWiz. La interfaz, en mayor o menor medida, tiene un aspecto similar a las capas de personalización que han venido incorporando los anteriores buques insignia de la marca. Eso incluye, por ejemplo, el característico centro de notificaciones, la caja de aplicaciones o la aplicación de Briefing.

En la parte superior de la pantalla se encuentra el centro de notificaciones, el cual -dentro de una misma ventana desplegable- incorpora los accesos directos de los ajustes (WiFi, Datos, Bluetooth... y así hasta 18 ajustes diferentes) junto con todas las notificaciones que vaya recibiendo el terminal. Más abajo, en la parte inferior derecha de la pantalla, encontramos el acceso directo que nos permite desplegar la caja de aplicaciones (sí, la misma caja que podría desaparecer en la próxima versión de Android).

De todas las aplicaciones que vienen instaladas de serie en este móvil, las más destacables son Samsung Pay, que -esperemos que en un futuro no muy lejano- nos permitirá hacer pagos desde el móvil, S Health, que nos permite -entre otros muchos registros orientados a una vida sana- medir nuestro pulso, o Galaxy Apps, que incluye multitud de aplicaciones y temas para personalizar el terminal.

Galería de fotosInterfaz del Samsung Galaxy S7 Edgever las 17 fotos

Pero, si hay algo que queremos destacar de la interfaz eso es, desde luego, la función que permite utilizar una aplicación en forma de ventana flotante. Mediante esta función, Samsung nos ofrece la posibilidad de -por poner un ejemplo- reproducir un vídeo al mismo tiempo que mantenemos una conversación por WhatsApp, lo que supone una forma excelente de aprovechar una pantalla de estas dimensiones.

Hablando de dimensiones, cabe destacar también que el S7 Edge cuenta con un apartado ("Operación con una mano") pensado específicamente para los usuarios que vayan a utilizar el móvil con una sola mano. "Introducción con una mano", para ajustar el tamaño del teclado, y "Reducir tamaño pantalla" son las dos opciones disponibles en este apartado.

Batería, conectividad y audio

Samsung no se ha andado con rodeos en la batería de su nuevo buque insignia, y la autonomía del Samsung Galaxy S7 Edge puede presumir de estar alimentada por una batería que alcanza los 3.600 mAh de capacidad. Eso, en muy pocas palabras, se traduce en una autonomía que en nuestros días de uso (un uso muy intensivo, por cierto) ha dado lugar a una jornada entera de uso con más de siete horas de pantalla.

Y no solamente eso, sino que además, con el cargador de 2A que viene de serie en la caja de este móvil, el tiempo de carga completa de la batería no supera la hora y media. Incluso, hemos comprobado que con media hora de carga podemos conseguir el 50% de autonomía.

Galería de fotosBatería del Samsung Galaxy S7 Edgever las 9 fotos

De cara a los usuarios que quieran exprimir todavía más la autonomía, Samsung incluye en este móvil dos modos de ahorro de energía: "Modo Ahorro de energía", el cual limita ligeramente el rendimiento del terminal, y "Modo Ultra ahorro de energía", el cual cambia por completo los colores de la interfaz (a una escala de grises).

En lo que se refiere a las conectividades inalámbricas, el S7 Edge cuenta con 4G LTE, WiFi, GPS (A-GPS, GLONASS y BDS), Bluetooth 4.2 y NFC. Lo único que hemos echado de menos ha sido la Radio FM, cuya ausencia nos obliga a recurrir a la tarifa de datos para poder sintonizar emisoras de radio, y el sensor infrarrojo.

En el apartado del audio, tanto el altavoz como la salida de audio de este móvil proporcionan una calidad de sonido que, para nuestro gusto, está a la altura de las demás características de este buque insignia. En el caso del altavoz, hablamos de un sonido nítido que se puede elevar hasta un volumen significativamente alto sin perder calidad en la reproducción de audio.

Samsung Galaxy S7 a plazos, todas las opciones para comprarlo con financiación

Conclusiones

Hasta aquí llega nuestro análisis del Samsung Galaxy S7 Edge, review que hemos realizado en base a un uso que podemos garantizar que ha sido exigente. El S7 Edge tiene todas las papeletas para liderar la gama alta de Android durante todo lo que queda de año, y no podemos más que reconocer el trabajo que ha realizado Samsung al conseguir añadir dos características tan delicadas como la ranura microSD y la resistencia al agua a un móvil que ha mantenido intacto el diseño de sus antecesores.

Esas (la ranura para tarjetas de memoria externa y el certificado IP68) son, precisamente, dos de las características del Galaxy S7 que más nos han gustado. El diseño de alta gama con enorme personalidad (¿qué otro móvil de alta gama combina de esta forma el metal con el cristal?), la calidad de la pantalla, la fluidez en cualquier tipo de tarea y los resultados de la cámara principal son, adicionalmente, las otras especificaciones que también nos han gustado de este móvil.

Y hasta aquí nuestra prueba del Samsung Galaxy S7 Edge, review que además acompañamos con un vídeo

Samsung Galaxy S7, precios en España

Pero también hay apartados que no nos han gustado tanto. Si omitimos el precio, un aspecto que depende única y exclusivamente del presupuesto de cada usuario, la característica que más hemos echado de menos en este móvil ha sido la Radio FM. En un país en el que las tarifas de datos rara vez superan 1 o 2 GB, resulta impensable sintonizar emisoras de radio a través de los datos. El hecho de que la interfaz ocupe cerca de 8 GB, por otra parte, tampoco nos ha generado mucha alegría.

Para comprar el Samsung Galaxy S7 Edge solamente hay que realizar una reserva en cualquier distribuidor autorizado hasta el día 11 de marzo (y, de regalo, recibiremos unas Samsung Gear VR). A partir de ese día, el móvil se podrá comprar en cualquier tienda (incluyendo operadoras) en España.

Nuestra valoración

  • Diseño1010/10
  • Pantalla99/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara99/10
  • Batería1010/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio99/10