Samsung Galaxy Tab S 10.5, análisis del mejor tablet Android

samsung galaxy TAB S analisis

Lo mejor

  • La mejor pantalla del mercado
  • Batería
  • Diseño delgado y ultrafino

Lo peor

  • Escáner de huellas digitales
  • Poca compatibilidad SideSync
  • Sin NFC ni DLNA
Imagen frontal de Samsung  Galaxy Tab S 10.5

Galaxy Tab S 10.5 Samsung

Nota de análisis

91
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 4.4.2
    Tamaño 10.5 pulgadas
    Resolución 2560 x 1600
    Cámaras 8.0/2.1 mpx
    Capacidad 7900 mAh
    Memoria Interna 32 GB
Por fin, un rival para el iPad

Lo primero que pensamos cuando Samsung presentó en Nueva York sus nuevas tablets Galaxy Tab S fue "por fin". Por fin una tablet Samsung que puede competir de tú a tú con el rey de este mercado -iPad-.

Y es que ya casi habíamos perdido la cuenta de la cantidad de modelos que la marca coreana ha presentado en los últimos años. Pocos meses atrás, llegaban las Galaxy TabPRO y las Galaxy Tab NotePRO, que ahora quedan algo en entredicho, aunque estén enfocadas a un público más profesional. Está claro que la estrategia de Samsung es llenar el mercado de terminales que, sumadas sus ventas, le conviertan en fabricante líder. Justo lo contrario que su gran competidor. Distintas visiones para un mismo objetivo.

La jugada, además, es doble: hay dos tamaños distintos de pantalla, para competir en dos mercados diferentes: el de las tablets mini y el de las de alrededor de 10 pulgadas. Precisamente los dos mercados que domina Apple.

En concreto, hablamos de las nuevas Galaxy Tab S 8.4 y Galaxy Tab S 10.5, y la gran novedad está en sus pantallas super AMOLED WQXGA, con resolución 2560x1600, en formato 16:10. Estamos, por tanto, ante la mayor resolución de pantalla vista hasta ahora en uno de estos dispositivos.

Para que os hagáis una idea de lo que esto supone, os contaremos una anécdota. Cuando acudimos a la presentación de estas tablets, junto a otros compañeros de prensa de diferentes medios, el primer comentario general, al entrar en la demo de producto -la sala en la cual puedes probar los dispositivos después de su presentación- fue algo así como "esto debe estar trucado". Os lo explicamos.

samsung galaxy TAB S vs iPad Air

Samsung había dispuesto la sala de manera que, además de probar sus nuevas tablets, pudieras comparar directamente la calidad de la pantalla con la de los últimos modelos de iPad. De hecho, había stands dispuestos alrededor de cada mesa, enfrentando directamente los dos modelos. Unos corriendo vídeos en Full HD, otros con diversas imágenes en modo presentación.

La diferencia en la calidad de imagen era tal que la mayoría pensamos mal, esto es, nuestro primer instinto fue asegurarnos de que las imágenes y los vídeos no estaban 'trucados' para resaltar artificialmente la diferencia entre ambas pantallas. No lo estaban. Fue tan fácil como poner el brillo de ambos dispositivos al máximo y descargar nuestras propias imágenes y vídeos para comprobarlo.

Es la pantalla lo que marca la diferencia, pero en este análisis de la Samsung Galaxy Tab S te vamos a hablar también de todo lo demás.

Diseño

samsung galaxy TAB S

Además de la pantalla, una de las características que más destacan en las nuevas tablets de Samsung, las Galaxy Tab S 8.4 y 10.5, es su diseño. Ambos modelos son finos y ligeros, con 6.6 milímetros y tan solo 465 gramos de peso (10.5 pulgadas) y 294 gramos (el modelo de 8.4 pulgadas). El peso es para los modelos WiFi en ambos casos.

Para que os hagáis una idea, la Samsung Galaxy Tab S 10.5 es 4 gramos más ligera que el iPad Air y 0.9 mm más delgada. La Galaxy Tab S 8.4, por su parte, es 37 gramos más ligera y también 0.9 mm más delgada que el iPad Mini Retina. Sobre el modelo que ocupa nuestro análisis podemos decir, pues, que estamos ante la tablet más ligera y delgada hasta el momento, en cuanto a tabletas 'grandes' -entre 9 y 11 pulgadas- se refiere.

samsung galaxy tab s vs ipad

Estamos, además, ante un producto bien acabado. Como viene siendo habitual en cualquier dispositivo Samsung, la Galaxy Tab S está fabricada en policarbonato. No es metal, pero el tacto es bastante agradable. Pensad en un Samsung Galaxy S5, pero en formato tablet.

La parte trasera es muy similar, con el mismo diseño de 'puntitos' al que estamos acostumbrados desde la aparición del S5. El tacto es exactamente el mismo, y también contamos con los mismos bordes redondeados y el bisel metálico. En conjunto, el agarre es fácil y cómodo y da la sensación de ser lo que es, un producto premium.

samsung galaxy tab s

Si os fijáis, veréis que cuenta también con dos extraños círculos a cada lado. Sirven como punto de anclaje de las diferentes fundas que acompañan a la Galaxy Tab S.

En la parte delantera contamos con un botón físico de inicio -de nuevo, exactamente igual que el del S5- y dos botónes táctiles de menú y atrás flanqueándolo. En la parte superior encontramos la cámara delantera, con 2 megapíxeles de resolución. En la parte trasera se encuentra la cámara principal de 8 megapíxeles con flash LED.

galaxy s tab

En el borde derecho contamos con la entrada microUSB para conexión y carga y la ranura para insertar una microSD y poder así ampliar la memoria del dispositivo, hasta 128GB más.

galaxy s tab

En el borde superior tenemos el botón de inicio y el de volumen, además de un puerto de infrarrojos para, por ejemplo, usar la tablet como mando a distancia para tu televisor, entre otros usos.

galaxy s tab

Por último, a ambos lados de esta Galaxy Tab S están situados los altavoces. Esto implica que hay que sujetar la tablet 'como dios manda', esto es, con el logo de Samsung arriba, ya que si le das la vuelta puedes tapar con las manos los altavoces.

La mejor pantalla del mercado

Ya os hemos hablado en la introducción de este análisis de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 de la gran resolución de pantalla con la que cuenta, pero como no solo de resolución vive el usuario de tablets, os podemos contar también que la nueva pantalla Super AMOLED de las Galaxy Tab S abarca más del 90% de la cobertura estándar Adobe RGB, por lo que promete colores muy vivos, algo que podréis comprobar en los vídeos e imágenes que acompañan a este análisis. Además, su contraste es de 100.000:1, también récord del mercado hasta la fecha.

Dejando a un lado las características en sí, lo mejor puede que sea el software de imagen de las nuevas Galaxy Tab S. Por ejemplo, contamos con tecnología Adaptive Display, que es capaz de adaptar la saturación y la nitidez de la pantalla en función de la temperatura de color del entorno y de la luz ambiente.

galaxy s tab

También tenemos los modos AMOLED Cinema y AMOLED Photo, que regulan los ajustes de pantalla, en especial el brillo, para adaptarlos a los contenidos multimedia y que podamos disfrutar de ellos en las mejores condiciones posibles.

En cuanto al rendimiento en exteriores, todos hemos sufrido intentando sacar nuestra tablet a la calle, al jardín o a la piscina, para observar perplejos cómo nos es casi imposible leer correctamente nada de lo que se muestra en la pantalla.

Dicho esto, y como grata sorpresa, esta Tab S se comporta bastante mejor que la mayoría de tablets del mercado. Si ponemos el brillo al máximo -o si dejamos que el sensor lo ajuste automáticamente- no tendremos problemas para usar la tablet en exteriores.

Para saciar vuestra curiosidad, os podemos contar también que la densidad de pantalla de esta Galaxy Tab S 10.5 es de 287 ppp -puntos por pulgada-. La del modelo 'mini', de 8.4 pulgadas, es de 360 ppp. Normal, pues ambas cuentan con la misma resolución de pantalla, siendo una 2 pulgadas más grande que la otra.

Siguiendo con la comparación con los modelos de Apple -una comparación que, como ya hemos dicho, propone la propia Samsung-, aquí tenéis una tabla con la resolución y densidades de las pantallas de todos estos modelos.

Galaxy Tab S 10.5iPad AirGalaxy Tab S 8.4iPad Mini
super AMOLED 10.5''IPS LCD 9.7''super AMOLED 8.4''IPS LCD 7.9''
WQXGA 2560 x 1600 px2048 x 1536 pxWQXGA 2560 x 1600 px2048 x 1536 px
287 ppp264 ppp360 ppp326 ppp

Sin embargo, y por no aburriros con más detalles técnicos, quizá lo mejor sea que lo veáis por vosotros mismos. Para ello hemos grabado el siguiente vídeo, con la Galaxy Tab 10.5 y un iPad Air reproduciendo un mismo archivo de vídeo, con brillo al máximo.

Como podéis observar, la diferencia no parece abismal en la primera parte del vídeo. Esto es porque se trata de un vídeo de Youtube, y su app para Android no permite la reproducción a más de 1080p. En la parte final del vídeo podéis ver la Samsung Galaxy Tab S corriendo un vídeo 2K, la máxima resolución permitida en el dispositivo. Desgraciadamente, no podemos comparar con el iPad porque el tablet de Apple no permite la reproducción de este tipo de contenidos.

Lo mejor, sin embargo, es que os acerquéis a cualquier tienda de electrónica y comparéis por vosotros mismos entre varios modelos. La diferencia saltará a la vista.

Hardware y rendimiento

samsung galaxy tab s review

A nivel de hardware, la Samsung Galaxy Tab S cuenta con 3 GB de RAM, como era de esperar, superando a todos sus competidores directos. Hay modelos de 16 GB o de 32 GB aunque, como ya hemos dicho, podemos ampliar memoria via microSD hasta 128GB. El procesador es un Exynos Octa de Samsung, compuesto de dos quad-core a 1.9 GHz y 1.3 GHz respectivamente.

Cuenta con todas las opciones de conectividad que podáis imaginar: ANT+, USB 2.0, Jack 3.5mm, MHL, WiFi 802.11 ac, MIMO, WiFi Direct y Bluetooth 4.0. No cuenta, eso sí, con DLNA, tampoco con NFC, algo que nos ha sorprendido bastante.

A continuación tenéis un resumen de los resultados de todos los benchmarks que ha pasado este Samsung Galaxy Tab S en nuestro análisis, comparados con los resultados que obtuvo el Samsung Galaxy S5, para que tengáis un marco de referencia. Aunque no sean el mismo tipo de dispositivo, os dará una idea de la potencia de estas nuevas tablets.

Benchmark/CaracterísticaGalaxy S5Galaxy Tab S 10.5
Antutu X3646636321
Quadrant2348220392
3D Mark Ice Storm Unlimited1880712978
Basemark OS II919820
GFXbench726 (11.7 fps)786 (14.0 fps)
Geekbench 3963 Single Core / 2922 Multi Core931 Single Core / 2787 Multi Core
Vellamo1694 Multicore / 1417 Metal1632 Multicore / 1409 Metal

Y una breve explicación de lo que medimos con cada benchmark:

  • Antutu X: rendimiento general del terminal
  • Quadrant: rendimiento general del terminal
  • 3D Mark Ice Storm Unlimited: rendimiento gráfico
  • Geekbench 3: velocidad del procesador
  • Basemark OS II: parecido a Antutu o Geekbench, pero multiplataforma.
  • GFXbench: rendimiento gráfico
  • Vellamo: consta de 2 tests. Multicore mide el rendimiento de los varios núcleos al mismo tiempo, y Metal mide la máxima potencia que alcanza el terminal ejecutando un sólo proceso.

Y aquí una comparación con los resultados de Antutu de otras tablets Android de alta gama.

Xiaomi MiPad49.968
Samsung Galaxy Tab S 10.538.241
Sony Xperia Tablet Z232.640
Samsung Galaxy Note 10.115.889
Google Nexus 1013.351

Como resumen, podemos deciros que no vais a tener ningún problema de rendimiento, ni de fluidez, aunque no sea este el apartado que más destaque en el dispositivo. No es el terminal más fluido que hemos visto, pero tiene un hardware más que suficiente para correr cualquier app o juego que podáis necesitar, y durante la reproducción multimedia el resultado es exquisito.

 

 

 

Software Samsung: pasiones y odios

touchwiz samsung galaxy tab s

Cuando hablamos del software de un dispositivo Samsung siempre acabamos en lo mismo: personalización. El fabricante coreano es el que más personaliza la interfaz de sus dispositivos, y esto es algo que juega, al mismo tiempo, a su favor y en su contra.

A su favor porque un usuario que esté acostumbrado a la interfaz de Samsung -y además le guste- es casi un cliente para toda la vida, puesto que buscará la familiaridad de lo que ya conoce. En su contra, porque muchos usuarios están acostumbrados a una interfaz Android más sencilla, más 'stock', y menos 'complicada'.

A los dispositivos Samsung se les acusa de contener software supérfluo o duplicado respecto a las funciones que ya ofrece Android de por sí, y a la misma vez se les ensalza por ofrecer servicios innovadores con los que no cuentan otras marcas.

En este análisis del Galaxy Tab S no vamos a entrar en este debate, más que manido, y nos vamos a centrar en mencionar algunas de las opciones más interesantes que ofrece Samsung en esta tablet, que cuenta con el clásico TouchWiz UI sobre Android 4.4, además de Magazine UX.

touchwiz samsung galaxy tab s

Para acceder a Magazine UX basta con pulsar el botón Home, y podemos customizar las ventanas en las que se divide la pantalla. La nota negativa es que si prefieres una interfaz más habitual, no hay manera de desactivarlo. Eso sí, al menos esta vez las pantallas asociadas a Magazine UX se encuentran a la izquierda, por lo que si prefieres no utilizarlas, puedes configurar tu tablet de manera que accedas a todo tu contenido deslizando pantallas hacia la derecha.

¿Qué más podemos contarte sobre las nuevas Galaxy Tab S? Pues que se podrá hacer y recibir llamadas directamente desde la tablet, sin importar donde esté el teléfono, con la función Call Forwarding a través de SideSync 3.0.

De hecho, puedes controlar todas las funciones del teléfono desde la tablet. Eso sí, por ahora sólo es compatible con los últimos modelos de Samsung, entre ellos el Samsung Galaxy S5, así que a día de hoy sólo podrás disfrutar de esta interesante opción si cuentas con un smartphone reciente de la marca coreana. Puedes ver SideSync en acción en el siguiente vídeo.

Galaxy Tab S también permite multitarea real, siendo capaces de navegar por la Red, ver videos, compartir contenidos y hacer llamadas simultáneamente sin tener que apagar una aplicación para acceder a otra, y todo en pantalla, dividiendo en varias ventanas todo nuestro contenido. Una función, Multi-Window, que ya vimos, por ejemplo, en los últimos modelos de la gama PRO de Samsung.

mutli window galaxy s tab

Además, con Quick Con​nect, Galaxy Tab S encuentra y se conecta rápidamente a dispositivos cercanos, para poder compartir contenidos de forma sencilla. De hecho, basta con arrastrar con el dedo un archivo desde una ventana a otra para que se copie automáticamente en tu smartphone desde la tablet.

También se incluyen, como no podía ser de otra manera, otras funciones que ya vimos en el Galaxy S5, como el escaner de huellas digitales, situado en el mismo lugar que en el S5, en el botón de inicio. Sirve para desbloquear el teléfono o acreditar tus compras en eBay o Paypal, por ejemplo, y deberás activarlo en los ajustes en un proceso algo tedioso que, eso sí, sólo tendrás que ejecutar una vez.

La tablet, sin embargo, permite introducir un código para desbloquear el terminal 'como toda la vida', como puedes comprobar en el vídeo anterior, donde mostramos el proceso de configuración de tu huella dactilar y el funcionamiento del lector digital. A nosotros nos ha funcionado sin problemas, siempre a la primera.

Otros elementos interesantes son el modo Modo Niños, que cuenta con su propia interfaz y con numerosas aplicaciones diseñadas especialmente para ser usadas por los más pequeños, o Paper Garden, un nuevo intento por acercar contenido exclusivo de grandes medios de comunicación de una forma más visual y atractiva.

modo niños tab s

Por si fuera poco, con la compra de una de estas Galaxy Tab S, Samsung regala suscripciones a algunos de los servicios de contenido más demandados. Por ejemplo, un año gratis de Orbyt, 6 meses de Deezer, 3 meses de LinkedIn premium, 6 meses de suscripción a Vogue, o 3 meses de suscripción premium al servicio de lectura de comics de Marvel, además de algunos juegos gratuitos, como Fruit Ninja, Cut the Rope o Asphalt 8.

Cámara, Audio y Multimedia

galaxy s tab camara

La reproducción de vídeo es, quizá, lo mejor del dispositivo, ayudado claro está por su gran pantalla. Puede reproducir vídeo hasta 2.560 x 1600, a 30fps, aunque la cámara sólo graba Full HD, también a 30fps. Si lo tuyo es usar la tablet para ver películas o series, ésta es tu tableta.

En cuanto a la cámara de fotos, contamos con muchas de las funciones que ya hemos podido ver en el Samsung Galaxy S5 o el Galaxy K Zoom, entre ellas una amplia selección de modos -por defecto sólo aperecen 5, pero podemos descargar el resto-.

Para ser una cámara de tablet la calidad no está nada mal. Sus 8 megapíxeles consiguen unas fotos aceptables, aunque con bastante ruido si no tenemos mucha iluminación. El enfoque es bastante rápido y suele acertar a la primera. Si no, siempre podemos tocar la pantalla para cambiarlo. Es un apartado, este de la cámara, que no nos preocupa demasiado, ya que no es la función principal de estos dispositivos.

Con respecto al audio, poco que decir: más que aceptable con auriculares, algo peor si usamos los altavoces, aunque mejora en calidad a la mayoría de sus rivales. El hecho de que tenga dos altavoces a ambos lados ayuda, aunque tendréis que tener cuidado de no agarrar la tablet al revés, ya que taparéis los altavoces.

 

 

 

Autonomía

Otra de las características más importantes en estos dispositivos es la batería. Con 4.900 y 7.900 mAh y el modo ​Ultra-Power Saving, los nuevos Galaxy Tab S prometen horas y horas de entretenimiento sin tener que preocuparse de recargar la batería del dispositivo.

Eso sí, de lo que se promete a lo que en realidad se cumple hay siempre mucha diferencia. Por eso en este análisis de la Samsung Galaxy Tab S hemos querido que pasara la prueba de autonomía junto con el iPad Air. El análisis consiste en la reproducción continua de un vídeo de Youtube, via WiFi, y con el brillo al máximo.

Ya tenemos los resultados: el Galaxy Tab S nos ha aguantado poco más de 10h. En concreto, 10 horas y 12 minutos. El iPad Air que hemos utilizado para la comparación, con 6 meses de uso, 9 horas y 7 minutos. Podríamos decir que la autonomía de la tablet Samsung es mayor, y tendríamos razón pero, de alguna manera, estaríamos "mintiendo". 

Para que lo entendáis, nunca se puede asegurar con certeza que la autonomía de un terminal es mayor que la de otro, a no ser que la diferencia sea considerable. Ninguna medición es concluyente al 100%, lo único que podemos hacer es utilizar siempre la misma vara de medir para intentar ser lo más objetivos posible.

Con esta prueba, lo que sí podemos deducir es que el dispositivo de Samsung hace un mejor trabajo al alargar la duración de su batería en las condiciones particulares de esta medición (con brillo máximo). Sin embargo, diferentes pruebas podrían arrojar diferentes resultados. Por ejemplo, con brillo al 50%, y según el portal GSMArena, el iPad Air supera en duración a esta Galaxy Tab S.

De lo que no hay duda es de que esta tablet tiene cuerda para rato y está al nivel de las mejores en autonomía, incluso por encima en determinadas condiciones.

Conclusiones

samsung galaxy tab s review

Empezábamos este análisis de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 asegurando que iba a ser un digno competidor para el iPad Air. Después de probarla durante casi dos semanas, podemos afirmar con certeza que es EL gran rival del tablet de Apple.

La pantalla es la estrella del dispositivo. Está a años luz de cualquier display visto hasta ahora en una tablet, incluyendo el último modelo de Apple, y los de Cupertino tendrán que ponerse las pilas para igualar -o superar- la calidad de imagen de esta Galaxy Tab S.

Cumple en todo lo demás: el hardware es impecable, la autonomía es similar la de su gran rival -a falta de los resultados finales- y hasta la cámara, caballo de batalla en toda tablet, parece suficiente si no eres un usuario demasiado exigente.

¿Merece la pena su compra? Respuesta corta: Sí. ¿Respuesta larga? Todo dependerá de qué sistema operativo te guste más. Si tienes un Mac o un iPhone quizá te convenga optar todavía por el iPad Air, por temas de sincronización, o porque te guste más o estés acostumbrado a iOS.

Si te gusta Android, y no te importa o incluso prefieres la interfaz TouchWiz de Samsung, no vas a encontrar mejor tablet en el mercado que esta Galaxy Tab S. Sólo se podría acercar, y sólo en calidad/precio, el Xiaomi MiPad, pero no podemos afirmarlo con certeza, pues no hemos tenido oportunidad de problarlo.

Las Samsung Galaxy Tab S están disponibles con dos opciones de conectividad: WiFi o WiFi y 4G, y contarán con 3 GB de memoria RAM y 16GB o 32 GB de almacenamiento interno + ampliación vía MicroSD (hasta 128GB).

Los usuarios podrán elegir entre versiones de 10.5 y 8.4 pulgadas, en colores bronce 'titanio' o blanco 'deslumbrante'. En España, los precios oficiales son: 399€ para la Tab S 8.4 WiFi y 499€ para la Tab S 10.5 Wifi. Las versiones con LTE, como es habitual, son algo más caras.

Eso sí, en Amazon se puede encontrar ya el modelo de 10.5 pulgadas por 377,63€, poco más de un euro más barata que el iPad Air. Que empiece la guerra.

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla1010/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara88/10
  • Batería88/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio88/10