Samsung Galaxy Tab S3, análisis y opinión

Samsung Galaxy Tab S3, análisis y opinión

Lo mejor

  • Pantalla nítida y brillante
  • Tecnología HDR
  • Rendimiento fluido
  • Diseño de alta calidad

Lo peor

  • Autonomía "solo" notable
  • Sin NFC para pagos móviles
  • Limitaciones Android
  • Precio elevado
Samsung Galaxy Tab S3 9.7

Galaxy Tab S3 9.7 Samsung

Nota de análisis

85
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.0
    Tamaño 9.7 pulgadas
    Resolución 2048x1536
    Cámaras 12/5 mpx
    Capacidad 6000 mAh
    Memoria Interna 32 GB, 64 GB
¿La tablet definitiva?

El universo de las tablets no pasa por su mejor momento a nivel de ventas, pero eso no desanima a algunos fabricantes a mantener la pelea por desarrollar un dispositivo versátil capaz de ofrecer al usuario soluciones de ocio y trabajo útiles en el día a día.

La Samsung Galaxy Tab S3 se presenta por todo lo alto, candidata indiscutible a figurar como la mejor tablet Android 2017 gracias a unas especificaciones de vértigo, un diseño tremendamente cuidado y el extra que supone el S Pen.

Estamos evidentemente ante uno de los rivales más importantes para el iPad Pro de Apple, así que a lo largo de este análisis de la Samsung Galaxy Tab S3 vamos a intentar examinar cuáles son sus puntos más fuertes y en qué apartados necesita mejorar.

Equipada con un potentísimo procesador y una pantalla que presume de última tecnología, la gran duda sobre esta tablet gira en torno a si es capaz de sustituir a un ordenador portátil. Si estás interesado en comprar la Tab S3 no te pierdas lo que viene a continuación.

Diseño premium que seduce a primera vista

A nivel estético la Samsung Galaxy Tab S3 se inspira directamente en la generación de los S7 y S7 Edge, lo que se traduce en un acabado completamente premium que nada tiene que envidiar al iPad Pro ni a ninguna otra tablet presente en el mercado.

Se trata de un dispositivo unibody fabricado en aluminio que incorpora una capa de cristal Corning Gorilla Glass 4 tanto en la parte frontal como en la posterior. Así, además de proteger el equipo frente a golpes, arañazos y pequeñas caídas tenemos una sensación al tacto de una enorme calidad, conseguida también por la ligera curvatura del cristal en los bordes.

 Samsung Galaxy Tab S3Apple iPad Pro 9.7
Pantalla9,7 pulgadas9,7 pulgadas
Alto169 mm169,5 mm
Ancho237,3 mm240 mm
Grosor6 mm6,1 mm
Peso429 / 434 g437 / 444 g
Ratio Pantalla/Cuerpo72,7%71,6%

Las dimensiones de la Galaxy Tab S3 también hablan muy bien de los ingenieros de Samsung ya que se trata de una tablet más pequeña (y manejable) que el mencionado iPad Pro de Apple. Incluso gana en el cuerpo a cuerpo en lo que a grosor se refiere, quedándose en unos 6 milímetros que se hacen muy cómodos de manejar en la mano.

De la misma manera la Tab S3 también vence a su rival más directo en cuanto al peso ya que la báscula se sitúa por debajo de los 430 gramos para el modelo Wi-Fi que hemos probado para esta review y por debajo de los 435 en el modelo que incorpora conexión 4G; en ambos casos estamos por debajo de los modelos de Apple.

Antes decíamos que esta Tab S3 se inspira en la generación de los Galaxy S7 y S7 Edge, por lo que desafortunadamente contamos con unos marcos generosos en la parte frontal que han desaparecido del nuevo buque insignia de la división de móviles de la compañía, el Samsung Galaxy S8.

Análisis a fondo del Samsung Galaxy S8, ¿es tan bueno como lo pintan?

También es verdad que en este caso llevar el lector de huellas a la parte trasera hubiera sido un fallo todavía más grave porque hubiera perdido toda la utilidad, así que en cierta medida es lógico que Samsung mantenga la estética en esta generación de su tablet más icónica a la espera de poder incorporar la tecnología directamente en la pantalla de la tablet.

Una de las (pocas) cosas que no nos ha convencido a nivel de diseño de esta tablet tiene que ver con la bandeja extraíble que debemos utilizar para introducir la tarjeta microSD para ampliar memoria y la nanoSIM en el caso del modelo en 4G. La bandeja es única cuando existía espacio de sobra para colocar una segunda bandeja y, además, está fabricada en un plástico que no hace justicia a los materiales de alta calidad que encontramos a lo largo del resto de la Tab.

Tampoco hubiera estado de más incorporar algún tipo de certificación IP que nos garantizase protección frente al polvo y el agua, aunque es cierto que no se trata de un problema tan acuciante como en el caso de los smartphones porque las probabilidades de meterse en la piscina con un aparato de estas dimensiones sin darse cuenta son ínfimas.

Una pantalla con mucho futuro

La Galaxy Tab S3 presume de una pantalla de 9.7 pulgadas con tecnología Super AMOLED y una resolución QXGA (2.048 x 1.536p) que ofrece una densidad media de unos 264 píxeles por pulgada. Hasta ahí hablamos de unas especificaciones de sobresaliente, pero en este caso Samsung va un paso más allá al incorporar a esta tablet la tecnología HDR que mejora sensiblemente la calidad de la imagen a la hora de reproducir vídeos, series y películas.

El HDR va camino de convertirse en tendencia en este 2017. Esta tecnología de alto rango dinámico ofrece unos mayores ratios de contraste y consigue imágenes más brillantes en todas las escenas, aunque su incidencia es especialmente importante en las tomas más oscuras en las que habitualmente perdemos muchos matices. A día de hoy ya no existe televisión de gama alta que se precie sin HDR, una característica que poco a poco se está adentrando en el terreno de los dispositivos móviles.

Tipos de pantalla para móvil, ¿cuál es la mejor?

Precisamente el Samsung Galaxy S8 es uno de los que ha abierto la veda en el universo de los smartphones, junto al LG G6. En este caso la Tab S3 es compatible con el estándar HDR10, una elección que en el plano práctico va a mejorar la experiencia de usuario más que si tuviéramos un panel con resolución 4K.

El problema es que de momento no es sencillo reproducir contenidos con HDR en esta Tab S3. Las aplicaciones de Netflix y Amazon Prime Vídeo ya ofrecen soporte para la reproducción de contenidos en HDR pero exclusivamente en sus versiones para smartphones, así que por ahora solo podemos esperar.

Sea como sea lo bueno de esta Tab S3 es que ya esconde en su interior esta tecnología así que es cuestión de tiempo que los usuarios puedan aprovechar en el plano más práctico la ventaja que supone el HDR. Y de todas formas sin ella ya vamos a poder gozar de una profundidad de color notable y un grado de fidelidad que roza el sobresaliente.

Cómo elegir el televisor 4K HDR correcto para tu PS4 Pro o Xbox One S

También debemos destacar el grado de luminosidad de la Tab S3. Es cierto que la mayoría de veces utilizaremos la tablet dentro de casa, pero es importante saber que no vamos a tener ningún problema en utilizarla en exteriores incluso bajo el efecto directo de los rayos de luz del sol. Por último los ángulos de visión son razonables, pero en este apartado sí que se queda algo más lejos de la excelencia.

Un S Pen mucho más completo y versátil

La verdadera estrella de la Tab S3 es el nuevo S Pen, renovado por dentro y por fuera para que sea más cómodo de utilizar y mucho más útil. Viene incluido en la caja de venta, aunque tenemos que comprar por separado el teclado que se puede acoplar a la tablet gracias a unos conectores magnéticos en un sistema similar al del Smart Keyboard de Apple.

El nuevo S Pen es mucho más sólido y robusto que los modelos de anteriores generaciones. Su diseño además es más acertado ya que no tendremos problemas con que se nos caiga al colocarlo sobre una superficie plana como un mesa, un problema que sí tuvimos durante el análisis del iPad Pro de 9.7 pulgadas.

La punta tiene solo 0,7 mm de grosor para asegurar una precisión sobresaliente y, además, contamos con hasta 4096 niveles de presión. Sin embargo, la gran fortaleza del S Pen de Samsung es la enorme versatilidad que ofrece: no es necesario ser artista ni diseñador gráfico para sacarle partido ya que incluso en tareas cotidianas nos puede servir de mucha utilidad.

Las fundas mejor valoradas en Amazon para tu Galaxy Tab S3

El S Pen cuenta con un botón en uno de sus lados que activa el menú Air Command en el que tenemos una serie de accesos directos a las principales herramientas del lápiz, pudiendo además añadir alguno más a nuestro gusto. Una de las más interesantes es sin duda la función Smart Select con la que podemos recortar una parte de la pantalla para realizar capturas o crear GIFs animados de una manera insultantemente sencilla.

Contamos además con otras funciones ya vistas en el malogrado Galaxy Note7 como la función de lupa, el traductor en tiempo real o la vista previa que nos permite visualizar rápidamente otras ventas o aplicaciones. Para sacarle el máximo provecho podemos utilizar las apps preinstaladas de serie (Notas y Pen.UP) o descargar cualquiera de Google Play Store como, por ejemplo, Photosop Express.

Se trata en definitiva de un lápiz mucho más consolidado y profesional que los que incluían generaciones anteriores. A la hora de utilizarlo para escribir o dibujar sobre la pantalla rinde de manera extraordinaria, funcionando especialmente bien a la hora de realizar sombreados.

La mala noticia es que la tablet no cuenta con ningún espacio ni hueco para almacenar el S Pen cuando no lo estamos utilizando así que tendrás que guardarlo a buen recaudo. Curiosamente el teclado inteligente para esta Tab S3 que se vende por separado (a nada menos que 129,90 euros) sí que incluye un hueco específico para dejar el lápiz mientras no lo usamos.

Rendimiento sobresaliente en el universo Android

Bajo la carcasa de la Tab S3 se esconde un procesador Snapdragon 820 obra de Qualcomm que hace apenas solo unos meses era el más potente dentro del universo Android para dispositivos móviles.

Para un uso más o menos cotidiano el rendimiento de la tablet es sobresaliente: no tiene problema alguno en gestionar la multitarea y se atreve a mover videojuegos con gráficos avanzados gracias a la GPU Adreno 530.

Contamos además con 4 GB de memoria RAM que ayudan a que las pruebas de rendimiento y benchmarks de la Tab S3 sean bastante satisfactorias, aunque no llegamos al nivel de lo mejor del mercado.

tab s3

A nivel de almacenamiento interno la Galaxy Tab S3 cuenta con una capacidad de 32GB de los que puedes utilizar poco más de 23 GB después de la configuración inicial por el espacio que ocupa el sistema operativo y la capa de personalización.

Se trata de una capacidad algo escasa para un modelo de gama alta. Además, tanto la velocidad de lectura como la de escritura no destacan para bien así que resulta caso obligatoria la compra de una tarjeta microSD.

Análisis a fondo del iPad Pro de 9.7 pulgadas

La buena noticia es que el dispositivo no sufre problemas de sobrecalentamiento incluso con un uso muy intensivo.

Software con alguna pequeña pega

La Samsung Galaxy Tab S3 viene de la mano de Android Nougat (7.0), lo que tiene sus ventajas e inconvenientes ya que estamos hablando de un sistema operativo muy intuitivo y al que la inmensa mayoría del público ya está acostumbrado, siendo tremendamente cómodo de manejar en entornos domésticos. Los problemas aparecen cuando le pedimos un poco más a un dispositivo de este equipo.

software tab s3

Para empezar tenemos que tener en cuenta que buena parte de las aplicaciones que utilizaremos no están optimizadas para funcionar en una tablet y, sobre todo, para ser visualizadas en una relación de aspecto de 4:3 como la de esta Tab S3. Eso hará que, por ejemplo, al abrir algunas apps como Instagram tengamos la sensación de que estamos manejando un gigantesco móvil en lugar de una tablet ya que no se adaptan a la orientación de la pantalla.

Aún así todos los miembros de la familia van a poder disfrutar de una experiencia bastante agradable con este dispositivo. Contamos por ejemplo con un modo específico para niños y, al mismo tiempo, tenemos preinstaladas de fábrica algunas aplicaciones de la suite Microsoft Office, lo que nos invita a utilizarla en entornos más profesionales.

¿Tablet o portátil? Con un convertible no tendrás que elegir

Manejar una pantalla tan grande tiene además alguna que otra ventaja como la multipantalla y disponemos de algunas funciones y aplicaciones desarrolladas por Samsung que aportan valor añadido como Samsung Flow, que permite sincronizar la tablet con nuestro teléfono para intercambiar archivos y visualizar las notificaciones del smartphone en la Tab S3.

Si lo que buscamos un dispositivo más enfocado al uso laboral o necesitamos programas que no disponen de versiones decentes en Android lo más sensato es echar un vistazo al nuevo Galaxy Book, un convertible con Windows 10 y procesador i5 que sí puede llegar a ser sustituto de un ordenador portátil si lo que buscamos es un equipo para trabajar a diario.

Cámara notable... para ser una tablet

La cámara principal de la Samsung Galaxy Tab S3 cuenta con un sensor de 13 megapíxeles con sistema de autoenfoque y una apertura de diafragma bastante amplia (f/1.9) para tratarse de una tablet, aunque no contamos con los extras habituales que ya están presenten en los mejores móviles Android como, por ejemplo, la estabilización óptica de imagen.

En exteriores bajo unas condiciones de luz favorables obtendremos resultados bastante buenos, pero estamos hablando de un uso residual: a casi nadie se le ocurre llevar encima una tablet para hacer fotos fuera de casa. Además, en cuanto ponemos el sensor a prueba en situaciones algo más exigentes o miramos con lupa las fotografías realizadas con la tablet detectaremos que el grado de nitidez y de fidelidad con la realidad es cuestionable.

tab s3

Tenemos la opción de grabar vídeo en UHD 4K (3.840 x 2.160p) a 30 frames por segundo con estabilización de imagen (imprescindible para una tablet de estas dimensiones) pero de nuevo los resultados se quedan bastante lejos de lo que ofrecen hoy en día los smartphones.

Para la cámara frontal contamos con un sensor de 5 megapíxeles que probablemente utilizaremos más si realizamos videollamadas con la tablet para hablar con amigos y seres queridos. En este caso la calidad también es aceptable aunque la nitidez cae considerablemente en entornos poco iluminados.

En definitiva estamos ante una tablet notable en el apartado fotográfico pero que, con los avances realizados en los últimos años por los smartphones, se sitúa como un dispositivo simplemente correcto a la hora de tomar fotografías. En caso de emergencia, eso sí, te servirá para sacarte del aprieto.

Galería de fotosCámara de fotos del Samsung Galaxy Tab S3ver las 18 fotos
Batería, sonido y conectividad

Samsung ha conseguido reducir el consumo de energía en esta Galaxy Tab S3 respecto a la anterior generación y además incorpora soporte para la tecnología Quick Charge 3.0 de carga rápida, similar a la presente en los smartphones de gama alta.

La batería de la Samsung Galaxy Tab S3 tiene una capacidad de 6.000 miliamperios, por lo que es ligeramente superior a la Tab S2. Sin embargo todo esto no se traduce en un nivel de autonomía sobresaliente. 

En nuestras pruebas el dispositivo ha estado cerca de llegar a las 7 horas de reproducción de vídeo continua, una cifra que puede parecer elevada pero que se queda muy lejos de los últimos iPad de Apple.

¿Supone esto un grave problema? En absoluto. El grado de dependencia de la batería en una tablet no tiene nada que ver con un smartphone y, de hecho, con un uso normal nos tendremos que preocuparnos en recargar la batería cada tres o cuatro días. 

WiFi AC, el WiFi más rápido que el cable. ¿Lo conoces? 

A nivel de audio contamos con cuatro altavoces repartidos en los bordes metálicos superior e inferior que llevan el sello de AKG y funcionan de una manera bastante parecida a lo visto en el iPad Pro: son capaces de ajustarse automáticamente a la orientación de la tablet para ofrecer un sonido nítido y sin distorsiones

La calidad del sonido que sale a través de los altavoces es bastante buena en comparación a otras tablets presentes en el mercado. Samsung ofrece además soporte para el códec AptX HD de Qualcomm que nos permite reproducir música vía Bluetooth a una calidad muy superior a lo habitual.

A nivel de conectividad también es evidente que nos encontramos ante un dispositivo de gama alta, no ya por el conector USB-C 3.1, sino porque contamos con una serie de extras que no son nada habituales: sistema de geoposicionamiento GALILEO, Bluetooth 4.2 y WiFi AC para navegar a gran velocidad, aparte de contar con acelerómetro y giroscopio. Nos quedamos, eso sí, sin el sensor de radio FM que sinceramente tiene poca utilidad en una tablet.

Conclusión

Llegamos al final del análisis de la Samsung Galaxy Tab S3 con sensaciones muy positivas. Tenemos delante la que seguramente sea la mejor tablet Android 2017 tanto por su altísimo nivel rendimiento como por su cuidado diseño y por todo lo que aporta el S Pen, que se convierte en un elemento imprescindible a las pocas horas de comenzar a utilizar esta Tab.

Los que busquen un dispositivo versátil, cómo de utilizar para el ocio, fabricado con materiales de buena calidad y que además pueda ser de utilidad para trabajar de manera ocasional (por ejemplo durante un viaje o unas vacaciones) no se equivocarán con esta Galaxy Tab S3, cuyo precio oficial de lanzamiento ascendía a los 679 euros para el modelo solo Wi-Fi y a los 769 euros para la versión que incorpora conexión 4G.

Mejores tablets en relación calidad/precio de 2016

Eso sí, siempre hay que tener en mente que hoy por hoy sustituir un ordenador portátil para trabajar por una tablet es una misión imposible para casi todo el mundo. Como decíamos antes ahí entran en juego los convertibles, un segmento en el que Samsung precisamente se acaba de estrenar con el Galaxy Book.

En definitiva nuestra opinión de la Samsung Galaxy Tab S3 es muy buena si hablamos de ella como una tablet Android, siendo seguramente la opción más recomendable de todo el mercado para todos aquellos que no miren el presupuesto con lupa.

Nuestra valoración

  • Diseño99/10
  • Pantalla1010/10
  • Hardware99/10
  • Software88/10
  • Cámara77/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio88/10