Samsung Gear Fit 2, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño y pantalla
  • Pulsómetro y GPS incorporados
  • Almacenamiento interno (4 GB)

Lo peor

  • Solo funciona con móviles Android
  • Escasa visibilidad en exteriores
  • Autonomía limitada

Nota de análisis

80
Amazondesde 180,00VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Samsung
Modelo:
Gear Fit 2
Tipo:
Smartwatch
Dimensiones:
24,5 x 51.2 x xx mm
Peso:
30 g
Precio de lanzamiento:
€ 199.00
Una apuesta sobre seguro

Samsung sorprendió a todos hace dos años con el lanzamiento de la Samsung Gear Fit, una smartband deportiva que trataba de llevar las pulseras cuantificadoras al siguiente nivel. Aquel experimento salió a las mil maravillas ya que el público respondió positivamente a un producto que brilló gracias a su pantalla curva y su práctico diseño, con más de 250.000 reservas en apenas 10 días.

El éxito de la Gear Fit original le sirivió a Samsung para posicionarse dentro de un segmento de mercado en el que hasta hace nada solo convivían marcas nativas. Dos años después la competencia dentro de las pulseras de fitness es enorme, entre otras cosas por el espectacular crecimiento de Fitbit o la incursión de marcas como Garmin o TomTom en productos muy orientados al público más deportista.

La Samsung Gear Fit 2 se presenta con importantes novedades respecto a la generación anterior que la vuelven a destacar como una de las pulseras más equilibradas del mercado gracias a su fantástica pantalla y sus amplias posibilidades, extendidas en esta ocasión gracias a la incorporación de un sensor GPS y el aumento de la memoria interna hasta los 4 GB.

Análisis de la Samsung Gear Fit original

A continuación en este análisis de la Samsung Gear Fit 2 valoraremos sus principales características, sus mayores puntos fuertes y también sus debilidades con el objetivo de responder a la pregunta del millón, ¿merece la pena comprarla?

 
Un diseño todavía más atractivo

Samsung ya se llevó las alabanzas de medio mundo hace dos años con el lanzamiento de la Gear Fit original, que esta vez se renueva con un diseño con marcado carácter deportivo que resulta cómodo y práctico, dos características que dicen mucho a favor de un wearable de este tipo.

Diseño Gear Fit 2

La pulsera sigue siendo de plástico, lo que puede que a priori no seduzca a muchos, pero sí que hemos notado un avance significativo en el acabado de la correa respecto a la generación anterior. Además resulta mucho más flexible, no atrae el polvo y tenemos un nuevo sistema de anclaje que dificulta mucho que la correa se salga de su sitio.

El peso de la Samsung Gear Fit 2 se queda en unos razonables 30 gramos, algo por encima de la Fitbit Charge HR pero mucho más ligera que el Garmin Vivoactive HR.

La review más completa del Fitbit Blaze: ¿merece la pena?

La smartband resulta cómoda y ligera, no hasta el extremo de vaya a pasar desapercibida pero es verdad que ya no supone ningún incordio porque tiene un grosor de apenas 12 milímetros que te permite esconderla incluso debajo de la camisa.

Correa Gear Fit 2

La pulsera está disponible en negro, rosa y azul -previsiblemente habrá más colores en los próximos meses- pero desafortunadamente no son intercambiables. Además contamos con el hándicap de que el puerto de carga no es microUSB sino propio, por lo que nos hará falta un accesorio -incluido- en la caja para cargar este wearable. Ojo con perderlo porque entonces nos resultará imposible alimentar su batería.

Por otro lado Samsung ha mejorado la resistencia al agua de este dispositivo, que cuenta con certificación IP68 por lo que como apuntábamos antes está protegido frente al polvo y es sumergible en el agua hasta un metro de profundidad durante un tiempo máximo de 30 minutos.

Galería de fotosSamsung Gear Fit 2: galería de imágenesver las 25 fotos
Una pantalla espectacular

Sin embargo, lo mejor de la Samsung Gear Fit 2 es su pantalla curva táctil Super AMOLED de 1,5 pulgadas que eleva la resolución respecto a la generación anterior para llegar hasta los 311 píxeles por pulgada, una cifra que se traduce en una nitidez espectacular.

Diseño Gear Fit 2

Los colores que ofrece la pantalla resultan bastante naturales, aunque vuelve a flojear en lo que se refiere a la luminosidad: tendremos problemas si la luz del sol incide directamente sobre nuestra smartband salvo que pongamos el nivel de brillo al máximo, lo que implica un drenaje intensivo de la batería.

Super AMOLED, Retina, IPS, LCD, ¿cuál es mejor?

Esta Gear Fit 2 cuenta con una pantalla más ancha que el modelo anterior, lo que implica una mayor superficie para mostrar todo tipo de información de una manera más atractiva. Por ejemplo ahora podemos ver cómodamente imágenes recibidas a través de WhatsApp o repasar el recorrido realizado durante nuestra última actividad deportiva sobre un mapa sin tener que acudir a nuestro smartphone.

La pantalla se puede personalizar con decenas de esferas diferentes tanto desde la pulsera como por medio de la app Samsung Gear en el teléfono móvil. Además de la pantalla inicial contamos conlas siguientes esferas:

  • Registro 24 horas: Muestra una progresión lineal de tu actividad durante el último día, con los períodos inactivos, activos, en fase de sueño e incluso las horas que no has llevado puesta la pulsera.
  • Ejercicio: Para empezar una actividad solo tienes que seleccionar el tipo y algún objetivo para que la pulsera empieza a registrar los datos. Puedes repasar datos de ejercicios ya completados.
  • Pasos: Podómetro con el número de pasos diarios y la progresión respecto al objetivo diario marcado.
  • Pisos: Número de pisos que has subido durante el día, con la posibilidad de acceder a las estadísticas.
  • Ritmo Cardíaco: Muestra los datos de la última medición de la frecuencia cardíaca junto con el número mínimo y máximo de pulsaciones del día. Puedes pulsar para acceder a las estadísticas semanales.
  • Vasos de agua: Para grabar el número de vasos de agua que has tomado.
  • Café: Para introducir el número de cafés ingeridos.
  • Juntos: Para retar a tus amigos. 

Además, si pulsas sobre el botón de inicio puedes acceder a otras opciones como manejar los controles de reproducción de música, poner en marcha el cronómetro, la cuenta atrás, ejecutar una aplicación para encontrar el teléfono móvil asociado a la pulsera o acceder a las diferentes opciones de configuración para -por ejemplo- activar la conexión GPS o elevar el brillo de la pantalla. 

Sincronización

Antes de comprar la Gear Fit 2 debes ser consciente de que la pulsera es compatible únicamente con dispositivos que funcionen bajo Android KitKat (4.4) o superiores, con un mínimo de 1,5 GB de memoria RAM. Eso significa una mejora importante respecto a la generción anterior pero sigue dejando al margen -de momento- a los iPhone.

Sincronizacion Samsung Gear Fit 2

La sincronización de la Samsung Gear Fit 2 resulta bastante sencilla e intuitiva. Para ello simplemente debes descargar la app Gear Fit a través de la Play Store, encender el Bluetooth de tu teléfono móvil y cerciorarte de que también se encuentra activo en tu pulsera, lo que puedes confirmar a través del apartado de ajustes.

En cuestión de segundos ambos dispositivos se emparejarán, pero por motivos de seguridad la pulsera te mostrará un código PIN que deberás confirmar. A continuación es bastante probable que tengas que descargarte una segunda app -en realidad se trata de un plugin- para poder aprovechar al máximo las nuevas características de la Gear Fit 2.

App Samsung Gear

Una vez emparejados los dispositivos podrás acceder a un puñado de opciones para personalizar tu pulsera -esferas de reloj-, configurar las notificaciones, enviar músicar o configurar por ejemplo los mensajes rápidos con los que podrás responder a las notificaciones, una opción interesante para establecer mensajes tipo con los que responder directamente a los WhatsApp desde la pulsera.

Si no sabes cómo pasar música a la Samsung Gear Fit 2 tienes que utilizar la app Gear Manager, pero desafortunadamente no podrás realizar el proceso a través del ordenador, al menos por el momento.

Qué puede hacer la Samsung Gear Fit 2

La Samsung Gear Fit 2 esconde en su interior un procesador Exynos 3250 de doble núcleo junto a 512 MB de memoria RAM, lo que denota que nos encontramos ante un dispositivo mucho más potente que su antecesor.

Además de incorporar GPS la Gear Fit 2 cuenta con un largo listado de sensores destinados a monitorizar tu actividad física hasta el más mínimo detalle. Entre ellos destaca por supuesto el sensor de ritmo cardíaco, pero también contamos con podómetro, acelerómetro, barómetro o giroscopio.

Gear Fit 2

Por si fuera poco la pulsera cuenta con 4 GB de memoria interna -el anterior modelo solo tenía 8 MB- pensados tanto para guardar archivos de música de manera independiente al teléfono móvil como para la instalación de apps del universo Galaxy, algo que previsiblemente se podrá hacer a lo largo de los próximos meses.

La Samsung Gear Fit 2 funciona con Tizen, el sistema operativo basado en Linux desarollado por Samsung que podría dar el salto al segmento de los teléfonos móviles en un futuro no muy lejano. De momento esta pulsera demuestra las capacidades de un SO especialmente fluido.

Las mejores smartband o pulseras inteligentes de 2016

Especificaciones aparte la manera más sencilla de describir la Samsung Gear Fit 2 es que se trata de una pulsera deportiva con la que podrás salir a andar o hacer deporte sin tener que llevar encima el teléfono móvil para registrar tus datos de actividad, con el extra añadido de contar con memoria interna suficiente para reproducir directamente música a unos auriculares Bluetooth.

Una vez tengas el móvil lo suficientemente cerca los datos se sincronizarán automáticamente, por lo que podrás consultar toda tu actividad también en tu smartphone mediante la app S Health -especialmente recomendable si compras la Gear Fit 2- con la que puedes aceder a diferentes programas de entrenamiento o competir contra tus amigos.

App S Health

Por si fuera poco esta pulsera de actividad deportiva también hace las veces de smartwatch. Si tienes el móvil cerca podrás consultar las notificaciones recibidas e interactuar con ellas, pudiendo responder a WhatsApp o leer correos electrónicos, lo que en la práctica resulta extremadamente práctico.

Musica Gear Fit 2

Al asociar la pulsera con nuestro smartphone también podremos manejar los controles de reproducción de Spotify para pausar, cambiar de canción o subir y bajar el volumen, otra clara señal de que estamos ante un dispositivo de gama alta.

En esta pulsera Samsung ha abierto la veda a la entrada de apps de terceros, aunque de momento el abanico de posibilidades es bastante pobre tanto en cantidad como en calidad, algo que podría cambiar a medio o largo plazo si se convierte en un éxito de ventas. 

Rendimiento como pulsera cuantificadora y GPS

La Samsung Gear Fit 2 es una pulsera deportiva capaz de medir toda la actividad física que realizas al cabo del día, y eso no solo incluye los ratos que decides activamente hacer deporte. La smartband está siempre alerta para detectar qué haces en cada momento para registrar tus pasos a través del podómetro pero -también- para ponerse en marcha incluso si no inicias manualmente una actividad.

Una de las principales ventajas de la Gear Fit 2 en comparación a las pulseras cuantificadoras baratas es que el wearable de Samsung esconde en su interior un acelerómetro y un giroscopio que resultan fundamentales para detectar con precisión qué estás haciendo en cada momento.

Deportes Gear Fit 2

De hecho, a través de los datos recogidos con estos sensores la Gear Fit 2 es capaz de detectar hasta cinco tipos de entrenamiento -paseo, carrera, ciclismo, bicicleta elíptica o máquina de remo- de manera totalmente automática sin que pulses ningún botón si llevas al menos diez minutos realizando esa actividad.

Claro que siempre resulta mucho más recomendable avisar al reloj del ejercicio que vas a realizar ya que -entre otras cosas- puedes establecer diferentes objetivos de entrenamiento. Además de los cinco modos descritos anteriormente puedes seleccionar senderismo, máquina de step, bici estática, abdominales, sentadillas, zancadas, pilates o yoga. Si ninguna categoría se adapta a tu entrenamiento puedes seleccionar "otro entrenamiento".

TomTom Runner 2 Cardio+Music, análisis del reloj GPS

Entre los aspectos negativos destaca la ausencia de un tipo de actividad que cubra deportes de equipo como el fútbol o los problemas a la hora de registrar algunas actividades en el gimnasio: no es que sea completamente rígida pero puede que no registre las flexiones, abdominales o sentadillas de la manera que te has acostumbrado a hacerlas. En cualquier caso es fácil pillarle el truco.

Samsung Gear map

Sin lugar a dudas uno de los mayores puntos fuertes de la Samsung Gear Fit 2 es la incorporación de un sensor de posicionamiento compatible con los sistemas GPS y GLONASS que te permitirán salir a correr sin llevar el móvil encima.

En algunas pulseras baratas a menudo debes esperar hasta medio minuto a que el dispositivo reciba la señal correctamente, pero en esta smartband la rapidez es sobresaliente. Además resulta notablemente precisa a la hora de ubicarnos sobre el mapa, dejando bastante atrás a los modelos más baratos presentes en el mercado.

Pulsometro Gear Fit 2

Otro de los aspectos importantes que hemos comprobado en este análisis de la Gear Fit 2 es que el sensor de ritmo cardíaco resulta razonablemente preciso, con algún que otro pico sospechoso en momentos de actividad pero nada de lo que alarmarse.

La Samung Gear Fit 2 es resistente al agua, aunque con matices. Dispone de la misma certificación que el Samsung Galaxy S7 Edge (IP68) así que no tendrás problemas con el sudor o los días de lluvia e incluso es sumergible durante 30 minutos, pero por eso mimo no parece el mejor dispositivo del mercado si lo quieres usar durante tandas largas de entrenamiento en la piscina.

Batería

Samsung asegura que la Gear Fit 2 es capaz de estirar su autonomía hasta los cuatro días, un dato demasiado elevado según nuestra experiencia durante el análisis de la Samsung Gear Fit 2.

Cargador Gear Fit 2

La batería suele ser uno de los principales puntos débiles de este tipo de wearables ya que las personas que más partido le sacan suelen buscar tener todas las funcionalidades activas -incluido el GPS y el monitor del pulso cardíaco- bajando drásticamente la autonomía real de la Gear Fit 2 hasta los dos días.

Si realizamos un uso comedido y solo activamos el GPS para realizar actividades deportivas la batería superará fácilmente esa cifra, aunque para llegar a los cuatro días es necesario ser extremadamente prudente con el brillo de la pantalla, lo que limita bastante su uso en exteriores. 

Conclusión

Samsung ha mejorado en casi todos los apartados al modelo original de esta smartband deportiva que en esta ocasión apuesta decididamente por el público activo, lo que en nuestra opinión es un acierto.

Hablamos de un dispositivo cómodo y práctico, con una pantalla espectacular que incorpora un pulsómetro, sensor GPS y 4 GB de almacenamiento interno para reproducir música, una funcionalidad para la que no necesitamos tener cerca nuestro teléfono móvil.

Opinion Gear Fit 2

El funcionamiento del dispositivo es bastante fluido y en casi todos los apartados ofrece una sensación de alta gama que difícilmente encontraremos en las pulseras inteligentes baratas que se cuentan por docenas en los estantes de los comercios electrónicos.

Servirá a la perfección a los que buscan una pulsera sencilla pero práctica con la que salir a correr sin tener que llevar el móvil encima y que se pueda llevar en la muñeca durante todo el día para registrar nuestra actividad física y ritmo cardíaco, con el extra añadido de poder leer e interactuar con las notificaciones recibidas en el teléfono móvil.

Comparativa Android Wear, Tizen y Watch OS

De cualquier manera la Samsung Gear Fit 2 está lejos de ser perfecta. El principal problema tiene que ver con la duración de la batería, que se queda demasiado corta si aprovechamos sus funcionalidades al máximo, por lo que estaremos obligados a recargar el dispositivo sobre una base nativa como mínimo cada dos días.

Además su compatibilidad se limita a -ciertos- móviles Android y en el plano más deportivo no contamos con programas de entrenamiento completos como sí hemos visto en otros wearables, como por ejemplo la Microsoft Band 2.

De cualquier manera nuestra opinión de la Samsung Gear Fit 2 es muy positiva, ya que hoy por hoy es una de las pulseras deportivas más completas y cuenta con un precio especialmente competitivo: en el momento del lanzamiento el precio de la Samsung Gear Fit 2 fue de 199 euros, aunque ya es posible encontrar mejores ofertas en tiendas online.

Diseño
8
Pantalla
9
Rendimiento y fluidez
9
Software
8
Precisión GPS y pulsómetro
8
Batería
6
Calidad/precio
8