Skullcandy Hesh 3 Wireless, análisis y opinión

Skullcandy Hesh 3 Wireless, análisis y opinión

Lo mejor

  • Buena autonomía y carga rápida
  • Cascos ligeros y ergonómicos
  • Completamente plegables
  • Buena calidad de sonido

Lo peor

  • No incluye bolsa de transporte
  • Pequeño para cabezas demasiado grandes
  • Agudos algo exagerados

Nota de análisis

77
Amazondesde 120,36VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Skullcandy
Modelo:
Hesh 3
Tipo:
Auriculares inalámbricos
Precio de lanzamiento:
€ 129.00
Una esperada evolución

El universo de los auriculares inalámbricos tiene mucho presente pero todavía más futuro con la apuesta decidida de algunos fabricantes de smartphones como Apple, Google o HTC por desterrar el jack para auriculares y acabar con la dictadura de los cables.

Hoy dejamos a un lado los teléfonos móviles para el análisis de los Skullcandy Hesh 3, una de las grandes novedades de la pasada IFA de Berlín en la que pudimos tocar por primera vez estos esperados cascos, la lógica evolución respecto a una generación que fue bien recibida por el público gracias a su relación calidad precio.

«Queremos ofrecer al consumidor un auricular inalámbrico más depurado y actualizado, que luzca genial y pueda usarse sobre la marcha, todo ello sin perder confort, practicidad o, lo que es más importante, calidad de sonido», explicaba en la presentación de los nuevos auriculares Jason Hodell, director general de Skullcandy.

Toca ver en qué se traducen todas esas novedades para intentar descifrar si se merecen a entrar en el terreno de los cascos recomendables ahora que se comienzan a vislumbrar en el horizonte épocas de intensa búsqueda de regalos y caprichos. Vamos allá. 

Diseño más cómodo y elegante

Los Skullcandy Hesh 3 Wireless tienen pinceladas no solo de la generación anterior sino de los Skullcandy Crusher Wireless. Y eso en la práctica supone muy buenas noticias.  Desde su fundación en 2003 Skullcandy se ha mostrado como una marca muy enfocada al público más joven con diseños innovadores, a veces arriesgados, en la intersección entre música, deporte y tecnología

Por eso son muchos los que relacionan la marca con la cultura urbana y deportes como el skateboard o el snowboard. No en vano la idea de crear la empresa nació en un telesilla como ha reconocido en más de una ocasión Rick Alden, fundador de Skullcandy.

Sin dejar a un lado toda esa inspiración a lo largo de este análisis de los Skullcandy Hesh 3 Wireless hemos comprobado estos nuevos cascos apuestan por un diseño más elegante, versátil y discreto. Nada de lujos ni estridencias en un diseño monocromático que seduce a primera vista por su sencillez y su aspecto premium.

Los mejores cascos y auriculares inalámbricos

Por supuesto no falta la icónica calavera de Skullcandy, emblema de la compañía, pero en esta ocasión tienen un papel más secundario. Eso redunda en una mayor versatilidad porque con este nuevo diseño los cascos pegan con cualquier estilo y ambiente, teniendo además un sello propio ya que presumen de un acabado mate muy atractivo a la vista.

Los nuevos Hesh 3 Wireless están disponibles en azul, gris, rojo o negro, siendo esta última la versión que nosotros hemos probado para la review. Se trata de unos cascos circumaurales como veremos más adelante, lo que quiere decir que las almohadillas rodean por completo las orejas y los cascos se apoyan sobre la cabeza a través de una diadema.

Convierte tu móvil en un altavoz externo para tu PC

¿Sin cómodos los Skullcandy Hesh 3 Wireless? A la hora de comprar unos cascos la ergonomía es un factor fundamental. Y en este caso tenemos sensaciones muy positivas. Primero porque los cascos son livianos ya que su peso apenas supera los 200 gramos, pero ademas porque las almohadillas de espuma con efecto memoria son de muy buena calidad.

Los cascos son completamente plegables y giratorios, lo que supone una ventaja más frente a varios de sus rivales más directos: podemos girar cada auricular 90 grados en horizontal y 180 grados en vertical. De esta manera son bastante cómodos de llevar de un lado a otro, pero en este sentido nos hubiera gustado ver en la caja de venta alguna bolsa de transporte; toca buscarla por nuestra cuenta.

El exterior de la diadema está recubierto por plástico pero su interior es de metal, lo que de alguna manera nos ofrece garantías en términos de durabilidad. Eso sí, nos hubiera gustado que la diadema tuviera algo más de recorrido ya que puede quedarse demasiado corta para aquellos que tengan la cabeza demasiado grande.

El auricular izquierdo queda completamente desnudo ya que todos los botones y conectores descansan en el derecho. En éste encontramos un indicador LED que nos muestra el estado de la batería y nos permite identificar también la situación de su conexión Bluetooth, una botonera triple para controlar el volumen y la navegación, un conector microUSB para cargar la batería y un conector de 3,5 milímetros para utilizarlos con cable.

Alternativas gratuitas para tener tu música en la nube

En definitiva estamos los Hesh 3 Wireless gozan de un diseño bastante atractivo, son cómodos y ligeros, lo que supone muy buenas noticias teniendo en cuenta su precio. Eso sí, no gozan de resistencia al agua (como la mayoría de sus competidores) y echamos en falta controles táctiles sobre la superficie del auricular para una navegación más sencilla.

Calidad de sonido

El diseño de los Skullcandy Hesh 3 permite aislar el ruido exterior de una manera bastante efectiva ya que las almohadillas que recubren nuestras orejas actúan como aislante natural.

Hablamos, claro, de un aislamiento parcial que no es comparable a la cancelación activa del ruido: esa tecnología tiene por objetivo anular todo el sonido que provenga desde fuera. Y aunque parezca extraño, eso no es siempre una buena idea.

Samsung Gear IconX, análisis y opinión

Los Hesh 3 Wireless permiten percibir sonidos elevados del exterior, de manera que podremos escuchar el timbre de una bicicleta, el claxon de un vehículo o el timbre de un smartphone ante una llamada entrante.

Su aislamiento es bastante bueno pero evidentemente no llega a ser total, de manera que si los vamos a utilizar en un avión escucharemos muy de fondo el rudio de los motores, pero podremos minimizar drásticamente su molestia.

La calidad de sonido de los Skullcandy Hesh 3 es bastante atlta, sobre todo en relación a su rango de precios, y en cualquier caso por encima de la generación anterior y sin demasiado que envidiar a sus rivales más directos. 

¿Suenan realmente bien los Airpods de Apple? No te pierdas nuestra review

Se trata de unos cascos pensados para el gran público como demuestra su respuesta sonora en forma de 'V', un esquema acústico que se ha impuesto en los últimos años y que convence a los oídos de muchos a través de la acentuación de los tonos más graves y de los agudos.

Esto seguramente desanime a los audiófilos (obligados a elegir entre modelos de precios muy superiores) pero en la práctica puede ser más bien una ventaja. Sobre todo, porque el refuerzo de los bajos se produce sin los excesos vistos en otros fabricantes.

Dicho todo esto, a lo largo de la review de los Skullcandy Hesh 3 Wireless hemos quedado satisfechos con la calidad de sonido de los cascos, que cuentan con transductores de 40 milímetros en su interior.

Con volúmenes comedidos los tonos más bajos suenan definidos y profundos, algo que no siempre es fácil, mientras que los tonos medios suenan equilibrados. Quizás, en algunos casos, podamos notar que los rangos vocales quedan ligeramente relegados a un segundo plano pero no es la norma general.

En los tonos agudos sí hemos detectado una curva algo más exagerada que queda patente, sobre todo, si ponemos el volumen al máximo. Un problema menor ya que esto no debería ser ningún problema a menos que en nuestro reproductor domine la música clásica.

Tipos de auriculares: consejos y guía de compra

La potencia de sonido es también razonablemente alta gracias a la incorporación de un amplificador, destacando si los utiliamos de manera inalámbrica ya que normalmente los cascos bluetooth más baratos no llegan a estos niveles.

Por otro lado, aunque apenas existe distorsión, es recomendable no llevar el volumen al máximo nivel, entre otras cosas por los riesgos que implica para nuestra salud auditiva.

Conectividad y batería

Los Skullcandy Hesh 3 Wireless están pensados para escuchar música sin cables. Para ello se conectan a dispositivos móviles -compatibles tanto con smartphones que funcionan bajo Android como con iOS- a través de Bluetooth (4.1).

A pesar de que no cuentan con chip NFC el emparejamiento es bastante rápido, basta con dejar pulsado el botón central de los cascos y utilizar el menú de ajustes de nuestro smartphone para buscar dispositivos bluetooth. 

Google Chromecast Audio, análisis y opinión a fondo

Tenemos la opción de vincular la música y también el audio de las llamadas ya que los cascos cuentan con micrófono integrado para funcionar con manos libres. El sonido del micrófono no es excepcional, pero nos sirve para responder cómodamente a llamadas sin tener que quitarnos los cascos.

Al contrario de lo que sucede en modelos de un rango mayor de precios, los Hesh 3 Wireless solo pueden conectarse a un dispositivo a la vez, algo que en cualquier caso no debería suponer un problema para la mayoría de usuarios. Sí puede ser una pega si utilizas varias fuentes de reproducción a lo largo del día.

Skullcandy asegura que la batería de los Hesh 3 Wireless pueden durar hasta 22 horas, aunque como siempre las cifras de los fabricantes son poco orientativas ya que se centran en pruebas muy controladas en laboratorio.

En el mundo real hemos conseguido una autonomía muy elevada, teniendo que recurrir al cargador cada dos e incluso tres días, ya que todo depende del uso (y el volumen) que le demos a los cascos.

Los 7 mejores reproductores de música para Android de 2017

Otro de sus puntos fuertes es que contamos con carga rápida: cinco minutos nos proporcionan una escucha de casi 90 minutos y cargar los cascos durante diez minutos nos garantiza más de dos horas de reproducción.

Conclusión y precio

Llegamos al final de la review de los Hesh 3 Wireless con sensaciones bastante positivas en general. Se trata de unos cascos mucho más "ponibles" que los de generaciones anteriores gracias a un diseño más cuidado y elegante que sigue manteniendo el espíritu joven de la compañía.

A pesar de no contar con tecnología activa de cancelación de ruido aislan bastante bien todo el sonido exterior y, además, podemos percibir sonidos como el claxón de un vehículo para evitarnos sustos. 

La calidad del sonido llega al notable. Evidentemente no estamos ante unos auriculares pensados para audiófilos (eso se nota en el precio) pero por lo general vamos a tener una experiencia muy buena gracias a una respuesta en 'V' que no resulta para nada exagerada.

Los auriculares con cancelación de ruido mejor valorados en Amazon

Nos faltan algunos detalles como la incorporación de un estuche de transporte en la caja de venta, controles de volumen y navegación en el cable, un poco más de recorrido en la diadema metálica y una fórmula más durable que el plástico para garantizar su durabilidad o la incorporación de NFC para un emparejamiento (aún más) rápido.

El precio de los Skullcandy Hesh 3 Wireless se sitúa en los 129,99 euros, un importe razonable pero sensiblemente más caro que algunos rivales directos como los JBL E55BT o los Sony MDR-XB650BT. Además, si elevamos un poco el presupuesto ya podremos encontrar algunos modelos con cancelación activa de ruido. 

Diseño y acabados
7
Ergonomía
8
Calidad de sonido
7
Funcionalidades
7
Compatibilidad y sincronización
8
Batería
8
Precio
7