¿Qué le cambiarías al HP ElitePad 900?

Desde el punto de vista empresarial el tablet HP ElitePad 900 resulta casi perfecto. Gran autonomía combinada con un completa compatibilidad con Windows 8. Incluso podemos ejecutar antiquísimas utilidades en máquinas virtuales y a través de los puertos USB conectar extraños convertidores como USB- puerto Serie, USB-puerto Paralelo, etc. Muy útil para aplicaciones de mantenimiento de maquinaria robótica que usan siempre este tipo de conectores extraños y que a veces solo funcionan en determinados sistemas operativos. Y aunque el procesador Atom limita el uso con productos de virtualización tan profesionales como Vmware.

VMware Player

Sin embargo, otros como Virtual Box se dejan usar dándonos la posibilidad de ejecutar dentro de ellas aplicaciones Linux, Windows 95-98, Windows 2000, etc...

Tableta

Mas de una empresa encontrarán en este tablet el aliado perfecto, solo por esta posibilidad. Evitando el gran costo del desarrollo desde cero de aplicaciones Android o similares para revisar o controlar su maquinaria, que además se verían obligados a actualizar según el sistema operativo móvil elegido va evolucionando. Se echa de menos el procesador Haswell de 4 generación, que nos permitirían virtualizar con mayúsculas y nos daría unas calidades de proceso todavía mas impactantes. Aunque bien cierto es que es una tecnología que acaba de salir del horno. La BIOS resulta realmente buena para ser una solución tablet.

Start menu

LA BIOS nos da la opción de restaurar el sistema completo con mucha flexibilidad y eficiencia.

Solucionar problemas

Una pena que el dispositivo solo pueda arrancar desde USB, solo y únicamente, cuando este contenga una instalación válida de Windows 8. Situación sin duda forzada a través de la tecnología Secureboot para evitar instalar Linux u otros sistemas operativos no recomendados.

Otra de las cosas que más se echa de menos es que el accesorio dispensado por defecto con la tableta para su test, no sea la camisa con teclado, sobre todo porque la tableta sin nada en que apoyarla resulta en muchas condiciones engorrosa y usarla sin ninguna protección a pesar de ru robustez resulta como mínimo temerario. El funcionamiento del tablet con una SIM para acceder a Internet fue estupendo, pero la inexistencia de una aplicación que permitiese realizar y aceptar llamadas resulto algo más que frustrante. Sin embargo fue de agradecer que resultara sencillo compartir la conexión de internet de mi iPhone por bluetooth.

Conexión

Eche de menos una aplicación touch que realizara fotos de 360º se me hace muy útil para este tipo de dispositivo en el entorno profesional a al hora de mandar el estado de una instalación o reflejar la situación visual de un altercado (ejemplo accidente de tráfico).

Otra cosa que me pareció muy limitada fue el espacio en disco. Un programador encontrará en este dispositivo un excelente complemento de trabajo o herramienta completa ya que poder instalar todo el entorno de desarrollo en el tablet sin duda es una gran ventaja, aunque será imprescindible la tarjeta sd ya que el Windows 8 recién instalado te deja solo con 13 GB libres de los 30 disponibles. Vamos, lo justo para las actualizaciones de windows de los próximos 2 años y para instalarte un par de cosas más.

Disco duro

Por último, quiero alzar mis súplicas por una aplicación de navegación integrada que creo sería indispensable para este tablet tal y como está el mercado ahora mismo con la competencia de Google. La única aplicación aceptable para navegación encontrada ha sido Copilot que cuesta en su versión de desktop 115 euros.

La verdad es que el balance final es mucho más que positivo pues en el centro de trabajo la ElitePad ha estado funcionando con todas las herramientas empresariales desde el primer día sin ningún problema. Y eso es un ahorro en costos y una ganancia de comodidad difícilmente superable frente a cualquier otra solución movil actual.