Los 10 momentos que motivaron la exploración espacial

La exploración espacial no hubiera empezado sin dejar atrás antes la barrera del sonido. Antes del 14 de noviembre de 1947 ningún ser humano había sido capaz de volar más rápido que 343 metros por segundo. El encargado de realizar esta proeza fue Chuck Yeager, un piloto de pruebas que había cogido experiencia en la Segunda Guerra Mundial. Sin Yeager a bordo del X-1, bautizado como “Glamorous Glennis” en honor a su esposa, las cosas podrían haber sido distintas.