Los 10 momentos que motivaron la exploración espacial

El 4 de octubre de 1957, el Sputnik 1 se convirtió en el primer satélite artificial de la historia. En ese momento la URSS se colocó a la cabeza de la pujante carrera espacial que enfrentaba a las mayores potencias mundiales. Se trató del primer intento no fallido de poner en órbita un satélite artificial alrededor de la Tierra. Gracias a ello, el panorama para conquistar el cosmos se abrió enormemente para la humanidad.