Atari 2600, las 7 curiosidades que todo gamer debe saber

Uno de los periféricos más curiosos era el CVC GameLine, un módem que permitía utilizar un servicio de una compañía llamada Control Video Corporation en el que se pagaba una cuota inicial de 15 dólares y luego 10 céntimos por cada juego. Excepto el día de tu cumpleaños, que se podía jugar gratis. Aunque no duraron mucho, de sus cenizas surgió AOL (America Online).