Películas que merece la pena ver

Parece un melodrama típico de Hollywood, pero no lo es. 50/50 es una película del 2011 que aborda un tema tan delicado como el cáncer desde una perspectiva ligera, incluso cómica por momentos. No es la gran revelación, pero merece la pena verla.