Mejores cámaras réflex baratas para iniciarte en fotografía

La fotografía es un arte y, al igual que el pintor con sus pinceles, todo fotógrafo necesita una cámara réflex. Incluso los principiantes. ¿Por qué una réflex y no una compacta? No es por los megapíxeles, es porque este tipo de dispositivos nos permiten controlar todos los aspectos técnicos que están detrás de cada fotografía. 

Con la ISO, la apertura del diafragma, el enfoque, el obturador… se puede “dibujar con luz” sobre el sensor de nuestra cámara. Podemos perseguir un resultado como el pintor que mezcla pigmentos para obtener un color determinado. Variando aquí y modificando allá los resultados pueden ser sorprendentes.

Los 7 mejores tipos de objetivos de fotografías para cámaras réflex

El tipo de cámara depende, como siempre, de las necesidades del usuario. Un fotógrafo profesional no escatimará en su equipo, que bien puede costar entre 5.000 y 7.000 euros, porque sabe que es una herramienta de trabajo que se amortiza sola. Un fotógrafo amateur con experiencia exigirá menos de su réflex, pero sabrá sacarle partido a las cámaras de más de 1.000 euros.

En esta lista encontraréis las opciones más interesantes de 2015 en cámaras réflex para principiantes. ¿Qué se espera de un equipo de iniciación? Buena usabilidad que allane el camino para el aprendizaje, una calidad decente del sensor y, sobre todo, un precio atractivo.

Consejos de compra para elegir la mejor cámara réflex

El precio de este tipo de cámaras influye en los materiales, el tipo de ópticas, la calidad del sensor… sin embargo, muchos principiantes a menudo cometen el error de gastar demasiado dinero en su primera réflex. Hay que entender que las especificaciones técnicas en la fotografía empiezan a importar cuando realmente se exprime la máquina. El común de los mortales necesitan meses o años para sacarle partido a su réflex y, por lo tanto, la inversión inicial no debería sobrepasar los 800 euros.

Con una inversión baja se puede adquirir un equipo con el que aprender a dominar los misterios de la fotografía. Jugar con el obturador, el diafragma, la sensibilidad, el enfoque… es la mejor manera de iniciarse. Con estas cámaras réflex que os presentamos tendréis para rato.