Consejos y trucos para ahorrar batería en un portátil Ubuntu

Si eres usuario de Ubuntu, probablemente entiendas bastante de informática. Es el perfil de usuario de este sistema operativo basado en Linux. Sin embargo, cada vez son más los que se atreven a probarlo, incluso sin conocimientos avanzados. Las distros ligeras para ordenadores viejos tienen mucho que ver. La mayoría son portátiles, así que nunca están de más unos consejos para ahorrar batería en un ordenador portátil Ubuntu.

Normalmente, los ordenadores en los que se instala Ubuntu suelen ser propiedad de usuarios que los usan de forma intensiva. La otra opción es que sean uno de esos portátiles que están en la prórroga de su vida útil. En ambos casos vas a necesitar más de dos trucos para conseguir ahorrar batería a través de una mejora de la eficiencia energética.

Normalmente, si de algo hace gala este sistema operativo libre es de eso, de la eficiencia. Consume pocos recursos del ordenador y las aplicaciones suelen estar optimizadas para aprovecharlos lo mejor posible. Eso sí, no hace milagros. Si la batería de tu portatil tiene problemas, no habrá más forma de solucionarlo que comprar una nueva.

El problema es que, como es habitual, con el paso del tiempo Ubuntu se ha ido haciendo más pesado. El entorno de escritorio Unity, preinstalado en la distribución principal, no es todo lo ligero que cabría desear, y eso lastra el funcionamiento y la batería de todos los portátiles que lo usan.

Todos los portátiles con SO Linux disponibles en Amazon España

Algunos de los consejos para ahorrar batería en Ubuntu también sirven para hacerlo en Windows, macOS y puede que en otro tipo de dispositivos móviles. La gestión de la energía, al fin y al cabo, es muy parecida en todos los sistemas y plataformas. Sin embargo, lo bueno de Linux es que siempre hay algún desarrollador que se ha preocupado por desarrollar justo la herramienta que necesitas.