¿Se acerca el fin de la piratería en los videojuegos?

piratería en los videojuegos

La piratería en videojuegos siempre ha existido. Desgraciadamente forma parte de la cultura popular del sector, y es una lacra que perjudica a empresas, desarrolladores y también a usuarios. Pero todo tiene un fin, y los últimos avances relacionados con las tecnologías antipiratería ponen contra las cuerdas a un sector sumergido que hace perder millones de dólares cada año.

Desde aquellos ordenadores de 8bits donde con simplemente copiando una cinta de cassette ya teníamos un juego pirateado, hasta los momentos actuales con cracks capaces de derribar cualquier protección, la piratería sigue sobreviviendo generación tras generación. Pero los mayores crackers del mundo han lanzado una voz de alarma, y es que tras los últimos avances acaecidos en la tecnología anti-copia, es cada vez más complicado derribar la seguridad de los juegos para poderlos piratear.

Bird Sister, responsable de uno de los mayores grupos de crackers del mundo, 3DM, ha mostrado su desesperación ante el trabajo duro y continuo que supone crackear los últimos juegos del mercado, y la culpa lo tiene la nueva tecnología antipiratería creada por la empresa Denuvo Solutions.

Los crackers llevan más de un mes trabajando día y noche para piratear Just Cause 3, un lanzamiento que sucedió a primeros del pasado mes de diciembre y que ofrece la última tecnología anticopia. El juego está amparado en el programa de Denuvo, capaz de imponer unas medidas anticopia diseñadas para salvaguardar todo tipo de soluciones DRM, que sobre todo vemos en plataformas digitales como Origin de EA o Steam de Valve.

Conoce la nueva ley de propiedad intelectual

Aunque los crackers afirman que “están muy cerca” de piratear Just Cause 3, añaden que el último tramo es realmente complicado y que han estado “cerca de tirar la toalla”. Eso sí, el futuro no es nada halagüeño para los crackers: “de acuerdo a las últimas tendencias en el avance de la tecnologia de encriptación, en dos años me temo que ya no será posible disfrutar de los juegos gratis”, señala Bird Sister, fundadora del grupo de crackers.

De hecho, el programa de Denuvo se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo. Ya se instauró en Dragon Age: Inquisition en 2014, y necesitaron más de quince días para derribar su defensa. Lo interesante de este programa es que se va a actualizando de forma constante con lo que, aún habiendo crackeado el juego de inicio, obligan a volver a derribar nuevas defensas, con el consiguiente desgaste de los crackers. FIFA 16, el título futbolístico más importante del momento, sigue sin poder crackearse del todo y es un juego que apareció el pasado mes de septiembre y que, curiosamente, hace tipo de esta tecnología de protección.

Los mejores juegos de PS4 de 2015

Si bien la mayoría de los editores apuestan por el DRM (Digital Rights Management), también es cierto que empresas de desarrollo como CD Projekt RED (The Witcher 3: Wild Hunt), prefieren que no existan este tipo de trabas para la comunidad de jugadores porque consideran que, a la larga, acaban haciendo un llamamiento para piratearlo. 

[Fuente: Gamerant]