Angry Birds GO! se estrena con la polémica de los micropagos

Angry Birds GO! se estrena en iOS y Android con polémicos micropagos

La saga Angry Birds es la más descargada de los dispositivos móviles, tanto en iOS como en Android. Hace tiempo que superó los mil millones de descargas. Sus juegos están siempre en los primeros puestos de las listas de app de pago.

Ayer, 11 de diciembre, se estrenó el último título de la saga: Angry Birds GO! en versiones para iOS y Android.

Llega cargado de polémica por el nuevo sistema de monetización , basado en los micropagos, que penaliza gravemente la jugabilidad y la diversión.

Angry Birds GO! rompe esquemas al tratarse de un juego de carreras que clona al clásico Mario Kart. Un clon descafeinado: el coche acelera solo (únicamente debes girar), los poderes se recogen automáticamente, y sólo das una vuelta al circuito.

Angry Birds GO!

Los gráficos y el diseño artístico son excelentes, y pese a su sencillez, las carreras son entretenidas. Aquí puedes ver el trailer de presentación:

Las primeras carreras se desarrollan sin problemas, hasta que los micropagos comienzan a aparecer por todos los sitios.

Angry Birds GO!

Los coches cuestan dinero, aunque también tienes la opción de comprar los coches reales de juguete que venden en las jugueterías y colocarlos en la pantalla para que los reconozca el juego.

Las mejoras del coche, la apertura de pistas y el uso de poderes en la carrera cuestan monedas virtuales, que puedes recoger en la pista, pero se agotan enseguida. Por supuesto, puedes comprar más con dinero de verdad, pero si no quieres gastar dinero te obligan a repetir una y otra vez la misma carrera para ir consiguiendo poco a poco monedas que te den esa mejora necesaria para ganar un desafío o abrir un circuito.

Ni siquiera esta técnica (repetir una y otra vez el mismo nivel) conocida en el mundo de los juegos con el nombre de grinding, te servirá en Angry Birds GO!, porque cada corredor tiene 5 puntos de energía, y gasta uno en cada carrera. Cuando se queda sin ellos... se va al nido a descansar. Tendrás que esperar 20 minutos por cada punto de energía... o pagar para recargar al instante, claro...

Resulta sorprendente que una compañía tan exitosa y que ha ganado tanto dinero con los Angry Birds (no sólo con los juegos, sino con el merchandising) utilice este sistema de monetización tan agresivo, que penaliza tanto la jugabilidad.

Descubre las apps más descargadas en la historia de la App Store

Seguro que hay mucha gente que desea pagar por el juego, pero con este sistema no pagas por el juego, pagas por jugar. Y nunca sabes lo que te vas a gastar...

Además para implementarlo han tenido que sacrificar la jugabilidad. Ya no basta con ganar carreras para avanzar en el juego. Ahora tendrás que repetirlas una y otras vez para conseguir monedas, o pasar por caja.

Las críticas han sido tan duras que en sólo 24 horas Rovio ha sacado un parche suavizando algunas de las condiciones de los pagos.

No ha sido la única: Plant vs. Zombies 2 también se lanzó con un sistema similar de micropagos. Hoy EA ha lanzado un parche que elimina el uso de llaves para desbloquear niveles, lo que obligaba a repetir fases una y otra vez (o pagar) para conseguir dichas llaves.

Estos sistemas de recaudar dinero llamados freemium, Free-2-Play o juegos con micropagos, se popularizaron en Asia porque allí la piratería es muy alta, así que las desarrolladoras tenían que regalar los juegos, enganchar al jugador, y picarle a pagar con los micropagos.

Pero trasladar esta agresiva filosofía a juegos de gran éxito que, se sabe, van a recaudar dinero con los métodos tradicionales, es muy cuestionable.

Veremos si todo queda en una (peligrosa) moda pasajera, o si se va a convertir en algo habitual en el mercado de las apps para móviles...