Baby Monitor 3G, una app iOS para monitorear a tu bebé

Imagina que hay una app que te permite utilizar el móvil como un medio de controlar los movimientos de tu bebé mientras está en la cuna, y tu te encuentras en otra parte de la casa, sin preocuparte por lo que esté sucediendo. 

Baby Monitor 3G es una app para iOS disponible a nivel mundial en la App Store, que convierte cualquier iPhone, iPod Touch, iPad o Mac Book en un monitor portable para controlar los movimientos de tu bebé mientras no estás en la misma habitación. 

El usuario designa uno de los dispositivos como la Estación del Bebé o Baby Station y lo deja en la habitación, mientras que el otro dispositivo queda en manos de los padres y se conoce como Estación de los Padres o Parent Station. A través del micrófono y la cámara integrada en el gadget que se queda con el bebé, se le puede escuchar y ver sin ningún problema.

La app consume muy pocos datos cuando está en servicio, lo cual permite que se pueda utilizar sin problemas a través de cualquier tipo de conexión, sea WiFi, 3G o EDGE.  Desafortunadamente, como la aplicación funciona a través de la misma red compartida, no es posible obtener un vídeo en streaming cuando se sale de casa. Aunque solo funciona en interiores, tiene muchos beneficios ideales para los padres primerizos. 

Gracias a la tecnología Voice Booster y su sistema de algoritmos para reconocimiento de voz y volumen, se puede escuchar cualquier sonido que provenga de la habitación del pequeño, incluso sonidos tan delicados como un quejido o el llanto, gracias a las alertas vibratorias y avisos que se emiten. Los padres además podrán ver el momento exacto del último ruido detectado en la habitación del pequeño. 

En caso que la señal se pierda o se interrumpa la comunicación, el padre o la madre será el primero en saber si algo malo sucede desde una alerta. Incluso, la app se reconectará automáticamente con otra red en caso que se pierda la señal de la primera. En cuanto a la seguridad del pequeño, no hay problema: los datos que se transfieran entre los dispositivos están protegidos bajo el estándar SSL. 

Y si sentimos que el bebé llora y no se calma, se le puede hablar desde la Estación de los Padres. Basta con oprimir un botón y el bebé escuchará la voz del padre o de la madre mientras se calma hasta estar tranquilo de nuevo. Llegada la noche, la luz integrada del móvil se encenderá para mantener a los padres al tanto de los movimientos del pequeño. 

Hay, sin embargo, un par de fallos en esta app. Si la batería del móvil se agota, no es posible ver o escuchar lo que está sucediendo en la habitación. Siempre hay que dejar un dispositivo en casa si se quiere que el sistema funcione correctamente y en caso que la red de la casa esté abierta, es posible que un intruso pueda ver al pequeño

Es un buen sistema para mantener el control del bebé, a pesar de algunas deficiencias. ¿Lo probarías con tu hijo o hija?