Cinco años de cárcel por jugar a Pokémon GO en una iglesia

Cinco años de cárcel por jugar a Pokémon GO en una iglesia

Un Youtuber ruso famoso ha sido detenido durante dos meses y podría enfrentarse a una pena de cinco años de cárcel, según informa el diario The Guardian y otros medios. Su crimen es el de haber jugado a Pokémon GO en una iglesia y posteriormente subir el vídeo a Youtube a principios de este mes.

Según parece Ruslan Sokolovsky fue arrestado bajo el Artículo 282 del Código Criminal de la Federación Rusa, el cual prohíbe la "incitación al odio o la enemistad, así como la degradación de la dignidad humana [...], si estos actos han sido cometidos en público o con el uso de medios de comunicación".

Se trata del mismo artículo que fue aplicado en la detención de las integrantes del grupo Pussy Riot, que interpretaron una canción en una iglesia pidiendo a Dios que "echara a Vladimir Putin" de su cargo, y que posteriormente fueron reconocidas como presas políticas por la "Union of Solidarity with Political Prisoners".

Según Associated Press, Sokolovsky ya ha presentado un recurso. En el vídeo que provocó su detención, habló delante de la "Iglesia de Todos los Santos" y dudó sobre si sería detenido: "Esto no tiene sentido... ¿Quién podría ofenderse por el simple hecho de ir caminando por una iglesia con tu teléfono móvil en la mano?".

Guía Pokémon GO: tutorial para novatos, trucos y consejos

Actualmente el vídeo cuenta con más de un millón de visitas, y por ahora no se sabe cómo acabará todo. El jefe del comité de asuntos religiosos, Jaroslav Nilov, expresó sus dudas sobre si el hecho de utilizar un simple teléfono móvil en una iglesia podía llegar a ser considerado como un insulto.

Fundas y accesorios para móviles al mejor precio con el código descuento My Trendy Phone

Por último, el portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Vladimir Legoyda, se tomó con más naturalidad el vídeo diciendo que "Sokolovsky solo es un blogger que trabaja al estilo de Charlie Hebdo". Aun así, hace unos meses la televisión rusa anunció que jugar a Pokémon GO en iglesias podía llevar a la cárcel, motivo por el que se cree que buscaba desafiar a las autoridades.

[Fuente: The Guardian]