Instagram endurecerá el control sobre el contenido que aloja

Instagram vetará contenido pornográfico, desnudos o con intenciones de acoso

Instagram ha conseguido en los últimos años superar la increíble cifra de 300 millones de usuarios. Eso significa que su servicio aloja miles de millones de fotografías, que van desde la última salida nocturna con tus amigos a un espectacular ocaso en Nueva Zelanda.

El control estricto y eficaz sobre todo ese contenido es, sencillamente, imposible, pero para eso Instagram ha establecido unas normas y códigos de conducta que sus usuarios deben aceptar y seguir. En caso contrario, la aplicación dispone de un botón "Denunciar contenido inapropiado".

Según declara en una entrevista a The Wall Street Journal el director de Política Pública de Instagram, Nicky Jackson Colaco, han decidido endurecer las normas, empezando por el tono empleado en las condiciones que se muestran en la página web.

¿Sabías que Iker Casillas tuvo problemas con una de sus imágenes de Instagram?

Tal y como cuenta Colaco, si antes rogaban al usuario que fuera correcto, ahora se exige y se advierte que no serán toleradas actitudes u opiniones que indiquen discriminación, racismo, amenaza, acoso, etc. Tampoco se consideran apropiadas imágenes pornográficas o desnudos explícitos. 

Además de especificar una serie de condiciones no permitidas, ofrece detalles sobre los límites que las nuevas directrices imponen. Por ejemplo, aclara que se permiten imágenes de lactancia o cicatrices después de una mastectomía, pero no el primer plano de unas nalgas. 

Aunque Instagram no revisa el contenido de los usuarios antes de ser publicado, sí que recibe cientos de miles de denuncias de contenido a la semana y, tras su nueva política, tiene la intención de revisar cada fotografía denunciada y retirar aquellas que no cumplan los criterios expuestos