La primera actualización de Pokémon GO está dando problemas

Aplicación para Android

Pese a que aún no se ha producido su lanzamiento a nivel mundial, ya se puede descargar e instalar Pokémon para móviles Android y iPhone. Es fácil y rápido, y te lo explicamos aquí. En los países en los que está disponible, acaba de llegar la primera actualización de Pokémon GO, que ha causado problemas al expulsar del juego a algunos usuarios.

Son los primeros problemas que surgen con Pokémon GO, además de baneos puntuales. La versión 0.29.2 del juego impide el acceso a un importante número de usuarios de Nueva Zelanda, Australia y Estados Unidos. Es un inconveniente que afecta sólo a los que hacen login a través del club de entrenadores, en lugar de usar su cuenta de Google.

El error, según se ha descubierto, es de la app en sí y no del servidor. Ni siquiera envía la petición de acceso al intentar hacer login, por lo que será necesaria una nueva actualización cuanto antes.

Esta actualización de Pokémon GO incluye algunas mejoras y novedades. Además de solucionar bugs, limita los permisos que se conceden por defecto a Niantic para acceder a las cuentas de Google. En los países en los que no está oficialmente disponible, la aplicación no obtiene acceso a tu cuenta, aunque la uses para crear tu perfil y poder jugar.

La pulsera Pokémon GO Plus ya se puede reservar en Amazon

Según han declarado desde Niantic, las nuevas versiones de Pokémon GO llegarán cada dos semanas. De forma periódica se irán incorporando nuevas características, como el intercambio de criaturas o los combates entre jugadores. También habrá eventos dentro del juego en los que se podrán capturar a los Pokémon legendarios.

No se sabe si en algún momento llegará el chat interno a la aplicación, aunque de momento alguien ya se ha encargado de desarrollarlo de forma externa e independiente.

Tanto Niantic como Nintendo se han puesto manos a la obra para solucionar cualquier problema que pudiera surgir. Del éxito de esta apuesta depende en buena parte el futuro de ambas compañías, especialmente de la segunda. No en vano, la cotización de Nintendo se ha disparado en la última semana.