¿Qué es y qué significa el término Free2Play o Free to Play?

Free2Play

Free2Play (o free-to-play o freemium) es un término que se usa para denominar a juegos para PC, smartphone y tablet que el desarrollador ofrece de forma gratuita y que, en principio, se pueden jugar sin coste adicional.

¿Por qué se crean juegos gratuitos?

Los desarrolladores de este tipo de juegos tienen la esperanza de que los jugadores más avanzados deseen disfrutar de los servicios de pago del mismo juego. Además, no hay que olvidar que la publicidad les aporta también ingresos adicionales.

¿Cuál es el truco?

Con frecuencia los juegos solo divierten si el jugador invierte en adquirir extras adicionales en el juego. Con el modelo Free2Play, los desarrolladores pueden ofrecer contenidos más interesantes por un precio menor del que se habría pagado por una versión completa del juego.

Tres juegos Free2Play conocidos

Son muchos los  títulos Free2Play disponibles para multitud de plataformas. Aquí tienes algunos ejemplos:

Candy Crush Saga

En “Candy Crush Saga” tienes que componer filas de caramelos que después desaparecen. En realidad, no es que presente una gran originalidad, pero es muy adictivo. La tentación es grande e incluye niveles adicionales de pago con los que continuar la diversión.

Candy Saga

Clash of Clans

Una mezcla muy acertada de juego de simulación y estrategia. Puedes construir edificios usando gemas pero, para los que no pueden esperar, existe la opción de mejorar y adquirir edificios con dinero real.

Clash of clans

Dungeon Keeper 2

Todo un clásico para PC. Quién no quiera pagar tendrá que esperar unas horas hasta que avanza el juego. Como oferta adicional, el desarrollador EA ofrece un paquete de unas 14.000 gemas por 89,9€.

Dungeon Keeper

Free2Play bajo la mirada de la UE

La Comisión Europea está examinando de cerca el engañoso término “gratuito” que acompaña a los juegos Free2Play. De este modo, están estudiando aprobar normativas que sean más estrictas y que recojan con detalle los siguientes puntos:

  • Cuando se califique como “free”, el desarrollador debe ofrecer juegos que sean completamente gratuitos. Compras en la app y otros accesorios quedan excluidas.
  • Dichos juegos no deben tentar a los niños a gastar dinero real para obtener extras y otras bonificaciones virtuales.
  • Los jugadores deben obtener información adecuada sobre las opciones de pago y el dinero únicamente puede circular bajo el consentimiento expreso del usuario.

Al hablar de F2P, nos vamos al “Pay2Win”

Esto ocurre especialmente en los títulos de multijugador. En este modo, el Free2Play es muy controvertido ya que, cuando uno de los jugadores invierte en adquirir contenidos extra con dinero real (por ejemplo en armas o más municiones) obtiene ventaja. Por ello, la diversión se detiene para el resto de jugadores que no disponen de estos extras. Así, en este caso concreto, Free2Play es “Pay2Win”, en donde realmente no gana el mejor jugador, sino el que puede costearse esa ventaja.