¿Qué es Uber, la app que ha causado la huelga de taxistas?

Uber

Las calles de toda Europa se han rebelado contra una aplicación que está en boca de todos: Uber.

Pero, ¿qué es Uber y cuál es su relación con la huelga de taxistas? ¿En qué consiste y por qué ha causado tanto revuelo?

Si entramos a su página web veremos que la aplicación se define a sí misma como un servicio que "moviliza a las personas".

De hecho, en sus campañas publicitarias iniciales su eslogan era "Everyone's private driver" (El conductor privado de todo el mundo).

¿Sabías que la aclaración de Fomento ha salvado a Blablacar y sus usuarios no tendrán que pagar multas?

Uber Publicidad

Uber se diferencia del resto porque permite conectar conductores con usuarios, de tal manera que éste pueda elegir el vehículo, establecer un punto de recogida y pagar desde su smartphone.

Uber

Podremos elegir entre cinco gamas de vehículos: UberX (low cost), Taxi, Black (gama original), Suv (vehículos espaciosos) y Lux (vehículos de lujo).

¿Cómo funciona exactamente?

El usuario descarga la aplicación y, una vez instalada, debe crear una cuenta en la plataforma mediante un formulario de registro.

En este formulario se nos pedirá nuestro nombre, apellidos, cuenta de correo electrónico y número de teléfono móvil.

Será entonces también cuando te pregunte los datos de tu tarjeta de crédito o débito para efectuar los pagos a través de la aplicación y no hay otra manera de registrarse, es necesario proporcionar estos datos.

Una vez registrado, el usuario podrá elegir desde qué localización quiere ser recogido y elegir el tipo de vehículo para su trayecto.

Uber

Podrá ver las tarifas para su recorrido según el vehículo que escoja, pudiendo consultar el tiempo estimado en el que podrán recogerle y cuántas personas acepta el automóvil como máximo, así como su tarifa mínima.

Uber

Una vez hayamos elegido el conductor (podremos ver las opiniones de otros usuarios respecto a él), nos aparecerá cuál será nuestra factura final.

Factura Uber

Además, en este resumen del viaje podremos también calificar al conductor y el servicio proporcionado.

¿Por qué ha causado tanto revuelo?

Los taxistas consideran que se trata de competencia desleal, ya que los conductores que operan a través de esta aplicación no han tenido que someterse a las múltiples regulaciones que debe acatar el gremio de taxistas.

Además, tampoco tienen que pagar impuestos, por lo que las tarifas pueden ser mucho más ajustadas de lo que los taxistas pueden ofrecer. Tampoco se requiere que los conductores de Uber tengan licencia, tan sólo un permiso de conducir y un seguro de automóvil válido.

¿Dónde se puede usar Uber?

Uber se puede utilizar en 37 países y 128 ciudades, la mayoría de ellas en Norteamérica.

En España sólo está disponible en Barcelona, mientras que podremos utilizar esta aplicación en otras ciudades europeas como Amsterdam, Berlín, Bruselas, Cannes, Dublín, Estocolmo, Frankfurt, Lille, Londres, Lyon, Manchester, Milán, Moscú, Munich, París, Roma, Rotterdam, Viena y Zurich.

¿Qué diferencia hay entre Uber y Blablacar?

En teoría, los conductores de Blablacar no ganan dinero, ya que sólo reciben los gastos derivados de la gasolina (aunque eso, obviamente, es muy difícil de controlar). Además, los trayectos de Blablacar son entre ciudades, no urbanos como en el caso de Uber.

¿Cuál ha sido la reacción de Uber ante las protestas?

La aplicación ha decidido lanzar una promoción del 50% de descuento que ha anunciado en su blog oficial.

La promoción de Uber se podrá disfrutar hasta el 12 de junio a las 13:00. Para ello, los usuarios tendrán que elegir la opción de dividir la tarifa entre varios amigos y aplicar el código de descuento.

Además, la aplicación ha sido líder de descargas durante la huelga de taxistas según comunicaba ABC.

¿Y la de los taxistas?

El gremio de taxistas sostiene que Uber fomentará el uso del transporte pirata y que creará una bolsa de fraude fiscal.

Una de las taxistas afectadas defendía su postura de la siguiente manera ante Expansión:

"No es justo que, después de pagar una licencia de 155.000 euros, un seguro a todo riesgo y de pasar mil y un controles, cualquier persona, sin supervisión ninguna, pueda ponerse a ejercer de taxista.

El sistema de licencias municipales de transporte viene de la década de los sesenta. Está anticuado, pero en cualquier caso, una persona que quiera transportar personas y percibir un ingreso por ello, debería pasar unos controles de calidad mínimos".