Snapchat “da miedo” con su nueva política de privacidad

privacidad snapchat

Tenemos multitud de aplicaciones sociales para nuestros smartphones y tablets que nos permiten conocer gente de todo el mundo, compartir nuestros momentos, dejar mensajes de 140 caracteres y mostrar temporalmente nuestras fotos, como Snapchat.

La famosa red social Snapchat cambió el 28 de octubre su política de privacidad y términos de servicio despertando la polémica entre su comunidad con unos cambios que parecen poner en duda derechos de privacidad y la identidad de la propia aplicación.

Nuestros servicios te permiten crear, subir, enviar, recibir y guardar contenido” reteniendo el usuario todos los derechos. Pero si aceptas los nuevos términos, Snapchat adquiere una licencia universal para “guardar, reproducir, desplegar, modificar, editar, crear contenido derivado y publicar en cualquier forma y medio” tus instantáneas que, se supone, son temporales.

También se destaca ahora la opción de que la empresa comparta tu información e imágenes con empresas colaboradoras y proveedores de su servicio, igualmente teniendo ahora acceso "al borrado y revisión de contenido".

Las mejores apps para hacer selfies

De esta manera, la nueva política de privacidad de Snapchat parece asegurar que nuestras fotos, por ejemplo, serán almacenadas en un servidor aún las borremos, y que incluso podrían llegar a ser editadas y compartidas con otras empresas.

Evidentemente el revuelo ha estado asegurado, viéndose obligado a intervenir la misma Snapchat con una aclaración donde intentan explicar que “los snaps y chats que envías a los amigos permanecen como privados tal como eran antes”, pero matizando que “las condiciones de servicio nos otorgan una licencia más amplia para utilizar el contenido que creas”, al parecer para los snaps que se difunden por los Live Stories.

Es fundamental que el usuario sea responsable de la lectura de todas las políticas de servicio de las aplicaciones para no poner en peligro su privacidad en servicios tan personales como Snapchat, porque una vez que lo aceptamos, damos nuestro total consentimiento.

[Fuente: Quartz]