Spotify podría limitar el catálogo a los usuarios gratuitos

Spotify restringiría alguna música a usuarios sin paga

Spotify tiene aproximadamente 80 millones de usuarios activos mensuales, 20 millones de los cuales pagan suscripción y 60 millones que disfrutan de la música de forma gratuita y escuchando anuncios.

La empresa siempre ha mantenido que todos sus usuarios tendrían acceso a la misma catálogo de música, pero ahora el Wall Street Journal informa que Spotify pondrá a prueba un nuevo enfoque que permitirá a los artistas restringir ciertos álbumes a los usuarios sin paga.

A principios de este año, Spotify tuvo una disputa muy pública con Taylor Swift, quien finalmente retiró su catálogo. La cantante no estaba contenta con la cantidad que Spotify le pagaba por stream.

La compañía paga mucho más por los streams de suscriptores de pago que lo que paga por los streams de usuarios con publicidad. Celebridades como Swift y Adele creen que pueden ganar más dinero al quedarse fuera de servicios de streaming en un principio, y enfocándose en la venta de su música como CDs y descargas. 

El nuevo disco de Adele bate récords sin pisar Spotify.

El informe del martes afirma que Swift pidió a Spotify que hiciera su álbum disponible solo para suscriptores de pago y decidió retirar su catálogo en su totalidad cuando éstos se negaron.

El peligro para Spotify es que todos los músicos podrían preferir este enfoque con la esperanza de atraer a sus mayores fans a pagar por su música cuando salga al mercado, en lugar de esperar una o dos semanas para que esté disponible por stream.

Si esa música termina filtrándose a otros servicios que los usuarios pueden acceder de forma gratuita, como YouTube, Spotify podría perder la porción del mercado que prefiere no pagar por la música.

Por supuesto, los artistas y las productoras son propensos a llevar el mismo conjunto de demandas a YouTube si obtienen concesiones de Spotify.

Perder el mayor a música nueva en su renglón gratuito también daría a Spotify menor ventaja frente a otros servicios como Apple Music y el próximo servicio de streaming bajo demanda de Pandora, que planea ofrecer el mismo catálogo de Spotify, pero sin ofrecer una opción gratuita, con publicidad.