Twitter anuncia que cerrará Vine en los próximos meses

vine

No son buenos tiempos para Twitter: la red social no termina de encontrar un comprador y hace unos días anunció que despedirá a 350 empleados, el 9% de su plantilla actual. Ahora avisa a los usuarios que en los próximos meses cerrará Vine, su aplicación de vídeos cortos.

La compañía lo ha comunicado esta tarde a través de un anuncio oficial, donde señala que de momento todo seguirá como hasta ahora y se podrá acceder tanto a las apps como al sitio web, pero que pronto el servicio pondrá punto y final.

La fecha concreta de la desaparición de la plataforma no ha sido revelada. Se informa a los usuarios, dispondrán de tiempo suficiente para acceder y descargar sus vines si así lo desean, y la compañía les enviará una notificación antes de llevar a cabo cualquier cambio en la aplicación o en la web. 

La red social de microblogging compró Vine en octubre de 2012 y lanzó el servicio en enero de 2013 como un novedoso complemento para comunicarnos utilizando vídeo. Fiel a la filosofía de la brevedad que caracteriza a Twitter, la app permite compartir vídeos de hasta seis segundos que se repiten en bucle, como hacen las animaciones en GIFs. 

En la actualidad, aunque el formato de vídeo breve es uno de los preferidos por los usuarios, utilizan otras plataformas para compartir estos contenidos, especialmente Snapchat o Instagram Stories. Esta circunstancia ha hecho que el crecimiento de Vine se estanque, quedándose en los 200 millones de usuarios sin ningún movimiento desde el mes de octubre del año pasado. A finales del año pasado, las descargas de la app habían caído un 55%, y este declive es lo que ha motivado que su supervivencia sea imposible. 

Twitter cumple 10 años, hitos e incertidumbres

Además de la competencia en el mercado de los vídeos cortos, el fracaso de Vine también tiene que ver con que Twitter ha dejado el servicio un poco de lado para centrar su estrategia en Periscope, su servicio de transmisión de vídeo en directo, así como en la televisión en directo gracias a acuerdos con la NFL o Bloomberg.