Unas gafas que impiden el reconocimiento facial fotográfico

gafas cámaras invisibles reconocimiento facial

Como siempre, los inventos más curiosos vienen de Japón. En este caso se trata de unas gafas que evitan el reconocimiento facial. En una época en la que esta tecnología cada vez está más avanzada, hay quien demandará algo de... contraespionaje. Las llaman "PrivacyVisor".

Ha nacido en el Instituto Nacional de Informática de Japón, y funciona mediante 11 luces LED con un espectro de luz infrarroja, que interfiere con la captura de imágenes las cámaras, pero que no es perceptible por el ojo humano. 

El caso es que este tipo de artefacto puede parecer de momento algo poco necesario, o en cualquier caso, necesario para gente no especialmente recomendable. Al fin y al cabo ¿Quién podría necesitar que su cara se mantuviera fuera del software de reconocimiento facial?

Dentro de poco, MasterCard te permitirá pagar con reconocimiento facial

Pues aunque ahora mismo nos parezca cosa de espionaje y demás, pero lo cierto es que al ritmo al que vamos, estas gafas podrían convertirse en los bloqueadores de publicidad del futuro. Si habéis visto Minority Report, seguro que sabéis a lo que nos referimos. 

Aún es pronto para saber si tendrán un uso práctico para el público general. El caso es que el aparato ya está inventado, e incluso se le ha puesto un precio de venta al público: 30.000 yenes, que serán unos 220 euros. 

Hay que decir que ya habíamos visto algo parecido, unas gafas inventadas por AVG que siguen el mismo concepto: hacernos invisibles a las cámaras. 

Este problema se agravará aún más en los próximos años con la proliferación de las gafas que incorporan cámaras, como Google Glass o la iGlass de Apple. Son capaces de hacer fotos o grabar vídeo sin que el dueño realice ningún gesto, así que no puedes ver si te están grabando, salvo que te acerques mucho. No obstante, Google ha confirmado que no permitirá el software de reconocimiento facial en sus Google Glass. Al menos de momento... Aún así, nada impide colgar esas grabaciones en Internet y ser identificadas.