WhatsApp, Line provocan 28 millones de rupturas de parejas

WhatsApp, Line y otros servicios de texto han provocado 28 millones de rupturas de parejas

¿Has sufrido alguna vez la tentación de espiar los mensajes de WhatsApp de tu pareja? Puede que incluso lo hayas hecho...

Aún más traumático es comprobar el Doble Check, que indica que ha recibido el mensaje, pero no te responde. O descubrir que se ha conectado a las tres de la mañana para mirar los mensajes de un amigo/amiga...

CNN Chile cita un estudio realizado por CyberPsychology and behaviour Journal para informar que 28 millones de parejas han roto por culpa de WhatsApp, Line, Facebook, y otros servicios de mensajes de texto.

No se cita el contenido del estudio, y por otro lado nos parece una cifra exagerada y casi imposible de demostrar, así que dejaremos el dato en un segundo plano, y nos quedaremos con el espíritu del estudio, porque es una realidad: las redes sociales provocan celos y desconfianza en muchas personas, acelerando o desencadenando rupturas de parejas.

Dos funciones aparentemente inocentes incorporadas a WhatsApp son una fuente inagotable de problemas en muchas parejas: el Doble Check, y la última conexión.

Como seguro ya sabes, cuando envías un mensaje por WhatsApp, si aparece una marca junto a él es que lo has enviado. Si aparecen dos, es que el receptor está conectado a Internet y lo ha recibido.

Mucha gente cree que el Doble Check significa que el receptor ha leido el mensaje, pero no es así. Puede haberlo recibido pero no estar junto al teléfono, o no haberse dado cuenta de que tiene un mensaje.

En muchas personas inseguras o con tendencia a los celos, comprobar el doble check pero no recibir respuesta, especialmente a horas intempestivas, les hace pensar que su pareja no les presta atención, o está con otra persona.

El Síndrome del Doble Check quedó magistralmente reflejado en este corto de Paco Caballero, ganador de múltiples premios:

Otra función de WhatsApp que provoca problemas sentimentales es la de Última Conexión. En todos nuestros contactos podemos ver la última vez que se han conectado.

De nuevo, esto provoca celos e inseguridad en algunas personas cuando comprueban que su pareja ha accedido a sus mensajes pero no ha respondido.

Con cada red social, personas propensas a ello encuentran motivos para dudar de su relación: una lista de amigos en Facebook con demasiados "amigos" guapos y receptivos, mensajes demasiado cariñosos, conexiones a horas intempestivas...

Estos problemas sentimentales se han extendido al lector de huellas del iPhone 5S, que ha provocado recelos porque se puede activar usando el dedo de una persona dormida o borracha, lo que abre las puertas a un posible espionaje por parte de tu pareja.

En todos estos casos, los expertos aconsejan no obsesionarse.

Las redes sociales son sólo una herramienta de comunicación como antes lo era el teléfono, los bares, o los descansos en el trabajo, y que tu pareja te engañe o no, no dependerá de que te responda o no a un WhatsApp, sino de otras causas que poco tienen que ver con la tecnología, y que son las que hay que trabajar y cuidar.