YouTube Music key, llega la beta para la música móvil

Youtube Music Key

Google ha presentado la versión beta de YouTube Music Key, el servicio de música en streaming de la compañía de Mountain View. Este sistema tendrá dos versiones: una gratuita, con anuncios, y otra de pago, sin publicidad. En la plataforma de pago no sólo se beneficiarán de no tener que ver cientos de spots de distintas marcas, si no que también tendrán la posibilidad de escuchar su música favorita sin estar conectados a Internet, una serie de listas personalizadas y mixes especiales de YouTube. 

Esta mañana la multinacional anunciaba un acuerdo crucial con Merlin, una agencia que representa a más de 20.000 sellos discográficos independientes. 

Esta noticiacobra a día de hoy más relevancia, ya que sabíamos que la empresa había conseguido firmar con las tres mayores discográficas de Estados Unidos: Universal, Sony y Warner. A pesar de lo crucial de este paso, no sólo de América vive el hombre y en junio se filtró que la corporación estaba teniendo problemas con los sellos independientes.

Aquí tienes todas las características de Youtube Music Key

Estos "problemas" en un principio no parecía demasiado relevante al comparar la inmensidad de Google con las pequeñas discográficas. A pesar de ello, la bola de nieve crecío hasta el punto de que YouTube amenazó con retirar los vídeos de todos los artistas que no se apuntaran a su servicio de suscripción. Entre los cantantes afectados estaban artistas tan conocidos como Adele o grupos de música como Franz Ferdinand o The XX.

Parece que al final todo ha salido bien, y la gente de YouTube ha podido llegar a un acuerdo. El servicio comenzará costando 7,99 euros al mes, como promoción inicial, pero proximamente aumentará su precio a 9,99 euros mensuales. La aplicación del servicio será compatible con iOS y Android, por lo que podrán disfrutar del sistema millones de usuarios.

Con esto, YouTube se pondría al nivel de los sistemas de música en streaming actuales, que se mantienen por debajo de los 10 euros y por encima de los 9. Si bien es cierto que el público esperaba alguna mejora en el precio, dada la diferencia entre YouTube y Spotify (por ejemplo).