Acelera tu PC o portátil gracias a los discos duros SSD

discos duros SSD

Todo buen tuneador de coches lo sabe: si colocas tecnología sin ton ni son bajo el capó, no mejorarás el rendimiento. Y el mismo principio se aplica a los ordenadores. Duplicar la memoria RAM sólo acelera el equipo entre un 7% y un 10%. Así que, si quieres darle un empujón de verdad, necesitas un disco duro SSD.

SSD 120 GB

Un portátil de hace tres años funciona casi tres veces más rápido con un disco de estado sólido. Además, estos componentes ahora son relativamente económicos y puedes encontrar discos SSD por menos de 100 euros. 

Equipos de sobremesa

Lo mejor es instalar el disco duro SSD junto al disco duro convencional. En casi todos los equipos entra fácilmente uno adicional. Pero sólo conseguirás un verdadero aumento del rendimiento si instalas el sistema operativo y los programas en él.

SSD 120 GB

Algunos fabricantes te facilitan el trabajo de “mudanza” con software especial y Kingston, incluso, añade una carcasa a su SSD de 250 GB, para que puedas usarlo como un disco externo más.

Ordenadores portátiles

En este caso, no queda otra que sustituir el disco duro, salvo que tengas alguno de los pocos portátiles disponibles en el mercado con dos bahías para discos. En otro caso debes sustituir el disco duro convencional por el nuevo. Debido a que los SSD suelen ofrecer bastante menos espacio de almacenamiento que los discos duros convencionales, deberás pasar primero las fotos y vídeos a un disco externo.

Silenciosos y ecológicos

Una vez terminado el montaje o la sustitución, tanto el sistema como los programas se iniciarán sin las largas esperas de antes. Pero los SSD tienen más ventajas. Para empezar son más resistentes, de modo que, si se te cae el portátil al suelo, el SSD no sufrirá daños.

ssd 500 gb

Eso se debe a que los datos se almacenan en chips de memoria, sin partes móviles. Por otro lado, son totalmente silenciosos. La contrapartida es que consumen aproximadamente la misma energía que los discos duros rígidos (a plena carga unos 3 vatios), así que la batería de los portátiles con SSD no dura más que en los modelos con disco duro convencional.

Precio VS rendimiento

Está claro que los principales puntos a tener en cuenta para la compra de un SSD son su capacidad y su precio (igual que en los discos duros clásicos). Pero, para que puedas disfrutar de un buen rendimiento, no debes olvidar que la combinación del tipo de memoria y la controladora son clave: el SSD necesita una memoria rápida y una controladora de alta calidad para una rápida transferencia de datos. Esto incrementa el precio.

Tabla SSD

Tras instalar un SSD, un portátil de tres años funciona casi tan rápido como un modelo actual de la misma gama de precios. Además, se inicia mucho más rápido y es más silencioso que un dispositivo nuevo. Tampoco debes olvidarte del tipo de interfaz, ya que el incremento de velocidad no se hará efectivo si la conexión del SSD es demasiado lenta. Para una transferencia rápida de los datos, tu placa base debería tener un conector SATA 3.

500 gb ssd

Con su ayuda podrás, por ejemplo, copiar programas y documentos a 715 MB/s. Si el mismo disco se conecta en un puerto SATA 2 sólo conseguirás la mitad, pero también con esta interfaz conseguirás mejorar el rendimiento.

Caballo grande…

…ande o no ande. O eso dice el dicho. Sin embargo, los discos SSD con 500 GB de capacidad son mucho más rápidos que los modelos de 120 GB. El motivo es que si un disco duro SSD tiene mucha capacidad, la controladora puede utilizar más celdas de memoria de forma simultánea para leer o escribir datos.

SSD 500 gb

Por otro lado, se suele decir que los discos duros SSD duran menos, pero una prueba de estrés que simuló la utilización durante siete años, no fue concluyente. Los discos analizados la superaron sin problemas.


Mejores discos duros SSD de 120 GB

Mejores discos duros SSD de 250 GB

Mejores discos duros SSD de 500 GB