¿Una alternativa más económica para los hologramas?

Holograma en Starwars

La idea de algún día poder realizar videoconferencias o ver películas mediante hologramas es, sin duda, muy tentadora, pero no precisamente económica. De hecho, fabricar un proyector holográfico "casero", con piezas independientes disponibles en el mercado, todavía puede costar miles de dólares.

Pues bien, un grupo de investigadores de MIT podrían tener una alternativa más asequible para el futuro, informó Phys.org.

Se trata de un proyector 3D que utiliza dos moduladores de cristal líquido para angular la luz proyectada y presentar diferentes imágenes (hasta ocho con el prototipo), dependiendo del punto de vista del usuario; y sin necesidad de usar las dichosas gafas esas de 3D.

A diferencia de otros sistemas de proyección tridimensional, aquí la imagen debería permanecer relativamente más vívida, ya que la tecnología emplea la potencia de una tarjeta gráfica para preservar la mayor cantidad de información (y por lo tanto, el brillo) posible de la imagen original.

Claro, el sistema no está exento de fallos, al menos todavía. 

¿Sería capaz el iPhone 6 de proyectar hologramas?

Mientras que los moduladores trabajan a una velocidad de 240Hz, el producto resultante es de 40Hz. Aunque es lo suficientemente rápido para las típicas películas y programas de televisión, está muy lejos de la velocidad de 60Hz o más que pueden manejar muchos televisores convencionales.

Para obtener ángulos de visión más amplios, el equipo de MIT también ha construido una pantalla especial con lentes lenticulares (de los que cambia la imagen dependiendo del ángulo desde donde se mire), como las que se pueden encontrar en los juguetes y libros para niños.

No es perfecto, pero funciona.

Y mientras la tecnología siga avanzando, podría dar lugar a proyectores con un efecto holográfico "lo suficientemente bueno" para entretener a las personas hasta que la  holografía verdadera esté al alcance.