AMD vuelve a ganar dinero gracias a la Xbox One y PS4

AMD retorna a los beneficios gracias a la Xbox One y PlayStation 4

Tras meses de presentar pérdidas trimestrales a sus accionistas, AMD anuncia ganancias en el tercer trimestre de 2013. El mercado de videojuegos tiene la culpa.

AMD y ATI siempre han vivido a la sombra de Intel y NVIDIA, respectivamente, los líderes tradicionales del mercado de procesadores y chip gráficos para compatibles.

Ser el segundo fabricante de CPUs y tarjetas gráficas de PC tampoco es tan malo, porque eso han sido empresas saludables durante décadas, incluso después de su fusión.

Pero en los últimos tiempos, el descenso de ventas de los compatibles, y la escasa presencia de AMD/ATI en el mercado de las tablets y los smartphones, ha hecho que la compañía entrase en pérdidas.

Por suerte, ha sabido explotar al máximo la virtudes de sus empresas matrices, fusionándolas en una solución todo-en-uno que ha resultado ser muy beneficioso en el campo de las videoconsolas.

AMD, especilista en la fabricación de CPUs, y ATI creadora de la famosa gama de chips gráficos Radeon, han trabajado codo con codo para crear GPUs que ofrecen potencia de cálculo y calidad gráfica con un coste y consumo limitado, lo que ha resultado ser vital para que tanto Microsoft como Sony hayan apostado por AMD: fabrica el procesador y el chip gráfico de las consolas de nueva generación.

Incluso la Wii-U de Nintendo incorpora tecnología de AMD.

La Xbox One se estrenará en España el próximo 22 de noviembre, mientras que la PlayStation 4 lo hará el 29 de noviembre.

AMD ya está fabricando millones de chips para ambas consolas, y esto ha repercutido en los ingresos de la compañía.

Así en nota de prensa oficial, AMD anuncia que, durante el tercer trimestre de 2013, ha ingresado 1460 millones de dólares, con unos beneficios de 48 millones de dólares. En el mismo periodo de 2012, AMD perdió 121 millones de dólares.

Aunque la mayoría de los ingresos de AMD siguen proviniendo del PC, especialmente de la venta de portátiles equipados con sus CPUs y chips gráficos, el 26% de estos ingresos ya provienen de las nuevas consolas. AMD asegura que el porcentaje aumentará al 50% en los próximos años.

Por supuesto, la compañía de Sunnyvale va a seguir apostando por los compatibles. De hecho hace unas semanas anunció su nueva gama de tarjetas gráficas R7 y R9.