Apple combate mal olor tiendas con "olfateadores" especiales

Apple instala detectores de olor en tiendas

El descubrimiento se hizo gracias a un grupo de empleados de una tienda de Apple en Santa Mónica, California.

Aparentemente la tienda tiene un pequeño problema de mal olor, particularmente en horas de la mañana, informó la web The Street.

Según uno de los empleados, ello se debe a que los detectores de olor están colocados demasiado alto y, por tanto, son incapaces de medir correctamente los aromas que circulan a ras del suelo.

Los "olfateadores" son sensores que monitorean el aire de la tienda en busca de gases como monóxido, y activan el sistema de ventilación en base a sus lecturas.

"Olfateador" en la tienda de Santa Monica (The Street)

Profesionales de la industria de ventilación utilizan sistemas similares para diagnosticar problemas en los sistemas de aire acondicionado en los hogares, empresas y escuelas. Estos dispositivos, en ocasiones llamados "narices electrónicas", perciben los gases atmosféricos normales así como químicos que a veces despiden mal olor, llamados componentes orgánicos volátiles.

Percibir olores a través del smartphone ya es posible.

Según The Street, el problema de la tienda de Santa Mónica pudo haber sido pasado por alto durante el cambio de gestión de Ron Johnson, antiguo director de ventas, al recién despedido John Browett.

Esta división de Apple, que actualmente carece de cabecilla, pronto estará bajo el mando de Angela Ahrendts, la CEO de Burberry recientemente reclutada por Apple.

A pesar de las quejas de malos olores en otras tiendas de Apple fuera de Santa Mónica, las mismas no han podido ser comprobadas.

Quizá en éstas los olfateadores sí están bien colocados y hacen su trabajo.