Así son los chips de madera biodegradables

Llegan los chips de celulosa biodegradables que no contaminan y funcionan como fertilizante.

El principal hándicap de la tecnología es que en la mayoría de los casos resulta altamente contaminante para el medio ambiente. Los electrodomésticos, ordenadores y teléfonos móviles están fabricados con materiales contaminantes, o que tardan cientos de años en degradarse.

Los científicos llevan años buscando nuevos materiales menos agresivos, desde el punto de vista ecológico, pero que al mismo tiempo no mermen el rendimiento de los componentes tecnológicos.

Investigadores de la Universidad de Wisconsin, en colaboración con el Departamento de Agricultura norteamericano, han desarrollado el primer chip basado en la madera.

Los chips informáticos disponen de capas en donde se insertan los transistores que procesan la información. Los científicos han reemplazado estas capas de materiales no biodegradables, basados en el petróleo, por nanofibras de celulosa provenientes de la madera:

Chips de madera biodegradables

Electrodomésticos que se autodestruyen, lo último en ecología

El resultado es un chip flexible y ecológico que no pierde sus propiedades transmisoras.

"La mayor parte de un chip lo forman las capas de soporte. Menos de un par de micrómetros son transitores. Estos chips son tan seguros que puedes abandonarlos en un bosque y los hongos se encargarán de degradarlos. Se han vuelto tan seguros como el fertilizante", afirma satisfecho el profesor Zhenqiang Ma, jefe del proyecto.

El principal obstáculo al que se han enfrentado es que la celulosa absorbe la humedad del ambiente, y por tanto cambia de tamaño, provocando la deformación del chip. Lo han solucionado cubriendo la celulosa con una fina capa de un tipo de pegamento, que la aisla de la humedad.

Tal como puede verse en esta imagen, tras abandonarlo durante diez días al aire libre, comienza la degradación de la celulosa. En 60 días, el chip se ha desintegrado casi por completo:

Chips de madera biodegradables

Yei Hwan Jung, otro de los miembros del equipo, asegura que el rendimiento de estos chips es similar a los actuales construidos con Arseniuro de Galio, material altamente contaminante.

[Fuente: ScienceDaily, Nature]