Asus Serie S, un paso adelante en los ultrabooks

Asus S56

Hasta ahora, los ultrabooks encontraban varios problemas para ser tan populares como Intel espera. Uno de los más frustrantes es la rigidez de sus especificaciones: daba igual la marca o el modelo, todos eran muy parecidos unos a otros. Además, esto también condiciona su rendimiento, sobre todo en el aspecto gráfico. El nuevo Asus S56 rompe con estas limitaciones.

Especificaciones mejoradas

Integra una tarjeta de vídeo dedicada bastante decente, la Nvidia Geforce GT635M, lo que permite mejora su rendimiento gráfico y, por ejemplo, poder usar el equipo para jugar. Cuenta con un disco duro híbrido (es decir, que combina un disco SSD y uno convencional) de hasta 1 Tb, lo que permite mejorar la velocidad de inicio del sistema y de las aplicaciones más usadas. Quizás lo más llamativo del Asus S56 es que también dispone de una unidad óptica, periférico que parecía desterrado de la configuración de los ultrabooks.

Tiene una pantalla de 14 pulgadas con 1.366 x 768 píxeles de resolución, hasta 8 Gb de memoria RAM, tres puertos USB (uno de ellos 3.0) y salidas VGA y HDMI.

Las mejoras "pesan"

Estas mejoras se cobran su precio en otros aspectos. El peso del Asus S56 es de 2 Kg, bastante superior al de la mayoría de ultrabooks (que suele rondar el kilo y medio, en ocasiones el kilo), y tiene un grosor de 21 mm. Eso sí, siguen siendo valores espectaculares comparados con cualquier portátil convencional. Además, aunque la velocidad del disco híbrido mejora la de los discos magnéticos convencionales, aún está lejos de la de un SSD.

El Asus S56 está disponible con procesadores Intel Core i5 e i7 de última generación (Ivy Bridge). Estará disponible a finales de este mes de octubre a un precio a partir de 619€.