Aumenta la señal WiFi con un router viejo reciclado

Aumenta la señal WiFi con un router viejo reciclado

Pagamos por una determinada velocidad de conexión a Internet, pero la realidad es que en raras ocasiones alcanzamos dicha velocidad.

Una parte de culpa de esta pérdida la tiene la operadora: la instalación no ofrece la máxima calidad, o la centralita está demasiado lejos y la señal se pierde, especialmente si tienes ADSL. El resto recae en el router, que no ofrece el alcance o la velocidad suficiente, y en nuestra propia vivienda. Las paredes, la madera, el cristal frenan la señal WiFi, haciendo que naveguemos más lento.

Existen muchos trucos para conseguir aumentar el alcance y la velocidad de dicha señal WiFi: desde comprar un router más potente a añadir más antenas, eliminar los obstáculos e incluso usar una lata de cerveza como amplificador de señal.

Por suerte los routers ADSL y fibra están bajando de precio, así que cada vez más usuarios optan por comprar uno más rápido y con mayor alcance de la señal WiFi, en sustitución del router que instala la operadora de telefonía, que suele ser bastante básico.

Lo normal es que ese router viejo se lo devolvamos a la compañía (si te cobra alquiler) o bien lo tiramos o lo guardamos en un armario. Pero, ¿sabías que puedes reciclar un viejo router para usarlo como punto de acceso y aumentar la señal WiFi?

FRITZ!Box 7430 y y 6820 LTE, los nuevos routers de AVM

Es sencillo de llevar a cabo y muy útil si apenas te llega el WiFi a una habitación remota de la casa. Por ejemplo, si quieres ver Netflix en la buhardilla o tu casa tiene muchas paredes o paneles de madera y el WiFi te llega al ordenador de la habitación pero no a la consola del salón, o al revés.

Y además ampliar la señal WiFi te saldrá casi gratis. Lo único que necesitas es un cable de red Ethernet estándar, para conectar ambos routers.

Cómo convertir un segundo router en un punto de acceso para aumentar la señal WiFi

  • Comienza eligiendo el lugar en donde colocarás el viejo router. Debe tener un enchufe cerca y debe estar situado entre el router principal y la zona en donde quieres amplificar la señar WiFi. Lo más cerca posible a la zona que quieres cubrir.
  • Busca o compra un cable de red Ethernet que conecte ambos routers. Es posible que tengas que instalarlo por debajo de los rodapies o de forma discreta para que no se vea demasiado. No lo conectes aún.
  • Enchufa el router viejo cerca del ordenador y resetéalo. Todos los routers suelen tener un botón de Reset en la parte trasera.
  • Ahora conecta el viejo router al ordenador con el cable Ethernet. Esto es temporal, sólo para configurarlo. Pon en marcha el navegador y escribe como dirección web: http://192.168.1.1 para acceder a la configuración del router. Si da error, entonces accede con: http://192.168.1.2. Te pedirá nombre de usuario y contraseña, búscala en una pegatina en el router o en su caja o manual de instrucciones. A veces funciona admin /admin o admin / 1234.
  • Entra en la configuración del router desde el navegador y crea una red WiFi o apunta el nombre y la contraseña de la red WiFi que ya incluye el router.
  • Accede a la sección de configuración de red LAN (suele estar en la configuración avanzada). Si el router principal tiene la dirección IP 192.168.1.1, asigna al viejo router la dirección 192.168.1.2. Comprueba que está activada la opción  Enable DHCP Server Relay o similar. Guarda la configuración.
  • Desconecta el cable y comprueba que el ordenador o un móvil detectan esta nueva red WiFi de forma inalámbrica.
  • Vuelve a conectar el cable al ordenador y vuelve a entrar en la configuración del router desde el navegador.  Busca la sección dedicada al servidor DHCP y asegúrate de que está desconectado. Si no es así desconecta o desactiva el servidor DHCP. Guarda la configuración.
  • Desconecta el viejo router del ordenador y colócalo en la zona de la casa en donde va a funcionar como punto de acceso. Apaga ambos routers y conéctalos con el cable Ethernet.
  • Enciende el router principal, deja que se configure, y enciende el router secundario. Ahora funcionará como punto de acceso recibiendo Internet por el cable, y trasmitiéndola en su red WiFi. En las zonas en las que da la cobertura, asegúrate de conectarte a la red WiFi del viejo router.

En definitiva, una forma sencilla y económica de ampliar la cobertura de la señal WiFi hasta el lugar de la casa o el puesto de trabajo que más nos convenga.

Trucos y consejos para mejorar y ampliar la señal WiFi