El avión capaz volar de Australia a Europa en 90 minutos

SpaceLiner avion hipersonico aleman europa australia 90 minutos

Desaparecido el Concorde hace más de una década, a día de hoy solo surcan los cielos aviones subsónicos a menudo más lentos por cuestiones de rentabilidad. Ese panorama, sin embargo, podría cambiar a largo plazo con el desarrollo de aviones hipersónicos como el SpaceLiner, que conectaría Australia y Europa en 90 minutos. Así sería el avión más rápido del mundo.

Los aviones hipersónicos están de moda, al menos sobre el papel. Hace unas semanas Airbus desvelaba su prototipo de aeronave hipersónica que conectaría Madrid con Los Ángeles en unas 3 horas, pero ese no es ni el único proyecto ni el más ambicioso para desarrollar el avión comercial más rápido de la historia.

El centro Aeroespacial Alemán (DLR) trabaja desde hace una década en el desarrollo del SpaceLiner, un avión hipersónico capaz de volar de Australia a Europa en 90 minutos con 50 pasajeros a bordo y una velocidad máxima de unos 25.200 kilómetros por hora, es decir, 20 veces por encima de la velocidad del sonido (Match +20). 

El SpaceLiner, catalogado por el DLR como el avión hipersónico del futuro, realizaría un vuelo suborbital por la capa más elevada de la mesosfera, donde se alcanzan sin problemas los -80 grados centígrados. El avión más rápido de la historia despegaría en vertical, al igual que los transbordadores espaciales y tomaría tierra en horizontal, como las aeronaves comerciales tradicionales.

Para ello el SpaceLiner, el avión que volaría entre Australia y Europa en 90 minutos, sería propulsado por un total de 11 motores de combustión líquida alimentados con oxígeno líquido criogénico e hidrógeno capaces de elevar el aparato hasta unos 80 kilómetros de longitud. Los pasajeros deberían soportar en el despegue una fuerza 2,5 G equivalente a un viaje en una montaña rusa.

Después de una década de trabajo el DLR acaba de presentar una nueva hoja de ruta para el desarrollo del SpaceLiner, que tendría una segunda versión con capacidad de 100 pasajeros para cruzar el Atlántico. La idea de la agencia alemana es desarrollar los primeros prototipos reales de la aeronave de 82 metros de altura y 36 de envegadura, a lo largo de la década de 2030.

Airbus patenta el avión hipersónico del futuro

Uno de los principales retos a la hora de desarrollar el avión más rápido del mundo, este SpaceLiner que volaría entre Australia y Europa en 90 minutos, es que todos los componentes de la aeronave deberían quedar en perfectas condiciones después de un vuelo para afrontar el siguiente, lo que requiere una enorme inversión. 

El DLR estima que cada SpaceLiner tendrá una vida útil de entre 150 y 300 vuelos, lo que arroja dudas sobre su posible rentabilidad en un mercado a día de hoy movido por la reducción de costes debido al precio de los combustibles y el auge de las low-cost.

¿Cuánto cuesta el SpaceLiner? El precio del avión hipersónico capaz de volar entre Australia y Europa es un misterio. El DLR recibe financiación pública tanto del gobierno alemán como de la Unión Europea a través de los programas de desarrollo e innovación "Horizonte 2020", criticado en algunos países por su dificultad para traducirse en progresos palpables. 

El caza militar más caro del mundo, superado en combate

De cualquier manera el SpaceLiner, el avión hipersónico que promete volar de Australia a Europa en 90 minutos para convertirse en el avión más rápido del mundo a día de hoy todavía es solo un sueño. Y probablemente si llega a convertirse en realidad será inalcanzable para la mayoría de mortales. O quizás no. Lo que sí es posible ya es hackear un avión, te lo explicamos en este vídeo.

[Fuente: DLR]